MGA – Capítulo 25

Modo Noche

Capítulo 25 – La Furiosa Su Mei

Chu Feng nunca hubiera pensado que ella quien se veía tan pura, sin importar lo que digan, y todavía era una pequeña belleza, ¿Pudiese decir eso de la nada?

“¿Casarme contigo? ¿Por qué no me atrevería?” Pero Chu Feng no retrocedió. Se detuvo, puso su mano bajo su barbilla, miro de arriba para abajo con sus ojos, y seriamente evaluó a la belleza frente a él.

Solo entonces el descubrió que para la edad de Su Mei no era tan grande, pero su desarrollo era bastante bueno. En verdad calentaba a los hombres con su buen aspecto y sus bellas curvas.

“Tu… tú te atrevas a casarte, pero yo no. Maldito degenerado.”

Siendo observada por los perversos ojos de Chu Feng, Su Mei no podía conservar su expresión y con solo unas palabras de Chu Feng, ella se volvió completamente frenética.

“¿Oh? Está bien si no te casas, en realidad no eres mi tipo.” Chu Feng sonrió débilmente, como si un gran peso le fuera quitado y siguió caminando.

“Tu…tu bastardo.” La voz enojada de Su Mei vino de detrás.

Para vengarse de Chu Feng, Su Mei no dejo ir a Chu Feng sin importar que y siguió pegada de él. Mientras caminaba, Chu Feng atrajo mucha arena.

[Paris_117: enojo pues]

Chu Feng en verdad estaba indefenso ante las acciones de Su Mei. En el tema de fuerza, él estaba lejos de Su Mei, y aun si fuera más fuerte que Su Mei, no había razón para pelear y alejar a una pequeña belleza, ¿Cierto?

Como estaba indefenso, Chu Feng podría disfrutarlo en poco en su lugar. De vez en cuando el admiraba el aspecto de Su Mei, a veces la provocaba un poco, y la hacía enojar como un trueno. Ella tomo el brazo de Chu Feng por un rato, golpeo insensatamente la espalda de Chu Feng, y durante todo el camino Chu Feng estuvo algo lastimado.

Había muy pocas personas que reconocían a Su Mei, pero con su belleza hasta podrían llamarla belleza #1 en el atrio interior. Viendo a Chu Feng molestar a una belleza como Su Mei, había un sin número de hombres que caminaron tratando de pelear por justicia y hacer el papel de “Héroe salvando a la belleza.”

Pero lo que consiguieron fue a Chu Feng maldiciendo, y hasta hubo dos personas que tuvieron sus costillas rotas por Su Mei. Cuando vieron la insignia de la Alianza Alada en el pecho de Su Mei, todos ellos solo podían maldecir sus suertes.

Los dos continuaron caminando, y todos alrededor enfocaron su atención en ellos. De esta manera, ellos se transformaron en una rara escena. Cuando pasaron por el círculo medio, una gran cantidad de personas estaban reunida y se convirtieron en el centro de atención de las personas.

“Mira, ¿No es ese Chu Feng?”

“Parece haber una persona tras él, ¿No… no es esa Su Mei?” dos cuerpos salieron de la multitud, eran los hermanos Dragón y Tigre. Ellos dos estaban muy asustados de Su Mei así que quería irse y escapar.

“Bai Long, Bai Hu, Ayúdenme a parar a este bastardo.” Pero cuando ella les hablo, ellos sabían que no podían escapar.

“Hermano, ¿Que debemos de hacer?”

“Como es de así, solo podemos seguir y causarle un poco de sufrimiento a Chu Feng. O si no Su Mei no nos perdonaría.”

Los dos se miraron a los ojo y recordaron la orden que Su Mei les dio unos días atrás. Ellos no podían desobedecer y saltaron hacia la dirección de Chu Feng para atácalo.

Chu Feng ya había notado a esos dos, y viendo que habían saltado hacia él con caras poco amables, él sabía que lo iban a atacar.

En efecto los hermanos llegaron frente a Chu Feng y golpearon con un puño y una patada hacia el estómago y pierna de Chu Feng respectivamente.

Esos dos estaban en el 6° nivel Reino Espiritual, y aunque no usaron ninguna habilidad marcial, sus fuerza y velocidad era de primera clase. Si hubiera sido hace unos días, sin duda Chu Feng no hubiera tenido forma de esquivar sus ataques. Pero ahora no era difícil.

*Whoosh*

Chu Feng no retrocedió y en vez de ello fue hacia delante. Con un pie tocando el piso, su cuerpo de repente giro y paso por en medio de las dos personas como si fuera viento.

“¿Esta aura, 5° nivel Reino Espiritual?”

Los hermanos sintieron el aura de Chu Feng, pero estaban sorprendidos por eso. ¿Cómo podía el esquivar el ataque de los dos si solo estaba en el 5° nivel del Reino Espiritual? No tenia ningún sentido.

En ese instante, los dos hermanos sintieron que no tenían más cara. Aunque Chu Feng era una persona talentosa, ellos dos tampoco eran ordinarios. ¿Cómo podían dejar a una insignificante persona, que solo estaba en el 5° nivel del Reino Espiritual, se burlara de ellos, quienes estaban en el 6° nivel del Reino Espiritual, frente de toda esa multitud?

Pensando hasta ese punto, los corazones de esos dos se enfriaron más. Cambiaron su estilo, y varias palmas golpearon al mismo tiempo. Un incontable número de palmas de viento que eran visibles al ojo comenzaron a volar hacia Chu Feng. Esas palmas de viento estaban comprimidas densamente y casi no había forma de esquivarlas.

“Estos dos.”

Viendo que los dos en realidad estaban usando una habilidad de rango 3, Chu Feng frunció las cejas. Ya no podio esquivar esas habilidades, así que él tenía que usar su propia habilidad para contraatacar. Pero, habían demasiados observadores, si Chu Feng en verdad utilizaba alguna habilidad, su verdadera fuerza seria expuesta.

Después de pensar un poco, Chu Feng apretó sus dientes y derramo su energía espiritual dentro de su cuerpo y su piel. El se volteo hacia la palma de viento más débil queriendo tomar el ataque forzadamente.

*bang* *bang* *bang*

Después de unos sonidos Fuertes, Chu Feng fue golpeado continuamente por tres palmas. Aunque una ola de dolor vino de su espalda, el no sufrió ninguna herida interna así que los hermanos Dragón y Tigre no se contuvieron.

Pero, para fingirlo de manera real, se tiro hacia adelante, al mismo tiempo que el cayo en el piso el intencionalmente mordió sus labio y escupió un poco de sangre.

Eso asusto a los hermano cuando miraron a Chu feng caer en el piso escupiendo sangre. Ellos solo querían ganar un poco de cara y ellos en efecto querían contenerse. Después de todo, ellos no querían enojar a la persona atrás de Chu Feng.

Aunque estaban asustado en sus corazones, vieron a Su Mei acercándose a ellos así que no le dieron una mano a Chu Feng y solo podían poner un acara de maldad, mientras apuntaban a Chu Feng diciendo “Chu Feng este es el costo de ofender a Su Mei.”

“¡¿Su Mei?!”

“¿La hermana de la Anciana Su Rou, Su Mei?”

Escuchando el nombre ‘Su Mei’ puso en shock a todos los que observaban. El nombre Su Mei no era desconocido para ellos porque era una persona extremadamente talentosa que todos conocían,

Era dicho que Su Mei era excepcionalmente bella y solo entro a la Escuela Dragón Azure este año, por lo que habían muy pocas personas que la reconocían.

Pero porque Su Mei era extremadamente talentosa, estando en el 7° nivel a la edad de 14, fue directamente aceptaba como una discípulo exterior siendo una excepción. En el mismo día ella entro al atrio interior, ella entro a la Alianza Alada.

Después de comparar la apariencia de Su Mei y la insignia de la Alianza Alada en su pecho, todos estaban seguro de su identidad. En ese momento, la multitud exploto porque el nombre de Su Mei era demasiado conocido.

“Ahh, ¿Quién es el chico? Veo que está muerto si ofendió a Su Mei.”

“Creo que escuche a los hermanos Dragón y Tigre decir que él era Chu Feng. Viendo su cara, el debería ser ese idiota. El de verdad no debe conocer que tan alto el cielo y que tan profunda es la tierra.”

En ese instante, casi todos pensaban que Chu Feng estaba muerto. Por la existencia de Su Rou, la posición de Su Mei en el atrio interior no era pequeña.

También con su hermosa apariencia, ya se había convertido en la opción de esposa para todo tipo de genios en el atrio interior. Quien sea que la ofenda buscaba la muerte.

Su Mei llego en frente de Chu Feng, y cuando lo vio lentamente poniéndose de pie y también el charco de sangre frente a el, su cara cambio drásticamente.

Ella de repente giro, y abofeteo a los hermanos Dragón y Tigre y luego grito fuertemente, “¡¿Quién los dejo golpearlo?! ¡¿Están buscando la muerte?!”

  • Shingetsu

    Jajajaja ese sentimiento Bipolar, pobres hermanos….

    • Camilo Camargo

      Apoyo al desconocido