SOTR – Capítulo 14

Modo Noche

Capítulo 14: Negar la cara dos veces

El heredero de Tigre Blanco, Bai Zhanyun y el heredero de Ave Bermellón, Hong Tiantong discutían subrepticiamente algo en una taberna aislada en la capital.

“Hermano Tigre Blanco, ese mocoso es extremadamente arrogante. No tiene respeto por usted o por mí, sobre todo por usted hermano. Usted y él llegaron casi al mismo tiempo, pero él robó la Hierba Hueso de Dragón Solar de usted, ¡Esto no se puede tolerar!”

Hong Tiantong era obviamente bastante astuto y sus palabras llevaban evidentes connotaciones de provocación.

“¡Eh! Jiang Chen, me insulto, a mí, Bai Zhanyun, ¡Está buscando la muerte!”

En cuanto habló Bai Zhanyun, un subalterno encargado de seguir a otros llegó a toda prisa corriendo.

“Joven duque, el mocoso no volvió a la casa Han Jiang. Parece haber ido al Salón Turquesa.”

“¿Salón Turquesa? ¿Qué está ese chico haciendo allí? ¿Lo que quiere es comprar joyas espirituales?” Hong Tiantong era un poco escéptico.

Bai Zhanyun, por otra parte, mostraba una extraña sonrisa al oír esas palabras. “¿Salón Turquesa? ¿Estás seguro?”

“Su servidor lo ha estado siguiendo continuamente y no podía haberse equivocado.”

Bai Zhanyun rió con alegría. “Jiang Chen, tú… Mocoso, te lo has buscado. ¡El propietario del Salón Turquesa es mi tío!”

Creció aún más orgulloso cuando terminó de hablar. “Hermano Hong, ven. Vamos a ver el espectáculo e insultar despiadadamente a este chico. ¡También vamos a apoderarnos de la Hierba Hueso de Dragón Solar mientras estamos en ello!”

Su ubicación actual no estaba tan lejos del Salón Turquesa. Los dos llegaron rápidamente y entraron por la puerta trasera.

El Salón Turquesa es un establecimiento que se especializa en piedras espirituales y exóticas. Su escala de operaciones abarcaba todo, y era una tienda de primera clase en la capital.

La visita de Jiang Chen naturalmente no era para ver o admirar piedras, sino para ordenar una piedra.

Deambuló alrededor del Salón Turquesa, llamando varios recuerdos de su vida pasada sobre valoración de piedras para decidir sobre una en particular. El discutió, y fijó el precio.

El propietario del Salón Turquesa salió a toda prisa cuando Jiang Chen estaba esperando para pagar. Sonrió, “Pequeño hermano, que coincidencia horrible. Acabo de recordar que la piedra  yang que has reservado ya ha sido reservada por otra persona la noche anterior.”

“¿Quién lo reservó? ¡Qué casualidad!” Jiang Chen estaba bastante sorprendido, ¿Realmente tal coincidencia existe en este mundo?

“¿Por quién? ¡El grandioso yo, por supuesto!” Una voz perforante resonó por detrás, en el instante que Bai Zhanyun se mostró.

“Jiang Chen, que desafortunado. He comprado esta piedra yang. ¿La quieres? Entrega la Hierba Hueso de Dragón Solar. Y puede que considere el darte la piedra que si estoy en un buen estado de ánimo.”

Jiang Chen era rápido en sus pensamientos. Cuando vio a Bai Zhanyun, que tímidamente sonreía a Hong Tiantong detrás de él y luego al dueño del Salón Turquesa, comprendió la situación de inmediato.

Parece que este Bai Zhanyun estaba aburrido de su mente vacía. Había comenzado una pelea en el Salón de Curación y continuó en el Salón Turquesa. Él realmente quería empezar algo con Jiang Chen.

Sin embargo, el dueño del Salón Turquesa fue degradándose en gran medida al tomar pedidos del hijo de un duque. La opinión de Jiang Chen sobre el hombre se tornó bruscamente hacia abajo.

