LHP – Capítulo 132

Modo Noche

Capítulo 132 – El exultante Sun Qiang

 

–¿Qué pasa?

Al ver el abrupto cambio en la expresión del Maestro Cheng Yuan, Ling Tianyu bajó la cabeza apresuradamente para mirar también al fragmentado león de piedra.

En la sección donde el jade se separa, se pueden notar líneas color sangre. Bajo el reflejo de la luz en los alrededores, parecía excepcionalmente salvaje.

Como las líneas estaban dentro y el Jade Verde del Sur no era transparente, era imposible verlo sin destrozar al león.

–¿Es realmente Jade Sangriento del Sur?

Su rostro se oscureció. Incluso sin la respuesta del Maestro Cheng Yuan, sabía que era imposible que este objeto fuera el Jade Verde del Sur.

Él envió una palma hacia el león de piedra.

* ¡Kacha! *

El cuerpo restante del león de piedra se hizo pedazos y se esparció por todo el suelo. Cogiendo casualmente una pieza, vio líneas color sangre sobre ella.

–Es Jade Sangriento del Sur… ¡mi juicio fue erróneo!

Al ver las líneas de color sangre que llenaban la superficie del jade, el Maestro Cheng Yuan parecía haber envejecido diez años en un instante.

Él era extremadamente confidente en sus habilidades de discernimiento. Esa fue precisamente la razón por la que poseía una posición excepcional en la casa comercial, incluso convirtiéndose en hermano con Ling Tianyu.

Sin embargo, pensar que evaluó erróneamente el objeto más grande y valioso de la Casa Comercial.

–Estas líneas estaban todas ocultas dentro del jade, hasta el punto de que no se podía ver desde el exterior. Probablemente ni siquiera el artesano que lo estaba esculpiendo lo supiera. ¡No sería extraño que lo valoraras como tal!

Ling Tianyu no culpó a la otra parte. En cambio, se volvió para mirarlo y le preguntó:

–En este momento, solo me gustaría saber si el Jade Sangriento del Sur realmente puede devorar la vitalidad de uno.

–He leído sobre el Jade Sangriento en los libros y aunque no lo he visto por mí mismo, así era como se decía en las leyendas.

El maestro Cheng Yuan asintió con la cabeza.

–Entonces es real…

El rostro de Ling Tianyu palideció una vez más. Levantó la cabeza para mirar al jefe de la patrulla

–¿Sabes quién es el viejo maestro de Sun Qiang?

–¡No estoy seguro!– El jefe de la patrulla negó con la cabeza. Entonces, de repente recordó algo –Ah, claro… Ayer, Sun Qiang hizo un escándalo mientras vendía su tienda y dijo que iba a servir a un Maestro Titular… Todos pensamos que se estaba jactando y nosotros nos reímos por un buen tiempo después. ¿Cómo podría un Maestro Titular permitir que alguien como él lo aguarde?

–¿Ma… Maestro Titular…?

Ling Tianyu se tambaleó hacia atrás. Sintió que su rótula se debilitaba y estuvo a punto de caerse al suelo. En este momento, se sintió tan arrepentido que podía golpearse la cabeza contra la pared.

¿La otra parte era un Maestro Titular?

No era de extrañar que pudiera mantener la calma al verlo e identificar el material como Jade Sangriento del Sur cuando el maestro Cheng Yuan no pudo, incluso enumerando con precisión los síntomas de su esposa…

Sin embargo, él no le creyó a la otra parte y dudó en pedirle ayuda.

Esta vacilación le había hecho perder la oportunidad de hacerse amigo de un maestro y salvar a su esposa.

–Señor…

Al ver la expresión en el señor, el jefe de patrulla parecía haberse dado cuenta. Su rostro cambió: –Ese viejo maestro… hace un momento, no puede ser que sea un Maestro Titular.

–¡Él debe ser!

Al recuperarse, Ling Tianyu rápidamente ordenó: –Date prisa y mira hacia dónde están viviendo. Prepara el carruaje, lo visitaré ahora.

Había perdido la oportunidad una vez, no podía dejarlo pasar por segunda vez.

–¡Sí!

Al enterarse de que el hombre de mediana edad de antes era un Maestro Titular, todas sus caras palidecieron por el miedo. Llevaron a cabo sus órdenes con gran prisa.

No hubo un solo maestro en el Reino Tianxuan. Incluso el Líder del Gremio Huang del Gremio de Maestros era solo un Aprendiz de Maestro Titular de alto nivel.

Pensar que un Maestro Titular pasaría por ellos y que no podrían identificarlo, incluso casi intentar golpearlo…

Solo con tal pensamiento en su mente, el sudor frío les corría por la espalda y sentían que podían desmayarse en cualquier momento.

Antes de partir ayer, Sun Qiang había enfatizado en dónde iba a vivir, por lo que no fue difícil para ellos encontrar su residencia.

–¡Vámonos!

Conociendo la residencia de la otra parte, Ling Tianyu se dirigió inmediatamente sin ninguna vacilación.

