MP – Capítulo 31

Modo Noche

Capítulo 31: Pequeño Monstruo Blanco

 

Se sentó en el hombro de Tyrant y se retiraron. Lin Huang notó que faltaba el Gordito.

“¿Qué diablos está haciendo el Gordo? Por favor, no me digas que me estaba buscando.”

Las huellas en el suelo estaban cubiertas de arena. Era casi imposible rastrear a donde se había ido el Gordito. Lin Huang giró la cabeza hacia la dirección del gusano no-muerto.

Lin Huang recordó al monstruo de arena cuando llegaron a las dunas de arena. Luego se subió a la cresta de la duna con la cabeza asomando hacia afuera, mirando en la dirección del gusano no-muerto, pero ya no estaba allí y el Gordito no estaba a la vista.

El gusano no-muerto desapareció… Lin Huang frunció el ceño. No sabía lo que había pasado. Sería imposible para el Gordito llegar aquí en 10 minutos. Tal vez escapó a otro lugar.

Lin Huang volvió a llamar a Tyrant y miró a su alrededor. Sin embargo, todavía no podía encontrar al Gordito y, finalmente, se rindió.

Tyrant y Lin Huang corrieron hacia el norte. Lin Huang estaba angustiado, preocupado de que el Gordito pudiese haber muerto y su cuerpo nunca se pudiese encontrar.

En las horas siguientes, encontraron algunos monstruos durante su viaje al norte. Sin embargo, Tyrant pudo derrotarlos a todos y finalmente llegaron al pie de las montañas nevadas antes del atardecer.

Lin Huang puso su tienda y procedió a sentarse en silencio en el suelo arenoso. Se apoyó en una roca grande y sacó un poco de carne seca de su espacio de almacenamiento.

El Gordito cocinó la carne ahumada durante la barbacoa que tuvieron un par de noches atrás e insistió en que Lin Huang tomara algunos para el viaje ya que sería incómodo cocinar cerca del iceberg una vez que comenzaran el ascenso.

Lin Huang luego comió la carne seca y bebió agua normal para la cena. Por la noche, el cielo se oscureció.

El cielo estaba lleno de estrellas. De repente, Lin Huang vio meteoritos descendiendo a través del cielo. Pensó en un refrán común: Todo el mundo tiene una estrella que representa su vida. Cuando cae, mueren. Se convertirán en un meteorito y brillarán una última vez.

“Gordo, si ya no estás con nosotros, cuando yo sea más fuerte, me vengaré de todos los monstruos en este desierto por matarte.” Tan pronto como Lin Huang terminó su sentencia, derramó una ofrenda de agua de la jarra en el suelo delante de él. “Bebamos agua primero. Te compraré licor después de que termine la evaluación.”

Lin Huang entonces miró hacia arriba y vio otro meteorito que atravesaba el cielo. Mientras el meteorito se desvanecía en las nubes, Lin Huang convocó a Tyrant para vigilar su tienda. Finalmente, entró en la tienda para ir a la cama.

“Necesito un buen descanso esta noche para energizarme. Voy a empezar mi ascenso mañana por la mañana.” Lin Huang durmió sin quitarse la ropa y los zapatos.

Fue una noche pacífica.

Cuando Lin Huang despertó, sólo eran las siete de la mañana. Se lavó y se preparó para el viaje.

A los pies de las montañas nevadas, las laderas eran suaves. No estaban cubiertas de una gruesa capa de nieve. Tyrant llevaba a Lin Huang y esto le permitía conservar su fuerza física.

“No te preocupes, tómate tu tiempo.”

El tamaño del cuerpo de Tyrant no era adecuado para escalar montañas. Lin Huang sólo podía dar un paseo en terrenos planos. Cuando la colina se hizo más empinada con las regiones cubiertas por la nieve, el peso de Tyrant causó que la montaña se quebrara.

Tyrant llevaba a Lin Huang y caminó por menos de una hora antes de alcanzar una altura de 3.000 metros sobre el nivel del mar. Si subían más, llegarían a las regiones cubiertas de nieve.

Lin Huang luego llamó a Bai y Tyrant fue evocado.

Bai tenía el pelo plateado. Había estado esperando pacientemente las instrucciones.

“Vamos a subir juntos. Cuando me quede atascado, ayúdame un poco en las partes difíciles.” Lin Huang sabía que la escalada de las montañas nevadas era la tarea más difícil en esta evaluación.

Las montañas nevadas estaban a 6.000 metros sobre el nivel del mar en su punto más bajo. La cima de la montaña, estaba a 12.000 metros sobre el nivel del mar.

La ruta establecida por la Asociación de Cazadores era aquella que conducía a uno de los principales picos de la montaña nevada. Estaba a unos 8.000 metros sobre el nivel del mar.

Lin Huang nunca había subido las montañas nevadas. Este era un gran desafío para él y para empeorarlo, era el único candidato que no había alcanzado el nivel hierro. Cualquiera que fuera, ya sea capacidad física o resistencia, era definitivamente más débil que el resto de los candidatos.

Si no hubiera adquirido la habilidad pasiva Robustez que permitía un incremento doble en su físico, Lin Huang no tendría absolutamente ninguna confianza para pasar esta etapa.

Lin Huang estaba considerando transformar a Bai con su Poder de Sangre para que pudiera levantarlo. Al final, razonó consigo mismo que tal vez el desafío podría ser bueno para él.

Al recibir la instrucción de Lin Huang, Bai asintió con la cabeza. Bai giró su cuerpo y se dirigió hacia la pared de roca que estaba cubierta de nieve y usó sus propias manos para treparla. Al comienzo del viaje, parecía factible ya que era sólo una altura de sólo dos metros. Lin Huang se puso los guantes y siguió a Bai.

Bai era un trepador rápido pero Lin Huang no y por eso, Bai tuvo que esperar constantemente a Lin Huang cada dos metros. Lin Huang pensó que era más fácil subir detrás de Bai ya que dejaría rastros de movimiento en su camino para que Lin Huang lo siguiera. Ambos tenían un tamaño de cuerpo casi similar así que dondequiera que Bai pudiese subir, Lin Huang podría hacerlo también.

Por la tarde, Lin Huang y Bai sólo lograron ascender alrededor de 600 metros antes de detenerse.

Si se tratara de una distancia en terreno llano, habrían llegado a su ubicación en menos de 10 minutos con una velocidad constante de caminar pero desafortunadamente, ambos pasaron más de cinco horas para alcanzar esta altura.

Lin Huang se agotó y sugirió: “Encontremos un lugar de descanso para energizarnos.”

Bai asintió con la cabeza y rápidamente se transformó. Sus alas propulsadas por la sangre se transformaron en cuchillas, cortando a través de las paredes de roca mientras despejaba la superficie. Recortó rocas de dos metros de largo y dos de ancho. Las cuchillas propulsadas por la sangre continuaron despejando el camino y en el proceso, cavó una pared de roca con una capa de hielo en ella antes de que ambos se deslizaran en el agujero.

El asimiento era profundo, su profundidad era de alrededor de 10 metros.

El viento fuera del agujero zumbaba y se hacía más fuerte. Afortunadamente, todavía estaba caliente dentro del agujero.

Lin Huang se apoyó contra la pared y se sentó. Luego se comió la carne seca de almuerzo una vez más.

Estaba a punto de compartir con Bai pero luego recordó que sólo bebía sangre.

Se comió otro trozo de carne seca y bebió un poco de agua. Después de descansar lo suficiente, le dio una señal a Bai, diciéndole que era hora de que los dos se volvieran a poner en marcha.

Bai dirigió el camino y juntos, subieron 700 metros en cinco horas. Esta vez, habían llegado a un lugar más seguro en comparación con la primera fase de su viaje de escalada.

Miró al cielo. Aunque el sol aún no se había puesto, Lin Huang se negó a continuar el viaje. Acamparon en la montaña, preparándose para un buen descanso para que pudieran continuar su viaje temprano a la mañana siguiente.

Ahora estaba a unos 4.800 metros sobre el nivel del mar.

Después de que las tiendas fueran puestas, él comenzó un fuego para cocinar la cena.

El cielo se oscureció y la llama brillaba. Lin Huang no pudo evitar extrañar las habilidades culinarias del Gordito al oler el olor de la carne cruda.

Había sopa hirviendo en la olla. Después de unas horas, una fragancia carnosa llenó su entorno y esa fue la señal para que Lin Huang cenara.

Usó un cucharón para sacar la carne de la olla y llenar su plato. Después de unos cuantos mordiscos de la jugosa carne, Bai se movió abruptamente y regresó con un peludo y pequeño monstruo blanco en su palma…

Descarga:
<