“Interesante. Interesante. Jefe Song, ¿Está seguro de que no está me está vendiendo la piedra?” Preguntó Jiang Chen mientras mantuvo la compostura.

Bai Zhanyun bramó, “Jiang Chen, ya te he dicho que sólo voy a renunciar a la piedra si renuncias a la Hierba Hueso de Dragón Solar. De lo contrario, ni siquiera piense en conseguir la piedra yang.”

“¿Oh? ¿Qué pasa si tengo que tenerla?” Jiang Chen sonrió ligeramente.

“Jajaja, ¿Tú crees que yo, el poderoso Bai Zhanyun, te la daría? Me gustaría comprar pronto esta piedra para decorar mis letrinas antes que dártela.”

“Las letrinas de su hogar son ciertamente de lujo. Por lo tanto, ¿No hay espacio para la negociación?”

“¡Negociación mi culo! ¡Ya sabes o me entregas la Hierba Hueso de Dragón Solar o lárgate de aquí!” Bai Zhanyun también más o menos sabía que sería poco realista esperar que Jiang Chen entregase la Hierba Hueso de Dragón Solar.

Jiang Chen rió de buena gana y no le dio a Bai Zhanyun ninguna atención. Él no podía ser molestado a perder saliva en idiotas como Bai Zhanyun. No es como que estaba comprando cosas para él.

Él estaba comprando equipamiento para la princesa real. No estaba para perder el tiempo y esfuerzo explicándolo. Desde que el tonto del pueblo Bai Zhanyun quería ir en contra de la familia real, entonces por todos los medios lo dejaría intentarlo.

“Jefe Song. Parece que es un chico inteligente participando en tontas transacciones.” Jiang Chen se rió un poco y movió la cabeza con un suspiro. “Si usted no la vende a mí ahora, será demasiado tarde, incluso si viene a mí llorando en el futuro.”

Él estaba esperando, sin mirar a Bai Zhanyun o Hong Tiantong después de todo.

Él sólo había llegado al vestíbulo principal cuando un asociado vino con una expresión desgarrada, estaba extremadamente aterrorizado. Murmuró unas pocas frases junto al oído del jefe Song con la cara llena de miedo. Ni siquiera se atrevió a mirar a los ojos de Jiang Chen.

La cara de jefe Song bruscamente se blanqueó después de que hubiera terminado de escuchar. Era como si toda la sangre había sido repentinamente aspirada fuera de su cuerpo. Su cara era crudamente blanca y los labios infundidos con amargura.

Llamó con una voz que casi llorosa, “Joven duque Jiang, espere un momento, ¡Por favor, espere! Esta piedra yang es suya. El Salón Turquesa no le cobrará nada e inmediatamente se le llevará a su residencia.

La actitud del jefe de Song dió un giro de 180 grados en un abrir y cerrar de ojos, sorprendiendo grandemente a Bai Zhanyun y Hong Tiantong.

Particularmente Bai Zhanyun, que perdió el equilibrio por el asombro.

“Tío, ¿En serio? ¿No hemos acordado ya?”

El jefe Song tenía una cara muy débil. “Le digo pequeño emperador, no haga la cosas difíciles para su tío. No nos incluya a los simples mortales en medio cuando los seres celestiales están luchando.”

Bai Zhanyun se enfureció. “¿Ser celestial? Faugh. ¿Qué tipo de basura celestial es Jiang Chen? Su ducado Jiang Han no figura ni siquiera en la parte superior de los 108 ducados del Reino Este. ¿Tienes miedo de él tío?”

Si no hubiera sido intimidado por el viejo de Bai Zhanyun, el jefe Song sin duda se habría apresurado y le hubiese repartido la golpiza de su vida. Él primero iba a golpear a Bai Zhanyun con tanta fuerza que no sería capaz de funcionar normalmente, y luego escupir desdeñosamente sobre él un par de veces para una asegurarse.

Este mocoso no sólo era la ruina de su familia, ¡Sino también está arrastrando al jefe Song hacia abajo con él!

Jefe Song casi saltó hacia delante y se aferró a los muslos de Jiang Chen. “Joven duque, he sido insensato y ciego. Se lo ruego, ¡Le ruego que lo acepte! ¡Por favor tenga esta piedra yang como muestra de devoción del viejo Song!”

Se dice “perdonar y olvidar”, Jiang Chen no tenía ninguna intención de hacer demasiado alboroto por el propietario de un pequeño negocio.

Sonrió, “Jefe Song, sus palabras realmente resaltan que soy un ingrato. Dado que usted es tan sincero, voy a aceptar esta piedra si es preciso. En cuanto al precio, alguien naturalmente va a pagar por ello. Envíe la piedra a una determinada dirección el día después de mañana. Le notificaré de la dirección cuando sea el momento.”

“Sí, Sí. El joven duque es magnánimo y generoso. Estoy avergonzado, avergonzado.”

Jiang Chen rió de buena gana. ¿Cómo podía no saber que alguien fuera debe haber intervenido, lo que resultó en este asunto?

En cuanto a quién intervino, era aún más evidente.

¿Cuántas casas dentro de la capital poseían tal poder que ni siquiera los grandes duques atrevieron a desafiar? Y en este momento, ¿Quién más aparte de la familia real protegería los intereses de Jiang Chen?

“Parecería que Lu Oriental ha hecho ciertas preparaciones. ¿Teme que vaya a faltar mi palabra?” Jiang Chen negó con la cabeza en su mente y salió alegremente.

Había terminado de preparar todos los componentes necesarios para las etapas iniciales.

Bai Zhanyun había sido ignorado en repetidas ocasiones por Jiang Chen y sufrido bajo una sensación más innoble que la derrota. Miró ferozmente al jefe Song, “¡Tío, tienes que darme una explicación de este asunto!”

Jefe Song rodó los ojos, “Bai Zhanyun, ¡Será mejor que tenga cuidado! ¡Esta es la capital, no su territorio Tigre Blanco! Piense si puede o no puede permitirse el lujo de ofender a alguien antes de comportarse de manera atroz. Como su tío, le voy a dar un consejo. ¡Tenga cuidado de arruinar el trabajo de generaciones de su familia en una sola noche si da un paso en falso!”

Jefe Song absolutamente no estaba siendo alarmista. Su asociado sólo le había dicho dos oraciones en este momento.

La primera fue, “El comandante Tiandu de la guardia real está fuera,” y la segunda fue, “Hay que vender la piedra yang a Jiang Chen, o de lo contrario enfrentar las consecuencias.”

Esas dos frases por sí solos son suficientes para alterar la actitud de jefe de Song.

¿Quién no sabía que la guardia real era la guardia personal del rey, un contingente con una de las mayores competencias de lucha, una entidad que tenía el poder de vida y muerte en el Reino Oriental?

No sería exagerado decir que si la guardia real se ofendió, incluso el Duque Tigre Blanco terminaría en pedazos, ¡Por no hablar de un mero jefe Song!

La guardia real era también una de las fuerzas más poderosas dentro del reino. ¿Qué indica esto cuando una entidad de este calibre en secreto estaba protegiendo los intereses de Jiang Chen?

Jefe Song no era un idiota, podía leer la escritura en la pared y discernir la gravedad de la situación.

Tenía cierta resignación de no poder explicarse claramente en cara de las quejas de gimoteo de Bai Zhanyun. Sus advertencias cumplen los deberes de ser un pariente.

Si Bai Zhanyun insiste en perseguir esto como polillas a una luz, entonces el jefe Song tendrá que trazar una línea entre la familia Tigre Blanco y él en la primera oportunidad.

Bai Zhanyun seguía maldiciendo y despotricando mientras acusó al jefe Song de no cumplir con los lazos de relación. Hong Tiantong sin embargo, era profundo de pensamiento. Consideró que el desarrollo era demasiado extraño. Esto había sucedido no sólo una vez, ¡Sino dos veces!

“¿Es posible que este Jiang Chen realmente tiene alguna figura influyente él respaldándolo?”

En cuanto a Jiang Chen, no se quedó en el exterior una vez que había terminado sus diligencias, sino se dirigió directamente a la casa de Han Jiang.

Dos personas salían tan pronto como él había puesto un pie en la puerta. Uno de ellos fue Jiang Feng, el duque de Jiang Han y padre que él había conseguido.

El otro era un hombre de mediana edad con una cara triste y de mal agüero. Su expresión era fría y se dirigió directamente hacia la salida. El duque de Jiang Han le acompañaba con una sonrisa un tanto obsequiosa, murmurando algo en voz baja.

Su actitud era incluso un poco humilde.

Pero no importa cómo de cálido Jiang Feng salió, era como si estuviera poniendo una cara caliente al lado de un trasero congelado. El hombre de mediana edad se mantuvo a distancia y no tenía ninguna reacción en absoluto.

Cuando llegaron a la puerta, se encontraron con un Jiang Chen que acababa de regresar.

Jiang Chen finalmente recordó quien era este hombre, gracias a los recuerdos de su propio pasado. ¿Organizador Asistente Du?

Este hombre era en realidad uno de los principales organizadores de las Pruebas del Dragón Oculto.

“Chen’er, ¿Has regresado? Ven a saludar al gran organizador Du. Por fin he podido invitarle a nuestra casa pero, por desgracia, el maestro Du tiene que ir a atender a algunos asuntos.”

Ese Organizador Asistente Du echó una mirada a Jiang Chen, y sonrió sin estar realmente sonriendo, “¿Eres Jiang Chen?”

Como uno de los principales organizadores de la Prueba Secreta del Dragón, él, naturalmente, sabía que era Jiang Chen. Esta pregunta era obviamente falsa.

Jiang Chen era un chico inteligente y un gran observador. Temía que su padre había sido ridiculizado por este tipo, y respondió evasivamente: “Ese soy yo. ¿Es usted el Organizador Asistente Du? “

Du Ruhai, el Organizador Asistente de las Pruebas del Dragón Oculto, era el número dos en términos de poder real. ¡No sería exagerado decir que él carga con el destino de todas las grandes familias que participan en la Prueba!

No importa que tan duque era, ¿Quien no presentaba una educada y zalamera cara cuando se reunian con Du Ruhai? ¿Quién no se humilla?

Si él pone trabas en un momento crítico porque le ofendieron, ni siquiera sabrías cómo moriste.

Por lo tanto, al ver que Jiang Chen no sólo no estaba dispuesto a agradarle, pero en realidad lo interrogó de nuevo con este tipo de tono, el Organizador Du fue rápidamente indignado.

No era que Du Ruhai no tenía medida de sutileza, sino más bien como que no tenía necesidad de fingir que era generoso e indulgente frente a la casa Jiang.

Su expresión se congeló, “¿Duque de Jiang Han? Su hijo es todo un personaje. Se atrevió incluso profanan los Ritos del Culto Divino, no es de extrañar que él no piense alto sobre un mero organizador.”

Jiang Feng sabía que las cosas estaban mal cuando escuchó esas palabras, y estaba a punto de disculparse.

Du Ruhai extendió las manos y se rió con frialdad. “Duque de Jiang Han, palabras vacías no son necesarias. Yo tenía la intención de ayudar a su hijo durante las Pruebas del Dragón Oculto. Pero he recibido un montón de mensajes de otros duques de esta tarde, diciendo que su hijo no tiene ninguna comprensión de la moral o la ética. Ayudándole sería similar a ponerme en situaciones de peligro. Por lo tanto, ¡Usted está por su cuenta en las Pruebas!”

“Organizador Du, este…” Jiang Feng estaba extremadamente agitado.

“Duque de Jiang Han, no me culpe por hablar francamente. Incluso sin recordatorios de los duques, basados puramente en la actitud bueno-para-nada de su hijo, ¡Usted debe ofrecer oraciones diarias para no hacer su vida más difícil!”

Du Ruhai arbitrariamente decidió dejar a un lado toda consideración por los demás.

 

Traducido por TeamChman

  • Luciano Rosselló Sosa

    7/10