…………………………

–Viejo maestro, ¿a dónde vamos?

Sun Qiang estaba empapado en sudor frío saliendo de la Casa Comercial Tianyu. Solo al ver que nadie obstruía su partida dio un suspiro de alivio. Después de que finalmente se calmó, no pudo evitar preguntarle a su Viejo Maestro.

–¡Estamos volviendo!

Zhang Xuan agitó sus manos.

–¿Así?– Sun Qiang estaba perplejo.

Cuando el viejo maestro se dirigió por primera vez, dijo que quería buscar a Lord Ling. Inicialmente, pensó que estaría discutiendo algo con él. En cambio, lo único que hicieron fue ir allí, destruir el león de piedra que la otra parte atesoraba, decir unas pocas palabras y marcharse…

Encontró la situación un poco inconcebible y no fue capaz de darle sentido.

–¡Sí!

Zhang Xuan no se molestó en explicárselo.

Su residencia no estaba muy lejos de la casa comercial. No les llevó mucho tiempo regresar.

–Ya es tarde y quiero descansar. Independientemente de quién venga ¡detenlos en la puerta y prohíbeles la entrada!– Al regresar a su habitación, Zhang Xuan ordenó.

–¡Sí!– Sun Qiang asintió con la cabeza a pesar de tener algunas objeciones en el fondo.

Nadie vino a pesar de esperar todo un día. Ahora que el sol se había puesto, ¿quién vendría?

Saliendo de la habitación de Zhang Xuan, Sun Qiang estaba a punto de encontrar un lugar para tratar las heridas de la golpiza, que sufrió anteriormente, cuando vio que los guardias corrían hacia él.

–Hermano Qiang, ¡hay alguien buscando audiencia!

El guardia dijo.

–¿Buscar una audiencia? ¿Quién?

Sin esperar que alguien viniera a llamar, Sun Qiang se sorprendió.

–Es… ¡Lord Ling!– El guardia respondió.

–¿Lord Ling? ¿Te refieres a Ling Tianyu?– Sun Qiang se estremeció y casi cayó al suelo.

Cuando el viejo maestro mencionó que alguien venía, no lo tomó en serio. Pensar que sería verdad, sin mencionar… ¡Fue Lord Ling Tianyu a quien acaban de conocer!

¿Podría ser que ya no podía esperar y quería exigir una compensación por los leones de piedra hoy?

–Date prisa y dale la bienvenida, llamaré al viejo maestro…

Después de decir eso, de repente recordó la orden de Zhang Xuan y su cuerpo se congeló.

–¡Espera!

El viejo maestro acaba de decir que, independientemente de quién sea, los bloqueara en la puerta y les negara la entrada.

Estaba claro que sabía que Lord Ling vendría. Sus intenciones también fueron claras… ¡Se negó a recibirlo!

¿Rechazar la audiencia de Lord Ling?

Si fuera en otras ocasiones, Sun Qiang no se atrevería a hacerlo, incluso si tuviera diez veces más valor.

En el pasado, él siempre era el que lloraba por una audiencia, solo para ser ignorado. Esta vez, la otra parte estaba tomando la iniciativa de venir a encontrarse con su Viejo Maestro…

¿Debería traerlo o rechazar su pedido?

Diablos, lo peor que podía pasar era la muerte. ¡Solo escucha los mandos del viejo maestro!

Apretando los dientes, tomó una decisión y dijo.

–¡Te seguiré hasta las puertas!

Como ya había sido golpeado y había ofendido a la otra parte, independientemente de las intenciones al visitar la mansión, solo pudo obedecer las órdenes del viejo maestro hasta el final.

Pronto, llegó a la entrada.

Como era de esperar, vio al imponente Lord Ling parado en las puertas con el Maestro Cheng Yuan detrás de él.

Al verlo, los dos sonrieron deliciosamente

–Hermano Sun, ¿puedo molestarlo para que le diga a su Viejo Maestro que Ling Tianyu busca audiencia?

–Hermano… ¿Sun?

Se había preparado para enfrentar a un enfadado Ling Tianyu persiguiendo el asunto del león aplastado y exigiendo una indemnización. Nunca en sus sueños esperaba que la otra parte lo tratara con una actitud tan amable. Sun Qiang no pudo evitar quedar estupefacto.

Como pequeño comerciante que tenía una tienda en la ciudad comercial, tenía que vivir subordinado. Cualquier ejecutor solo podría acercarse a él y pedirle dinero… ¿Cuándo ganó el honor de tener a Ling Tianyu como el ‘Hermano’?

En el pasado, incluso si se arrodillaba ante la otra parte, ¡probablemente no le dedicaría una mirada adicional!

En un instante, sintió una oleada de calor atravesar su corazón, su cara se puso roja y su cuerpo se sintió liviano como si flotara en el aire.

¡Exultación[1]!

¡Sí, esto es exultación!

 

 

[1] Exultación: Muestra de una alegría muy grande.

Descarga: