RW – Capítulo 435

Modo Noche

Capítulo 435: Arresto

“Por qué quieres darme esto?” Pregunto Tilly soltando al peluche después de un rato.

“Recuerdas lo que pasó cuando cumpliste 18 años?” Preguntó Roland lentamente.

“…” Ella se apretó los labios y preguntó “Hiciste eso?”

“No, fueron Timothy y García.” El príncipe le contó la historia. “Pero también debería asumir alguna responsabilidad. Si se lo hubiera dicho a padre, no habría pasado.”

“Y ellos también te habrían golpeado,” dijo Tilly, “así que fue razonable que no se lo contaras.”

“Este tipo de cosas nunca volverán a suceder.”

“Pensé que el espacio extra en tu cabeza solo se usaba para almacenar conocimiento.” Ella no respondió y cambió el tema. “Ahora parece que no es así. Además de este ‘pa..panda’, hay algo más que tengas que decir?”

Cuando observo cómo se trabo tratando de decir la palabra ‘panda’, Roland no pudo evitar sonreír. “Por supuesto… innumerables cosas. Cuando tenga la oportunidad, te diré más.”

No había duda de que Tilly era inteligente. Él creía que ella lo entendería aunque él no le contara toda la historia.

Miró fijamente a Roland con ojos pensativos.

De repente, la voz de Andrea resonó por la puerta. “Lady Tilly, quiero darle un regalo… tu vete!”

“No, yo llegue primero, de acuerdo?” Inmediatamente se escuchó la voz de Ashes

“Yo fui la primera!”

Roland se rió y se puso de pie. “De hecho, muchas cosas desagradables han sucedido, pero el pasado es el pasado. No importa lo que pase, tú y yo, o la Ciudad Fronteriza y la Isla Durmiente no deberían estar atados por malos recuerdos. Si tienes algún problema en el futuro, puedes venir a mí cuando quieras… Seré tu hermano mayor para siempre.” pauso un momento y dijo “Feliz cumpleaños, Tilly.”

Al abrir la puerta, las dos brujas quedaron estupefactas y se miraron fijamente confundidas de inmediato.

El príncipe sonrió y dijo “Dejen de discutir, yo fui el primero.”



Otto vagaba desanimado por las calles con las palabras de Andrea aún en su mente.

“…la señorita de la familia Quinn murió hace cinco años, eso era exactamente lo que mi padre quería.”

No estaba de acuerdo con lo que ella decía, pero no encontró motivos para contradecirla. Durante estos días, aparte de observar la ciudad, pasaba el resto de su tiempo deambulando cerca del mercado esperando verla de nuevo, pero finalmente no tuvo éxito.

Otto se acercó al banco de piedra que estaba junto a la plaza, sacudió la nieve y se sentó lentamente.

Aunque sus pensamientos estaban confusos en su corazón, no olvidaba la razón por la que fue a ese lugar. Excepto por la milicia, él había recorrido todos los rincones de esa ciudad y tenía una comprensión completa del área. Por ejemplo, las vidas de los habitantes no había sido tan próspera al principio y sus vidas no eran diferentes a vivir en barrios bajos de cualquier otro reino. Pero todo eso cambio gracias a Su Majestad Roland Wimbledon. Además de no solo dirigir a la gente para luchar en contra de las bestias demoníacas, también inventó varias máquinas y herramientas mágicas para mejorar la vida de la gente.

Otto había sido testigo de las máquinas negras operando en la zona minera. Sólo dos o tres bultos de hierro podían fácilmente terminar el trabajo de decenas de personas.

También, se enteró de que la torre alta al lado del río Agua Roja podía enviar agua a las casas de cada residente.

Además construyó rápidamente las murallas, las comunidades residenciales, y los muelles.

Las zanjas que miraba alrededor de la ciudad, le dijeron que eran para facilitar las instalación de equipos de calefacción, por lo que los ciudadanos ya no tendría que temer al frío. Noticias como estas eran publicadas diariamente en el tablón de noticias en el centro de la ciudad. Mas sorprendente aún, era que la mayoría de los ciudadanos pudieran leer estas publicaciones.

Cuanto más observaba, más asombrado se sentía. Los cambios en Ciudad Frontera estaban por todos lados y estaban totalmente fuera de su imaginación.

Otto abrió su cuaderno pretendiendo anotar los descubrimientos de hoy, pero de repente sintió como alguien agarró su mano, con la que sostenía su pluma.

Mirando hacia arriba, vio a dos oficiales de patrulla con uniformes negros frente a él. “Eres Ojo de Plata?”

Ese era su nombre falso que usó para disfrazarse como comerciante. Otto contestó con calma y cuando miró a su alrededor, descubrió que también había gente con uniformes negros apareciendo en de todos lados de la plaza. Sin embargo, simplemente lo estaban mirando fijamente y no se estaban acercando

Vinieron por mí.

El corazón de Otto se hundió. Creyó en lo que le dijeron, de que las patrullas de allí no eran como las demás y se comportan de manera apropiada, así que no esperó que hubiese problemas.

“Qué pasa?” Preguntó con voz fría. Frente a esas personas que solo intimidan y chantajean, no había ningún beneficio en halagarlos. Aunque quisieran chantajearlos, él no les dejaría hablar demás. En el peor de los casos, tendría que usar su identidad como noble.

Sin embargo, la respuesta de los agentes uniformados le sorprendió. “Según el informe que recibimos, sospechamos que estás realizando espionaje. Pon tus manos detrás de tu espalda y sigue nuestras instrucciones. Si hay alguna resistencia, no podremos garantizar tu seguridad.”

‘Espionaje? Que extraño… Puede ser que quieran a un chivo expiatorio?’ pensó Otto en silencio. “No entiendo lo que están diciendo.” Se quitó la mano del guardia y dijo “Soy de la familia Luoxi de la Ciudad del Brillo , un noble del Reino del Alba. No soy un…”

Tan pronto como le quito las manos, su estómago fue golpeado repentinamente, y más de la mitad de su fuerza desapareció, e inmediatamente un sabor ácido llenó su boca, y poco a poco se cuerpo se acurruco involuntariamente en el piso. Posteriormente, los dos hombres ataron sus manos con una cuerda.

“Un noble? Dijiste que eras un comerciante hace días.” Uno de ellos se mofó.

“Te dije que no pusieras resistencia.” El guardia le dio otra patada fuerte. “Tú lo pediste.”

‘Hace varios días? Significa esto que me han tenido marcado durante un tiempo? Esto es imposible…ninguna patrulla me vio en los primeros dos días.’

“Ejem… Soy de hecho un noble, y la prueba… está en mi bolso.” Otto trato de zafarse durante un tiempo, pero los hombres lo ignoran.

“Guarda tus excusas para Su Excelencia Carter.” Dos hombres lo levantaron. “Si eres honesto, podrás sobrevivir.”



Después de pasar un día en la cárcel, Otto se sentía hambriento y sediento. Finalmente vio a la persona que la gente llamaba Su Excelencia Carter.

Antes de que el caballero pudiera decir una palabra, agarró las rejas de hierro y dijo: “Soy realmente el Otto Luoxi de la Ciudad del Brillo del Reino del Alba. por asignación del Rey del Alba, vine al Reino Graycastle para que se unan a nosotros y peleemos en contra de la iglesia. No soy un espía! Quiero encontrarme con su Señor, Su Majestad Roland Wimbledon.”

Hacía tiempo había escuchado hablar de los oscuros tratos que recibía una persona en la cárcel. Los Patrulleros siempre trabajaban con ratas y encarcelaban a extranjeros para ser chivos expiatorios. Si pensaban que era un desconocido insignificante, probablemente no viviría para ver otro día.

Carter quedó sorprendido. “Aún no te he preguntado nada.” Giró la cabeza. “Cuál crees que será mi respuesta?”

Entonces, una escena conmocionó a Otto, una chica salió de la sombra, su cuerpo estaba cubierto por una túnica blanca y su cara oculta por una capucha. Sin embargo, a juzgar por su figura, no parecía ser diferente de la “Flor Brillante”

Se encogió de hombros y dijo. “Lo que dijo es verdad”

“De verdad? Significa que es un enviado del Reino del Alba?” Carter se golpeó la frente. “Parece que le causamos problemas a Su Majestad.”

Descarga: