MGA – Capítulo 818

Modo Noche

Capítulo 818 – Formación de matanza de viento y relámpago

 

“¡Hermano, sálvame, rápido!” El viejo Lei, que incluso se jactaba de darle una lección a Eggy, ahora gritaba histéricamente. Incluso su voz temblaba; sus palabras estaban llenas de miedo.

En ese mismo momento, la sangre estaba en todo su cuerpo. No solo se hizo trizas su elegante túnica, sino que también su carne quedó herida. ¿A dónde fue toda su arrogancia? Ya estaba terriblemente aterrorizado por los feroces ataques de Eggy.

“¿Cómo es esto posible? ¿Esa chica es así de fuerte? ¿Podría ser que ella es verdaderamente un Espíritu del Mundo Asura? Al ver a su hermano menor incapaz de seguir luchando y también mirando cuidadosamente las extrañas llamas negras de Eggy, la frente del Viejo Feng se empapó de sudor. Él saltó hacia adelante y quería ayudar a su hermano.

“Oye, oye, oye, viejo, ¿a dónde vas?” Sin embargo, Chu Feng, quien fue el responsable de distraerlo, por supuesto no lo dejaría ir fácilmente. No solo le quitó esa posibilidad, sino que también aumentó la fuerza de sus ataques hacia el Viejo Feng mientras sostenía el Armamento Real. Simplemente lo estaba haciendo, por lo que el viejo Feng ni siquiera podía moverse ni una pulgada.

“¡Maldición!” En ese instante, el Viejo Feng rechinó los dientes con ira, pero no pudo hacer absolutamente nada. Después de todo lo que había sucedido, tuvo que admitir que Chu Feng era realmente demasiado problemático. Si las circunstancias actuales continuaban, el Viejo Lei definitivamente sería asesinado y si él muriera, entonces el próximo sería el propio Feng. La situación que tenían ante sus ojos dictaba su pérdida definitiva.

“Ahh-”

Justo en ese momento, el Viejo Lei gritó de dolor una vez más. Llamas negras en forma de espada atravesaron su cuerpo y le hicieron un agujero sangriento en el pecho.

Si no lo hubiera esquivado lo suficientemente rápido, era probable que el golpe de Eggy atravesara su dantian y destruyera su cultivo. El Viejo Lei ya había perdido por completo la capacidad de seguir luchando. Lo que le esperaba eran solo ataques más feroces.

“¡Tu forzaste esto sobre mí, me forzaste a esto!” El viejo Feng también se enfureció cuando lo vio. De repente, comenzó a rugir esas palabras enloquecido y después de hacerlo, le dijo al Viejo Lei, que estaba a un paso de la muerte, “¡Úselo! ¡Incluso si morimos, arrastraremos a este amo y sirviente con nosotros!”

“¡Mm!” El Viejo Lei ni siquiera tenía un atisbo de vacilación. Después de asentir con los dientes apretados, un toque de resolución feroz brilló más allá de su rostro envejecido.

Entonces, el único ojo que siempre se había cerrado se abrió gradualmente, y rayos de luz centelleaban dentro.

Al mismo tiempo, el único ojo cerrado del Viejo Feng también se abrió. Dentro de él, aunque no hubo relámpagos, hubo vendavales que giraban alrededor.

Así que en realidad, el Viejo Feng y el Viejo Lei no cerraron su único ojo porque estaban ciegos, era porque estaban ocultando poder especial. Después de que lo abrieron, sus auras también se volvieron completamente diferentes.

“Eggy, cuidado”

En ese instante, incluso Chu Feng no pudo evitar fruncir el ceño levemente. Con su agudo poder espiritual y los ojos celestiales que podían ver a través de todo, Chu Feng descubrió un tremendo cambio que ocurría dentro del cuerpo de los viejos Feng y Lei. Los dos definitivamente ocultaron una carta de triunfo.

“Chu Feng, ¡forzaste esto en nosotros! ¡Nos quieres muertos, así que ni siquiera deberías considerar salir vivo!”

“Antes de morir, primero romperemos tu cadáver en un millón de pedazos”

De repente, ambos gritaron explosivamente. Luego, desde su ojo ‘ciego’ dos rayos de luz fueron disparados directamente sobre la superficie del suelo.

“¡Este sentimiento!”

La complexión de Chu Feng cambió de inmediato porque descubrió que, después de que los rayos de luz salieran disparados, ambos cuerpos cayeron y se estrellaron contra los terrenos en ruinas. No quedaba ni rastro de vida, como si sus cuerpos fueran dos cadáveres, como si su vida hubiera entrado en la tierra por los rayos de luz que salían de sus ojos.

* Retumbos Retumbos Retumbos Retumbos Retumbos *

Al mismo tiempo, la tierra también comenzó a temblar violentamente. Por otra parte, patrones extraños, como una serpiente marina, rápidamente surgieron en la superficie del suelo. Hubo más y más patrones hasta que, finalmente, cubrió todo el vasto Valle de Flores.

“¡Zi Ling, corre!”

Chu Feng ya no podía mantener la calma cuando lo vio. Inmediatamente pudo decir que era una técnica especial utilizada por los dos viejos. Prepararon una formación muy poderosa.

Si se activara, incluso él y Eggy no podrían defenderse de ella porque se pagó un precio doloroso para preparar esa formación. La vida de dos Lord Marciales nivel siete.

“¿Quieres correr? ¡Ninguno de ustedes podrá!”

Sin embargo, antes de que Zi Ling y los demás pudieran reaccionar, se crearon capas y capas de barreras creadas por el viento y los rayos. Se elevaron en el aire desde los bordes del Valle de Flores, atravesando las interminables nubes blancas, a miles y miles de millas de altura en el aire, sellando todo.

Al mismo tiempo, dos figuras grandes se levantaron del subsuelo junto con la activación de la formación. Esas dos figuras, para hablar con precisión, no parecían ser humanas, sino más como dioses.

Fue porque uno estaba formado por vendavales bulliciosos, mientras que el otro estaba formado por un rayo. Esas dos figuras poderosas eran el Viejo Feng y el Viejo Lei.

“Maldición, ¿sabes por qué el Archipiélago de Ejecución Inmortal nos arregló a nosotros dos para proteger este lugar?”

“No me importa decirte la verdad: ¡es porque las técnicas especiales que cultivamos pueden activar esta Formación de Matanza de Viento y Relámpagos!”

“Se puede activar solo una vez, y toma el precio de nuestras vidas y todo el cultivo que logramos. Entonces, hoy, incluso si tienes alas, ¡no escaparás!” Gritaron el viejo Feng y Viejo Lei juntos.

En ese momento, una expresión feroz y furiosa apareció en sus caras porque técnicamente hablando, ya eran dos hombres muertos. Y, la razón por la que estaban muertos fue todo por culpa de Chu Feng.

“¿Usar la vida como precio para activar una formación? No es de extrañar. No es de extrañar que estos dos dijeran que arrastrarían a Chu Feng incluso si morían”

Cuando escucharon esas palabras, sin mencionar a Chu Feng, incluso la multitud que lo observaba quedó atónita. Podían sentir que la llamada Formación de Matanza de Viento y Relámpagos era muy poderosa. En ese momento, sin importar si era Chu Feng, quien tenía el Armamento Real, o Eggy, que venía del Mundo Espiritual Asura, su poderoso poder fue completamente reprimido por la Formación.

En ese momento, en ese lugar, solo había dos existencias poderosas: Los viejos Feng y Lei. Ya no eran más humanoides. Era como si fueran los dioses que gobernaban esta tierra. Quien quisieran vivo viviría, y quien quisieran muerto moriría.

“Parece que todavía he subestimado al Archipiélago de Ejecución Inmortal. A pesar de que solo enviaron dos Lord Marciales de nivel siete para proteger este lugar, estos claramente no son fáciles de atrapar” Los ojos de Chu Feng brillaron inquietos. Estaba completamente consciente de las horribles circunstancias actuales.

“Chu Feng, ya que han hecho esto, solo podemos luchar con nuestras vidas en juego. ¿Estás dispuesto?” Dijo Eggy con una sonrisa. Ella ahora había retrocedido, volviendo al lado de Chu Feng.

“Ya han sacrificado sus propias vidas solo para arrastrarme con ellos. ¿Qué cosa no me atrevería a hacer? Como mucho, solo moriré. Sin embargo, no quiero que ella caiga conmigo…” Mientras hablaba Chu Feng, miró a Zi Ling que estaba abajo porque ya había pensado en una posibilidad de represalias.

En términos de arriesgar vidas, ¿acaso Chu Feng temería al Viejo Feng y al Viejo Lei? Ellos, con sus vidas, activaron la Formación de Matanza de Viento y Relámpagos. Sin embargo, si Chu Feng sacrificara su vida, lo que iba a lanzar no sería tan simple como una formación. Definitivamente superaría la imaginación de todos, porque sería una calamidad.

Descarga: