SOTR – Capítulo 25

Modo Noche

Capítulo 25: Reino Legendario de Entrenamiento

“Jajaja, hermano Jiang, ¡Quién habría pensado que su hijo sería tan experto! ¿Lo has mantenido en secreto a todo el Reino Oriental?”

“¡De verdad! Hermano Jiang, creo que padre e hijo deben haber escondido a propósito su verdadera fuerza, ¡Y querían saltar a la fama en la Prueba Secreta del Dragón!”

“Debe ser eso. Incluso el heredero genio del ducado Tigre Blanco ha sufrido una derrota tan innoble en manos de Jiang Chen. ¿Cómo podría tal personaje no pasar incluso los tres exámenes fundamentales?”

“Duque de Jiang Han, felicitaciones, felicitaciones. ¿Quién iba a pensar que todo el reino había sido mantenido en la oscuridad por ustedes dos? Deben ser castigados, ¡heh!”

Jiang Feng también estaba asombrado en ese momento. Él no se habría sorprendido en absoluto si Jiang Chen hubiese sido derrotado en unos pocos golpes.

Él ni siquiera se habría sorprendido si Jiang Chen se rendía inmediatamente.

Sin embargo, el resultado de esta lucha lo sorprendió más allá de su capacidad de ser impactado.

¿Ocultando su verdadera fuerza? ¿Un lobo con piel de oveja? Jiang Feng no sabía si reír o llorar. Si este fuera el caso, entonces el talento para la actuación de su muchacho era verdaderamente sin precedentes. Incluso su viejo había sido mantenido en la oscuridad.

Incluso en sus sueños, ¡Jiang Feng nunca había soñado con una situación de este tipo!

Esta fue la perfecta representación de “la alegría de un hombre siendo el sufrimiento de otro hombre”.

Los duques que estaban en desacuerdo con el duque de Jiang Han, incluso algunos que tenían peleas contra él, ahora tenían caras gravemente serias después de querer ver al duque de Jiang Han convertido en un hazmerreír.

Ellos también se habían dado cuenta de que habían caído en el juego del dúo de padre e hijo Jiang.

Incluso el duque del Altísimo Dragón, Long Zhaofeng, observó a Jiang Chen con unos cuantos signos de recelo en su mirada. ¡Parecía que siempre había subestimado las estrategias de la familia Jiang!

En cuanto a Long Juxue, le desagradaba Jiang Chen aún más ahora. Las palabras que Jiang Chen le había dicho a Bai Zhanyun parecían burlarse de este último en la superficie, pero en realidad sólo lo habían golpeado en la cabeza pero su verdadera intención era burlarse de ella, ¡Long Juxue!

“¿De qué sirve si un ducado patético y pobre forcejea un poco? Pequeños planes y pequeños trucos son todos tan reales como las nubes flotando en frente del poder absoluto.” Long Juxue todavía era despectiva con Jiang Chen. Con su Constitución Fénix Azur, estaba segura de volar alto una vez que entrase en la secta Sol Púrpura.

¿Y qué si estos plebeyos heredan sus ducados? ¡Todavía eran meras hormigas!

Ya sea si se tratase de Jiang Chen o Bai Zhanyun, eran todos como hormigas en los ojos de Long Juxue.

Sin embargo, incluso si fueran hormigas, todavía deseaba verlos pelear en frente de ella, creando un poco de entretenimiento para ella y permitirle disfrutar el brillo de las estrellas que bailan bajo la luna.

Pero este Jiang Chen, esta hormiga condenable, ¡Continuaba arruinando sus planes!

La única completamente desprovista de cualquier reacción fue la princesa Gouyu, porque todo su ser estaba en un estado de ensueño. Todavía estaba atrapada en la mentalidad de la pelea que había ocurrido, incluso hasta ahora.

El mágico golpe de Jiang Chen, ese paisaje mental indefinible, era como si una persona sobre la noche se hubiese llevado la conciencia de la princesa Gouyu y la trajo a ese estado mental maravilloso.

Se imaginó la escena de la pelea en varias ocasiones, pero no importaba cómo lo simulase, con su conocimiento del dao marcial y su estudio del Punto Rey Oriental, ¡Todavía no podía reconstruir totalmente la lucha anterior!

Eso era decir, que la princesa Gouyu no podía imitar las acciones de Jiang Chen y ganar tan fácilmente, tan cómodamente, ¡Incluso en una lucha teórica!

La clave no era ganar o perder, pero la princesa Gouyu era aún totalmente incapaz de igualar el estado mental y el nivel del Punto Rey Oriental de Jiang Chen.

La princesa Gouyu continuó simulando la lucha, y finalmente descubrió, trágicamente  que era imposible imaginar siquiera ese reino del dao marcial con su nivel de fuerza, por no hablar de entrenar realmente hasta ese nivel.

Esto significa que, incluso después de la demostración de Jiang Chen, era incapaz de replicar sus acciones, incluso si se le diese la oportunidad de hacerlo.

