MGA – Capítulo 24

Modo Noche

Capítulo 24 – ¿Te atreverías a casarte conmigo?

“¿Pareces conocer bien el Poder Espiritual?” El corazón de Chu Feng se estrujó. Apenas había comenzado a usar el llamado Poder Espiritual así que no lo entendía mucho.

Pero también sabía que probablemente era cierto lo que ella dijo de que solo una en diez mil tenía el poder. Era bastante obvio que esta chica extremadamente talentosa no lo tenía.

Además, su trato hacia el dio un cambio de 180 grados después de mostrarle el impresionante Poder Espiritual que personas ordinarias no poseían.

“Pero por supuesto. El Poder Espiritual es el favor de los cielos, es otorgado por la naturaleza e inalcanzable por medio del entrenamiento. Aquellos que poseen Poder Espiritual pueden ser llamados dragones entre humanos. No solo su talento de cultivo es extremadamente grande, sus observaciones son inigualables. No es de extrañar porque mi hermana mayor te vio y pidió que nuestra Alianza Alada te invitara.”

“¿Tu hermana mayor?”

“Se me olvido presentarme. Me llamo Su Mei, 14 años. Y tú ciertamente conoces a mi hermana mayor. Ella se llama Su Rou.”

“¿Tu hermana mayor es Su Rou?” Chu Feng no esperaba eso. La chica frente a él era pura y dulce, pero Su Rou era extremadamente encantadora. Aunque las dos eran bellas mujeres, no se parecían.

Pero después de verla un poco mas, Chu Feng encontró que la chica frente a él se veía un poco como Su Rou. Aunque en este momento aún era joven, en unos años ciertamente sería una belleza impactante.

Lo que sorprendió a Chu Feng era que él no estaba relacionado con Su Rou de ninguna manera, ¿Así que porque estaba ella tratando de llevarlo a la Alianza Alada sin ninguna razón? ¿Fue su fuerza expuesta en el primer día del examen?

Después de pensar cuidadosamente, cabía esa posibilidad. Después de todo, la fuerza de Su Rou era inmensamente profunda y había sido capaz de mover el mecanismo en el palacio subterráneo. Él pudo ser capaz de engañar a los discípulos, pero engañar a los Ancianos podría ser mas difícil.

“¿Es tan sorprendente? Pero en realidad es algo tan extraordinario. Mi hermana vio que tú eras una persona talentosa así que quería que te desarrollaras un poco. Según mis conjeturas, si tienes las calificaciones para unirte a la Alianza Alada. Como una de los miembros de la Alianza Alada, por este medio de invito a unirte.”

Hablando hasta ese punto, Su Mei entrecerró los ojos y mostro una sonrisa inigualablemente dulce, limpia y pura.

Al principio, Su Mei odiaba extremadamente a Chu Feng, y la razón obviamente era porque Chu Feng rechazo la invitación de la Alianza Alada.

Pero sabiendo que Chu Feng tenía el extremadamente raro Poder Espiritual, también sabía que el lugar que Su Rou tenía sus ojos era naturalmente en el Poder Espiritual.

Por lo que ella sabía, en el atrio exterior, no había una sola persona que tuviera el Poder Espiritual y era como una leyenda.

En poco tiempo, cualquier persona que tuviera el Poder Espiritual tendría un sin límite de logros en el futuro y estaba destinado a ser una persona extremadamente fuerte. Por lo que una persona como Chu Feng, ella obviamente no podía dejarlo ir fácilmente por lo que debía tratar cualquier cosa para atraerlo.

Viendo la sonrisa dulce de Su Mei, Chu Feng sabía que la chica quería llevarlo a la Alianza Alada con su apariencia. Era imposible para el corazón de Chu Feng no ser cautivado por tal belleza, así que primero sonrió pero luego dijo, “Me niego.”

“Bastardo.” Escuchando las palabras de Chu Feng, Su Mei estaba tan enojada que salto. La gentileza previa instantáneamente desapareció y ella mordió sus dientes en enfado mientras apuntaba a Chu Feng mientras decía,

“Chu Feng, ¿Quién crees que eres? ¿Sabes cuántas personas desean unirse a la Alianza Alada y aun así nos rechazas? Hoy personalmente te invite y aun así te reúsas. ¿Está tu cerebro atrapado en una puerta? ¿Y que si tienes el Poder Espiritual? Al final solo estas en el 5° nivel Reino Espiritual. Ni siquiera te comparas a las personas en la Alianza Alada.”

Frente a las maldiciones de Su Mei, Chu Feng no se agito ni se enfadó y la ignoro completamente. El continuo recogiendo las Hierbas Santa Espirituales en el piso. De repente él tenía una mirada en blanco.

El descubrió con asombro que no muy lejos, una luz purpura apareció. La luz era del mismo tamaño que una perla, pero contenía una energía espiritual extremadamente fuerte.

“¿Qué es esto?” Chu Feng levanto la perla cuidadosamente.

“Waa, ¿Eso es? ¡Es una perla espiritual!” viendo la brillante perla purpura, Su Mei rápidamente corrió hacia allá y sus ojos brillaban.

“¿Reconoces esta cosa?” Chu Feng pregunto curioso.

“Claro que lo hago. Es una medicina de alta calidad, la Perla Espiritual. De varios cientos de Hierbas Santa Espirituales, solo una se formaría en una Perla Espiritual. No puedes refinar la Perla Espiritual, pero si te la tragas directamente, se transformaría en energía espiritual y seria absorbida por el Dantian. Por eso es que la Perla Espiritual es extremadamente preciosa. El precio de una es equivalente a 100 tael de oro.”

“He estado caminando los alrededores del circulo interior de la Montaña de Medicina Espiritual todos estos días solo por una Perla Espiritual. Nunca hubiera pensado que lo obtendría antes de irme. Soy demasiado afortunada.” Su Mei dijo emocionada.

“Así que esta cosa es medicina espiritual de alta calidad que no necesita ser refinada. En efecto es una cosa muy buena.” Chu Feng rio y no puso la perla en la bolsa. Más bien, el, la puso en su bolsillo.

“¡¿Te la quieres quedar para ti?!” Viendo eso, Su Mei grito enfadada.

“Por supuesto que no, como traro te daré más Hierbas Santa Espirituales.”

“Estas Hierbas Santa Espirituales eran originalmente mías, ya es bastante bueno que esté dispuesta a darte la mitad. En todo caso, las Hierbas Santas Espirituales son solo medicina espiritual de alta calidad. ¿Cómo la puedes compararla con una Perlas Espiritual de máxima calidad?”

“No lo puedes decir así. Si no hubiera sido por mí, entonces tú hubieras sido cortada en pedacitos por esas Hierbas Santas Espirituales. ¿Cómo podrías estar aquí parada dividiendo estas Hierbas Santa espirituales conmigo?”

“Tu…”

Su Mei mordió sus dientes y realmente se enojo. Aunque las acciones de Chu Feng eran muy canallas, ella aun quería que Chu Feng entrara a la Alianza Alada, así que solo podía aguantar.

Después de eso, Chu Feng conto un poco, y excepto a la Perla Espiritual en su bolsillo, el recogió un total de 78 Hierbas Santa Espirituales. Era un número absolutamente inimaginable. También, la energía espiritual contenida en estas Hierbas Santa Espirituales era muy rica. Eran de muy alta calidad, y eran mucho mejor que las que Chu Feng había refinado antes.

Chu Feng solo tomo 30 y le dejo 48 a Su Mei. Él podía sentir que la energía espiritual en su bolsillo era equivalente a por lo menos 50 Hierbas Santas Espirituales, aun cuando fue dividido todavía ganaría mucho.

Pero Chu Feng no espero que Su Mei solo tomara 40, y con eso, Chu Feng tenía 38. El significado de Su Mei eran muy claro, ella lo estaba maldiciendo.

Chu Feng solo podía llamar sus acciones como infantiles. Dando 8 Hierbas Santa Espirituales para maldecir era algo que una persona mal gastosa haría ya que el precio de una Hierba Santa Espiritual era equivalente a un tael de oro.

Un tael de oro era igual a 100 taeles de plata. Era lo suficiente para que una persona ordinaria pasara su vida sin preocuparse por comida o ropa.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

“Pequeña, ¿Por qué me estas siguiendo? ¿No te enamoraste de mi o sí?”

Después de dividir las Hierbas Santas Espirituales, Chu Feng decidió dejar la Montaña de Medicina Espiritual. Los 10 días se habían acabado, y necesitaban dejar el circulo interior antes de que el cielo se oscureciera. Chu Feng no espero que Su Mei lo seguiría.

Para ser honestos, tener a una persona tan bella que caminaba con él era una cosa muy satisfactoria, pero, mientras caminaban, se encontraron con muchas personas.

Cuando todo tipo de miradas de odio fueron dirigidas hacia Chu Feng, por lo que no se sentía bien. Podía adivinar que Su Mei estaba intencionalmente llevando odio hacia él.

“En efecto me he enamorado de ti. ¿Te atreverías a casarte conmigo?” pero cuando Su Mei dijo esas palabras mientras reía, Chu Feng instantáneamente quedo en caos.

  • Camilo Camargo

    Esto se prendió jajaja gracias por el cap XD