RW – Capítulo 437

Modo Noche

Capítulo 437: Una Despedida Silenciosa

Después de que Otto Luoxi abandonara la oficina, Nightingale se quedó junto a Roland. “Lo que dijo no es del todo cierto, especialmente lo que paso antes de llegar a Ciudad Frontera.”

“No me sorprende. Debió haber negociado con Timothy en Ciudad del Rey antes de venir a la Región Oeste.” Roland sonrió. “Sería muy extraño que hubiera venido directamente a mí primero. Un Diplomático debe ser muy cuidadoso con sus movimientos. Si yo fuera él, tampoco pondría todos mis huevos en una sola canasta.”

“Quieres decir… que puede que no estén de nuestro lado?”

“Al menos, no se apresurarán a tomar una decisión.” Recogió la tetera para llenar su taza de té. “Cuando el Rey del Reino del Alba reciba esta noticia, cuánto crees que creerá?”

Nightingale buscó una respuesta durante un tiempo hasta que finalmente dijo “No lo sé.”

“Yo tampoco.” después de decir esas palabras, Nightingale le pellizcó el hombro a Roland. No estaba diciendo la verdad. “Pero una cosa es obvia. El Rey del Reino del Alba probablemente no se va a inclinar a apoyarnos solo por esta noticia. Suena aterrador, pero es algo que sólo ocurrirá dentro de unos años. Además, ni siquiera podemos darle una fecha exacta. La amenaza de la iglesia está justo bajo sus narices. Dado que la iglesia puede lanzar un ataque en la próxima primavera, lo más probable es que el se quede observando la batalla entre Timothy y yo hasta que cualquiera de nosotros gane. Si es lo suficientemente listo, probablemente buscará estar en buenos términos con ambos, antes de que regrese de nuevo con una propuesta.”

Los políticos a menudo manejan este tipo de asuntos de esa manera. Prefieren las ganancias ligeras a las inversiones arriesgadas, especialmente en el caso de guerras que normalmente son altamente rentables. Si no existiera una amenaza inminente por parte de los demonios, Roland habría sido feliz de unirse a ese juego, poniendo una trampa para sus oponentes y luego cosechando algunas ganancias. Pero ahora no estaba de humor para ese juego diplomático. Ciudad frontera tendrá que lanzar un ataque el año siguiente y estabilizar la situación. Se está formando una tormenta, y los que tengan una visión estrecha y solo se concentren en intereses inmediatos no tendrán futuro.

“Es bueno para nosotros contarles estas noticias?” Preguntó Nightingale en duda.

“El Reino del Alba no es nuestro verdadero enemigo. No estoy seguro de cuánto creerán los nobles acerca de los demonios, pero definitivamente correrán la voz sobre la ambición de la iglesia, lo cual debilitará su poder” le explicó Roland. “Sin el apoyo de la gente, la iglesia no podrá usar los recursos del reino tan fácilmente.”

Cuando le contó a Otto las noticias, sólo mencionó la parte sobre los demonios, pero no la parte sobre el Imperio de las Brujas y las dos Batallas de la Voluntad Divina.

La primera era aún más increíble que la noticia de los demonios, ya que podría causar efectos no deseados. Podría distorsionarse como un “plan de brujas” creado debido a la hostilidad general de la gente hacia ellas.

La segunda podría estremecer la confianza de la gente en la lucha contra los demonios. Habían fracasado dos veces antes. Entonces cuáles eran sus posibilidades de ganar esta vez?

De cualquier manera, él ya había insinuado que los dos reinos tendrían que luchar juntos en contra los demonios. En cuanto al resultado, dependería de la respuesta del Reino del Alba.



Tres días después, Roland volvió a encontrarse con Otto Luoxi,

Pudo adivinar la respuesta por la decepción en los ojos de Otto.

“Personalmente, estoy más inclinado a la alianza, pero la prioridad ahora es enviar las noticias al Reino del Alba lo antes posible en lugar de hablar de los detalles del acuerdo.” Otto se inclinó y dijo: “Así que estoy aquí para despedirme.”

“Espero escuchar buenas noticias de ti entonces.” Roland asintió.

“Además… Su Majestad” Otto dudó un momento y dijo “Me gustaría pedirle un favor personal”.

“Qué es?”

“Por favor cuide bien de Andrea Quinn por mí.”

‘Andrea es una bruja de la Isla Durmiente. Deberías pedirle a Tilly Wimbledon que haga eso, no a mí’ pensó Roland con un suspiro, pero aún así dio su promesa.



En la cima del castillo, Andrea estaba de pie enfrentando el fuerte viento y mirando hacia el río Agua Roja.

“No vas… a ir al muelle?” Shavi estaba temblando de frío, escondiéndose tras su barrera invisible. “Escuché que se va a ir en barco. Como compañero de juegos de la infancia, deberías ir y desearle un buen viaje.”

“Puedo desearle uno desde aquí también.” Suspiró fuertemente.

“A-Ashes dijo que no ha dejado de pensar en ti.”

“No escuches nada de lo que ella diga” gruño Andrea. “Incluso alabó a ese tipo delante de Señorita Tilly. Una boca sucia nunca sería capaz de pronunciar algo decente.”

“Ah sí?” Dijo Shavi tiritando.

“Sí.” se giró y se dio cuenta de inmediato que Shavi estaba temblando. “Si tienes tanto frío, puedes bajar y venirme a buscar más tarde”

“Es…está bien, te esperaré aquí.” Shavi negó con la cabeza. “Si me resfrío, la Señorita. Lily me curará y podré tomarme dos días libres. Entonces tendré más tiempo para jugar cartas.”

“Eso suena razonable.” dijo Andrea dando un pulgar arriba, luego volteó su mirada hacia el río Agua Roja nuevamente. A través de la nieve que caía, pudo ver vagamente velas alzándose y algo rojo volando en la parte superior del mástil.

Era la señal para partir.

Esta bien. El tiempo diluiría toda los sentimientos y olvidarse de mi es lo mejor para todos, pensó.

Andrea de alguna manera era consciente del amor que Otto sentía por ella, pero aún así decidió evitarlo. Tanto él como Oro Tokat tenían que casarse con alguien más adecuado a su estatus. Eran parte de las familias nobles más famosas de la Ciudad del Brillo. Una relación con cualquiera de ellos estaba condenada desde el principio. Además, no estaba dispuesta a volver a la tierra que la había abandonado.

Evitarlo era la mejor opción.

‘Adiós, amigo mío’ pensó Andrea.

Las velas que se alzaron y pronto desaparecieron en el horizonte.



Después de despedir al emisario, Roland se enfocó en la construcciones de Ciudad Frontera.

El Proyecto de los Tres Suministros, que incluía un suministro de agua, una fuente de energía y un sistema de calefacción, por fin iniciaba oficialmente. Tres tuberías se incrustaron en túneles subterráneos, los cuales llegaron a todas las comunidades residenciales. Era fácil adaptar cada hogar porque todas las casas habían sido diseñadas para adaptar las tuberías. La clave estaba en la ubicación de las calderas y torres de agua.

Con el fin de ahorrar materiales y reducir pérdidas durante el transporte, Roland cambió el plan. En lugar de extraer agua del río Agua Roja, lo obtendría de manantiales subterráneos. Dado que Ciudad Frontera era rica en agua subterránea y no estaba muy profunda, le era fácil cavar pozos. Además, en esa época no había necesidad de tener en cuenta la contaminación del agua. Con la ayuda de Sylvie, Roland rápidamente escogió cuatro lugares como puntos de acceso de agua para la ciudad. No solo podrían suministrar agua para los usos diarios como tomar o limpiar, sino también para el sistema de calefacción y las calderas.

Descarga:
<