Este reino… Una frase flotaba en la mente de la princesa Gouyu. Un cierto tipo de reino…

Fue en este momento que Du Ruhai utilizó un pomposo y altanero tono “Jiang Chen, se trata de un combate de entrenamiento frente a la princesa Gouyu. Ya se había decidido que los combatientes usarían el Qi Amatista Oriental y las técnicas de artes marciales que lo complementan. ¿Cómo te atreves a usar otras técnicas; ¿Todavía posees algo de integridad? ¿Todavía tienes algo de dignidad como un miembro de la nobleza?”

Jiang Chen lanzó una mirada descuidada en él, careciendo del deseo de incluso insultar a una persona tan estúpida. Sería un insulto a sí mismo si gastase saliva en aquellos que besan a sus superiores en el poder.

Al ver la actitud arrogante y la respuesta silenciosa de Jiang Chen, Du Ruhai pensó que Jiang Chen le tenía miedo. Su actitud se hizo aún más altiva. “Jiang Chen, deja que te diga algo. Esta es una afrenta y falta de respeto a la dignidad real. Definitivamente voy a informar al respecto a Su Majestad…”

“Principal Organizador Du, por favor no diga nada más.” La cara de Bai Zhanyun era espantosamente blanca, pero aún se rió con amargura. “Él usó el Punto Rey Oriental. He perdido, y admito totalmente mi derrota.”

Du Ruhai pensó que Bai Zhanyun estaba buscando una salida para guardar algo de dignidad. Le consoló, “Bai Zhanyun, no se sienta abatido. Este Jiang Chen ha empleado algún tipo de truco siniestro. Piense en ello, esta persona ni siquiera podía pasar los tres exámenes fundamentales. ¿Cómo podía usar el Punto Rey Oriental para derrotarlo? Según yo…”

“Du Ruhai, ¡¡Esta princesa te ordena que te calles!!”

La princesa Gouyu por fin había vuelto en sí y se encontró inmediatamente con Du Ruhai saltando de arriba a abajo creando una escena, acusando a Jiang Chen de utilizar un truco siniestro.

El venerado método utilizado en la fundación del Reino se había convertido en un truco siniestro en la boca de este tonto ignorante. ¿Como no podía enfurecer a la princesa Gouyu?

“Princesa, este Jiang Chen…” Du Ruhai siquiera quería añadir sal a la herida para humillar a Jiang Chen.

“¡Ya te he dicho que cierres la boca!” El tono de la princesa Gouyu se hizo aún más duro. “Como uno de los organizadores de las Pruebas del Dragón Oculto, ¡Como puede ser tu visión tan poco profunda que ni siquiera reconoces el método dao marcial fundador! Estoy considerando seriamente el pedirle a mi hermano revocar tu posición como el organizador de las Pruebas.”

“¿Qué? Princesa, ¡Yo soy inocente!” La expresión facial de Du Ruhai cambió por completo.

“¡Déjame!” La princesa Gouyu tampoco sabía por qué, de repente, se había vuelto tan enfurecida con Du Ruhai. ¿Tal vez fue debido a que Du Ruhai perturbó su contemplación mental con su alboroto?

En ese momento, Zhiruo Oriental tenía una cara despreocupada, inocente y preguntó con una risita, “Tía, el hermano Jiang Chen es muy fuerte. Usted dice que ha derrotado a Bai Zhanyun quién está en el reino ‘Altamente Impecable’, ¿Entonces en que reino se encuentra su Punto Rey Oriental? ‘¿Alta Gran Perfección?’”

¿Alta Gran Perfección?

Las caras de todos los practicantes cambiaron cuando estas tres palabras fueron pronunciadas. Todo el mundo sabía que sólo los más rebuscados genios podían practicar cualquier técnica hasta el reino “Gran Perfección” y  una “Alta Gran Perfección” indicaba el reino más alto posible para una técnica de artes marciales, y era insuperable.

Para poder practicar un método de este reino significaba uno era un genio del dao marcial nacido sólo una vez cada cien años.

Pero, los sensuales y delgados labios de la princesa Gouyu temblaban ligeramente, y una luz extremadamente animada llenó sus ojos en ese momento, como si las palabras “Alta Gran Perfección” fuesen inadecuadas para describir el estado mental en el que se había perdido en ese momento.

“¿Alta Gran Perfección?” Los labios de jade de Gouyu se retorcieron marginalmente cuando ella exhaló el aroma de las orquídeas. Suspiró suavemente, “Me encontré con un maestro cuando tenía dieciséis años. ¡He aprendido del maestro que existe un reino aún más alto por encima de la ‘Alta Gran Perfección’ en la clasificación de la práctica del dao marcial!”

La multitud dio un grito al oír sus palabras.

De los presentes, ¿Quien no era un maestro del dao marcial? ¡Había varios aquí que eran verdaderos maestros Qi que se habían entrenado durante varias décadas!

Sin embargo, nunca habían oído hablar de un reino superior, uno por encima de la “Alta Gran Perfección”.

¿Qué más podría hacer una técnica de artes marciales por encima de la ‘Alta Gran Perfección’? ¿No era suficiente estar en ‘Gran Perfección’? Esto era inconcebible.

La princesa Gouyu parecía estar profundamente conmovida al pensar en el encuentro maravilloso de ayer, murmurando humildemente. “Lo sé, esto parece ser un rumor. Pero ese maestro me dijo, que el mundo del dao marcial es tan brillante como la galaxia, interminable y sin fronteras. Y los genios del dao marcial son las estrellas dentro de la galaxia, demasiados para ser contados. ¡Nuestro Reino Oriental, y los dieciséis países circundantes son solo una gota en el océano en este gran continente!

Los verdaderos genios del marcial de este mundo son uno en un billón, ya sea en términos de potencial o iluminación. Estos genios son capaces de entrenar fácilmente hasta la “Gran Perfección” en una técnica de artes marciales, y es la cosa más espantosa, que pueden innovar numerosos cambios a la base de la “Gran Perfección”. Se pueden obtener muchos misterios que no existían previamente, elevando la calidad de la técnica, el reino, ¡Y su verdadero significado!”

El tono de la princesa Gouyu estaba impregnado con piedad, y rastros concentrados de anhelo llenaron sus bellos ojos.

Esta era la razón por la que la princesa Gouyu nunca había limitado su forma de pensar para un solo país. Ella en realidad estaba hambrienta por un mundo más amplio del dao marcial.

Ella había estado llena de anhelo por el mundo exterior cuando oyó las palabras de su maestro ese año, y era insaciablemente curiosa respecto a esos genios legendarios.

La princesa Gouyu en realidad tenía la ligera sensación que el dominio del Punto Rey Oriental de Jiang Chen en ese anterior golpe había alcanzado el nivel de los llamados verdaderos genios del dao marcial.

“Más reinos arriba de la ‘Alta Gran Perfección’, ¿Cómo debemos llamarlos?” Los maestros dao marciales presentes todos se sintieron un poco perdidos con la presentación de un concepto más allá de su comprensión.

“¡Todos los reinos por encima de la ‘Alta Gran Perfección’ se etiquetan como el ‘Reino Legendario’!”

La princesa Gouyu no se contuvo y habló con franqueza. “Por supuesto, para estos verdaderos genios, no tiene sentido practicar algunas de las técnicas más superficiales por debajo del ‘Reino Legendario’. Los verdaderos genios toman algunas técnicas superiores y las entrenan hasta alcanzar el ‘Reino Legendario’, y luego crean su propio estilo, añadiéndole sus propias filosofías personales y misterios para elevar estas técnicas para convertirse en as oculto. ¡Ese es el sello de un verdadero genio!”

La multitud finalmente entendió después de esta ronda de explicaciones.

Así que esto era de lo que el ‘Reino Legendario’ se trataba.

“Tía, ¿Significa esto que el Punto Rey Oriental del hermano Jiang Chen ya ha alcanzado el reino legendario?” Zhiruo Oriental estaba ansiosa por confirmar aquello.

“He practicado el Punto Rey Oriental durante trece años y mi propia clasificación es el de ‘Gran Perfección Inicial’. Siento que puedo teorizar la condición de ‘Alta Gran Perfección’ en mi mente, pero he sido incapaz de ver a través del Punto Rey Oriental de Jiang Chen. Era como un dragón revelándose a sí mismo, siendo visible sólo la cabeza, y no por cola. Ni siquiera podía simular sus acciones en mi mente. Todo el mundo, por favor, piense acerca de esto. ¿A qué nivel podría estar su Punto Rey Oriental, si incluso yo no he podido teorizarlo?”

La princesa Gouyu detuvo aquí, pero lanzó una mirada significativa a Jiang Chen.

Jiang Chen sin embargo, se rió con pereza. “¿Reino Legendario? ¿Existe un reino tan sorprendente? De todas formas, he ganado simplemente porque Bai Zhanyun era demasiado idiota. Ya había mostrado su Punto Rey Oriental frente a mí, y yo simplemente vi a través de sus misterios. ¿Cómo pueden existir tantas misteriosas, profundas y sangrientas cosas?”

Bai Zhanyun estaba avergonzado. No importa lo orgulloso que era, no podía decidirse a odiar a Jiang Chen. Dejando a un lado el hecho de que Jiang Chen había retirado sus golpes hace un momento, Bai Zhanyun se dio cuenta de que Jiang Chen había dicho la verdad cuando se había calmado y reflexionado.

Había llegado a extremos increíbles para complacer a Long Juxue, ¿Pero cuando esta mujer había respondido sinceramente a Bai Zhanyun?

 

Traducido por TeamChman

  • Santiago Valdez

    Ya ganó un lacayo… si al final va a ser verdad que de a palizas se aprende y se forjan amistades xD

  • Luciano Rosselló Sosa

    8/10

  • Agustin Gabriel Castro

    ya cayo uno? xD que raro no es mujer jaja