RW – Capítulo 426

Modo Noche

Capítulo 426: Luz de Estrella

 

Después de la cena, las brujas se reunieron en la habitación de Lucía White.

Debido a su aliento y apoyo sus ojos se llenaron de inmediato de lágrimas. Respiro profundamente con los ojos cerrados, tratando de no llorar.

‘No llores. Es vergonzoso de por sí llorar frente a Nightingale, por no mencionar delante de mi hermana menor. Así que debo dar un buen ejemplo para ella’ se dijo regañando a sí misma.

Apenas había escuchado hablar de una organización de brujas situada en ese lugar antes de abordar el barco. No esperaba que pudiera vivir una buena vida, simplemente quería encontrar una cura para la plaga demoníaca que había atacado a su hermana y un refugio.

Pero lo que encontraron no fue solo un vida llena de comodidades, sino a un grupo de personas con tantas cosas en común que pronto se convirtieron en familia. Se sintió en casa nuevamente por primera vez desde las muertes de sus padres en el ataque por los piratas.

“Mi hermana realmente se encuentra en peligro?” Preguntó Bell mientras estaba entre los brazos de Lucía, “Qué tan dolorosa es una reacción de poder mágico?”

“Es un dolor insoportable, se siente como si miles de cuchillos te apuñalaran desde el interior de tu cuerpo.” Nightingale sonrió. “Solo unas pocas brujas pueden sobrevivir a esto. Probablemente solo una o dos de cada diez brujas son capaces de sobrevivir en su Día de Adultez.”

La pequeña niña se estremeció.

“No la asustes” dijo Wendy mirando fijamente a Nightingale “Eso solo son nuestras experiencias que vivimos en la Asociacion de Cooperacion de Brujas.”

“Todo lo que necesitamos hacer es solo practicar todos los días y liberar nuestro poder mágico antes de nuestro Día de Despertar, y estarás bien”, dijo Scroll, sonriendo “Escuché que incluso Anna se quedó dormida durante su Dia de Despertar.”

“Y su primer Gran Despertar apareció al mismo tiempo”, bostezo Agatha. “Definitivamente esto hubiera causado un revuelo si hubiese ocurrido hace 400 años en Taquila, ya que nunca ninguna bruja pudo llegar a una compresión de las cosas mientras dormía.”

“Estás bien?” el príncipe la miró y le preguntó “Aunque el trabajo es importante, no debes forzarte demasiado.”

“La Batalla de la Voluntad Divina se acerca. Si no estoy ocupada con ella ahora…” dijo Agatha cubriéndose la boca con sus manos, “no sería un problema dormir para siempre si fallamos esta vez.”

“Sin duda no fallaremos esta vez.” aseguró el príncipe Roland.

“Decidí hacer un poco más porque me siento optimista con tus inventos.” Dijo la bruja de hielo mientras lo miraba, “De lo contrario, de verdad crees que me gustaría estar en el laboratorio todos los días?” Con esas palabras, se dio vuelta y murmuró para sí misma en voz baja “No podría hacerte nada, incluso si no cumples tu promesa…”

“Bueno, no deberíamos estar hablando de estos temas complicados ahora mismo.” Wendy los interrumpió y dijo “Ah, sí, la señorita Agatha mencionó antes que a cada una de las brujas se le concede un deseo en su Día de Despertar? Ahora le toca a Lucía, qué te gustaría pedir?”

“Uh… yo?” Lucía se sorprendió al descubrir que ella era el centro de atención del grupo de brujas en ese momento.

“Pide pan con helado a cambio, hermana!” Bell dijo con un brillo en sus ojos, “10 de ellos son suficientes, los dividiremos a la mitad cada uno!”

‘De verdad… todo lo que puedes pensar es en comida’, pensó luego le dio un golpe en la frente a su hermana. Luego miró ha Roland. “Puedo guardar ese deseo por ahora?”

“Si así lo deseas, esta bien.” No pudo evitar sonreír y decir “Sin embargo, no aumentará incluso si lo guardas.”

“Uno es suficiente”, respondió Lucía con gratitud. No tenía nada de qué preocuparse mientras pudiera vivir en esta ciudad. Y lo único que podía esperar era que Bell viviera una vida feliz. Su hermana menor no era una bruja, por lo que tendría que dejarla y ella construiría su propia familia con alguien algún día. Ese deseo podría ayudarla si hubiera algún cambio para entonces.

Después de ello Lucía sintió como su cuerpo vacío de poder comenzó a temblar de repente y poder mágico aprecio de la nada y se vertió en su cuerpo.

“Ya comenzó.” Nightingale les menciono.

Aunque sus hermanas le dijeron que no se preocupara, agarró la manta con fuerza, mientras un escalofrío le recorría las palmas de sus manos y las plantas de sus pies, atribuyéndose a la tensión que sentía.

“Relájate”, dijo Wendy, tomando sus manos. “El poder mágico es parte de nuestro cuerpo.”

“Deberíamos hablar de otra cosa para distraerla?” Lucía escuchó a alguien preguntar, pensó que tal vez era Lily.

“De qué deberíamos hablar?” Preguntó Mystery Moon.

“Como les fue en los resultados de la segunda prueba?” La voz de Lily pareció escuchar de lejos. “Normalmente, una vez que surge un tema, inmediatamente se olvida el otro y la atención se desvía. Saben que paso con los resultados de Mystery Moon…”

“No lo digas!”

“Mira, ves como funciona.”

Lucía quiso reír, pero se dio cuenta de que su su expresión estaba rígida y sentía su cuerpo muy caliente por dentro. Al mismo tiempo, sintió contracciones en su interior y como el poder seguía creciendo, como si succionara todo alrededor de su cuerpo.

Cada Bruja experimenta esto durante su Día de De Edad Adulta?

“Cuáles fueron los resultado de Lucía?” Solo pudo escuchar como Mystery Moon pregunto.

“Tuvo un promedio de 86”, respondió el Príncipe Roland.

“Q… qué?”

“Eso es muy alto!”

“Ven, ni siquiera trató de detenernos”

“Tu fallaste, es hora de tu castigo!”

“Alejate!”

“Espera… Dejen de pelear, Lucía no parece estar bien.”

Era capaz de escuchar la conversación Mystery Moon, Lily y finalmente la voz de Nightingale, pero se dio cuenta de que las voces de las brujas se escuchaban distantes. Lucía  apretó los dientes y alzó su cabeza para mirar a sus hermanas, quienes la estaban rodeando. Pronto sorprendió al ver que la escena era diferente. La apariencia de todos se había vuelta borrosa, como si estuvieran pixeladas con cuadros, algunos grandes, otros pequeños y cada uno con un color diferente.

Trato de gritar de temor pero todo lo que pudo oír era el silbido en su aliento.

Las contracciones dentro de su cuerpo se hicieron más fuerte y pronto una sensación distante pero fuerte de dolor apareció. Lucía solo pudo contener su respiración y observó cómo la gente a su alrededor comenzaba a preocuparse.

Era exactamente como le dijo Nightingale, el dolor durante el Día de Adultez estaba más allá del dolor del Día de Despertar. Cuanto más oposición ponía, sentía que el dolor era más fuerte; pronto sintió como si la estuvieran cortando en pedazos.

De pronto, sintió como un extraño poder mágico sondeó su cuerpo. Era capaz de sentir claramente como aquel poder mágico no le pertenecía a ella. Era como un tubo en medio de un remolino de poder mágico.

No soporto mas, y pronto cedió contra el poder inconscientemente y permitió que la corriente se la llevara. Como si finalmente hubiera encontrado a su salvadora, Lucía siguió expulsando el poder mágico para suprimir el dolor en su cuerpo.

Las extrañas contracciones disminuyen después de un tiempo. Su poder mágico ya no giraba, pero sintió como se había hecho sólido; era una experiencia completamente diferente.

Parpadeó y se sintió aliviada al descubrir que ya podía ver las cosas claramente.

Mirando a Bell asustada, Lucía le dio unas palmaditas en su cabeza y con una voz ronca le dijo: “Está todo bien ahora”

Fue entonces cuando se dio cuenta que estaba empapada en sudor. Podía sentir claramente el aire frió soplando sobre su espalda.

Espera, cómo podría estar frío el aire en una habitación con el calentador encendido?

Cuando giró su cabeza, se sorprendió al ver los enormes huecos en la pared que daba al jardín. Podía ver la noche oscura y las diminutas luces de la pequeña ciudad a través del hueco. De pie frente a la pared estaba Anna, mirándola con preocupación. El Emblema de la Voluntad Divina estaba brillando en sus manos.

“Su habilidad se ha cristalizado”, dijo Nightingale.

Descarga: