EIF – Capítulo 01

Modo Noche

Capítulo 1: Rey de los Estrategas Divinos

¡ El 6º día del 6º mes! ¡La Gran Nación Chen, Acantilado Dragón Caído!

Nubes grises cubrían el cielo, un frío viento arrasó la tierra, ubicados en el Acantilado Dragón Caído había miles de soldados heridos. Era la imagen de un ejército derrotado, en medio de todos ellos había una gran tienda militar amarilla.

Dentro de la gran tienda militar amarilla había muchos oficiales mirando preocupados hacia el trono, el cual estaba en el lado norte en la tienda.

En el trono estaba sentado un anciano vestido con túnicas imperiales. Tenía unos 60 años, estaba pálido y tosía constantemente. A su lado había un sirviente que cuidaba meticulosamente de él, limpiándole de vez en cuando la sangre que salía de su boca.

Detrás del trono, había un hombre de túnica blanca que parecía tener unos 40 años, con las manos en la espalda del anciano vestido con túnicas imperiales. Parecía que estaba introduciendo en él Qi Verdadero intentando curarlo.

 

“¡Pu!”

 

El anciano vestido con túnicas imperiales tosió un bocado de sangre. La sesión de sanación había terminado pero parecía que no había mejorado, su tez se había puesto aún más pálida.

 

“¡Padre Imperial!” Desde la parte delantera de la multitud de oficiales, un hombre de mediana edad vestido con túnicas oficiales exclamó repentinamente.

 

“¡Su Majestad!” La multitud de oficiales exclamaron repentinamente.

 

El anciano vestido con túnicas imperiales ignoró a todo el mundo, pero miró al hombre que le estaba infundiendo el Qi Verdadero.

 

“Tercer Tío-abuelo, ya no tienes que tratar de salvarme, entiendo mi condición, mis vasos sanguíneos se han roto, fui demasiado descuidado”. El anciano vestido con túnicas imperiales suspiró levemente y dijo en tono amargo.

 

El hombre con túnicas blancas suspiró un poco también:”¡Vasos cardíacos rotos, Chen Taiji, esta vez fuiste demasiado codicioso y muy agresivo! ¿Por qué no me esperaste antes de intentar hacer un avance?”

 

“Quería hacer todo lo posible para obtener la victoria para la secta, pero ¡Subestimé al estratega divino de la Nación Gran Canto, Gao Xianzhi! Es difícil de tratar con él, cuando estaba defendiendo a Nanjiang, yo no era consciente de sus habilidades. Originalmente mi ejército estaba teniendo una victoria fácil, todos estaban de muy buen humor. Quién iba a pensar que después de que el Rey del Gran Canto le diera el control militar a Gao Xianzhi, parecía que los cielos les estaban ayudando, era muy misterioso. Aunque estábamos con ventaja, nos destruyeron por completo. A pesar de la mala calidad de su ejército, pudieron hacer que retrocediéramos. ¡Ah, el Rey del Gran Canto, realmente podría soportar renunciar al control! ¡Tos! ¡Tos!” Chen Taiji tosió mientras decía con amargura.

“Te lo dije antes, esta guerra entre el Gran Chen y el Gran Canto, tiene implicaciones más profundas. No está en el nivel que puedes comprender. La secta que respalda a el Gran Canto es semejante a la nuestra, ellos han emitido una orden absoluta, cualquiera que sea el bando que gane, la secta que lo respalde podrá obtener la recientemente descubierta Piedra Espíritu Mina”. El hombre con túnicas blancas suspiró otra vez.

 

“Este nieto ruega al Tercer Tío-Abuelo que asesine a Gao Xianzhi, o mi nación Chen sufrirá una derrota aplastante, ¡Incluso hasta el punto de que el Gran Chen sea exterminado!”. Chen Taiji suplicó.

