MNU Volumen 4 – Capítulo 9

Modo Noche

Capítulo 9

Rompiendo reglas.

Anglus dirigía la infantería, mientras Tronis y Ar la grifería en los cielos. Magra y Samurion dirigían la caballería despejando todo el alboroto y matando a cuantos podían. Rjos deja que todos pasaran y le indica a las mujeres que prepararan las defensas, mientras ayudaba a los que se quedaban atrás.

Los caballos arrasaban con todo, pero los arqueros disparaban para que los heridos no murieran a mano enemiga. Rjos recogió un escudo del suelo y corre para proteger a uno que cojeaba, y los arqueros hicieron lo mismo. Con escudo en mano ayudaban a salir a los últimos. Mientras las mujeres disparaban su arma para defender ya tratar de ayudarlos en la retirada.

Las mujeres abrieron las puertas de la muralla que se crearon rápidamente y cerraron todo el interior para no recibir ataques de los grifos.

Y Rjos grito a los más jóvenes que prepararan los barcos. Pero ellos decían que estaban siendo derribados por barcos dorados en los cielos.

“El plan b” grita Rjos a los niños y as jóvenes para que corrieran al hangar donde los barcos de los cobradores se aparcaban. Y el muelle donde ellos partían para sacar otros barcos era atacado por hombres desde la cubierta de os barcos dorados.

Rjos maldecía los planes a medias de Asmut ahora muerto, es ahí cuando lo único que puede hacer es defenderé el fuerte construyeron.

Despliega su fuerza entre mujeres, niños y ancianos. Dejan a los heridos con las ancianas.

Las defensas eran entre aceite caliente para los que atacaban y piedra a los de atrás que tiraban flechas encendidas.

Las mujeres arqueras defendían a los que lanzaban piedras. El aceite era lo último para cuando no tuvieran defensa. Niños y jóvenes respondían con lanzas protegiendo las puertas para que no las derribara el ejército.

Anglus que observaba envió a los dorados para que destruyeran las barricadas enemigas con Tolls.

Y en efecto,  cuando retiraron a los ejércitos rojos. Un escuadrón Berserker iba iniciar su ataque conjunto con Tolls. Pero una joven grita a todo pulmón que tirara el aceite desde las casas.

El aceite cae y mata algunos dorados y rojos que no estaban precavidos en la táctica.

Pero eran pocos a comparación.

Las mujeres hacen la señal de retirada, para salir de ahí y entrar a la segunda fortaleza.

Y a medida que avanzaban con Tolls, era muy poco terreno lo que podían cubrir los manchados. Pero daban pelea con la misma táctica entre piedra, flechas, y aceite hirviendo. Los ejércitos en las angostas calles de la ciudad eran blanco fácil. Y aunque ellos atacaban lugares donde ellas salían con esa misma estrategia eran golpeados por los mismos artilugios de las mujeres. Es entonces que Anglus le da señal a Tronis para que atacara por los techos.

Cuando se les terminaba las provisiones de flechas y piedras. Lo único que se les ocurre a ellas es iniciar una explosión en cadena por todas las casas.

Tenían las bombas molotov y el ácido. Una de ellas que tenía experiencia con explosivos en Raimfarben crea una brea explosiva y la cubre en todas las columnas.

Las tropas Ereiser rodearon algunas casas, imposibilitando el escape. Pero ellas estaban decididas a morir por la libertad.

Los hijos de estas mujeres lloraron y gritaron cuando vieron lo que intentaban hacer.

Muchas se explotaron para crear una explosión en masa y derrumbar todas esas casas que caerían sobre el ejército. Si la explosión nos lo mataba los matarían los escombros. Esto cortaría el avance de las tropas tanto rojas como doradas.

Y daría tiempo a rehacer defensas con las personas que quedaran.

Los niños manejaban los dos únicos cañones que quedaban, y utilizaron toda la carga de torbes para destruir dos barcos voladores.

Pero barcos normales que surcaban los mares, también disparaban esas cargas destruyendo el hangar donde los niños milagrosamente salen ilesos. Las mujeres crean 3 catapultas que habían hecho pero que solo les faltaba armar. Y disparan las pelotas de greda explosiva para dispararles a los barcos. Pero aunque solo le dieron a dos o tres, había muchos barcos que disparaban cargas eléctricas que destruyeron sin más las catapultas.

Y es cuando fueron rodeados por ambos lados tanto por el muelle como por las calles por los ejércitos. Anglus llega en su caballo alado y se abre paso para hablar con Rjos que dirigía todo.

