MGA – Capítulo 315

Modo Noche

Capítulo 315 – Tesoro de recursos

 

Medicina profunda de alta calidad, medicina profunda de calidad media, medicina profunda de baja calidad.

Medicina origen de primera calidad, medicina origen de alta calidad, medicina origen de calidad media, medicina origen de baja calidad.

Medicina espiritual de primera calidad, medicina espiritual de alta calidad, medicina espiritual de calidad media, medicina espiritual de baja calidad.

Además de esos recursos de cultivo, también existían todos los tipos de remedios curativos, tónicos nutritivos, incluyendo armaduras especiales y armas creadas con materiales especiales.

En ese mismo instante, esos tesoros se organizaron ordenadamente y rodeaban a Chu Feng quien estaba inesperadamente dentro de un enorme tesoro.

“¿Qué es este lugar? ¡Hay una gran cantidad de recursos! ¡Soy rico! ¡Soy verdaderamente rico!” ¡La boca de Chu Feng se abrió ampliamente por la conmoción porque realmente cayó en una montaña de oro!

“¡Waa, Chu Feng, te has vuelto rico! ¡Hay tantas medicinas profundas!” Justo en ese momento, la voz de Eggy también sonó en el cerebro de Chu Feng y el estado de su voz se llamó “un dragón vigoroso y un tigre vivo”. No solo no parecía herida, sino que parecía incluso más saludable que antes.

“¿Eggy? ¡Estas despierta! ¡No te pasó nada! ¡Esto es realmente grandioso!”

Después de escuchar la voz de Eggy, Chu Feng también fue incomparablemente alegre porque dentro de sus recuerdos, ella usó métodos prohibidos para salvarlo, pero al final, cayó en el bosque de la montaña debido a la falta de fuerza.

“Sí. Yo… en realidad estoy bien y no me pasó nada. Esto es muy extraño. Chu Feng, ¿no fuiste tú quien me salvó?” De manera similar, Eggy también tenía una cara llena de confusión y su par de ojos brillantes parpadeaban unas cuantas veces mientras emanaba desconcierto.

“No sé lo que realmente sucedió. Según la situación de ese momento, ya deberíamos haber muerto indudablemente. ¿Por qué no te ha pasado nada a ti ni a mí? ¡Incluso llegamos dentro de un tesoro como este! Así es, ¿a dónde fue mi hermano mayor Qi Fengyang? ¿Por qué él ya no está aquí?

Chu Feng se acordó acerca de Qi Fengyang solo después de pensar en la escena anterior. Rápidamente se puso de pie y buscó por todas partes, pero no pudo encontrar ningún rastro de él. De eso, Chu Feng no pudo evitar estar un poco preocupado.

“¡¿Esto es?!” En ese instante, Chu Feng descubrió de repente que había un papel en el área donde estaba acostado antes. Lo levantó para mirar y solo había unas pocas filas de palabras simples escritas en él. Sin embargo, instantáneamente causó que el corazón tenso de Chu Feng se calmara.

“Qi Fengyang ya está a salvo, así que no hay necesidad de tenerlo en mente. En cuanto a dónde está este lugar, lo sabrás después de que salgas. Pero te aconsejo que antes de salir, es mejor que saquees todas las cosas aquí o te arrepentirás”.

“¿Quién dejó este papel atrás?” Chu Feng se sorprendió un poco cuando confirmó que alguien lo había salvado.

“No hay necesidad de pensar en eso Chu Feng. Si no me equivoco, debería ser ese misterioso experto en el Valle de las Cien Curvas quien te salvó. Qi Fengyang ya se lo llevó y estoy segura de que fue él quien te trajo a este lugar”. Eggy analizó con calma.

“¿Fue él?” Chu Feng no tenía forma de confirmarlo, pero después de pensarlo detenidamente, dentro de la gente que él conocía, aparte de esa persona, realmente no había nadie más que pudiera salvarlo.

“Lo que sea. Primero pon las cosas aquí o de lo contrario estarías decepcionando los meticulosos esfuerzos de esa persona ¿no? ”

Chu Feng no era un caballero justo y solo vivía para sí mismo y las personas que lo rodeaban. Así que, naturalmente, cuando esa carne gorda le llegaba al costado de la boca, no la soltaba. Se puso de pie y primero caminó hacia una de las paredes porque en esa pared, las cosas que estaban densamente colgadas en ella eran todos Sacos Cosmos.

Si Chu Feng quería recolectar tantos tesoros, Sacos Cosmos era algo que no podía ser omitido, y obviamente, los Sacos Cosmos estaban preparados para Chu Feng.

Apenas dicho y hecho, Chu Feng no se movió ni un poquito lento y comenzó a recoger los tesoros de la forma en que los grandes vientos barrían las nubes. Con una sola ola, reunió las cosas que podía usar y con la otra, reunió las cosas que no podía usar. Al final, los separó en dos bolsas grandes y las tiró sobre su hombro.