 

El hombre vestido con túnicas blancas agitó la cabeza y frunció el ceño: “Ya te dije antes, las consecuencias son muy profundas, originalmente sólo era por una Piedra Espíritu Mina, pero eso atrajo la atención de una figura importante. Esta persona ira a ver las batallas de todo el pueblo laico, por lo que se nos ordenó no interferir. Por no hablar de mí, ni siquiera el líder de la secta ofendería a esa importante figura por una nación laica”.

 

“¿Qué? ¿No puedes interferir? Ke ke ke!” Chen Taiji tosió otro bocado de sangre.

 

El hombre de blanco asintió tranquilamente con la cabeza: “El que apoya a el Gran Canto no puede interferir también. Así que no culpen a la secta que apoya a el Gran Canto por sus daños, es culpa de Gao Xianzhi”.

 

“¡Tos Tos Tos Tos!” Chen Taiji empezó a toser de nuevo.

 

“¡Informe!”

 

Un soldado de bajo rango entró apresuradamente en la gran tienda militar, arrodillado sobre una de sus rodillas, miró al pálido emperador tosiendo sangre, su cara se volvió rígida.

 

“¡Habla!” Chen Taiji miró a ese soldado.

 

“¡Informando al emperador, El Paso Superior ha sido derrotado!” El soldado dijo en pánico.

 

“¡Qué! ¡Tos! ¡Tos! ¡Tos!” Chen Taiji volvió a toser sangre.

 

“¡Informe!”

 

Otro soldado de bajo rango corrió de nuevo a la gran tienda.

 

“¡Informando al emperador, El Paso Montaña Perfecta ha sido derrotado!”

 

“¡Informe!”

 

“¡Informando al emperador, El Paso Belleza de Jade ha sido derrotado!”

 

“¡Tos Tos Tos Tos!”

 

En la gran tienda militar, todos se quedaron en silencio, sólo se oía el sonido de la respiración ansiosa del oficial y la tos de Chen Taiji.

 

Chen Taiji se las arregló para toser hasta que quedo un poco de color en su cara.

 

El hombre con túnicas blancas frunció el ceño, pareciendo percibir que esta era la última energía de Chen Taiji y que estaba a punto de morir.

 

En la gran tienda militar, con una multitud de 100 oficiales, todos estaban alarmados.

“Padre Imperial, El Paso Superior, El Paso Montaña Perfecta y El Paso Belleza de Jade, una vez capturados estos tres pasos, ¡Sólo nos queda una inmensa extensión, hemos perdido tres cuartas partes del territorio de mi Gran Chen, básicamente todo está acabado!” Una mirada de miedo puede verse en ese hombre vestido con túnicas oficiales.

 

El hombre vestido de blanco suspiró: “Perdimos, definitivamente perdimos, este Gao Xianzhi, qué gran habilidad tiene. ¡El Gran Chen está indefenso!”

 

La tez de Chen Taiji ahora está enrojecida:”¿Una estrategia divina? De hecho, es una estrategia divina, crear un desvío y atacar 3 pasos al mismo tiempo, haciendo que el ejército se dispersara. ¡Qué tipo, muy capaz! ¡Tos! ¡Tos! ¡Tos!”

 

“Chen Taiji, deja que el príncipe heredero suceda al trono, el Gran Chen todavía tiene El Paso Jaula del Tigre, esperemos que pueda estarlo defendiendo un poco más. ¡Sigh! En realidad, ¿De qué sirve? Esta batalla está perdida. Sólo compadezco a tu hijo, esperemos que el líder de la secta no descargue su ira contra tu hijo”. El hombre vestido de blanco tenía una expresión fea en su cara.

 

“¿Qué? ¿La ira del líder de la Secta?” Chen Taiji miró al hombre vestido con túnicas blancas, incapaz de resistirse a toser.

 

El hombre de blanco se quedó en silencio durante un rato, y luego asintió con la cabeza: “Es una posibilidad, incluso yo estaré implicado. Esta batalla está siendo observada por una figura importante, una vez que el Gran Chen haya perdido, esa figura estaría decepcionada por nuestra secta, el líder de la secta se preocupa mucho por la impresión que esa figura tiene de nosotros. Aunque puede que quizás no se enfade demasiado, después de todo, el estratega divino que ellos tienen es demasiado capaz”.

 

Chen Taiji repentinamente tembló, sus ojos no estaban centrados, como si estuviera tomando una decisión muy difícil.

 

“No, no hemos perdido, todavía tenemos El Paso Jaula del Tigre, ¡Aún queda el Paso Jaula del Tigre!” Gritó Chen Taiji mientras temblaba.

 

“¿El Paso Jaula del Tigre? La fuerza militar del Paso Jaula del Tigre es la más débil, además, son en su mayoría guardias imperiales, son diferentes del ejército común. No tienen experiencia en la batalla, además, son pocos. ¿Cómo van a defenderse contra el ejército del Gran Canto? Además, estás a punto de morir, tu hijo no es tan capaz como tú, si tú no puedes hacerlo, ¿Qué cosa más será tu hijo? También hemos perdido ya tres cuartas partes de nuestra tierra, una gran parte de nuestro territorio, ya hemos perdido el apoyo del pueblo, ¿Qué vas a usar para luchar contra el Gran Canto? Sin olvidar que tienen al estratega divino ¡Gao Xianzhi! La situación se está empeorando día tras día, ¡no puedes parar eso!” El hombre con túnicas blancas suspiró.

“¡No, no hemos perdido!” Chen Taiji aun temblando, mostro una expresión feroz.

 

“¿Sólo basándonos en lo que queda de nuestro ejército? El exterminio de nuestro país no puede ser evitado, Taiji, es mejor que pienses en maneras de tranquilizar al líder de la secta”. Dijo amargamente el hombre vestido de blanco.

 

“Padre imperial, ¿Qué otros métodos tenemos? ¡La secta no está dispuesta a intervenir!” Dijo el príncipe heredero, mostrando una amarga expresión.

 

Chen Taiji cerró los ojos, todo su cuerpo todavía estaba temblando, después de un tiempo, dijo: “No, hay una persona puede cambiar la situación, definitivamente puede”.

 

“¿Oh?” El hombre vestido de blanco se sorprendió

 

El príncipe vestido con la túnica imperial expresó curiosidad.

 

“Mi príncipe, ve y ruégale, mientras él esté dispuesto a retirarse de la jubilación, todavía seremos capaces de ganar, ¡Definitivamente podemos! ¡Tos! ¡Tos! ¡Tos!” Dijo Chen Taiji mientras tosía.

 

“Chen Taiji, este no es momento de bromear, actualmente el Gran Chen ya ha sido casi completamente derrotado, ¿Quién tendría la capacidad de revertir la situación? El Gran Canto está junta en voluntad, con el divino estratega Gao Xianzhi, su moral está en la cúspide, sin que la secta interfiera, no hay ninguna manera de salir adelante en la batalla”. Dijo incrédulo el hombre vestido de blanco.

 

“¡Es posible, él puede hacerlo, definitivamente puede!” La cara de Chen Taiji estaba enrojecida.

 

“¿Quién? Padre imperial, ¿Quién es?“ Preguntó asombrado el príncipe heredero

 

“¡Gu Hai!” A Chen Taiji le costó mucho pronunciar este nombre. Como si su cuerpo no fuera capaz de tolerar a este hombre.

 

“¿El hombre más rico de 6 países?, ¿El viejo Gu?” El príncipe heredero dijo sorprendido.

 

“¿El hombre más rico de 6 países? Tos tos con tos, ¿Gu Hai? ¡Pensar que antes de morir, todavía tengo que ir y rogarte!” Chen Taiji sonrió amargamente.

 

“¿Gu Hai? ¿No es él el que empezó a cultivar después de los 30 años, entonces deseando unirse a nuestra secta a pesar de su pobre Dotación Natural? ”

 

“Tercer Tío-abuelo, ¿Lo conoces?” Chen Taiji miró asombrado al hombre vestido de blanco.

“Lo he visto, la mayoría de los cultivadores en el Reino del Dan Dorado en nuestra secta lo han visto. Mientras lleguemos al mundo laico, ese anciano de alguna manera nos encontraría rápidamente, sobornándonos de muchas maneras, pidiendo ser aceptado en la secta. Pero, sus Dotaciones Naturales son demasiado bajas, por lo que su cultivo se retrasó. Nos puso en una situación difícil, si lo aceptáramos, ¡Seríamos objeto de burla por parte de las otras sectas!”. El hombre de túnica blanca asintió con la cabeza.

 

“¿Gu Hai?” Ah, pensé que había conseguido suprimirle de cualquier contacto con la secta, quien hubiera pensado que había encontrado una forma de solucionarlo hace mucho tiempo. No estaba al tanto de eso, jaja, tos tos tos tos”. Dijo Chen Taiji amargamente mientras tosía sangre.

 

“Chen Taiji, ¿Dijiste que Gu Hai tiene la habilidad de cambiar esto? ¿Por qué estás tan seguro? Sólo es un mortal ordinario en el reino Houtian de la cultivación”. El hombre vestido con túnicas blancas frunció el ceño.

 

“De hecho, padre imperial, él es sólo un mercader, ¿Es capaz de movilizar al ejército para la batalla?” Preguntó ansioso el príncipe heredero.

 

“¡Definitivamente puede! Si Gao Xianzhi es el Estratega Divino, ¡Gu Hai es el Rey de los Estrategas Divinos! ¡Mi príncipe, lleva a los oficiales a rogarle! Debes hacer todo lo que puedas para convencerlo, aunque tengas que arrodillarte ante él”. Chen Taiji dijo con resolución en sus ojos

 

“¿Sólo un mercader? ¿Rey de los Estrategas Divinos? ”

 

“Tercer Tío-abuelo, haz lo mejor que puedas para cumplir con sus peticiones, puede que sólo sea un mercader y un hombre mortal, pero sólo él puede revertir la situación. ¡Para ganar, lo necesitamos! Te lo garantizo por la vida del príncipe heredero”. La cara de Chen Taiji se enrojeció aún más.

 

El hombre vestido con túnicas blancas miró a Chen Taiji, frunciendo el ceño en silencio. Originalmente era una situación desesperada que no se podía cambiar, pero  ¿Chen Taiji insistió en que Gu Hai tenía la habilidad de hacerlo? Además, Chen Taiji no parece estar mintiendo. El hombre vestido con túnicas blancas gradualmente se volvió solemne. Después de todo, en esta guerra entre dos naciones había demasiado en juego, no podían permitirse el lujo de dejar pasar ningún detalle.

 

“Lo haré, el líder de la secta me ha dado ciertos privilegios, mientras no sea algo exagerado, haré lo que pueda para satisfacerlo”. Dijo solemnemente el hombre vestido de blanco.

 

“Mi príncipe, después de que hagas que Gu Hai venga, si quieres cambiar la situación, tienes que escucharlo, independientemente de lo que haga. ¡Una cosa más, diríjase a él como tío Gu! ¡Él fue una vez el hermano jurado de tu padre! ¡Tos tos!” Dijo amargamente Chen Taiji en medio de su debilidad.

 

“¿Tío Gu?” El príncipe heredero tenía una expresión de sorpresa.

 

“Por último, dile que lo siento, ¡Lo decepcioné ese año!” Chen Taiji mostro un rastro de una expresión dolorida y angustiada.

 

Después de esta última oración, Chen Taiji cerró los ojos, su cara roja rápidamente se puso pálida, ya no respiraba.

 

“¡Padre imperial!”

 

“¡Su Majestad!”

 

“¡El Emperador ha fallecido!”

 

Tanto dentro como fuera de la gran tienda militar, todos inmediatamente se arrodillaron y se entristecieron.

Descarga: