MGA – Capítulo 631

Modo Noche

Capítulo 631 – Será muy miserable

 

“¡Ja ja ja ja! ¿Quién soy? ¿No soy Yan Ruyu? ¿No me digas que no reconoces mi apariencia?” El provocativo cuerpo de Yan Ruyu hizo una acción fascinante en Chu Feng.

“No eres Yan Ruyu. ¿Quién eres?” Chu Feng creía firmemente que la persona que tenía delante no era Yan Ruyu. Al menos su tono de voz no se parecía al de ella.

“Chu Feng, ¿cómo puedes ser así? ¿Has olvidado lo que me has hecho en la Provincia Asura?” Yan Ruyu tenía una cara llena de quejas, pero sus ojos brillaban peculiarmente.

“¡¿Cómo sabes que soy Chu Feng?!” Chu Feng estaba muchas veces más sorprendido. La persona frente a él incluso vio a través de su máscara de transformación. No solo ella vio su verdadera apariencia, sino que también conocía su pasado y el de Yan Ruyu.

“Jaja, es simplemente una máscara. Puede engañar a los humanos comunes, pero no puede engañar a este demonio. Ya reconocí quién eras a la primera vista que te eché” Yan Ruyu se rió abruptamente complaciente.

“Realmente no eres Yan Ruyu. ¿Quién eres tú? ¿Por qué se hace pasar por ella?” Chu Feng se agarró a los agujeros en sus palabras y preguntó ferozmente.

“De hecho, no soy Yan Ruyu; pero ahora, soy Yan Ruyu porque hace mucho tiempo me he fusionado con ella. La razón por la cual Yan Ruyu puede tener tanta fuerza en este momento es todo por mi culpa. Ella se volverá aún más fuerte por mi culpa. En cuanto a ti, aunque eres la persona que me liberó, ya que conoces mi secreto, no te permitiré que sigas sobreviviendo. Yan Ruyu no está dispuesta a matarte, pero yo sí” Mientras hablaba, la tez de Yan Ruyu se volvió repentinamente feroz. Al mismo tiempo, la intención ilimitada de matar surgió, envolviendo instantáneamente a Chu Feng en su interior.

“¡No!” Sin embargo, justo cuando el intento de matar llegó, desapareció instantáneamente. Yan Ruyu repentinamente volvió a abrazar su cabeza y rugió a Chu Feng.

“¡Vete, vete!”

“Dios maldito, niña inútil. ¿No es él quien hizo esto? ¿No juraste matarlo? ¡Ahora mismo, él está frente a ti! ¿Por qué no lo estás matando? ¡Y por qué, una y otra vez, lo estás perdonando!” La voz aguda y fría sonó de nuevo.

“¡Cállate! Él no es quien me hizo entrar en este estado, ¡eres tú! ¡No puedo seguir permitiéndote usar mi cuerpo para cometer estos actos atroces! Te mataré”

“¿Matarme? Matarme es matarte. ¿Te vas a suicidar? Debido a los malvados humanos, ¿vas a matarte a ti misma?”

“Para evitar que mates a más personas, estoy dispuesta a suicidarme”

“¡Jaja, qué justa y benévola! Pero lamentablemente, este cuerpo ya no te pertenece. Mira obedientemente cómo mato a este maldito hombre que te contaminó”

Finalmente, la voz real de Yan Ruyu fue reprimida, la mirada llena de frialdad y determinación asesina fue lanzada hacia Chu Feng una vez más “Pequeño, tienes bastante encanto. De hecho, hiciste que esa idiota estuviera dispuesta a oponerse a mí”

“Quién eres tú. ¿Qué quieres para que dejes ir a Yan Ruyu?” Chu Feng no era un idiota, por lo que la escena que acaba de suceder ya le dijo algunas cosas.

El que estaba frente a sus ojos era Yan Ruyu, sin duda; pero parecía haber otra existencia que estaba ocupando su cuerpo físico. Era una existencia muy poderosa y era la que estaba haciendo todo tipo de actos inmorales como refinar humanos y también el que convirtió a Yan Ruyu en un monstruo así.

“Quien soy no es importante y no importa que no dejare ir a Yan Ruyu porque ya es uno conmigo. Vivimos y morimos juntas. Existimos y perecemos juntas. Yo soy ella y ella soy yo. Pero, no necesitas preocuparte por nada porque mi existencia convertirá a esta niña tonta, extremadamente ordinaria y completamente desconocida en una deidad en este mundo. Una regla que tomará el control de esta tierra. De quien deberías preocuparte es por ti mismo y a la niña pequeña a tu lado. Los dos serán refinados por mí y sus poderes serán utilizados por mí. ¡Muere!” La mirada de Yan Ruyu se puso roja como la sangre y su sed de sangre fue revelada. Mientras hablaba, intentó atacar a Chu Feng.

