LHP – Capítulo 46

Modo Noche

Capítulo 46: Exponiendo la estafa

 

—¿Una propina?

Al escuchar estas palabras, ‘maestro Mo Yang’ se tambaleó y casi vomitó sangre.

¡Propina tu cabeza!

Soy un maestro tasador, el dinero no me falta. Como si me fuera necesaria tu propina…

Con una cara rígida, el ‘maestro Mo Yang’ estaba a punto de explotar. En este punto, sería colocado en una situación incómoda, independientemente de si él se lo aceptaba o no.

Si lo tomaba, significaba que estaría aceptando la propina de alguien más. En ese caso, él no sería diferente de un camarero o un sirviente. Si él se negaba… ¡Solo la acción de la otra parte lo había hecho sentir avergonzado!

De repente, un pensamiento flotó en su mente… ¿Podría el muchacho haber previsto esto de antemano, es por eso que tomó su dinero, para intencionalmente avergonzarlo?

—¿No lo quieres? Genial, puedo ahorrar mil monedas entonces. ¡Debes saber que uno puede comprar muchas cosas con mil monedas de oro!

Sintiendo su vacilación, Zhang Xuan volvió a poner el billete bajo su brazo y murmuró hacia un lado.

—…— Al escuchar estas palabras, el ‘maestro Mo Yang’ estaba a punto de colapsar.

—Seguro que tienes suerte, eligiendo la correcta. ¡Sin embargo, esto no significa que has ganado! De acuerdo, todavía tengo cosas que atender por el momento, ¡así que es hora de que me vaya!

Con frialdad en su mirada, el ‘maestro Mo Yang’ se levantó, hizo unos gestos con sus brazos y se preparó para partir.

Su acción decisiva impresionó a Zhang Xuan.

Como se esperaba de un estafador profesional. En el momento en que las cosas salen mal, él se va. Su decisión es verdaderamente digna de respeto.

Independientemente de si Zhang Xuan tenía suerte o si era realmente hábil en la tasación, ya no sería tratado como un loco después de ganar tanto en un instante. En lugar de discutir con él, era mucho más prudente que terminara todo esto aquí.

Después de todo, ya se había beneficiado enormemente de la tasación de los demás.

Cuanto más prolongado sea el argumento, mayor será la posibilidad de que algo malo ocurriera.

—Los resultados de nuestra competencia aún no son concluyentes, ¿por qué tienes tanta prisa por irte?

Dadas las acciones previas del ‘maestro Mo Yang’, no había forma de que Zhang Xuan le permitiera escapar así tan fácil.

—De hecho, maestro, ¡no tengas tanta prisa por irte! También obtuviste una ganancia del artículo que compraste, ¡esto no puede considerarse como su victoria!

—Maestro solo has subestimado a su enemigo, es por eso que no eligió el tesoro más valioso desde el principio. Creemos en ti…

Después de numerosos días de esfuerzo, el maestro había logrado tener a un gran grupo de fieles seguidores.

—Ya he dicho antes que tengo asuntos que atender. ¡Adiós!— El Maestro Mo Yang agitó su mano.

—Incluso si tiene asuntos urgentes que atender, dudo que unos minutos importen mucho. ¡Todavía hay cosas sobre las que me gustaría que me orientaras! —Zhang Xuan bloqueó el camino de escape de la otra parte.

—¿Qué tipo de cosas?— El ‘maestro Mo Yang’ se detuvo y se calló con frialdad.

—Esto amigos…

Al verlo detener sus movimientos, Zhang Xuan sonrió débilmente y miró a los ancianos que habían obtenido el favor para la tasación y compraron el jarrón ornamental.

—¿Qué es?— Los ancianos se acercaron.

Todavía estaba abrazando el artefacto que contenía el jarrón ornamental como si estuviera abrazando un tesoro precioso. Dado su tamaño, no podría limpiarlo en un corto período de tiempo. Por lo tanto, eligió quedarse para unirse al espectáculo.

—Si no estoy equivocado, el artículo en el que gastó 80.000 monedas de oro para comprarlo es un jarrón ornamental. Además, está roto y ni siquiera vale una sola moneda de oro!— Zhang Xuan señaló su artefacto y afirmó.

—¿Un jarrón ornamental? ¿Ni siquiera vale un centavo? ¿Qué tipo de broma es esta? Esto es algo que el maestro eligió para mí…— El rostro de los ancianos se oscureció cuando reprendió a Zhang Xuan.

—Limpiar un artefacto tan grande tomará mucho tiempo. Como mínimo, requerirá al menos un día. ¿Qué te parece lo siguiente?, rómpelo en el suelo directamente y si me equivoco, ¡te pagaré 80.000 monedas de oro! Sin embargo, si estoy en lo cierto, significa que has caído en su trampa y han sido estafados. Si es así, ¡solo puede exigirle que le devuelva el dinero al que te ha estafado!

Zhang Xuan ofreció con una sonrisa.

—¿Romperlo?— El anciano se sorprendió por sus palabras.

Las palabras de la otra parte tenían sentido. Limpiar un artefacto tan grande seguramente tomaría mucho tiempo. Sin embargo, si tuviera que estrellarlo en el piso, solo tomaría un instante.

Si fue realmente como la otra parte afirmó y resulta ser simplemente un jarrón ornamental, entonces habría hecho una gran pérdida.

Incluso para él, la pérdida de 80.000 monedas de oro era suficiente para enviarlo a la bancarrota.

Si el artefacto resultó ser falso, probablemente se suicidaría.

Si el joven hubiera dicho estas palabras hace un momento, simplemente se burlaría y no haría caso de sus palabras. Sin embargo, la otra parte acababa de comprar un tesoro, lo que le valió un ingreso de 765 veces lo que gasto. Este mismo hecho hizo que su determinación flaqueara.

—No te preocupes, si es un verdadero tesoro no será tan fácil de destruir. Incluso si fueras a aplastarlo directamente, es muy poco probable que se rompa. ¡No perderás nada!— Sintiendo su vacilación, Zhang Xuan continuó hablando.

—¡Esta bien!

Después de un breve momento de contemplación, el anciano casualmente rompió el artefacto en en el suelo.

¡Dang ¡Lang!

Con un sonido nítido, el artefacto gigante se rompió, y su verdadera forma se reveló en medio del musgo y el barro… De hecho, resultó ser un jarrón destrozado.

—Es realmente… ¿un jarrón ornamental?

Después de echar un vistazo, la multitud verificó que indudablemente era un jarrón ornamental.

Incluso si este objeto era una antigüedad dejada atrás desde hace innumerables años, aún no vale mucho dinero. Esta demás decir por 80.000 monedas de oro, nadie lo compraría por incluso 10 monedas de oro.

—¿Que está pasando aquí…?

Al ver los fragmentos rotos en el suelo, los ancianos se congelaron en estado de shock.

Inicialmente, había puesto toda su esperanza en este artefacto para ganar mucho dinero, pero todo terminó así. ¿Cómo es posible que él no se vuelva loco?

—¿Qué está pasando? ¡Tendrás que preguntarle a este maestro Mo Yang! Si no estoy equivocado, trabajó junto con el distribuidor para construir su fama como tasador a fin de atraer la atención de todos. Luego, a través de sus evaluaciones, puede hacer que todos ustedes gasten grandes sumas de dinero para comprar los artefactos que decidía, ¡y de esta forma sacar provecho de ello!

Zhang Xuan miró al ‘maestro Mo Yang’ y al vendedor, y las comisuras de su boca se arrastraron hacia arriba. —En cuanto a por qué fue capaz de elegir objetos de alto valor, la razón es simple. Como el proceso de limpieza no se realizó ante ustedes, pueden cambiar el artículo con otro tesoro que prepararon de antemano y afirmar que es el que acaba de elegir. De todos modos, nadie vio el proceso de limpieza, por lo que nadie puede refutar sus afirmaciones.

—Esto…

—¿Es eso cierto?

Al escuchar las palabras de Zhang Xuan, la confianza de todos en el ‘maestro Mo Yang’ se desmoronó.

Después de elegir un tesoro frente a los demás, Zhang Xuan expuso con éxito un tesoro falso que había elegido el ‘maestro Mo Yang’. La multitud que tenía completa confianza en ‘maestro Mo Yang’ hace un momento comenzaba a sospechar.

¡Dang ¡Lang!

Mientras todavía estaban ocupados contemplando quién tenía razón y quién estaba equivocado, otro sonido nítido hizo eco entre la multitud. Otro compañero que había recibido la orientación en la tasación rompió el artefacto que había comprado. Esta vez, no era un jarrón ornamental, sino una cerámica inútil. Estaba claro con una sola mirada que no valía mucho.

—¡Falsificado, es falso! Gasté 60.000 monedas de oro para comprar esto… ¡Son estafadores!

Al ver los fragmentos rotos en el piso, aquellos que compraron los artículos evaluados sabían que también habían sido estafados y comenzaron a rugir frenéticamente.

¡Peng! ¡Hong! ¡Puhe!

Con los dos evidencias ante ellos, los pocos restantes ya no pudieron quedarse de manos cruzadas. Uno tras otro, los artefactos que acaban de comprar, los lanzaron, los aplastaron con un martillo o lo abrieron con una cuchilla.

Echando un vistazo a lo que había dentro, todas sus caras palidecieron.

—Son todos falsos… ¡Son basura inútil!

—Hemos sido engañados. Este maestro Mo Yang es un fraude…

Si solo hubiera una falsificación, la multitud aún podría aceptarla. Después de todo, incluso un tasador no podría elegir tesoros desde artefactos el cien por ciento del tiempo. Sin embargo, cuando los nueve artefactos que había evaluado resultaron ser basura, ¡solo podía significar que era un estafador!

Pensar que todavía actúas tan compasivo y benevolente… ¡Pui! ¡Eres solo un estafador!

La multitud enloquecida rodeó fuertemente al ‘maestro Mo Yang’ y al comerciante mientras los miraban intensamente. En este momento, incluso la idea de matarlos brilló en sus mentes.

Después de todo, el dinero no les llovía del cielo.

Si nadie se daba cuenta de esta farsa, y solo se dieran cuenta de que era una estafa después de que terminaran de limpiar, ¿a quién podrían encontrar para reclamar?

—¡No escuches las tonterías de este muchacho! Incluso los maestros tasadores tienen momentos de titubeo, yo realmente no tengo ninguna conexión con este comerciante de artefactos…

Al ver la mirada asesina en los ojos de la multitud, el ‘maestro Mo Yang’ se dio cuenta de que ya no era posible engañarlos y rugió de ira.

Si hubiera dicho esto hace un momento, la multitud definitivamente habría escuchado sus palabras. Pero ahora… Nadie le prestó más atención.

¡Peng ¡peng ¡peng ¡peng!

El sonido de alguien golpeando en una bolsa de arena humana hizo eco de la congregación de la multitud. Después de lo cual, se escucharon gritos de agonía. En este calvario, ni siquiera el comerciante de artefactos se salvó.

En cuanto al iniciador del incidente, Zhang Xuan, se había escabullido en el momento en que estalló el caos.

El mundo era gigantesco, y todos los días, había gente que estaba estafando a otros, y había gente que siendo estafada. Él no era un dios omnipotente, y le era imposible interferir en todos ellos. Si no fuera por la boca excesiva de este ‘maestro Mo Yang’, ni se molestaría en exponerlo.

Ahora que los que habían sido estafados estaban al tanto de la situación, naturalmente, tienen sus propias formas de enfrentar el problema. No había necesidad de que Zhang Xuan se preocupara por ellos.

—Librería Huang Yu…

Caminando lentamente por el mercado, una tienda gigante apareció ante él. En él, había todo tipo de libros llenando las estanterías dentro.

La tienda estaba relacionada con hierbas medicinales, armas, bestias salvajes y, naturalmente, libros. Ese también fue su principal motivo para elegir ingresar a esta tienda.

¡Necesito echar un vistazo!

Zhang Xuan levantó su pierna y entró en la tienda.

Descarga:
<