Aunque solo había dos bolsos, dentro de ellos estaban todos los pequeños y delicados sacos Cosmos. Los tesoros llenaron cada uno y de eso, se podía imaginar cuántas cosas buenas se coleccionaron dentro de las dos grandes bolsas de Chu Feng.

Pero aun así, Chu Feng no se llevó todos los tesoros del almacén. Por supuesto, las cosas que dejó atrás fueron solo cosas de las que realmente no se fijo, cosas como medicinas espirituales y perlas espirituales. No fueron de gran ayuda para Chu Feng, por lo que estaba bien, incluso si no los tomaban.

“Heh. Esta vez, se han obtenido muchos beneficios. Con tantas medicinas profundas, tal vez incluso yo pueda entrar en el ámbito Profundo”.

El actual Chu Feng estaba extremadamente emocionado. La sonrisa en su pequeña cara era aún más deslumbrante que el sol. Fue simplemente la primera vez en su vida que había visto tantas medicinas profundas.

Chu Feng rompió sucesivamente dos niveles de cultivo dentro de la Fuente de Esencia y se encontraba en el noveno nivel del reino Origen. Estaba a solo un paso del Reino Profundo, pero Chu Feng sabía que con la naturaleza de los Rayos Divinos dentro de su dantian, él tenía que pagar un precio bastante grande para poder entrar con éxito en el ámbito Profundo.

Antes, Chu Feng estaba en una posición bastante difícil porque si usaba medicinas profundas para entrar en ese reino, realmente necesitaba una cantidad enorme. Pero con su cantidad actual, ese problema parecía estar resuelto.

Chu Feng sintió que incluso si no podía entrar en el ámbito Profundo después de refinar todas las medicinas Profundas, definitivamente no estaría demasiado lejos. Hacer un avance solo sería una cuestión de tiempo.

“Heh. Veamos quién me proporcionó una gran cantidad de recursos”.

Chu Feng se preparó para partir después de saquear todo. Ya estaba seguro de que era el tesoro de cierta potencia, pero no sabía qué poder era el que tenía recursos tan abundantes.

Aunque la Formación Espiritual allí fue muy fuerte, con los métodos de Chu Feng, fue bastante fácil de abrir ya que fue hacia el exterior desde el interior.

Después de escabullirse del tesoro, Chu Feng vio a cuatro figuras familiares que se pararon frente a él con rostros llenos de pánico.

Eran cuatro personas mayores y cada uno de ellos tenía cabello gris canoso con espíritus vigorosos. Ellos fueron parte de los Doce Protectores de la Escuela Lingyun.

“¡¿Eres tú?!”

Los cuatro Protectores corrieron apresuradamente a investigar la situación porque escucharon los sonidos de apertura de las grandes puertas del tesoro. Después de verlo, inmediatamente revelaron caras que estaban aún más aturdidas que las de Chu Feng.

En ese instante, Chu Feng también finalmente reaccionó a lo sucedido. No es de extrañar que esa persona dijera en el papel que se arrepentiría si no lo saqueara todo. Ahora tenía sentido. Después de todo, este era el tesoro del archienemigo de Chu Feng, la Escuela Lingyun.

“¡Maldito pequeño mocoso! Cuando atrajo al tigre lejos de la montaña, ¿aprovechó la oportunidad para robar el tesoro de mi escuela Lingyun? ¡Hoy, te mataremos!”. Los cuerpos de los cuatro ancianos temblaron de ira e inmediatamente, corrieron para comenzar a lanzar ataques fatales contra Chu Feng.

“Hmph”. Sin embargo, Chu Feng solo resopló con frialdad ya que no tenía miedo en lo más mínimo. Con el poder de Eggy que surgió en todo su cuerpo, Chu Feng ya entró en el tercer nivel del reino Profundo y con un pensamiento, utilizó la Espada del Grito del Dragón del Vacío.

* Boom *

La presión visible descendió del cielo y no solo desintegró completamente los ataques de las cuatro personas, incluso sus cuerpos fueron aplastados instantáneamente. Ya murieron y no tuvieron ninguna oportunidad de condensar su conciencia sobreviviente.

“¿Incluso basura vieja como ustedes cuatro quieren matarme?” Chu Feng desdeñosamente lanzó una mirada hacia las cuatro personas mayores, luego salió caminando.

Mientras caminaba, también vio a algunos ancianos de la Escuela Lingyun, pero como incluso los Cuatro Protectores no podían derrotarlo, ¿cómo podían detenerlo? Al final, recibieron el mismo final ya que todos fueron asesinados.

Después de algunos pequeños problemas, Chu Feng finalmente salió del tesoro de recursos. En ese instante, lo que apareció frente a sus ojos fue de hecho el lugar de acogida de la reunión de las cien escuelas.

 

Considera apoyar la traducción con este botón  y saltando la publicidad:

Descarga:
<