* Hmm *

Sin embargo, justo en ese momento, una luz tenue brilló repentinamente en el estómago de Yan Ruyu. Chu Feng lo vio claramente: era una marca.

“Ahh ~~~”

Coincidente con la aparición de la marca, Yan Ruyu inmediatamente gritó, como si ella estuviera sufriendo algún tipo de dolor.

Simultáneamente, todo el cuerpo de Yan Ruyu cambió una vez más. Primero fueron las escamas de color azul. Crecieron y cubrieron su piel blanca como la nieve otra vez, luego de los huecos entre las escamas, los filamentos de hierbas acuáticas brotaron. En un abrir y cerrar de ojos volvió a su apariencia de monstruo anterior.

* Boom *

De repente, una gran explosión sonó. La Formación Espiritual de Ocultación que Chu Feng puso se hizo añicos y una presión ilimitada también se desplego envolviéndose alrededor de Chu Feng, Pequeña Fishy y también el monstruo.

“¡¿Eres tú?!” Levantando la cabeza y mirando, las pupilas de Chu Feng no pudieron evitar encogerse porque a través del agua de mar, podía ver un hermoso cuerpo parado en el aire sobre la superficie del mar. Fue Ya Fei.

“Hmph. ¿De verdad crees que podrías escapar de mis manos?” Ya Fei sostuvo una espada larga rosa en su mano y su falda revoloteó a pesar de la falta de viento. Ella emitió una atmósfera impresionante mientras mostraba plenamente su intención de matar.

“No esperaba que sus habilidades fueran de alto nivel. De hecho, dejó una marca sin que nadie supiera nada sobre el cuerpo de Yan Ruyu” En ese instante, Chu Feng tuvo una revelación. Sabía que la marca en el estómago de Yan Ruyu definitivamente la había dejado Ya Fei. Esa también era la razón por la cual podía encontrarlos de nuevo tan rápido y aferrarse a su posición.

* Aooo ~~~~ *

Transformándose en un estado de monstruo, Yan Ruyu ya no podía usar palabras humanas y después de hacer un rugido furioso y amargo, quiso huir.

“¡Pequeña Fishy, corre!” Al mismo tiempo, Chu Feng también se agarró rápidamente a los pies de Pequeña Fishy y quiso escapar de inmediato.

“¿Quieres escapar? He venido preparada hoy. Ni siquiera uno de ustedes debería pensar en escapar”

Pero mientras miraba a las tres personas que iban a escapar, Ya Fei no tenía miedo en lo más mínimo ya que sabía que tenía respaldo. Sus manos se cruzaron y uso una técnica especial. Después, ella resopló ligeramente y gritó: “¡Sello!”

Luego, con un boom, el resplandor brilló por todas partes en esa área. Innumerables símbolos aparecieron y formaron una enorme jaula. Encerró a Chu Feng y los demás en su interior, sellando todo escape.

“¡Mierda! Antes de que ella apareciera, ¡ya escondió una prisión secreta!” Gritó Chu Feng en su mente.

Aunque el monstruo todavía tenía una fuerza muy poderosa, después de todo, las heridas causadas por Ya Fei aún no se habían curado. Actualmente, su poder se vio muy disminuido y simplemente no pudo destruir la formación, mucho menos luchar contra Ya Fei.

En cuanto a Pequeña Fishy, aunque, cuando se enfrentaba a cosas peligrosas, aparecía la luz que la protegía, la formación no hacía más que encerrarla y no la dañaba. Por lo tanto, el poderoso y especial poder de protección de Pequeña Fishy no tenía ninguna posibilidad de ser utilizado.

* Hualalala *

La formación comenzó a reducirse y al final se convirtió en una jaula de formación espiritual que era lo suficientemente grande como para contener a los tres. Partió del mar y llegó frente a Ya Fei.

Después de levantar la jaula de Formación Espiritual, Ya Fei colocó más y más poderosas Formaciones Espirituales, haciendo que la jaula fuera indestructible. Al menos, Chu Feng y los demás no pudieron abrirlo.

Solo después de hacer todo eso, sonrió extrañamente y dijo mientras miraba a los tres en la jaula: “Los tres morirán muy miserablemente”

 

Considera apoyar la traducción con este botón  y saltando la publicidad:

AnteriorGlosarioSiguiente
Descarga: