SOTR – Capítulo 100

Modo Noche

Capítulo 100: Long Zhaofeng, he esperado largo tiempo por ti.

(N/T: En este título hay un juego de palabras entre Long: Largo, y largo tiempo)

Tal como Song Tianxing había dicho, mil cosas esperaban a Long Zhaofeng cuando ascendió a su trono. No tuvo tiempo de hacer problemas inmediatamente para el Salón de la Curación. Long Zhaofeng dio una orden el primer día que él tomó su trono y reunió a todos los duques en una expedición en el sur para marchar en el territorio de Jiang Han, y para castigar al traidor Jiang Feng padre e hijo.

Además, Long Zhaofeng se unirá personalmente a esta expedición.

Todo el mundo sabía que el odio de Long Zhaofeng hacia la familia Jiang era tan profundo como el océano. Jiang Chen había matado a su hijo más querido, Long Yinye, con una flecha. El dolor de perder a su hijo causó que Long Zhaofeng fuese incapaz de ser feliz, incluso después de tomar el trono.

Era como si la joya más brillante de la corona hubiera sido arrebatada por alguien.

El ejército, esperaba sus órdenes, listos para salir en cualquier momento.

Long Zhaofeng llevaba una túnica completa y se veía bastante majestuoso. Las élites seleccionadas a mano estaban bajo su mando y caminó hacia el frente del gran ejército rodeado por los soldados de los varios duques.

“Acabamos de subir al trono, pero desgraciadamente la traidora familia Jiang está socorriendo el mal restante del clan oriental. Están tratando de desafiar a mi familia real Long y al hacerlo, están desafiando a todo el reino. El reino no conocerá la paz hasta que la familia Jiang sea aniquilada y el clan oriental sea exterminado. Tenemos la disputa de perder un hijo con la familia Jiang también. Estamos personalmente tomando el campo hoy, ¿Están todos dispuestos a castigar a los traidores con nosotros?”

“¡Que Su Majestad viva diez mil años, que la Familia Long viva diez mil años!”

“¡Suprimir a la familia Jiang, aniquilar al clan Jiang!”

“¡Suprimir a la familia Jiang, aniquilar al clan Jiang!”

El ejército llamó al unísono, sus espíritus ascendieron a los firmamentos, oscilando los cielos y moviendo la tierra.

“¡Adelante!” Long Zhaofeng agitó su largo látigo mientras el gran ejército avanzaba. Era un ejército de un millón de soldadoss, que se dividió en tres ejércitos, haciendo su camino hacia el sur, a la frontera del sur y el territorio Jiang Han.

“Jiang Chen, Jiang Feng, juro que no regresaré a la capital si no lleno con sangre y nivelo el territorio de Jiang Han y mato a toda su familia Jiang, joven y viejo.” Zhaofeng hizo un juramento de sangre.

La asombrosa intención de matar también emanó de Long Juxue, sus rasgos como helados se veían aun mas helados. Con respecto a Jiang Chen, su odio hacia él era profundo.

Este tipo de odio no era simplemente porque Jiang Chen había matado a su hermano mayor Long Yinye, sino el tipo de odio que también provenía de otras emociones, como los celos. Lógicamente hablando, ella, Long Juxue, tenía una constitución de fénix azul y había atraído las atenciones de un peso pesado de una secta oculta. Ella era la chica de oro. Y verdad, ella había disfrutado de una vida suave y fácil durante más de diez años en su camino como genio. Ella no había sufrido contratiempos y siempre había ocupado el lugar en la cima, alabada por decenas de miles, perseguida por decenas de miles y adorada por decenas de miles.

Pero, esta situación había cambiado debido a la aparición de Jiang Chen.

Bai Zhanyun, Yi Taichu, estos herederos de los cuatro grandes duques habían sido originalmente seguidores de rodillas a sus pies, pero habían comenzado a mantener su distancia de ella con la aparición de Jiang Chen. Esto podría haber sido perdonado, pero Jiang Chen había rechazado públicamente su solicitud de la Hierba Hueso de Dragón Solar en el Salón de Curación, y no le había dejado ninguna cara en absoluto. Si se decía que éstos eran sólo asuntos de cara, entonces la cuestión de Jiang Chen ganando sobre ella en las Pruebas Dragón Oculto, cuando sus ocho guardias personales fueron los primeros en completar el examen, había sido un acto de confiscar con un golpe la superioridad que la familia Long había preservado durante cientos de años. Y en las catacumbas ilimitadas, bajo esa planificación cuidadosa e intrincada junto con dos armas espirituales, así como cuatro asesinos al nivel maestro de qi verdadero, todavía no había sido suficiente para matar a Jiang Chen.

Todas estas cosas agregadas fueron suficientes para atizar la intención de matar de Long Juxue hacia Jiang Chen hasta su pico. Ella había sido frustrada una y otra vez cuando se enfrentó a Jiang Chen, incluso con su constitución de fénix azul. Esto la hizo celosa y le dio una sensación de peligro.

Sus excepcionales ventajas serían mordisqueadas más lejos si a este Jiang Chen se le permitía vivir y seguir creciendo.

Incluso si Jiang Chen era inferior a ella y no había atraído la atención del peso pesado de cualquier secta, Long Juxue no estaba dispuesta a ver el halo de otro genio existe junto a su propio halo dentro de los límites del reino.

El gran ejército avanzó con gran fuerza y ​​vigor.

El camino de la capital a la frontera sur fue largo. Se pasarán muchos territorios, ciudades, pasos de montaña y áreas peligrosas.

El segundo cruce era uno de esos pasos de montaña.

Montañas altas y escarpadas bordeaban ambos lados de este paso de montaña. El pase fue construido de acuerdo a la montaña, fácil de defender y difícil de atacar.

El segundo cruce se localizó en la tierra del duque de Yanmen, el territorio de Yan Jiuzhuang.

El general encargado de este pase fue el amado confidente de Yan Jiuzhuang. Excepto, la cabeza de este querido confidente había sido separada desde hace tiempo de su cuerpo.

Anoche, cuando estaba oscuro y los vientos fuertes.

Un sinnúmero de aves feroces volaron de un origen desconocido bajo la cubierta de la noche, asaltando el paso de la montaña.

En casi menos de quince minutos, en el paso de la montaña había caído un número interminable de aves violentas. Todos los soldados defensores se habían convertido en alimento para estas aves silvestres. Chen’er, ¿Lu Oriental está verdaderamente muerto? “

Por encima del paso de la montaña, Jiang Feng, habiendo roto a través de once meridianos, aún le costaba aceptar esta realidad.

“Está muerto y ha cosechado lo que sembró. Nadie puede ser culpado por su caída.” Jiang Chen no tenía mucha simpatía por Lu Oriental.

No fue que Jiang Feng se sintiese triste, sino que el Reino del Este había estado bajo el gobierno del clan oriental durante demasiado tiempo. La muerte repentina de Lu Oriental, el colapso del clan oriental, el poder transferido a otra persona. Esto causó que Jiang Feng tuviera algunos problemas de ajuste.

“Long Zhaofeng está cometiendo muchos pecados.” Jiang Feng también había visto mucho estos días. La agitación en la capital y la masacre sin fin habían creado verdaderamente ríos de sangre en la capital en tan sólo unos días.

“No se moverá por mucho tiempo.” El tono de Jiang Chen era remoto. “De acuerdo con los cálculos, el gran ejército al que está dirigiendo personalmente debería estar llegando pronto.”

Jiang Chen no había elegido el segundo punto sin razón.

Este lugar era fácil de defender y difícil de atacar. El terreno era ventajoso para ocultar su gran ejército de Pájaros Espada. Él emboscaría al gran ejército Long Zhaofeng aquí, así que eligió este lugar para ser tierra donde Long Zhaofeng moriría. Jiang Chen sabía claramente que lo primero que Long Zhaofeng haría después de tomar su trono sería conquistar el territorio de Jiang Han, luchar contra el clan Jiang y exterminar al clan Jiang.

El objetivo de Jiang Chen era igualmente claro, y eso era matar a Long Zhaofeng, matar a Long Juxue y exterminar a la familia Long.

Esto no era un rencor personal, sino una batalla en la que ambas familias no descansarían hasta que un lado estuviera muerto.

Esta batalla debe terminar en la completa aniquilación de un lado. De lo contrario, si un lado no cae, el otro nunca tendría paz.

Jiang Chen, ¿Estás realmente seguro de que nuestra pequeña cantidad de gente será suficiente para luchar en este pase contra el gran ejército de Long Zhaofeng que está en plena fuerza?” La princesa Gouyu estaba completamente cansada después de lo ocurrido los pasados días, pero ella cuidó aún más la situación actual.

“Gouyu, ¿Cuándo has pensado que yo, Jiang Chen, haría algo sin garantía de éxito?” Jiang Chen sonrió débilmente y le preguntó en respuesta.

“Pero, Long Zhaofeng logró un golpe exitoso y los diversos duques se han adherido a su gobierno. Si ha reunido a los diversos ejércitos de los duques, tendrá aproximadamente un millón de soldados. Aunque este pase es fácil de defender y difícil de atacar, si todo el millón de soldados carga hacía adelante, será más que suficiente para abrumar este paso diez veces.”

La princesa Gouyu no era una persona sin cerebro, todavía tenía algún conocimiento de las cuestiones de la guerra.

Jiang Chen sonrió tranquilamente. “No tendrán la oportunidad de cargar. Sólo tendrán una opción. Si pueden escapar, ese será su destino. Si no pueden, morirán.”

El tono de Jiang Chen descendió repentinamente cuando la intención de matar explotó en sus ojos.

Soldado y peones pequeños pueden huir.

Ninguno de los miembros de la familia Long podría irse.

No olvidaría la escena del duque Altísimo Dragón enviando gente para asesinar a su padre Jiang Feng. No olvidaría la escena del rostro de su padre negro por el veneno. Del mismo modo, tampoco olvidaría la escena en la que Long San trató de matarlo cuando estaba ejecutando una misión. Era aún más imposible para él olvidar la escena de Long Yinye y Long Juxue asociándose con cuatro grandes asesinos en las catacumbas sin límites, forzándose a sí mismo en circunstancias desesperadas.

Si no fuese por el hecho de que tuvo suerte y tenía todo tipo de cartas de triunfo, habría muerto un número desconocido de veces ya.

Jiang Chen no era alguien que atesoraba y nutría rencores, pero tampoco era un Buda vivo, capaz de humildemente dejar que la saliva se secara cuando alguien le escupía en la cara. No era el simple asunto de un rencor entre él y la familia Long ahora, sino una cuestión de quién vivió y quién murió.

“Están aquí.”

Las orejas de Jiang Chen se movieron ligeramente cuando su oído de Zephyr recogió los sonidos del gran ejército que marchaba, a quince kilómetros en la distancia. Las características femeninas de la princesa Gouyu cambiaron ligeramente mientras escuchaba atentamente, pero no podía oír nada.

¿Están aquí? Jiang Feng también animó sus oídos, pero de manera similar no oyó nada.

Permanente como una escultura en la cima del paso de la montaña, Jiang Chen permaneció en silencio sin hablar. Su mirada era decidida y llena de intención asesina, esperando silenciosamente el momento de la matanza.

“Long Zhaofeng, espero que ya estés usando las ropas reales. De lo contrario, nunca tendrás la oportunidad de volver a usarlos en esta vida.”

El pensamiento pasó por la mente de Jiang Chen.

Después de un corto tiempo, la princesa Gouyu y Jiang Feng finalmente oyeron la perturbación. El aura y la intención de matar a un millón de fuertes soldados que avanzaron hacia adelante, ese sofocante sentimiento de opresión hizo que el corazón de la Princesa Gouyu se contrajese involuntariamente mientras miraba inconscientemente en la dirección de Jiang Chen. Estaba tan  tranquilo como siempre, casi como si estuviera sentado tranquilamente meditando, pero con la pequeña sonrisa en su rostro lentamente extendiéndose.

“¿El… El está realmente seguro de su victoria? “ El corazón de la Princesa Gouyu estaba en un desorden. Este joven de repente apareció y alteró y redefinió completamente todo su conocimiento y las barreras en su corazón en unos pocos meses.

El gran ejército finalmente había llegado.

Long Zhaofeng llevaba una armadura duradera sobre sus vestiduras reales y se dirigió al duque de Yanmen a su lado, “Duque Yan, el Segundo Paso está justo adelante, ¿Verdad? ¿Por qué todavía no responden después de que su inteligencia haya sido entregada?”

Yan Jiuzhuang también fue un poco sorprendido. El general defensor del Segundo Paso fue su amado general. Lógicamente hablando, él no eludiría sus deberes así.

“¿Tu viejo sujeto enviará a alguien a buscar por adelantado?” Yan Jiuzhuang preguntó débilmente.

“No es necesario. El ejército avanzará. Dile que abra el pase. Duque Yan, debes ser más cauteloso en el uso de alguien que descuida su posición así.” Long Zhaofeng dijo débilmente.

El sudor derramó la espalda de Yan Jiuzhuang. ¿Cómo no podía discernir las notas de desagrado de su rey con estas palabras? En este momento, una figura apareció de repente sobre el paso de la montaña como una entidad divina que desciende y mira hacia abajo a los mortales, mientras echaba una ojeada al gran ejército debajo.

“Long Zhaofeng, he esperado un largo tiempo por ti.”

La voz de Jiang Chen era tan tranquila como el agua, pero también se acercaba hacia el gran ejército, como grandes olas del vasto océano que se derrumbaba una tras otra.

“Es Jiang Chen.” Muchos lo reconocieron de inmediato.

Los ojos de Long Zhaofeng se convirtieron inmediatamente en ojos inyectados en sangre mientras que los rayos sin fin del odio tiraron hacia el cielo sobre el paso de montaña cuando él vio a su enemigo.

“Pequeño villano Jiang Chen, ¿Por qué estás aquí? ´¿Dónde están los soldados que defienden y el general?” El duque de Yanmen llamó.

¿Soldados defendiendo y generales? Esas cosas sin valor sólo son buenas para festejar y beber como tú, Yan Jiuzhuang. Ya se han reportado al inframundo. Yan Jiuzhuang, el camino hacia el inframundo no está lejos. Todavía deberías poder encontrarte con ellos si te apresuras en tu camino ahora.”

La voz fría de Jiang Chen descendió desde la cima del paso de montaña.

“Jiang Chen, ¿Cree usted que aprovechar un paso de montaña es suficiente para obstruir el impulso al sur de mi gran ejército?” Long Zhaofeng sonrió fríamente mientras llamaba.

El tono de Jiang Chen estaba lleno de desdén. “Long Zhaofeng, usted piensa demasiado. Elegí este pase sólo porque pensé que esta zona era más adecuada para ser tu lugar de descanso.”

¿Qué?

¿Lugar de descanso? El ejército de millones de soldados casi se echó a reír. ¿Estaba loco Jiang Chen? Incluso si él tenía unas cuantas tropas con él, ¿Se atrevió a pronunciar palabras tan elevadas como tomar la vida de un rey con un solo paso de montaña?

¿Fue esto el ensueño de un idiota?

  • Juli Freixi

    Guajajajajajajaja! Muchisimas gracias! Y que daria yo para ver esa escena animada! Oh, Dios!

    • Camilo Camargo

      Apoyo al desconocido jajaja

    • Luciano Rosselló Sosa

      totalmente Juli.

  • Gibran

    Gracias 😀

  • Luciano Rosselló Sosa

    9/10