RW – Capítulo 412

Modo Noche

Capítulo 412: Infiltrandose en la Cañada del Dragón Caído

 

Todo el mundo estaba oscuro y melancólico, desde el cielo al mar y la tierra.

Aunque la zona sur central del Reino Graycastle no estaba cubierta de nieve, el impacto de Los Meses de los Demonios era inevitable; el sol estaba cubierto por una expansiva nube gris que cubría todo el cielo. La neblina cubría la tierra, rocas y bosques, lo único que se podía discernir eran los picos de la montañas que se expanden por todo el sur del continente, eran estos picos los que servían de guía a Nightingale y sus compañeras.

Mientras volaban sobre Maggie, Nightingale experimento lo terrible del frío a estas alturas. Aun cuando traía ropa específicamente contra el viento que les había dado el Príncipe antes de irse, sentía como el frío se filtraba en su cuerpo. Sus orejas y dedos estaban entumecidos, casi como para darle hipotermia. Seguido tenían que estar parando a descansar, lo que normalmente les hubiera tomado medio día de viaje les estaba tomando el doble, aun volando a toda velocidad.

“Hemos llegado” dijo Lightning a Nightingale.

Nightingale se asomó de entre sus capas de ropa, la cañada se veía mucho más cerca mientras descendía. Una ciudad construida a las faldas de una montaña se lograba distinguir de entre la neblina, este era su objetivo – Cañada del Dragón Caído.

“Aterricemos” le dijo Nightingale a Maggie mientras tocaba su espalda “Ten cuidado y no dejes que nadie nos vea”

“¡Awh!” asintió Maggie, doblando sus alas y planeando para aterrizar. La Neblina de Nightingale pronto las cubrió a las tres mientras aterrizan. La visibilidad a su alrededor era bastante pobre, no podían ver a mas de 50 pasos de distancia.

Esta era una buena señal para las brujas, ya que no las encontraran facilmente.

Después de entrar en la Neblina, los verdaderos colores del mundo se les revelaron, pero no estaban preocupadas de encontrarse con el Ejército Veredicto de la Iglesia.

“Esperen aquí, esto no tardara mucho” dijo Nightingale

“Su Majestad me pidió vigilar desde el aire” dijo Lightning negando con su cabeza

“A mi me pidió que me quedara al margen para ser el contacto de emergencia en caso de que secuestraras a nuestro blanco. ¡Coo!” dijo Maggie transformándose en una paloma gorda y acomodándose sobre la cabeza de Lightning

“El Príncipe tambien me dio comandos sin sentido, en ese caso vamos todas”

De repente el mundo se volvió blanco y negro, la niebla desapareció o se transformo en algo más que ya no afectaba su misión, su visión se volvió completamente clara y la muralla de la ciudad apareció frente a ellas a 200 metros de distancia, extendiéndose por todas las faldas de la montaña. La muralla de piedra era mucho más pequeña comparándola con la Fortaleza Longsong y no había guardias sobre ella tampoco.

Nightingale se acercó a la muralla, encontró una entrada entre las piedras y se dio cuenta que ya estaba dentro de la ciudad.

La ciudad era la mitad de tamaño que la Fortaleza, era una pequeña ciudad a las faldas de la montaña, pero la Cañada del Dragón Caído estaba construida entre las rocas de la montaña, el castillo se podía ver a lo lejos.

Nightingale se aseguro que Lightning y Maggie la estuvieran siguiendo cuando entro a la ciudad, y luego se dirigió hacia el castillo.

La misión no era nada nuevo para ella, era algo en lo que era bastante buena.

Cuando servía al viejo Gilen, era una tarea común infiltrarse en las mansiones y castillos de otros nobles. La mayoría de los edificios tienen estructuras similares, a los dueños les gustaba vivir con un gran espacio en el centro. En aquel entonces, ella no podía atravesar las paredes como le diera la gana, solo podía ocultarse mientras evitaba trampas a base de Piedras Represalia de Dios para poder robar cartas y documentos escondidos.

Ahora con la ayuda de su Neblina, era más fácil para ella hacer estas cosas, ya que los hoyos negros que aparecían en su vista eran Piedras Represalia de Dios, las puede identificar mas fácil, en este caso estaban incrustadas en una esquina del pasillo del palacio en el que se encontraban, parecían pequeñas lunas colgado en un cielo oscuro. Al poder ver las trampas las podía destruir fácilmente mientras pasaba, las paredes, piedras, incluso el techo no eran de importancia para ella.

Al entrar a la habitación más grande encontraron a su objetivo.

Aunque nunca se habían visto antes, Nightingale identificó a la Marquesa Spear Passi, la Lady de la Cañada del Dragón Caído. A primera impresión se podía ver una luz de magia azul que giraba alrededor de su cuerpo, esto solo se podía ver mientras estaba dentro de su mundo en la Neblina.

Sentada en su escritorio con una pluma en mano, la Marquesa escribía algo. Parecía tener alrededor de 30 años con algunas arrugas en las esquinas de sus ojos; su cabello plateado y la ropa simple que llevaba puesta la hacen ver mayor. Nightingale examinó el cuarto con cuidado para asegurarse que no hubiera trampas en el, lo único que identificó fue una delicada y lujosa ballesta escondida entre la ropa de Passi.

Después de dejar una marca en la ventana, disolvió la Neblina y se reveló.

“Saludos, Marquesa Spear Passi.”

Sorprendida de la voz inesperada, Spear Passi levanto rápidamente su cabeza y vio a Nightingale. Pronto se calmo y pregunto “¿Quien eres?”

Nightingale recordó aquella vez que conoció al Príncipe Roland, su primera reacción fue tratar de escapar y ella lo detuvo usando una daga, era un recuerdo ahora bastante gracioso.

“Soy Nightingale de Ciudad Fronteriza de la Región Oeste. Como puedes ver, soy una bruja.”

“Lo imagine, nadie puede venir aquí sin una invitación, excepto por una bruja” Spear Passi pretendía estar calmada mientras movía sus manos para tomar su ballesta. “Deberías de tocar la puerta antes de entrar.”

“En ese caso sería recibida por tu guardia y no por ti” dijo Nightingale riendo levemente “No te preocupes, no planeo lastimarte, solo quiero hablar. Por lo que no es necesaria la ballesta que tienes escondida.”

Esto sorprendió a Spear Passi, su cara se volvió mucho mas seria por la situación “Parece que sabes mucho” se detuvo de tratar de sacar la ballesta y se cruzo de brazos “Bueno, ¿y por que estas aquí?”

“Te traigo un mensaje del Señor de Ciudad Fronteriza, Protector de la Región Oeste, El Cuarto Príncipe del Reino Graycastle, Su Alteza Roland Wimbledon.” dijo Nightingale haciendo una pequeña reverencia “El príncipe está creando un nuevo orden para el mundo en el cual las brujas y los humanos comunes pueden vivir juntos pacíficamente y espera que puedas cooperar con el.”

“Príncipe…Roland?” dijo la Marquesa frunciendo el ceño. “¿El noble incompetente del que todo mundo se reía? Esto es ridículo, Señor de Ciudad Fronteriza? ¡Es solo un rebelde que fue desterrado a un desierto!” contestó la marquesa con una expresión que representa lo absurdo que encontraba todo lo que había dicho Nightingale.

“Timothy es el verdadero usurpador y el Príncipe Roland pronto lo destronara. Eso no es el punto…el Príncipe necesita de tu poder mágico para incrementar la habilidad de una bruja. ¿Te importaría hacer el viaje a Ciudad Fronteriza?”

Descarga: