OEM – Capítulo 221

Modo Noche

Capítulo 221: Tiranía

La boca de Jun Wuyi se abrió de par en par, y no pudo evitar retroceder en estado de shock por un segundo.

Este niño está loco…

En este preciso momento, alguien entró e informó: “Tercer Maestro, Mu Xuetong está acompañando a un Anciano que dice ser el Sexto Anciano de la Ciudad Ventisca Plateada. Quería reunirse con usted Tercer Maestro, ¿Deberíamos traerlos?”

Después de su visita anterior, Jun Wuyi le había dicho a los sirvientes de la Familia Jun que Mu Xuetong era como un hermano para él, y que los sirvientes de la Familia Jun no deben descuidarlo o negarle la entrada a menos que esté acompañado por alguien potencialmente hostil.

Tanto Jun Wuyi como su sobrino se prepararon inmediatamente para dar la bienvenida a Mu Xuetong al principio, pero cuando escucharon que estaba siendo acompañado por el Sexto Anciano de la Ciudad Ventisca Plateada, sus rostros inmediatamente y simultáneamente comenzaron a reflejar una gran cantidad de posibilidades que habían comenzado a surgir en sus mentes.

Mientras que los músculos faciales de Jun Wuyi se retorcían en sus pensamientos, la expresión de Jun Moxie parecía un poco dudosa.

¿No es esto demasiado pronto? Parece que son demasiado eficientes, ¿verdad?

“Tío Tercero, el Sexto Anciano es un experto Xuan Divino Supremo, y no podremos ocultarle la recuperación de su lesión.” Jun Moxie inmediatamente pensó en esto: “Sin embargo, dado que es algo que queremos evitar, ¿quieres que intente hacer algo al respecto?”

“¡No tengo nada que esconder! De todos modos, lo sabrán tarde o temprano.” Jun Wuyi negó con la cabeza: “El impacto de mi recuperación puede no ser del todo negativo, ya que mi amada Yao todavía está esperando saber de mí. Si Mu Xuetong fuera a volver e informarle sobre mi recuperación, entonces imagina la cantidad de felicidad que le traerá después de todos estos años de amargas dificultades que ha sufrido.”

La cara de Jun Wuyi se deleitaba con un tono de dulzura, mientras que sus ojos distantes parecían mirar cariñosamente a una mujer imaginaria que lo miraba silenciosamente desde la distancia.

Jun Moxie suspiró, pero no dijo nada. Aunque Jun Moxie era muy perspicaz de naturaleza, pero también podía entender el anhelo del corazón de su tío y el sabor amargo de la realidad del hombre, por lo que no objetó, aunque no lo aprobara.

“Pídales que vengan aquí.” Jun Wuyi controló el tono de su voz, haciendo que sus palabras sonaran reacias.

Jun Wuyi empujó su silla de ruedas hacia adelante, y procedió a reunirse con ellos en el patio.

“Ha ha, nos volvemos a encontrar Wuyi, tu complexión y fuerza parecen mucho mejores que la última vez.” Mu Xuetong sonrió cálidamente mientras hacía una señal extraña con sus ojos, aparentemente tratando de indicar una advertencia que solo Jun Wuyi podía entender.

Jun Wuyi endureció su corazón mientras ahuecaba sus manos en saludo, y luego dijo: “El Sexto Anciano ha llegado en persona, ¿cómo podría ser este afortunado Wuyi de ayuda?”

La mirada flotante del Sexto Anciano evaluó a Jun Wuyi de arriba a abajo antes de hablar: “¿Eres Jun Wuyi?” Su majestuosa voz parecía estar desprovista de ira.

“¡Sí, lo soy!” Jun Wuyi respondió en un tono ni servil ni dominante con el toque de una sonrisa en su rostro.

“¡Bien, bien, todavía no tienes cuarenta años, y tu fuerza ya ha alcanzado el Reino Xuan Cielo! ¡Tal progreso es muy raro en los estándares de este mundo dada tu juventud!” Una luz fría brilló en los ojos del Sexto Anciano: “Escuché que te habías herido en el pasado, pero parece que te has estado recuperando muy rápido, ¿no es así?”

La condición de las lesiones de Jun Wuyi realmente no pudo haber sido escondida de los penetrantes ojos de un experto Xuan Divino Supremo. La conjetura de Jun Moxie había sido absolutamente correcta.

Mu Xuetong realmente se sobresaltó y miró a Jun Wuyi con una expresión de sorpresa en su rostro, esperando escuchar su respuesta.

“Oh, Wuyi fue capaz de deshacerse de esa toxicidad con tus bendiciones Anciano, pero mis dos piernas aún necesitan un montón de acondicionamiento antes de que pueda caminar de nuevo.” Jun Wuyi sonrió débilmente cuando una fría luz brilló en sus ojos: “¡Esta extraña lesión me quitó diez años de vida! Nunca podré olvidar la amargura que he saboreado en estos últimos diez años.”

“Oh, los Cielos ayudan a los dignos, y el dios protege a su amado.” El Sexto Anciano sonrió profundamente: “Esta es de hecho una noticia digna de celebración.”

“¡Gracias!” Jun Wuyi respondió y luego preguntó: “¿Vamos a tomar un té?”

Jun Moxie silenciosamente empujó su silla de ruedas detrás de él.

“¿No es este el único hijo de tu Hermano Mayor Jun Wuhui?” El Sexto Anciano miró a Jun Moxie con una expresión indescriptible en sus ojos.

“¡Sí!” Jun Wuyi respondió cuando la insinuación de un dolor profundamente arraigado brilló en sus ojos: “Es el único hijo de mi hermano que tuvo la suerte de sobrevivir hasta el día de hoy, y el único descendiente del linaje de la Familia Jun.”

El Sexto Anciano no fue capaz de entender el significado detrás de ‘el único hijo con la suerte de sobrevivir’; pero, aunque Jun Wuyi declaró la fortuna de su sobrino de una manera simple y sosa, ¡el Sexto Anciano podía percibir claramente el significado implícito de las desgracias extremas de su Familia!

“¡Ha ha, los únicos herederos de un linaje a menudo son muy seriamente mimados ha ha!” el Sexto Anciano se rió de una manera gentil y amable: “Veo que tiene una actitud muy bien cultivada, la Familia Jun debe estar realmente muy orgullosa de él, ¡ah!”

“Anciano, ¿puedo por favor tener la libertad de preguntarle el nombre al Sexto Anciano?” Jun Moxie había escuchado historias sobre este hombre y, por lo tanto, quería saber su verdadero nombre.

Los ojos del Sexto Anciano se agacharon por un momento, pero luego sonrieron y respondieron con calma: “El apellido de este Viejo es Xiao. Xiao Han es mi sobrino.”

“Ah” Jun Moxie sonrió cortésmente mientras rápidamente ocultaba esa aura asesina que había cruzado por sus ojos por un momento, y de alguna manera evitaba que alguien lo viera: “Realmente envidio la fuerza Xuan Divino Supremo del Anciano Xiao porque es lo suficientemente fuerte como para ser contado entre los hombres más poderosos en este mundo, y ah, es una verdadera bendición para mi familia que un hombre de su fuerza nos visite hoy.”

El Sexto Anciano sonrió cálidamente: “Habla muy decentemente, incluso a una edad tan joven”.

Los cuatro hombres sonrieron mientras entraban.

Mu Xuetong caminaba a un lado, y no podía evitar preguntarse si el Sexto Anciano había estado trabajando tan estrechamente con el Tercer y Noveno Anciano desde que se unió a la Ciudad Ventisca Plateada, que nadie se había referido a él como “un Anciano Xiao”en mucho tiempo, y como resultado, a lo largo de los años, la gente casi había olvidado que provenía de la Familia Xiao.

A pesar de que ambos lados estaban hablando de una manera muy digna y armoniosa, era evidente que algo era sospechoso. Por otra parte, a pesar de que las dos partes intercambiaban constantemente palabras muy agradables con una sonrisa radiante en la cara, la atmósfera era cada vez más oprimente.

Un pensamiento repentino surgió en la mente de Mu Xuetong, y lo dejó bastante sorprendido: ¿Podría ser realmente posible que el Sexto Anciano no participara en todas esas actividades en ese momento? Si es así, ¡entonces la visita del Sexto Anciano a la Familia Jun hoy podría marcar el comienzo de una nueva era de devastación para la Familia Jun!

El patio, la sala de estudio y la sala de estar de Jun Wuyi estaban conectados, pero como Jun Wuyi no tenía intención de molestar al Halcón Solitario, que estaba absorto en su práctica dentro de su sala de estudio, les pidió a sus sirvientes que hicieran los arreglos paras sentarse bajo el arbol en su patio.

“¡Este té es excelente!” El Sexto Anciano inhaló el favor, lo saboreó suavemente, y luego inclinó su cuerpo ligeramente hacia atrás mientras cerraba los ojos y saboreaba su regusto por un momento antes de elogiar su calidad. “Tercer Maestro Jun, no sé de esto, pero ¿te has encontrado con el joven maestro de la Familia Xiao de nuestra Ciudad Ventisca Plateada últimamente?”

“¿El joven maestro de la familia Xiao?” Jun Wuyi arrugó las cejas mientras reflexionaba: “Nunca lo conocí, mi enfermedad solo ha visto mejoras recientemente, y todavía no puedo moverme libremente ya que olvidé caminar tantos años debido a mi discapacidad, y por lo tanto, tengo muy poca exposición del mundo fuera de la residencia Jun, pero aún no tengo idea de por qué el Sexto Anciano me pregunta esto: ¿cómo se llama el hijo de la Familia Xiao? ¿Podría decirme su edad y apariencia?”

“¿Oh? ¿El Tercer Maestro Jun no lo conoce?” el cuerpo del Sexto Anciano todavía se inclinaba hacia atrás, mientras que sus ojos aún estaban débilmente cerrados: “Mi sobrino nieto acompañó a la Pequeña Princesa a la Ciudad Tianxiang hoy, pero fue golpeado por un audaz grupo de bandidos; las condiciones de sus heridas son bastante serias. Este anciano realmente no puede pensar en ninguna Familia residiendo en la Ciudad Tianxiang, aparte de la Familia Jun, que tendría el coraje de actuar tan audazmente contra nosotros.”

“El Sexto Anciano parece estar bastante seguro, pero ¿qué evidencia hay para apoyar que esto fue hecho por la Familia Jun? ¡Dado que el Sexto Anciano es uno de los hombres más experimentados en este mundo, supongo que el Anciano tendría algún tipo de evidencia concluyente para apoyar sus palabras! ” Jun Moxie lo interrumpió porque se sentía un poco ofendido por la manera en que el Anciano acusaba a su familia.

“Está en contra de las normas que los más jóvenes interrumpan precipitadamente a dos Ancianos cuando están hablando, a menos que quieran burlarse del nombre de su Familia. ¡Este muchacho Jun necesita que le enseñen una lección para el futuro!” A pesar de que el Sexto Anciano le respondió a Jun Moxie, sus ojos todavía estaban medio cerrados.

El experto Xuan Divino Supremo condensó su Xuan Qi en una onda de sonido amortiguada, y la dirigió directamente hacia el Joven Maestro Jun, que perforó directamente en su tímpano.

El Xuan Qi condensado de un Xuan Divino Supremo nunca puede tomarse como una broma; a pesar de que no era más que una fuerte vibración para los dos Xuan Cielo que estaban sentados muy cerca, era lo suficientemente poderoso como para hacer que el mundo de Jun Mo Xie cayera patas arriba.

Sintió como si una aguja filosa se hubiera clavado directamente en su tímpano, que luego avanzó desde ese punto y continuó avanzando implacablemente hasta sacudir toda su alma. Si la intensidad de esta onda de sonido hubiera sido más fuerte, entonces podría haber dejado que Jun Moxie sangrara en el acto, y aunque esta lesión no hubiera sido fatal, era seguro que le dejaría al joven maestro Jun un severo pitido; ¡un pitido lo suficientemente severo a que a veces llevaría el peligro de causar sordera!

Jun Moxie maldijo dentro de su corazón, ¡este Anciano es demasiado violento y despiadado!

A pesar de que el joven maestro Jun se sentía así, siempre se podría argumentar que el Sexto Anciano podría haber herido al joven maestro Jun mucho más en serio en caso de que quisiera, ¡y que solo se hubiera conformado con un castigo merecido por la infracción de conducta del joven!

El joven maestro Jun no había sido parte de este mundo por demasiado tiempo, y aunque sabía cómo funcionaban las cosas en teoría, nunca había experimentado personalmente el valor de como una hormiga que un experto marcial inferior de Xuan Qi tenía a los ojos de un maestro Xuan Divino Supremo.

El Sexto Anciano, por otro lado, no había practicado demasiado control en este momento, ya que encontrar las heridas de Jun Wuyi recuperándose lo había dejado un poco inquieto, ya que significaba más problemas para su sobrino. ¡A sus ojos, una familia tan inferior no merecía disfrutar de una posición y un trato tan favorable!

Como Jun Moxie era el único heredero del linaje de la Familia Jun, pensó que dañar al joven sería equivalente a dañar a toda la Familia Jun.

Al ser repentinamente golpeado por este repentino ataque, Jun Moxie inmediatamente había movilizado el ‘Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo, y silenciosamente había organizado su fuerza en una estructura defensiva de siete capas contra el ataque. Esta despiadada onda de sonido había penetrado con facilidad a través de las capas iniciales de su defensa, pero se encontró agotada cuando alcanzó la última capa, y finalmente no pudo pasar a través de su última línea de defensa. Hay que decir que el ‘Arte de Desbloquear la Fortuna del Cielo’ es una carta de triunfo realmente única y poderosa porque, aunque la diferencia entre las fuerzas de un Xuan Oro y un Xuan Divino Supremo es sencillamente insuperable, el joven maestro Jun fue capaz de resistir de alguna manera el ataque con su ayuda ya que el ataque no conllevó demasiada fuerza.

Jun Moxie dejo salir un gemido, mientras que las venas que rodeaban su nariz estaban visiblemente inyectadas en sangre. El trauma de esta lesión fue parcialmente real, y parcialmente creado por la presencia de la mente de Jun Moxie, ya que sabía que si el Sexto Anciano se daba cuenta de que era capaz de resistir este ataque… entonces el siguiente sería imposible de desviar.

Descarga: