NRDSS – Capítulo 21

Modo Noche

 

Capítulo 21: Peach

 

Fue rechazado… ¿Fue porque se había vuelto demasiado guapo, o se lo preguntó en un momento inoportuno?

 

Tras salir de la enfermería, Seiji se sintió bastante impotente.

 

Era obvio que Miyamoto era una buena chica a la que le faltaba confianza en sí misma. Si ganara confianza en sí misma y perdiera algo de peso, probablemente sería una chica guapa.

 

Aunque no perdiera peso, mientras ganara confianza en sí misma, sería una gran amiga otaku.

 

Lamentablemente, fue rechazado.

 

Debido a que Miyamoto no era considerada como una “chica hermosa” por su sistema, Seiji no era capaz de ver su índice de favorabilidad hacia él.

 

‘Espero que no me odie. Tal vez mi historia era demasiado increíble para que ella pudiera afrontarla ’.Seiji pensó para sí mismo.

Fue rechazado, fue rechazado, fue rechazado… las cosas importantes deben ser repetidas tres veces.

 

Solo quería hacer un amigo con el que poder conversar sobre temas otaku. Seiji suspiró sin poder hacer nada. Aunque Mika y Chiaki eran amables, ninguna de ellas estaba interesada en los temas otaku.

 

La escuela tampoco parecía tener un club relacionado con las actividades otaku, por lo que había investigado.

 

Entonces, ¿Dónde se suponía que debería liberar toda su energía otaku que estaba acumulada dentro de él?

 

De todos modos, la Escuela Secundaria Genhana siendo una escuela tan grande, ¿Por qué no había al menos unos cuantos otakus que crearan clubes para satisfacer sus intereses?

 

Justo cuando estaba reflexionando sobre ese asunto, tuvo un destello de inspiración que le hizo dejar de caminar.

 

‘¿Es esta… la parte donde debería crear mi propio club? ’

 

De repente sintió como todos los obstáculos que bloqueaban a sus atascados sentimientos habían desaparecido.

 

 

Después que la clase de Educación Física terminó, el representante de la clase Koji Hoshihara lideró una reunión de clase para asignar a todos diversas tareas para los preparativos del festival escolar.

 

El reparto de las tareas de Koji era justo y razonable, así que sólo discutieron algunos pequeños detalles antes de finalizar la planificación.

 

“Harano-san, tu tarea es extremadamente importante. Espero que puedas negociar con la pasteleria de forma rápida y con éxito”.

 

“No hay problema, representante de la clase, ya llamé al gerente de la tienda anoche y le pregunté sobre eso, ella está muy feliz de ayudarnos. Voy a trabajar esta noche, así que discutiré los últimos detalles con ella”.

 

“¡Oh, maravilloso, como se espera de Harano-san!” Koji pensó durante un tiempo:

 

“Después de que vuelvas a hablar con ella esta noche, ¿Puedes llamarme y hablarme sobre la situación? Quiero saber tanto como sea posible.”

 

“Claro.” Seiji intercambió números de teléfono con Koji.

 

Como representante de la clase del 1er año de la clase 5, Koji Hoshihara era una persona de confianza que evidentemente era del tipo acostumbrado a dirigir. Era una de las personas de la clase que era respetado tanto por los chicos como por las chicas y también era uno de los únicos chicos que no sentía celos hacia Seiji.

 

Seiji se sentía bastante afortunado de que su representante de clase fuera una persona como Koji, de lo contrario pasaría momentos aún más difíciles en clase.

 

Desafortunadamente, Koji sólo pensaba en manejar la situación de una manera más cómoda, y aunque Koji no estaba en contra de Seiji, no parecía que Koji tuviera la intención de ser más amigable con Seiji.

 

“Seigo, ¿te vas ahora?”

 

“Sí, voy a la pasteleria, ¿Qué hay de ustedes?”

 

“No tengo ganas de ir al club de tenis hoy. Me iré a casa contigo”. Dijo Mika.

 

“Voy al club de teatro, tenemos que practicar nuestro programa para el festival escolar.”

 

Después de que Chiaki se fue, Seiji y Mika también se fueron de la escuela y comenzaron a caminar a casa.

 

“¿Cómo está… el club de tenis?”

 

“No lo sé, pero dudo que el ambiente esté muy agradable hoy…”

 

“Lo siento…”

 

“Seigo… Seiji, tú no hiciste nada malo”, Mika suspiro,” El club siempre ha tenido problemas similares, y luego de ver las cosas ayer… honestamente, he estado pensando en dejar ese club”.

 

“Mm… no creo que ese club sea adecuado para ti “.

 

“Pero incluso si me voy de ese club, no sé en qué club quiero unirme…” Mika suspiró una vez más, mientras se giraba y miraba a Seiji:”¿Y tú, Seiji-en qué club estás interesado?”.

 

“Seiji se frotó la barbilla pensativamente:” Cuando estaba conversando contigo durante el almuerzo, pregunté si había alguna iniciativa para un club de Otakus, ¿no? Dijiste que no había ninguno. Por eso estaba pensando en crear mi propio club”.

“¿Quieres crear tu propio club?” Mika quedó aturdida momentáneamente.

 

“Soy un otaku después de todo, me gustaría estar con otros otakus que comparten mis intereses.” Seiji sonrió, “Por supuesto que eres bienvenido a unirte, aunque no seas un otaku, también disfrutas viendo animes y podemos conversar sobre ello juntos”.

 

“Oh…” En este momento, Mika sintió una distancia entre ella y el chico que estaba en su corazón.

 

Aunque disfrutó viendo algunos animes, y de vez en cuando también veía algunos videos de ídolos en internet, no era una otaku completamente real como Seiji.

 

Desde que Seiji había cambiado, ella se llevaba bastante bien con él, pero la verdadera naturaleza de Seiji era la de un otaku, mientras que ella tenía intereses ordinarios.

Esto hizo que Mika sintiera pánico.

 

“¿Sabes cuáles son los requisitos para establecer un club?” Preguntó Seiji.

 

“Oh… probablemente requiere un número mínimo de personas, y luego tienes que hacer la solicitud al consejo estudiantil.” Mika enterró sus complicados sentimientos en lo más profundo de su corazón mientras respondía sinceramente a su pregunta.

 

“Como era de esperar, el número de personas es el primer obstáculo…” Seiji se frotó la barbilla pensativamente: “Tal vez debería hacer algo como lanzar una convocatoria…”.

“¿Convocatoria?”

 

“Colocar un aviso en el tablón de anuncios y buscar estudiantes con intereses similares”.

 

“¿Funcionará?”

 

“No lo sé, pero al menos tengo que intentarlo.” Seiji se frotó la barbilla mientras lo consideraba con cuidado.

Aunque era bastante molesto crear un club, sería un excelente método para disfrutar su nueva juventud, ¿no?

 

Pero de todas formas, tuvo que ocuparse del festival escolar primero.

 

En la pastelería del “Divino Gusto”, Seiji eligió la opción [trabajar] del menú de acciones después de cambiar a su uniforme de trabajo. Luego comenzó a trabajar con movimientos fluidos y experimentados.

 

Estuvo totalmente ocupado hasta las 7:30 de la tarde.

 

Después de terminar su turno, Seiji fue a la oficina del gerente de la tienda en vez de cambiarse de ropa de trabajo.

 

Rika Amami ya lo estaba esperando allí.

 

Como siempre, estaba bien vestida. Llevaba un traje que mostraba su excelente figura, y en combinación con sus medias negras y sus hermosas piernas, rebosaba de sensualidad.

 

Pero lo que sorprendió a Seiji fue el hecho de que había otra mujer en la oficina del gerente de la tienda.

 

La otra mujer llevaba una gorra que cubría su cabello marrón-plateado mediano. Llevaba un jersey gris con pantalones negros y su pecho era tan grande como el del gerente de la tienda. Estaba sentada en el sofá con las piernas metidas en su pecho como un niño de primaria, y tenía un aura abatida.

 

“Harano-kun, has llegado.”

 

El hecho de que Seiji usaba un nombre falso fue apoyado y conocido por el gerente de la tienda, así que todos sus compañeros de trabajo cambiaron la forma en que se dirigieron a él, así como también para disminuir cualquier problema que pudiera presentarse.

 

“Antes de que hablemos, permítanme presentarles a alguien: ésta es la autora de “Honey Candy Girl”, su seudónimo es…”

 

¿ “Peach-sensei!”? Los ojos de Seiji se iluminaron instantáneamente.

 

Su tono de voz subió repentinamente a una octava, que pareció asustar a la mujer que llevaba una gorra. Ella tembló violentamente mientras acurrucaba aún más en su propio pecho.

 

“Sí, se la conoce como Peach, y también es mi prima menor”, suspiró Rika Amami,” No ha estado en el exterior desde hace mucho tiempo, así que la arrastré hasta aquí hoy para que hablara contigo.”.

 

“¡Nunca imaginé que podría conocer a Peach-sensei!” ¡Tu historia es maravillosa!” Seiji sintió como si la pasión de su parte otaku se hubiera encendido, “He visto cada episodio de tu anime, e incluso quería comprar la edición especial. Desafortunadamente, no tenía suficiente dinero… Oh, ¿podría pedirte un autógrafo?”

 

Se acercó a ella mientras hablaba.

 

La mujer de la gorra llamada Peach se alejó de él.

 

“No… ¡No vengas!”

 

Seiji se quedó perplejo al instante como si hubiera sido víctima de una maldición.

 

Rika Amami suspiró profundamente.

 

“Mis disculpas, Harano-kun. Mi prima tiene una severa androfobia”.

 

“… ¿Oh?”

 

Esta fue la primera vez que Seiji escucho de esta legendaria fobia en la vida real.

 

Se apresuró a dar varios pasos atrás, y como si ella reaccionase ante su ausencia, parecía que se relajó.

 

‘Wow, ¿Es realmente real? ’ Seiji miró al gerente de la tienda con curiosidad.

 

“Esto no es un secreto ni nada, todos los que están familiarizados con ella lo saben. Siempre ha asistido a escuelas sólo para niñas en su juventud, y debido a un incidente con un chico en la universidad, desarrolló androfobia. Para ser honesta, no fue tan grave como para convertirse en un accidente, fue un simple problema normal en una conversación. Sin embargo, subestimé sus sentimientos. Al no poder hacer nada, se convirtió en un otaku. Desde allí se dedicó al camino de una escritora”. Explicó Rika.

 

“Oh…” Seiji asintió comprendiendo. “Mis disculpas por asustarte, Sensei”, le dijo a esa mujer.

 

Peach acomodó su cuerpo en el sofá.

 

“No… Yo… Lo siento.”

 

Tenía una voz tan suave que si ella hablara sin tartamudear, él estaba seguro de que sonaría increíblemente atractiva.

 

“Puesto que Sensei está aquí, ¿Quieres hablar sobre la obtención del permiso de derecho de autor?” Seiji luego se giró hacia Rika:”Como tiene androfobia, podríamos haberlo hablado por teléfono”. Seiji sintió que un asunto como el que su clase tomara prestado para el festival escolar el título de “Honey Candy Girl” era lo suficientemente importante como para justificar la presencia del autor.

 

Rika Amami tenía una expresión seria mientras lo miraba.

 

“En realidad, tengo una propuesta. Usted puede recibir el permiso de derechos de autor de Peach, y además la tienda le dará su total colaboración en ayudar a su clase para el festival de la escuela. Sólo hay una condición.”

 

“¿Qué es?” Seiji sintió una siniestra premonición.

 

“Quiero que tengas una cita con Peach el día del festival escolar.”

 

“… ¿Qué?”

 

 

 

Descarga: