MGA – Capítulo 10

Modo Noche

Capítulo 10 – Fallando en pagar una deuda

En ese instante, la sala quedo en completo silencio y todas las miradas fueron puestas en Chu Yue.

“Chu Yue, ¿Que dijiste? Tú no puedes testificar por esa basura.” mientras Chu Wei decía eso, su mirada estaba llena de implicaciones y advertencias. Su significado era muy claro y era para que Chu Yue dijera la verdad.

“No estoy diciendo tonterías. Ese día, cuando Chu Feng y Chu Zhen hicieron la apuesta, yo estaba allí e incluso fue Chu Zhen quien me dejo ser testigo.”

Después de decir eso hubo un silencio sepulcral en la sala. Chu Yue no le temía a Chu Wei en lo absoluto. Se paró junto a Chu Feng, dando a entender a la multitud de qué lado estaba.

En ese momento, no sólo Chu Zhen, incluso Chu Cheng, Chu Wei y la mayoría de las caras de la familia Chu estaban comenzando a cambiar.

Nunca habría pensado que Chu Yue haría esto por Chu Feng pues estaba dispuesta a ir en contra incluso de todos en la familia Chu.

En realidad, hasta Chu Feng se sintió un poco sorprendido ya que al hacer esto, Chu Yue ofendería a un montón de personas. Pero aparte de eso, Chu Feng se sintió conmovido.

“Chu Zhen, ¿estás negándote en pagar tu deuda?” Chu Feng continuó presionándolo. Con Chu Yue como testigo, no creía que Chu Zhen lo negaría.

“Yo…” La cara de Chu Zhen era muy grotesca y no sabía cómo responder.

Cada año, la familia Chu sólo les daba una Hierba Santa Espiritual, y ellos no tenían ninguna otra posibilidad de obtener tan buena medicina espiritual. Acaba de recibir su Hierba Santa Espiritual y Chu Zhen se estaba preparando para utilizarla, y con ella avanzar al 4° nivel del Reino Espiritual. ¿Cómo podía dársela a alguien?

“Hmph, ¿Y que si es verdad?”

“Entraste a la Escuela Dragón Azure al mismo tiempo que Chu Zhen. El entró en el atrio interior hace dos años por lo que tu estas dos años de atrasado.”

“¿Qué acaso después de tardar tanto tiempo para entrar en el atrio interior, sigues siendo tan arrogante? ¿Tú quieres extorsionar a Chu Zhen?” Chu Cheng sonrió con frialdad y astutamente argumentó. Como hermano mayor de Chu Zhen, era obvio que no iba a dejar que Chu Feng se llevara el suplemento de su hermano.

“No me digas eso. Tu hermano debe de saber lo que está pasando.”

“Si no puedes pagar tu deuda, simplemente admítelo. Puedo olvidarlo. Pero necesito que él personalmente admita que sus palabras son como un pedo y que absolutamente no son fiables.”

“Tú…” Con esas palabras, Chu Zhen estaba realmente rechinando los dientes por la ira y peor aun, él no lo podía contradecir ya que era cierto.

“¡Haha! ¡Bromas! ¿Fallando en pagar una deuda? ¿Alguna vez he mencionado algo acerca de eso?”

“Puedes tener la Hierba Santa Espiritual de Chu Zhen, pero tienes que admitir delante de todos.”

“Todos, ¿Estoy en lo correcto?” Chu Cheng gritó fuerte.

“Eso es cierto, Chu Cheng está en lo correcto.”

“Así es, si quieres tomar la Hierba Santa Espiritual, necesitas admitir que eres una basura. Mientras lo admitas, entonces te lo daremos como limosna a un mendigo.” Chu Cheng levantó las manos mientras gritaba, y naturalmente, todo el mundo gritó en respuesta.

En la familia Chu, excluyendo a Chu Yuan, Chu Guyu y Chu Yue, a nadie le agradaba Chu Feng y todos ellos lo querían fuera de la familia Chu.

Así que no importaba qué tan descarado fuera, todos con tal de estar en buena relación con Chu Cheng, lo apoyarían. Todos querían que Chu Feng se sintiera como basura.

“Chu Cheng, no crees problemas sin razón. Este es un asunto privado entre Chu Feng y Chu Zhen así que todos ustedes no están calificados para interrumpir.” Chu Yue dijo.

“No estamos calificados, ¿Sin embargo tú lo estás? Tu eres la hermana mayor de Chu Zhen, pero aun así, apoyas a un extraño. ¿Todavía eres parte de la familia Chu?” Chu Cheng maliciosamente dijo.

“Yo sólo miro el caso y no a la persona. En cualquier caso, Chu Feng no es un extraño. Él es parte de la familia Chu.”

“Sabes claramente si es o no parte de la familia Chu. Sin embargo, puedo decirte que Chu Zhen es tu propio hermano.”

“¡Ni siquiera te molestas en razonar!” Chu Yue estaba tan enojada con Chu Cheng que todo su cuerpo temblaba.

Pero justo en ese momento, Chu Feng puso las manos sobre los hombros de Chu Yue, y la movió detrás de él. Aunque el actual Chu Feng tenía la misma sonrisa de siempre en su rostro, su mirada se torno seria y dijo con calma “Yo sólo voy a hacerte una pregunta. ¿Vas a darme la Hierba Santa Espiritual o no?”

“Ho… Chu Feng, no digas que estamos haciendo las cosas difíciles para ti, pero realmente no estás calificado para tomar la Hierba Santa Espiritual de Chu Zhen. Qué tal esto… Te voy a dar una oportunidad. Pelea un poco con Chu Zhen. Si ganas, eso mostrara que estas calificado para llevarte la Hierba Santa Espiritual.”

“Chu Yue, no digas que estoy hablando sin razón. Incluso yo daré mi propia Hierba Santa Espiritual si Chu Feng logra ganar, entonces todas serán suyas.” Al decir eso, Chu Cheng puso la Hierba Santa Espiritual de su bolsillo sobre la mesa.

Al mismo tiempo, Chu Cheng lanzó una mirada a Chu Zhen. Chu Zhen instante comprendió y también puso su Hierba Santa Espiritual sobre la mesa.

“Chu Zhen, has estado al atrio interior por dos años, y también has cultivado dos habilidades. Por otra parte, Chu Feng acaba de entrar al atrio interior. ¿No te sientes avergonzado de tener un duelo con él? Simplemente no estás dispuesto a renunciar a ella.” Chu Yue todavía sentía que era injusto con Chu Feng.

“Cállate. No tienes ningún derecho de entrometerte en esto.” Chu Cheng señaló amenazando a Chu Yue, luego entrecerró los ojos y miró a Chu Feng,

“Pero, si pierdes, me darás tu Hierba Santa Espiritual. ¿Te atreves?” En ese instante, todos los ojos fueron puestos en Chu Feng esperando su respuesta.

Si Chu Feng se negaba, podían humillar a Chu Feng y decir que era un cobarde. Si Chu Feng aceptaba, Chu Zhen podría abiertamente darle una lección a Chu Feng. No importa qué, Chu Feng estaba en un lugar peligroso. Sólo querían ver cómo humillaban a Chu Feng.

“¿Por qué no me atrevería?” Chu Feng sonrió y acepto.

“Bien, tienes agallas. Pero digamos esto primero. Puños y patadas no tienen ojos, por lo que no puedes quejarte de cualquier lesión.” La sonrisa de Chu Cheng se hizo aún más despreciable.

“Basta con tanta basura. Ven a mí.” Chu Feng puso su propia Hierba Santa Espiritual en la mesa, luego caminó hacia el centro de la sala.

“Chu Feng…” Chu Yue jalo a Chu Feng,  y con los ojos le insistía que no tuviera un duelo con Chu Zhen.

Pero Chu Feng retiro las manos de Chu Yue con una sonrisa y dijo: “Confía en mí.”

Viendo eso, Chu Yue no podía dejar de tener una mirada perdida. Por alguna razón, ella tenía la sensación de que Chu Feng, sin duda, ganaría esta ronda.

Chu Feng y Chu Zhen caminaron hacia el centro de la sala y todos los rodearon. No querían perder la oportunidad de ver como humillaban a Chu Feng.

“Chu Feng, parece que quieres riquezas pero no valoras tu vida.” El Chu Zhen que no había hablado en mucho tiempo finalmente tenía una sonrisa en su rostro, pero su sonrisa era malvada.

Ser obligado a una situación vergonzosa por Chu Feng lo hizo muy infeliz. Pero tener la oportunidad de enseñarle a Chu Feng una lección, obviamente no se contendría.

“Jojo.” Chu Feng sonrió ligeramente y dijo: “Yo te iba a decir exactamente lo mismo.”

“Hablas demasiado. Hoy, voy a mostrarte lo débil que eres.” De repente, el pie izquierdo de Chu Zhen dio un paso al frente. Sólo se podía oír un boom antes de que todo su cuerpo corriera como el viento.

Ambos brazos se movían lanzando golpes por todas partes. Una potente aura surgió de su cuerpo y él era como una salvaje bestia feroz mientras se dirigía hacia Chu Feng.

 

  • Jose N. Portgas

    Jajaja, ni una bestia espiritual nivel 4 pudo con el. y este Chu Zhn de solo nivel 3 se atreve… :v