SOTR – Capítulo 19

Modo Noche

Capítulo 19: El peligro oculto de la familia Jiang

Después de unos días de duro entrenamiento y el apoyo de medicina, Jiang Chen finalmente había fortalecido sus cuatro meridianos a un nivel satisfactorio.

“Los cuatro meridianos son lo mismo, como si fueran una flor de cuatro pétalos que recién florecen; ni demasiado frágil ni demasiado duro, y actúan casi al unísono. Los meridianos ahora han aumentado su flexibilidad y su fuerza en más de diez veces en comparación con la primera vez que he entrenado.”

Jiang Chen estaba muy satisfecho con este progreso, a pesar de saber que en comparación con la formación de los otros, el anterior Jiang Chen estaba todavía muchos pasos detrás de ellos.

Pero esto no era una excusa para proceder a toda prisa, Jiang Chen todavía se movía según su propio ritmo. Los más finos productos vienen de un trabajo lento, y todo encajaría en su lugar en el momento adecuado.

Por último, en la sexta mañana, Jiang Chen alcanzó su condición pico.

Los cuatro meridianos de Qi Verdadero eran como dragones, llenos de energía salvaje y explosiva. Formaron un consenso no premeditado, que tenía como objetivo abrir el quinto punto de acupuntura.

Un flujo rítmico y poderoso de Qi Verdadero llenó todo el cuerpo de Jiang Chen con una sensación de calma.

Exhalar, ¡Circular el Qi!

Los cuatro meridianos de Qi Verdadero eran como cuatro carpas a punto de saltar contracorriente. Tenían un buen espíritu de lucha y estaban llenos de vitalidad. Bajo la dirección de Jiang Chen, tomaron la misma acción y se unieron como uno solo, y tan veloz como un meteoro, ¡Se dispararon hacia el quinto punto de acupuntura de Jiang Chen!

Una sensación de agitación cálida, similar a la alegría sublime de un hombre y una mujer convirtiéndose en uno, llenó todos sus poros cuando se abrió el punto de acupuntura.

El punto de acupuntura se rompió como una cáscara de huevo. La fuerte corriente de Qi se precipitó a través del punto de acupuntura y retumbó a lo largo de la trayectoria preestablecida, ¡Abriendo el quinto meridiano!

¡Quinto punto de acupuntura, avance!

¡Quinto meridiano, abierto!

¡Quinto nivel de Qi Verdadero, perfecto!

Al recibir a la luz del sol naciente, Jiang Chen sonrió con su primera sonrisa sincera desde su reencarnación.

Los cinco meridianos de Qi Verdadero no le sorprendieron. Lo que lo hacía feliz era la sensación de obtener un logro mediante el entrenamiento, a través de su avance.

Este sentimiento de logro era algo que su propio pasado exaltado, el hijo del Emperador Celestial, nunca había disfrutado.

“Cinco meridianos de Qi Verdadero son, sin duda lo suficiente para nunca más colocarme en la parte inferior de todos los herederos, y con mi experiencia y potencial, no debe haber nadie dentro del reino de Qi Verdadero, incluso en el reino avanzado del Qi Verdadero, que pueda ganarme.”

Jiang Chen aún poseía este poco de confianza.

Con sus puntos de vista, y un conocimiento fundamental de este mundo, podía ver absolutamente a través de la verdadera esencia de las cosas con un solo vistazo. Él sería capaz de leer completamente todas las estrategias de un oponente antes de que incluso intentase una sola técnica. Esta era una gran ventaja en este tipo de competencia.

Cuando Jiang Chen salió de la sala de entrenamiento secreto, se dio cuenta de que habían pasado muchos días desde que había llamado a su padre.

Desde que había llegado a este mundo, el duque de Jiang Han había sido apoyo mental de Jiang Chen, ya sea en términos de los lazos de sangre o primeras impresiones.

De este hombre, Jiang Chen podría experimentar lo que significaba tener amor en este mundo.

A pesar de que no lo expresaba verbalmente, él colocaba una gran importancia en este lazo familiar.

Cuando vio a su padre, el duque de Jiang Han sostenía una invitación en la mano. Su frente se arrugó ligeramente, y era evidente que algo le estaba molestando.

“Padre.” Jiang Chen entró.

“Jaja, Chen’er, ¡Estás aquí!” El estado de ánimo de Jiang Feng siempre era excepcionalmente bueno cuando veía a su hijo, y él hábilmente ocultó las sombras que sobresalían en su frente. “¿Cómo van las cosas? He oído que no has puesto un pie fuera en días. ¿Realmente haz endurecido tu corazón esta vez para pasar los tres exámenes fundamentales sin importar qué?”

El tono de Jiang Feng estaba medio bromeando, pero causó que Jiang Chen perdiese sus palabras. Este anciano tenía seriamente una actitud positiva. Todavía podía arreglárselas para decir una broma en este momento.

“Los exámenes fundamentales no son importantes. Padre, ¿Qué estabas mirando justo ahora? Vi que usted parecía estar preocupado por algo.” Jiang Chen preguntó de manera decisiva, al ver que su padre no iba a tocar el tema.

“Ah, esto. ¡Jaja! Chen’er, nunca has expresado un interés en asuntos de la casa antes. No te preocupes por este tipo de asuntos.” Jiang Feng evitó la pregunta y trató de cambiar de tema.

“Padre, aunque yo soy tu hijo, ¿No debe haber un límite en el grado de tu protección? ¿No tienes miedo de que me vaya a echar a perder y me vuelva un bueno para nada despreciable?”

“Je je, Chen’er, que estás diciendo. ¡Un anciano protegiendo a su hijo sólo es lo justo y apropiado! En realidad no es nada importante, sólo que el duque del Altísimo Dragón envió una invitación, llamando a todos los duques a una recepción en celebración de un evento importante en su mansión.”

“¿Ducado Altísimo Dragón?” La primera persona en la que Jiang Chen pensó fue en Long Juxue.

“Nuestra relación con el ducado Altísimo Dragón no es lo suficientemente profunda como para ser invitados a un banquete, ¿Verdad?” Preguntó Chen Jiang con duda.

“¡Ay! ¡Duque del Altísimo Dragón! Esta es una muestra de poder para arrasar con la familia Jiang. Chen’er, ya que preguntas, yo te lo diré. Mantén tu inteligencia para ti mismo cuando estés fuera de casa, y no ofendas a nadie del ducado Altísimo Dragón. La tierra de nuestro territorio Jiang Han es rica y fértil porque está en la parte sur del reino. Incluso hemos descubierto un trozo de terreno con una vena espiritual que lo atraviesa. Por lo tanto, nuestra familia siempre ha tenido un gran acuerdo de negocios sobre cultivar ingredientes espirituales para el Jardín Rey Píldora.”

El descubrimiento de un pedazo de tierra con una vena espiritual natural hacía un suelo fértil para la siembra de ingredientes espirituales. También era bastante normal tener relaciones comerciales con el Jardín del Rey de la Píldora, un lugar que se especializa en píldoras medicinales.

Jiang Chen escuchó en silencio porque sabía que había algo más.

“Sin embargo, recientemente, el duque del Altísimo Dragón se acercó a mí muchas veces para alquilar el terreno con el jardín de ingredientes espirituales.”

“¿Alquilar? No es como si el alquiler de propiedades no existiese entre los ducados. ¿Cuál era su oferta sobre el precio?” Jiang Chen parecía poco a poco entender la situación.

“Cuando digo que el ducado Altísimo Dragón nos intimida, esto es lo que quiero decir. Basado en nuestro negocio con el Jardín Rey Píldora, este pedazo de tierra nos trae cinco millones de plata en ganancias cada año. Pero el duque del Altísimo Dragón ofreció trescientos mil de plata para alquilar nuestra tierra.”

¡Cultivar los ingredientes para el Jardín Rey Píldora daba lugar a unos ingresos de alrededor de cinco millones al año!

¡Pero alquilarlo al duque del Altísimo Dragón reduciría directamente los ingresos a trescientos mil!

¡Robo, atraco a mano armada a través de pura exhibición de poder!

Jiang Chen entendió todo a la vez. Este duque del Altísimo Dragón estaba jugando con su poder como el primer duque del reino. El llamado banquete era uno de falsas intenciones. Invitar al duque de Jiang Han era, sin duda, para ejercer presión sobre él en persona y obligarle a aceptar.

Si la presión solamente viene del duque del Altísimo Dragón, sería sencillo. Estamos todos los duques del Reino Oriental; si me presionan, entonces yo simplemente los ignoraré.

Sería una violación del ancestral código de conducta y un enorme tabú si duques fácilmente peleaban entre sí.

Ya que su padre estaba tan perturbado, Jiang Chen sintió que la presión no sólo debe venir del duque del Altísimo Dragón.

“¿Es que el Jardín Rey Píldora ha llegado a un acuerdo secreto con el ducado Altísimo Dragón?” Preguntó Jiang Chen.

Jiang Feng pensó que era un poco extraño y miró a Jiang Chen. “Bueno Chen’er, tú normalmente no preguntas sobre estas cuestiones, pero has identificado los asuntos ocultos dentro de éste. Este es de hecho el caso, el Jardín Rey Píldora ha dejado indicios de que incluso si no alquilamos al ducado Altísimo Dragón, planean terminar nuestra relación después de las Pruebas del Dragón Oculto.”

Jiang Chen finalmente entendió completamente la situación. Esto era echar sal a la herida.

Las dos partes se habían unido para dejar de lado al dueño de la tierra con la vena espiritual.

Este duque del Altísimo Dragón era demasiado intrigante, estaba llevando estos negocios a cabo sin jugarse nada.

Cuando enfrentas  una elección entre el ducado Altísimo Dragón y el ducado Jiang Hang, el Jardín Rey Píldora naturalmente elegirá al primero. Después de todo, ese era el duque número uno en el reino.

“Entonces, ¿El banquete de esta noche es una cena donde se planea una traición?” Jiang Chen jugó con la invitación con cierto interés. La arrogancia del duque del Altísimo Dragón, y la sensación de un pequeño villano ganando al final del día emanaban desde las líneas de texto.

El punto crucial era que la invitación se esforzó particularmente en recordar al duque de Jiang Han de llevar a Jiang Chen también.

¿Era esto para humillar a padre e hijo de manera conjunta?

“Chen’er, estoy pensando que debería ir solo. Tú…”

“¡Por supuesto que iré! Por qué no. Realmente quiero abrir los ojos.” Jiang Chen rió de buena gana. “Me gustaría ver si este duque del Altísimo Dragón realmente tiene tres cabezas y seis brazos.”

Después de la explicación de su padre sobre esta cuestión y la combinación de todo lo que había sucedido antes, Jiang Chen tenía plena razón para sospechar que el duque del Altísimo Dragón estuvo involucrado en la flatulencia que el anterior Jiang Chen había liberado durante los Ritos.

Incluso si él no estaba directamente involucrado, él debe estar indirectamente involucrado.

Además, ¿Cómo podría un mero duque del Altísimo Dragón hacer a Jiang Chen retirarse?

¿Detener su progreso debido al miedo? ¿Evitar el conflicto y la provocación? Esas eran las acciones de los débiles.

En esta vida, ¡Jiang Chen sólo sería uno de los fuertes!

Además, Jiang Chen también quería ver qué tipo de circunstancias fortuitas había sucedido a ese advenedizo duque para que él alardease que se trataba de un evento importante sobre buenas nuevas.

Al día siguiente, en el palacio.

Después de unos días de intensa actividad, los aposentos de Zhiruo Oriental habían sido remodelados de acuerdo a los planos de Jiang Chen.

Los aposentos de Zhiruo Oriental ahora eran claramente no tan delicados y exquisitos como antes, en cambio tenía unos cuantos rastros de líneas masculinas.

Lu Oriental también había oído hablar de este asunto, y había venido para una inspección personal hoy día, acompañado de la princesa Gouyu.

“Jaja, este Jiang Chen sabe cómo agitar bien las cosas, ¡¿Cómo se ve esto como los aposentos de una princesa?!” A pesar de que Lu Oriental había dicho esto, era obvio que no le importaba.

“Gouyu, ¿Qué piensa usted acerca de este Jiang Chen?” Lu Oriental sonrió alegremente y le preguntó a la princesa junto a él.

“Hermano Real, si Jiang Chen puede curar a Zhiruo, entonces naturalmente podemos permitir sus payasadas. Pero si esto es todo un juego, ¡Voy a ser la primera en castigarlo!”

Zhiruo Oriental llegó saltando como un pequeño ciervo mientras ellos estaban hablando.

“Padre, tía, ¿Han venido para ver a Ruo’er?”

“Sí, Ruo’er, ¿Cómo se ha sentido estos últimos días?” Lu Oriental se sintió un poco culpable mientras miraba a la hija que había resistido muchas dificultades desde la infancia.

Zhiruo había tratado con un desafortunado destino desde que era una niña, pero nunca se había quejado. Por el contrario, ella era muy madura y siempre pensaba en los demás.

Incluso con un cuerpo dominado por la enfermedad, aún sabiendo que no tenía mucho tiempo de vida, siempre había vivido con optimismo.

“Padre, Ruo’er ha sido muy feliz en estos días. Mire la cara de Ruo’er, ¿No se ve mucho mejor que antes? Y, Ruo’er ya no tiene miedo del frío cuando llega la medianoche. Me siento muy bien todos los días y duermo mucho mejor que antes.”

De hecho, era evidente a partir de espíritu y la tez de Zhiruo Oriental que su condición era mucho mejor en estos días. Ella también no parecía tan indiferente como antes.

“Ruo’er, ¿Esto significa que el tratamiento de Jiang Chen está teniendo efecto?” Los ojos de Lu Oriental brillaron.

“Sí, debe darse el crédito al hermano Jiang Chen. Guardo dos de las bolsitas que me entregó en mi cuerpo, y no siento que me canso tan fácilmente como lo hacía antes. Ya no despierto por el aire frío en el medio de la noche tampoco. Padre, tía, yo contemplo todos los días el diagrama que el hermano Jiang Chen me ha dado. ¡Creo que funciona muy bien!”

Escuchando las palabras de Zhiruo Oriental y viendo que su cuerpo había cambiado evidente para bien, Lu Oriental y Gouyu se miraron entre sí, con una expresión significativa en sus caras.

 

Traducido por TeamChman

  • Luciano Rosselló Sosa

    9/10