MGA – Capítulo 829

Modo Noche

Capítulo 829 – Salvador

 

“Wushang, ¿qué nivel de cultivo tiene Chu Feng ahora?” En estado de conmoción, el viejo antepasado de la Dinastía Jiang habló. Al mismo tiempo, casi todas las miradas se dirigieron hacia Jiang Wushang, Zhang Tianyi, Su Rou y Su Mei.

Todos querían saber la fuerza del joven genio cuyo nombre asombró a las Nueve Provincias, si era realmente más fuerte que los tres.

“Esto…” Jiang Wushang no respondió y en cambio, miró a Zhang Tianyi a su lado, así como a Su Rou y Su Mei. Entonces, dijo con una sonrisa, “Tampoco sé cuál es la cultivación del Gran Hermano Chu Feng en este momento. Es mejor que tú personalmente le preguntes cuándo regrese en el futuro”

Jiang Wushang no mentía, porque para ser precisos, realmente no sabía cuál era el cultivo actual de Chu Feng. Las técnicas que poseía eran realmente demasiado complejas. Además, su velocidad de cultivo era realmente demasiado rápida, por lo que no estaba seguro de si en ese momento se había mantenido al mismo nivel que en aquel entonces.

“Wushang, no estás ocultando su cultivación porque ese Chu Feng es inferior a todos ustedes, pero tienes miedo de decir la verdad y hacerlo perder la cara, ¿verdad?”

Después de que Jiang Wushang habló, uno de los ancianos de la dinastía en el banquete pronunció tal frase. Además, su tono estaba incluso lleno de certeza, como si su conjetura fuera la verdad.

“¡Disparates! ¡Mi hermano es un genio! ¡¿Cómo podría ser inferior a estos tres niños?!” Cuando oyó esas palabras, el Rey Monstruo Mono se enfureció. Él ferozmente golpeó la mesa y se levantó, señalando al anciano de la dinastía y lo maldijo en voz alta. No creía que el cultivo de Chu Feng fuera más débil que el de Jiang Wushang y los demás.

En realidad, no era solo el Rey Monstruo Mono quien estaba furioso. La tez del Fundador Dragón Asura era bastante antiestética e incluso Su Rou, Su Mei y Zhang Tianyi fruncieron el ceño cuando surgió un fuerte descontento en sus rostros.

Si no fuera un banquete creado por la familia de Jiang Wushang, a juzgar por su naturaleza, era probable que se hubieran puesto furiosos porque no permitirían que nadie hablara mal de Chu Feng.

Sin mencionar a los tres, incluso Jiang Wushang, como miembro del clan Jiang, tenía un rostro bastante distorsionado. Incluso una ira que explotaría en cualquier momento brillando en sus ojos.

La posición de Chu Feng en su corazón era realmente demasiado alta. Verdaderamente lo miró como un salvador.

Entonces, incluso si la persona que hablaba era pariente del mismo clan, cuando había alguien que era irrespetuoso con Chu Feng, el enérgico joven Jiang Wushang estaba incontrolablemente furioso.

Solo él mismo sabía de dónde provenía su cultivación y qué tipo de ayuda le brindaba Chu Feng. Fue un favor simplemente relacionado a salvar su vida. Un favor no solo para él, sino también para sus sucesores.

“¡No permito comportamientos insolentes! Chu Feng es el genio número uno en el continente de las Nueve Provincias. ¡Su cultivación no es algo de lo que puedas dudar!”

“¡Discúlpate con Lord Dragón Asura y Lord Rey Monstruo Mono inmediatamente!” Sintiendo la situación poco progresiva, el emperador de la dinastía Jiang le gritó apresuradamente a ese anciano.

“Señores, estaba equivocado. No debería haber dudado del cultivo de Chu Feng. Les pido su perdón”

Aunque el anciano de la dinastía no estaba muy dispuesto a hacerlo, desde que el emperador había hablado, naturalmente no se atrevió a ir contra él. Se levantó y se inclinó ante el Fundador Dragón Asura y el Rey Monstruo Mono, disculpándose y admitiendo sus errores.

“Hmph. ¿Equivocado? Por lo que veo, ¡eres más como un cerdo idiota! ¿Te atreves siquiera a sospechar de la fuerza de mí hermano? ¿Has olvidado quién salvó tu dinastía Jiang en ese entonces? Si no fuera por mi hermano, ¡tu dinastía Jiang ya habría sido arrasada! Dios maldito, ¿no sientes gratitud?” Sin embargo, el Rey Monstruo Mono no estaba dispuesto a aceptar la disculpa del anciano e incluso lo maldijo con mayor molestia.

Y cuando escucharon eso, aunque algunas personas de la dinastía Jiang se sentían disgustadas, la mayoría de ellos no pudo evitar bajar la cabeza cuando la vergüenza asomó a sus rostros. Como dijo el Rey Monstruo Mono, si no fuera por Chu Feng, su dinastía Jiang habría sido destruida.

No importa si ayudó a Jiang Wushang a obtener el Linaje Imperial o no, algo innegable fue el hecho de que Chu Feng era una persona que había ayudado mucho a la dinastía Jiang: era una persona que los había salvado.

“¡Vete! A partir de ahora, ¡no puedes aparecer en los banquetes posteriores! ¡Aquellos que no respetan a un salvador de la dinastía Jiang no son dignos de aparecer en estos banquetes! ¡Vete, ahora!” Gritó el viejo antepasado de la dinastía Jiang de repente. Su rostro estaba lleno de ira; él estaba apaciguando a todos.

Aunque el continente de las Nueve Provincias todavía podría estar controlado por la dinastía Jiang, en realidad, la Potencia más fuerte en ese momento seguía siendo la Escuela Dragón Asura. El Fundador Dragón Asura era la persona más fuerte en las Nueve Provincias en este momento.

En realidad, la razón por la cual se arregló la Asamblea de los Mil Clanes en el continente de las Nueve Provincias no se debió a que la dinastía Jiang tuviera los requisitos para organizar el banquete. La única razón por la que todas las demás dinastías le dieron esa oportunidad a la dinastía Jiang fue por culpa del Fundador Dragón Asura.

Entonces, el viejo antepasado de la dinastía Jiang sabía muy bien quién era el verdadero jefe del continente de las Nueve Provincias. El Fundador Dragón Asura, que ni siquiera él mismo se atrevió a ofender.

Después de la indignación del viejo antepasado, aunque el anciano que habló groseramente no quería aceptarlo, no se atrevió a decir nada. Afortunadamente, dejó el banquete.

“¡Haha, has hablado demasiado en serio! Después de todo, Chu Feng aún no ha regresado. Es imposible evitar la duda con respecto a su cultivo. No hay nada irrespetuoso en eso, ¡es solo naturaleza humana!”

Solo después de que esa persona se fuera, el Fundador Dragón Asura comenzó a reírse. Aunque dijo que no era tan grave, todos sabían que los pensamientos del gran personaje no coincidían con sus palabras. De lo contrario, no habría hablado después de que el viejo antepasado alejó al anciano.

“Mayores de la dinastía Jiang, ancianos del continente de las Nueve Provincias, quiero decir algunas palabras” Justo en ese momento, Jiang Wushang se levantó de repente. Primero, gentilmente estrechó sus manos a las personas en el banquete y luego dijo con gravedad: “De hecho, soy incapaz de confirmar el nivel de la actual cultivación del Gran Hermano Chu Feng. Sin embargo, lo que puedo confirmar es que su fuerza es superior a la mía, muchas veces, desde hace mucho tiempo”

“Entonces, les pido a todos ustedes que no duden de su fortaleza, porque eso no solo es una falta de respeto hacia él, es una falta de respeto hacia una persona que me ha ayudado mucho. Y para aquellos que son groseros con él, no importa si son mis parientes o personas mayores, yo, Jiang Wushang, no mostraré ninguna moderación en mis acciones. Sin el Gran Hermano Chu Feng, me sería imposible adquirir mis logros actuales”

“Huaa…” Después de que Jiang Wushang habló, una conmoción surgió de inmediato.

Sus rostros estaban llenos de asombro, especialmente los de la gente de la dinastía Jiang. Conocían muy bien el temperamento de Jiang Wushang. Estrictamente hablando, era una persona orgullosa e incontrolable. Sin mencionar a los extraños, ni siquiera puso a muchas personas dentro de la dinastía en sus ojos.

Sin embargo, en este momento, Jiang Wushang había dicho esas palabras en público. Representaba claramente su punto de vista: sin importar quién fuera, siempre y cuando se atrevieran a hablar de Chu Feng con falta de respeto, él no los trataría amablemente, incluso si fueran de su propia familia.

Tal cambio de carácter fue realmente demasiado grande, pero no fue difícil adivinar qué lo causó. Solo había una cosa: como dijo Jiang Wushang, Chu Feng realmente le había dado ayuda del tamaño del cielo. Le había hecho un favor que nunca podría devolver.

Descarga:
<