MGA – Capítulo 9

Modo Noche

Capítulo 9 – Yo Testifico por el

“Chu Yue, esto…” Chu Feng se quedó sin habla.

“Si, esto. Esto es para ti de mí, es mi complemento de este año.” Mientras Chu Yue hablaba, forzó la Hierba Santa Espiritual en las manos de Chu Feng.

“Si es así, no puedo tomarlo. ¿Se te olvida que yo todavía te debo dos hierbas Santa espiritual?” Chu Feng empujó la Hierba Santa Espiritual de vuelta, y mientras dijo eso, él tomo el saco de su bolsillo.

“Chu Feng, ¿No refinaste la Hierba Santa Espiritual?”, Chu Yue pensaba que era misma que ella le había dado Chu Feng.

“Mm, ya he subido de nivel así que no la necesito por ahora. Por lo que te la puedo regresar.”

“¿Cómo puedo tomar tus Hierbas Santas Espirituales? Estas son tuyas, así que date prisa y tómalas.”

“Chu Yue, dije que te lo devolvería al doble, así que te daré estas dos. ¿No me lo prometiste también? Me estás haciendo las cosas muy difíciles cuando actúas así.”

“Pero ni siquiera utilizaste la Hierba Santa Espiritual que te regale y en su lugar, me das la tuya. ¿No estaría aprovechándome de ti?”

“Chu Yue, entiendo tu amable intención. En toda la familia Chu, además de mi hermano mayor y mi padre, tú eres la que mejor me trata. Sólo ve esto como un hermano menor mostrando respeto.”

Esto salió desde el fondo del corazón de Chu Feng. Todos en la familia Chu lo hicieron a un lado, por lo que realmente lo conmovió que Chu Yue lo tratara con amabilidad.

Al ver que Chu Feng estaba tan determinado, en el rostro de Chu Yue cambio de color por lo avergonzada que se sentía mientras decía en voz baja “Chu Feng, que tú hagas esto realmente me hace sentir muy avergonzada. En realidad… esta Hierba Santa Espiritual no era mía, Chu Guyu me pidió que te la diera.”

“¿Mi hermano?” Chu Feng no podía más que mirarla fijamente por un momento.

Chu Guyu era el hijo de sangre de Chu Yuan y él era el hermano mayor de Chu Feng.

Él estaba entrenando en la Escuela Lingyun, la escuela #1 en la Provincia Azure. Él estaba en el 6° nivel del Reino Espiritual a la edad de diecisiete años y él era la persona más fuerte en la generación joven de la familia Chu.

Aunque Chu Feng no era hijo de sangre de Chu Yuan, Chu Guyu todavía lo trataba como su hermano menor, y era una de las personas más respetadas y amada por Chu Feng.

“Temía que estuvieras agobiado por ello, por lo que me indico que no te mencionara que era de él. Pero ahora, tengo que decir la verdad.” La cara de Chu Yue estaba roja, y se podía ver que ella estaba realmente avergonzada.

“Chu Yue, aun así, todavía tengo que darte las gracias. Aunque la Hierba Santa Espiritual, puede que no venga de ti, tus sentimientos todos estos años hacia mí sí lo son. Como he dicho, solo tómalo como un hermano menor dándote estas Hierbas Santas Espirituales.”

“Además, pronto vas a entrar en el 5° nivel del Reino Espiritual así que estas Hierbas Santas Espirituales son más importante para ti. Por ello te pido que no las rechaces.” Chu Feng continuaba firme en poner las Hierbas Santas Espirituales en manos de Chu Yue.

“En ese caso, sólo las voy a tomar como prestadas, pero sólo puedo tomar una, porque sólo puedo darte una devuelta.” Al ver Chu Feng insistiendo así, Chu Yue rechinó sus dientes pues ella sólo podía tomar una Hierba Santa Espiritual.

En realidad, lo que Chu Feng dijo era correcto. Chu Yue iba a entrar en el 5° nivel del Reino Espiritual pronto y en ese momento, era una etapa crucial. Esta Hierba Santa Espiritual sería muy importante para ella.

“Hecho.”Chu Feng sonrió.

“Chu Feng, Chu Guyu medio una carta que quería te entregara.” Chu Yue sacó una carta de su cintura.

Mientras él aceptó la carta, Chu Feng sintió un estallido de emociones. No había vuelto a la familia Chu en cinco años, lo que significaba que no había visto a su padre y su hermano mayor en cinco años. No regresó porque sentía que era demasiado vergonzoso verlos.

Pero en los cinco años, su hermano y su padre le escribían una carta casi todos los meses. Mostrando lo mucho esos dos pensaban en Chu Feng.

“Está bien, lee la carta cuando vuelvas. ¡Date prisa y sígueme, hoy es un gran día!” Chu Yue agarró los brazos de Chu Feng y tiró de él hacia la residencia.

Pero antes de siquiera acercarse, Chu Feng comenzó a fruncir el ceño. Oyó un montón de sonidos familiares en la residencia y era de todas las personas que no le caían bien.

De hecho, en el instante en que la puerta de la residencia se abrió, había treinta y dos caras allí. Una gran parte de ellas eran caras conocidas, y casi todos los miembros de la familia Chu que eran discípulos de la Escuela Dragón Azure estaban aquí.

En cuanto uno los pocos desconocidos, Chu Feng podía adivinar de dónde venían. Deben de ser los nuevos miembros de la Alianza Chu.

“¡Todos! ¡Miren quién está aquí!” Chu Yue gritó alegremente.

Cuando las miradas de la multitud se giraron a esa dirección, Chu Feng podía sentir que estaban llenas de desprecio y odio.

“Oh, me preguntaba quién podría ser. ¿No es la persona que lleva a cabo acciones excepcionales en nuestra familia Chu?” Un joven se acercó a Chu Feng.

Era Chu Cheng, y él era el hermano mayor de Chu Zhen. Ingresó en la Escuela Dragón Azur al mismo tiempo que Chu Yue, y él también estaba en el 4° nivel del Reino Espiritual.

“Chu Feng, sabes de tus hazañas. ¿Verdad?” Chu Cheng señaló a Chu Feng, su mirada no era amable.

“Chu Cheng, ¿De qué estás hablando? Hoy es un buen día así que no hables de tonterías.” Chu Yue habló rápidamente.

“¿Qué pasa Chu Yue? ¿No me vas a dejar hablar?” Chu Cheng le dirigió una fría firmada a Chu Yue, luego miró a Chu Feng, “Chu Feng has hecho grandes hazañas.”

“Te has quedado como un discípulo del atrio exterior durante cinco años en la Escuela Dragón Azure y has deshonrado a la familia Chu. Pero aun así, todavía tienes la cara de participar en esta reunión de la Alianza Chu. ¿Qué tan dura tienes la piel de la cara?”

“Chu Cheng, cállate.” Chu Yue estaba enojada, pero antes de dejarla decir más, Chu Feng tiró de ella.

El rostro de Chu Feng no cambió, al final él sonrió ligeramente y dijo “Estas pensando demasiado. No tengo ningún interés en tu reunión. Yo estoy aquí para exigir un pago el día de hoy.”

“¿Pago? ¿Qué pago?” Después de escuchar esas palabras, el rostro de Chu Cheng cambió al instante.

“Eso es bastante divertido. Una persona tomada por mi familia Chu en realidad está exigiendo un pago de la familia Chu. ¿No sabes quién te dio lo que tienes en este momento?”

“Demasiado descarado.” Al mismo tiempo, las personas de la familia Chu comenzaron a criticar a Chu Feng.

Chu Feng ignoró las palabras de la multitud, y mientras entraba en la residencia dijo “Hace unos días, una persona determinada hizo una apuesta conmigo, y apostó que no iba a pasar el examen de discípulo del atrio interior. Incluso dijo que si perdía, él me daría su Hierba Santa Espiritual.”

“Chu Zhen, ¿No te olvidaste de eso cierto?” Chu Feng se detuvo frente a Chu Zhen.

Chu Zhen estaba sentado en una silla mientras masticaba algunas frutas en su boca. Sin embargo, las esquinas de su boca se torcieron y su rostro se volvió muy tosco.

Por supuesto, Chu Zhen no se olvidó de las cosas que dijo ese día. Como tenía miedo de que Chu Feng mencionaría el caso, silenciosamente se quedo tras la multitud. O bien, con su temperamento, habría buscado problemas con Chu Feng.

“Chu Feng, necesita pruebas para tus palabras.” Justo en ese momento, un hombre joven junto a Chu Zhen abrió la boca.

En la residencia, la mayoría de los hombres y las mujeres eran tan viejos como Chu Feng, pero este joven no lo era. De hecho, él era Chu Wei.

“Chu Wei está en lo correcto. Si hiciste una apuesta con Chu Zhen, es necesario sacar la evidencia o de lo contrario sólo estas escupiendo acusaciones falsas.” Chu Cheng gritó primero porque era el hermano mayor de Chu Zhen.

“Es cierto, muestra la evidencia, o de lo contrario no creas en salir por aquí hoy.” Después de Chu Cheng, casi todo el mundo de la familia Chu en la sala comenzó a gritar.

Incluso los que no eran miembros de la familia Chu se sumaron a pesar de que no eran parte de la familia Chu, ellos podrían ver que la posición de Chu Feng en la familia Chu era muy baja. Si su propia familia lo despreciaba, entonces, naturalmente, ellos lo harían también.

“Yo testifico por Chu Feng.” Pero justo en ese momento, Chu Yue que había permanecida callada todo este tiempo hablo repentinamente

  • Camilo Camargo

    esto se puso bueno ya me habian hablado de la noverla y aqui estoy spero que salgan rapido los cap 😛 gracias por el cap