Anglus observa todo el panorama. La destrucción y la muerta que había causado los revoltosos sangre sucia.

Y es cuando se dirige a su caballo y saca un arma parecida a un rifle y dice:

— Un regalo de los Berserkers, vamos a ver si funciona.

Y apunta a Rjos que estaba indefenso. Rjos esperaba el golpe final con lo que fuera hacer ese rifle.

Pero Anglus baja el rifle y dice:

— Mejor no, es mejor que los hombres prueben esta arma.

Y da señal para que el primer pelotón se acerque y apunte a toda la población manchada, era una masacre, una ejecución en masa.

Pero cuando Anglus baja la mano. La garganta de todos en el pelotón brota sangre.

Victoria entra a una velocidad tan impresionante, que no fue vista. Anglus atestigua como todos mueren degollados.

Un hombre grita y sale por un callejo rodeando al escuadrón para atacar. Era Smonca y sus hombres que atacaron con el elemento sorpresa.

Victoria salta a los barcos enemigos, para luchar con su cuchillo.

Rjos al verla saltar, le recuerda al loco Dark.

Tenía el mismo aspecto; mismo color de cabello y llevaba puesta mi camisa blanca que llevaba a la escuela, con short negro y una túnica que le servía de falda color caoba, y tenía puesto una alforja en su cintura para lanzar cuchillos y un par de botas negras. Mas dos espadas que se juntaban para ser una, un regalo de las hermanas.

Rjos aprovecho el desorden para luchar también. Y preparar los barcos para la huida.

Los niños ayudaron en el abordaje; mujeres, ancianos, y heridos alcanzaron a subir mientras los que se quedaron luchando daban oportunidad a los demás de trepar.

Una mujer comandaba el otro barco, y obedecía todo lo que le indicaba Rjos. Tenían que pasar por toda esa flota enemiga.

Solo las rutas por donde Victoria había limpiado, era seguro.

Pero estar rodeado de tantos barcos era de igual modo un poco devastador.

Una lluvia de flechas en fugo cayeron sobre el barco de Rjos. Y los Berserkers estaban listos para disparar sus cañones.

Rjos se salva al ponerse un escudo, y llama a los niños para que apagaran las llamas, que hacen con éxito.

Pero a la distancia un rayo destruyó de un solo tiro a 3 embarcaciones. Era el barco de Red. Que venía disparando rayos de lumias azules.

Qnty también disparaba. Atacando la retaguardia de los barcos dorados.

No se esperaban refuerzos con tal magnitud de poder como esa arma mata Cevilícos. La mujer que manejaba el otro barco esperó hasta que subieran los hombres de Smonca que dice a todo pulmón.

— ¡Guerra en el mar!

Sus hombres que solo sobrevivieron 15, gritaron para saltar a los demás barcos mientras se abrían paso en esa guerra sin cuartel que se estaba librando en mares Koumen.

Las mujeres de la tripulación de Qnty también saltan a los barcos dorados para la lucha, y los hombres de Red también imitan ese acto. En la lucha, el objetivo era destruir los cañones para que los barcos de Rdall y la otra mujer Pasaran.

Victoria llegó al barco de Red y este dice:

— ¡Santas barbas manchadas! Es una Dark.

— ¿Eres tú el capitán de este barco?— Pregunta Victoria.

— Por las diosas que sí— Responde Red.

— Ayudamos algunas mujeres salir de las casas que explotaron. Están en las costas, cerca al hangar… por los pantanos, pudimos ayudar a mas manchados por la zona norte.

— Entonces, avisa al otro capitán para que podamos ir por ellos.

Victoria sale dispara de ahí saltando de barco en barco hasta llegar donde Rjos que le avisa de la situación.

Rjos acepta y pone a un niño como capitán mientras avisa a la mujer que le ayudo comandar ese barco. Victoria llama a su pandilla para que cubrieran a los que abordan de un barco a otro. Porque tenían pensado ir con un barco desocupado a la ciénaga.  Red envestía los barcos que ya habían sido destruido y protege a Rjos de los ataques dorados  a babor.

El barco de Rjos toma rumbo con Red a los manglares donde esperaban los manchados que estaba siendo atacado por una parte de la infantería de los Koumen.

Qnty apoyaba a la otra mujer capitana, y la pandilla de Smonca junto con los hombres de Red que mataba y destruían.

Pero no era suficiente, el poderío naval dorado destruyó lo que no servía y rodeo los barcos de Qnty.

Descarga:
<