SOTR – Capítulo 20

Modo Noche

Capítulo 20 – ¿El banquete es una trampa? Yo no tengo miedo

“Ese mocoso… Ese mocoso, ¿Es así de bueno?” Gouyu era reacia a aceptar la situación. Todavía se sentía particularmente incómoda cada vez que pensaba en esa vez que fue reprendida por Jiang Chen. Era un poco difícil para ella dejar de lado su orgullo y admitir la superioridad de Jiang Chen.

Lu Oriental abrazó ligeramente a Zhiruo Oriental, suspirando suavemente. “¿Quién hubiera pensado que después de lo que sucedió en los Ritos del Culto Divino, la fortuna nos sobreviniese en medio del desastre? ¿Es la voluntad de los cielos utilizar la mano de Jiang Chen como un recipiente para aliviar el sufrimiento de Ruo’er?”

Cuanto más pensaba en ello, más esta explicación se convirtió en la única posible.

“Ah, claro, Gouyu, Jiang Chen se encuentra en la capital para participar en las Pruebas del Dragón Oculto, ¿Cómo son sus calificaciones?” Lu Oriental de repente recordó este asunto.

“Hermano Real, de los 108 herederos, los resultados de Jiang Chen son sin duda los últimos en su clase. Y hasta ahora, no ha pasado ni uno solo de los tres exámenes fundamentales. Hay sólo tres o cuatro días más hasta la fecha límite al final del mes. Si aún así no puede pasarlos, entonces, entonces él ni siquiera tiene los requisitos para participar en los exámenes finales de las Pruebas del Dragón Oculto.” Gouyu sólo pudo contestar con sinceridad.

“¿Tan malo?” Lu Oriental estaba también bastante sorprendido. “Esto me pone en una posición difícil. Si este chico no puede pasar incluso los exámenes fundamentales y pierde el ducado de su familia como resultado. Entonces mis intenciones a conceder honores y riquezas…”

“Cosechas lo que siembras. Él no trató antes, no sería una injusticia para su familia el perder su ducado. Hermano Real, estoy diciendo esto ahora. Desde que me has puesto a cargo de las Pruebas del Dragón Oculto, no voy a ir fácil con nadie.” Gouyu aún mantenía una buena cara.

“Jaja, ¿Cómo voy a ponerte en una posición difícil? Si ser un duque realmente no está escrito en sus estrellas, entonces, ser funcionario sin poder en la capital es igual de bueno. Ningún poder o influencia, o la riqueza y los ricos. Eso sería una vida sin preocupaciones”.

Este era en realidad la conclusión preferida de Lu Oriental sobre ese asunto. De lo contrario, todos los diversos duques volverían a su territorio después de las Pruebas del Dragón Oculto, ¿Y entonces luego quien trataría la enfermedad de Zhiruo Oriental?

“Ah, claro, Hermano Real, hablando de las Pruebas del Dragón Oculto, Gouyu recibió una invitación hoy. Venía del ducado Altísimo Dragón.”

“¿Ducado Altísimo Dragón?” Lu Oriental vagamente arrugó el ceño, obviamente bastante sensibles a estas tres palabras.

“Sí, se dice que habrá un banquete esta noche, y me invitan a asistir. Al parecer, un increíble acontecimiento feliz se ha producido en la mansión Altísimo Dragón.”

“¿Acontecimiento feliz?” La expresión de Lu Oriental se hizo aún más complicada. Como el eminente gobernante de un reino, por todos los derechos debe tener un control absoluto sobre todo en la capital.

Pero, ¿Qué acontecimiento de gran felicidad se había producido en la mansión Altísimo Dragón? Lu Oriental no tenía ni idea.

Por supuesto, el duque del Altísimo Dragón nunca habría invitado al rey al banquete. En primer lugar, los duques no ordenaban tal honor, y en segundo lugar, las medidas establecidas por los antepasados no permitían tal acto.

“No dio más detalles en la invitación, y sólo dijo que tenía algo que ver con su hija menor Long Juxue. ¿Puede ser que Long Juxue ha tenido cierto avance en su camino del dao marcial?”

Lu Oriental en realidad no pensaba que se tratase de un asunto realmente tan pequeño. Extendió sus manos, “Deberías asistir puesto que te han invitado. Este duque del Altísimo Dragón, je je.”

La expresión de Gouyu también era un poco complicada, y comprendía las reservas de su hermano hacia el duque del Altísimo Dragón. Él era el primer duque bajo el cielo, y de una preeminente posición y poder. Su influencia casi rivalizaba con la de su hermano.

La mansión Altísimo Dragón se encuentra en el distrito sureste de la capital. Su ubicación era superior, con calles prósperas y magníficos edificios. La mansión Jiang Han era absolutamente incomparable.

Por supuesto, a pesar de que era llamada la mansión Altísimo Dragón, no era más que un sitio de alojamiento temporal para cuando el duque se encontraba en la capital. La verdadera mansión de cada Duque seguía ubicándose en sus respectivos territorios.

Jiang Feng había tenido la intención de preparar un regalo hermoso dado que estaba asistiendo a un banquete, pero había sido vetado por Jiang Chen. Ya que estaban seguros de declarar una pelea, ¿Por qué preocuparse? Sólo tenía que llevar algunos artículos al azar, y la mansión Altísimo Dragón podría aceptarlas si deseaba.

Además, era una apuesta segura que a esta invitación no le importaba los regalos realizados a mano. Lo que el duque del Altísimo Dragón quería era la parcela de tierra Jiang Han que contenía la vena espiritual, y cortar la mayor fuente de ingresos del ducado Jiang Han.

Apoderarse del sustento de alguien iba a comenzar una sangrienta pelea. Jiang Chen claramente entendió que este asunto no se resolvería fácilmente.

Jiang Chen caminó pesadamente fuera de la sala de entrenamiento secreto cuando estaba ya anocheciendo. En sus palabras, serían sometidos a las frías miradas incluso si llegaban temprano, ¿Así que por qué no esperar a que todos estuvieran presentes?

Jiang Feng pensó que esto tenía mucho sentido y por lo tanto aceptó la sugerencia de Jiang Chen.

La mayoría de los invitados ya habían llegado cuando el dúo de padre e hijo llegó a la mansión Altísimo Dragón.

La escena frente a él estaba completamente dentro de las expectativas de Jiang Chen. Ya sea por acuerdo o coincidencia anterior, varios duques habían formado un acuerdo con el ducado Altísimo Dragón y a propósito rechazaban al dúo de padre e hijo.

Era una buena cosa que Jiang Feng por lo general se comportaba de una manera buena y se había hecho amigo con algunos de los duques. Algunos compañeros conocidos vinieron a saludar a Jiang Feng.

Así las cosas no eran demasiado feas.

“Viejo hermano Jiang, este duque ha sido suspirando una eternidad para su llegada. ¡Usted está finalmente aquí!” Una carcajada de repente sonó desde el frente, y un hombre vestido con ropas lujosas se dirigió hacia Jiang Feng con grandes pasos.

Este hombre tenía una estructura robusta y se dirigió con el equilibrio y la energía de un tigre. Un aura dominante se notaba en cada uno de sus gestos. Era el duque del Altísimo Dragón, Long Zhaofeng.

“Esto es demasiado, hermano Long es demasiado educado.”

“Ven ven ven. Viejo hermano Jiang eres mi estimado invitado hoy, y debes sentarte a mi lado en la mesa principal.”

No era fácil obtener un asiento en la mesa principal. Una mansión como un ducado, era más exigente acerca de disposición de los asientos. A pesar de que la posición del ducado Jiang Han era buena, no era lo suficientemente buena como para justificar un asiento en la mesa principal.

“¿Cómo puedo aceptar esto? Hermano Long por favor continúe con sus asuntos, me sentaré con esta banda de hermanos.” Jiang Feng todavía deseaba sentarse con su banda de hermanos.

Sin embargo, al parecer había subestimado la determinación de Long Zhaofeng.

“Un huésped tiene que seguir los deseos de su anfitrión. Viejo hermano Jiang debe escuchar las palabras de este duque hoy.” Long Zhaofeng tenía un aire de No me detendré hasta que te sientes en la mesa principal.

A un lado, Jiang Chen dijo a la ligera. “Padre, es raro que el duque del Altísimo Dragón nos favorezca grandemente. Dado que hay un asiento para usted en la mesa principal, ¿Por qué no se sienta? Vaya y siéntese.”

“Jajaja, ¿Y este debe ser…? Ah, claro, debe ser mi querido sobrino Jiang Chen. Maravilloso, un padre tigre no engendrará un hijo perro. Querido sobrino, las generaciones más jóvenes pueden divertirse en otro lugar. No los podré saludar de manera individual.” El duque del Altísimo Dragón rió y echó una mirada un poco significativa, gastando un pequeño momento en Jiang Chen.

“Je je, por favor, no se preocupe.” Jiang Chen hizo un gesto al azar con las manos y se dio vuelta para marcharse.

“Hermano Chen, por aquí.”

Tan pronto como él se había dado vuelta Jiang Chen vio una gran figura que lo saludó con entusiasmo desde una mesa no demasiado lejos.

Sólo una persona en todo el Reino Oriental tenía una estatura de tan gran volumen. No había ninguna otra. Era naturalmente el gordito Xuan.

Sentado con el gordito Xuan estaba el heredero del ducado Hubing, Hubing Yue. Estos dos hombres eran los mejores amigos de Jiang Chen que se encontraban en la capital.

En cuanto al otro, Yang Zong, que estaba escondido en otra mesa, y ni siquiera se atrevía a mirar hacia el gordito Xuan y los otros. Era evidente que no quería saber nada de nada.

“Hermano Chen, ¡Estos días han sido una agonía para su hermano más joven!” Gordito Xuan era bastante tosco cuando él utilizó una de sus mangas, hecha a partir de las sedas más finas, para limpiar una silla. “Hermano Chen, este es el asiento que he guardado para ti desde temprano en la noche. ¡Jaja, tener tonelaje es una ventaja al acaparar asientos!”

“Hermano Chen, no te he visto en mucho tiempo, y te he echado de menos.” Una oleada de entusiasmo también emanaba de los ojos de Hubing Yue. Este hombre no hablaba mucho, pero era honesto y directo.

Jiang Chen fue más o menos tocado cuando estos dos actuaron de esta manera en una reunión de este tipo, en particular con la precaria posición del duque de Jiang Han.

Había una razón por la que estos chicos eran llamados mejores amigos.

Jiang Chen ignoró las miradas que venían de todas las direcciones, y estaba a punto de tomar asiento cuando una figura apareció por el lado de la silla, y se sentó firmemente en el lugar que el gordito Xuan había reservado.

“Gordo Xuan, gracias por guardarme un asiento.”

Este hombre llevaba una túnica negra y tenía una nariz prominentemente roja. Unos toques de burla salían de los bordes afilados de sus labios mientras descaradamente se apoderaba de la silla.

“Mono Yan, ¿Cuál es el significado de esto?” Gordito Xuan estaba inmediatamente indignado.

“Gordo Xuan, me gustaría preguntarle lo mismo, ¿Qué es lo que quiere decir con eso? ¿No puedo sentarme en este asiento?” Esta persona era, naturalmente, el heredero al ducado Yanmen, Yan Yiming. También era la misma persona que se había identificado voluntariamente al amenazar a Jiang Chen en el Salón de Curación.

“¡Este es un asiento que he reservado para mi hermano Chen!” Gordito Xuan quería apartar a Yan Yiming de la silla.

“¿Hermano Chen? ¿Te refieres a él?” Yan Yiming sonrió arrogantemente. “Gordo Xuan ¿Estás ciego? Esta es el área del reino intermedio. Sólo aquellos con al menos cuatro niveles de Qi Verdadero tienen el derecho de estar aquí.”

Él echó una mirada a Jiang Chen y dijo en un tono muy burlón mientras apuntaba a una mesa solitaria para uno en la esquina “Jiang Chen, esa mesa ha sido preparada para el reino inicial.”

Risas estridentes sonaban desde todos los lados tan pronto como Yan Yiming había mencionado sus palabras. Era evidente que se trataba de una obra de teatro que había sido prevista durante mucho tiempo, y estaban esperando a Jiang Chen y gordito Xuan venir y hacer los tontos.

Gordito Xuan se enfureció. “Mono Yan, ¿No sabes elegir mejor el momento cuando necesitas ser abofeteado?”

Yan Yiming sonrió débilmente. “Gordo Xuan, eres tan sólo un quinto nivel de Qi Verdadero. ¿Desde cuándo tienes la habilidad para golpear a alguien mejor con seis niveles?”

Los seis meridianos de Qi Verdadero de Yan Yiming surgieron a medida que hablaba, enviando directamente un aura imponente.

Los sables se golpean, y parecía muy probable que una pelea no tardaría en estallar.

De repente, una voz nítida y que encrespaba los sentidos procedía de una mesa cercana. “Hermano Jiang Chen, siéntate aquí. Yo te guardé un asiento.”

La voz era ingenua y clara. Jiang Chen sabía sin volver su cabeza que era la princesa Zhiruo Oriental.

Con una leve sonrisa en sus labios, Jiang Chen repente alargó la mano y palmeó el hombro de Yan Yiming. “Este joven duque tiene la estructura ósea fina y una cara bonita, ¡E incluso roba asientos con tal personalidad! Usted tiene un futuro brillante por delante. ¿Su maestro debe admirarle? ¿Yan Yiming verdad? Le recordaré.”

Con esto, Jiang Chen ignoró completamente las miradas burlonas a su alrededor y caminó elegantemente hacia Zhiruo Oriental con una cara pacífica.

“Niña tonta, ¿Qué haces en un lugar tan sucio en lugar de permanecer en tus aposentos?”

La multitud reunida estaba conmocionada, como si un rayo los hubiese quemado a cenizas después de que Jiang Chen había hablado. ¡Esta era la princesa! Jiang Chen había sido azotado por el rey la última vez y había escapado de la muerte por poco, pero su comportamiento había empeorado y ahora se había atrevido a hablar incluso a la más amada princesa del rey con este tipo de tono.

Esto sonaba como si alguien estuviese reprendiendo a su propia hermana.

Y decir que este era un lugar sucio frente al anfitrión del banquete, ¿No era esto una bofetada verbal?

La atmósfera de la escena se trasformó en un abrir y cerrar de ojos.

Todo el mundo inclinó sus cabezas y pensaban que este joven duque Jiang tenía la inclinación de no detenerse hasta que él había dicho algo completamente indignante, ¿De forma espontánea se ha vuelto loco debido a toda la presión?

Traducido por TeamChman

  • juan david suarez sanchez

    Quiero massssssss

  • Luciano Rosselló Sosa

    9/10 exquisitas palabras sucios