SOTR – Capítulo 26

Modo Noche

Capítulo 26 – El estallido de Jiang Feng

El combate de entrenamiento entre los herederos de los ducados había terminado con este resultado. Con su identidad, la princesa Gouyu estaba, naturalmente, a salvo de sospechas sobre ponerse del lado de Jiang Chen.

Después de todo, ya sea en términos de identidad o posición, Jiang Chen no merecía este tipo de favoritismo por parte de la princesa Gouyu.

Además, ¿Quién no sabía que la princesa Gouyu era conocida por ser fría e imparcial? Si ese no fuera el caso, ¿Cómo Su Majestad el Rey ha estado dispuesto a dejar que la princesa Gouyu gobierne sobre un evento tan importante como las Pruebas del Dragón Oculto?

Al mismo tiempo, a pesar de que era un milagro que Jiang Chen hubiese derrotado a Bai Zhanyun, había sucedido justo en frente de ojos de la audiencia. Incluso si querían sospechar de qué hizo trampas, no fueron capaces de encontrar una excusa para hacerlo.

De vuelta al banquete, en el que el vino y la comida fluyeron en grandes cantidades. La atmósfera todavía no se había recuperado completamente gracias a los acontecimientos del día.

Para bien o para mal, todos tenían sus propias preocupaciones internas.

En particular los Duques quienes habían estado en desacuerdo con el Duque de Jiang Han, ellos todavía no podían poner un dedo sobre él, ¿Había sido la victoria de Jiang Chen una casualidad?

¿O era un lobo con piel de oveja, y el dúo de padre e hijo finalmente habían comenzado a revelar sus horribles colmillos en el último segmento de las Pruebas del Dragón Oculto?

Decir que alguien en la etapa inicial de Qi Verdadero podría ver a través de las debilidades de alguien con ocho meridianos de Qi Verdadero después de una demostración de este último; incluso los maestros del dao marcial lo encontrarían difícil de creer.

¿Cómo era posible encontrar defectos después de verlo una vez, y luego derrotar al adversario en la batalla real?

Si era tan fácil para los débiles triunfar sobre los fuertes, entonces, ¿Por qué todo el mundo entrenaba tan duro?

Sin embargo, decir que Jiang Chen había estado fingiendo ser un lobo con piel de cordero, ¿No era su acto un poco demasiado real?

El suceso clave era, las flatulencias durante los Ritos del Culto Divino. ¡Eso no estaba en el guión sobre ser un lobo con piel de oveja! Este era un pecado mortal, y el castigo extremo fue un hecho.

A menos que… ¿El Rey Lu Oriental estaba actuando junto con Jiang Chen?

¡Esto era aún más ridículo! Sin duda, el Rey no estaría tan aburrido como para hacer algo como eso. Además, seguramente la familia Jiang no tenía tanto prestigio y poder para que el Rey actuase de todo corazón según su guión.

Sólo el Duque de Tianshui y varios otros funcionarios podrían débilmente adivinar lo que estaba pasando en realidad, porque habían sido testigos presenciales de los sucesos de esa noche en la casa de Han Jiang.

“Tal vez el patrocinio divino todavía no ha abandonado a Jiang Chen, permitiendo a ese niño beneficiarse por completo, estúpido afortunado.” El Duque de Tianshui explicó las cosas de esta manera a sí mismo.

Este tipo de especulación era la más lógica. El Duque de Tianshui había concluido en algo después de observar las expresiones y acciones de Jiang Feng. Jiang Feng, al menos, no tenía conocimiento previo de este asunto.

Con el nivel de la astucia de Jiang Feng, sus aptitudes de actor no estarían a la altura si se hiciese pasar por un lobo con piel de cordero. Él revelaría rápidamente sus defectos.

El Gordito Xuan y los otros caminaron alrededor socializando cuando comenzó el banquete, y eran bastante amigables con Jiang Chen. Ellos salían con Jiang Chen antes porque era generoso, tenía un sentido de la justicia, y estaba dispuesto a hablar en nombre de un amigo.

Ahora, con la fuerza de Jiang Chen, tenían un mayor sentido de orgullo mutuo.

“¡Santo cielo! Hermano Chen, yo, el gordo Xuan, he salido contigo durante dos o tres años, ¡Pero nunca supe que el hermano Chen era un verdadero genio! Con habilidades de actuación de clase mundial, potencial de clase mundial, y sin duda fuerza de clase mundial. Este hermano pequeño está temblando, ¡Temblando!”

Gordito Xuan llevaba una mirada de emoción extrema y saliva volaba cuando gesticulaba. Él estaba más excitado que un niño en Navidad, como si Jiang Chen siendo impresionante fue lo mismo que él siendo impresionante.

Bai Zhanyun tenía la cara blanca en la otra mesa, y él mantuvo la cabeza baja mientras encontró consuelo en el fondo de su copa de vino.

Yan Yiming, quien había sido noqueado de un golpe por Jiang Chen antes, finalmente había recuperado sus sentidos y dijo entre dientes con fuerza. “¡Este Jiang Chen debe haber usado un truco sucio! Él simplemente tiene tres meridianos de Qi Verdadero, ¿Cómo podría él vencerme!”

Hong Tiantong, por el contrario, estaba secretamente aliviado. Lo bueno es que él era lo suficientemente inteligente como para evitar la búsqueda del centro de atención después de que Bai Zhanyun había demostrado su Punto Rey Oriental.

¡Piénsalo! Si hubiera sido él quien pelease con Jiang Chen, entonces la persona avergonzada delante de todo el mundo hoy no serían esos dos, sino él, Hong Tiantong.

Los pensamientos de Hong Tiantong se revolvieron al ver a Bai Zhanyun ahogar sus penas en alcohol, él quería continuar provocando a este último. “Hermano Bai, no estés abatido. En términos de fuerza, él se encuentra en el reino inicial de Qi Verdadero ¿Cómo iba a ser tu oponente? Rey Punto Oriental no es más que una técnica básica. Este chico tuvo suerte y ha practicado más, eso es todo. Si tuviéramos que competir en términos de historia familiar, ¿Cómo podría el Duque de Jiang Han siquiera pensar en competir con la herencia de su familia Tigre Blanco?”

Bai Zhanyun sólo bajó la cabeza y sonrió irónicamente, alterando su estilo habitual de orgullo dominante. Él negó con la cabeza ligeramente, pero no dijo nada. No era un hombre estúpido.

Los momentos anteriores en los que se había encaprichado con Jiang Chen eran puramente para ganar el favor de Long Juxue.

Excepto, que había visto de repente la luz después de las luminosas palabras de Jiang Chen, y sus pensamientos habían sido aclarados.

De hecho, él estaba en el mejor momento de su vida. ¿Ha valido la pena llegar a tales extremos por una mujer que nunca lo consideraría seriamente? Y, aunque Hong Tiantong había ido sobre Jiang Chen varias veces con Bai Zhanyun, él nunca había sufrido ninguna pérdida, mientras Bai Zhanyun siempre había sido el que enfrentase las consecuencias.

¿Qué significaba eso?

¡Eso significaba que Hong Tiantong era una especie de zorro astuto que siempre utilizaba a Bai Zhanyun como carne de cañón!

“¿De verdad crees que soy tan tonto?” Bai Zhanyun echó una mirada a Hong Tiantong mientras en su corazón crecieron indicios de desconfianza y disgusto sobre este calculador personaje.

En la mesa principal, y como el anfitrión de la sesión de hoy, aunque Long Zhaofeng estaba bastante sorprendido por lo que acababa de suceder, no pensó más en ello.

Incluso si este Jiang Chen tuviese algunos planes en mente y poseía cierto potencial, había una brecha insuperable entre él y la constitución innata de su hija.

Por lo tanto, las maquinaciones de Longo Zhaofeng sobre el terreno con la vena espiritual del ducado Han Jiang no disminuyeron, sino más bien, decidió reforzar las cosas.

Después de varias rondas de tragos siendo servidos, Long Zhaofeng levantó la copa hacia Jiang Feng. “Viejo Hermano Jiang Feng, estoy realmente sorprendido por el rendimiento actual de su hijo. Se ha ampliado mi visión del mundo. Desde hace mucho tiempo he querido ser amigo del viejo hermano Jiang. ¿Por qué no hacemos uso de esta oportunidad hoy en día? Mantengo mis palabras, ¿Cuáles son sus pensamientos con respecto a mi propuesta?”

“¿Por qué no seguir la corriente actual y felizmente poner un sello de aprobación sobre el mismo? Viejo hermano, usted ha visto mi sinceridad. Siempre y cuando asienta con la cabeza, usted no tendrá que hacer nada más y recibirá trescientos mil de plata de mí cada año. Nuestras dos familias estarán unidos como hermanos para siempre, ¿Qué le parece?”

El tono de Long Zhaofeng era magnánimo, como si en realidad estuviese dando gran cara al Duque de Jiang Han cuando quería apoderarse a la fuerza de la propiedad Jiang a un precio regalado.

Jiang Feng sabía que iba a ser duro sentarse en ese lugar cuando Long Zhaofeng le llevó a esta tabla. Los guantes estaban echados, y Long Zhaofeng habían ido directamente al grano.

Sólo podía poner una cara valiente y decir, “Duque Long, mi territorio Jiang Han está situado en el sur y es un lugar pobre con no muchas fuentes de ingresos. Todo el presupuesto doméstico deriva principalmente de los ingresos procedentes de ese pedazo de tierra con la vena espiritual. La propuesta del Duque Long es cortar la fuente principal de dinero del territorio Jiang Han. Al pequeño hermano aquí verdaderamente le resulta difícil llegar a un acuerdo.”

Uno tenía que decir, con los estribos de Jiang Feng, ya era un espectáculo raro ver que hable con una postura tan baja. Si se tratase de cualquier otra ocasión, Jiang Feng hace probablemente mucho tiempo hubiese golpeado la mesa y se marcharía con un movimiento de sus mangas.

“Viejo hermano Jiang, está haciendo las cosas difíciles para mí.” El tono del Duque del Altísimo Dragón se endureció.

“Je je, Duque Jiang, recibir trescientos mil por año sin hacer nada es beneficio puro sin gastar. ¿Por qué te resistes?” Otro Duque pretendía persuadir a Jiang Feng.

“¡En efecto! Si fuera yo, ni siquiera frunciría el ceño ante el pensamiento de sentarme en mi lugar y tener dinero sin hacer nada.”

“Duque Jiang, el Duque Long es el Duque más preeminente y desea llegar a ser amigos con usted. ¿Cuántas personas darían la cabeza por tener tal oportunidad? ¿Y ni siquiera sabe cómo valorar eso?”

“¿Cierto? El Duque del Altísimo Dragón es el primer Duque del reino, y una secta oculta se ha interesado en la señorita Juxue. La familia Long está destinada a una vida de riquezas ilimitadas. Usted ha rechazado las buenas intenciones del Duque Long, ¿No está haciendo su camino futuro más estrecho?”

Estas personas eran todos dependientes del Duque del Altísimo Dragón. Sonaba como si tuvieran las mejores intenciones sobre Jiang Feng en el fondo, pero en realidad lo estaban amenazando, persiguiéndolo, y siendo cómplices de los crímenes de un tirano.

Había muchas cosas que el Duque del Altísimo Dragón no podía expresar francamente, y estaban aquí para ser los villanos.

Había que concedérselo, si se tratara de cualquier otro Duque, probablemente ya se habría rendido a estas alturas. Pero Jiang Feng era un pájaro viejo y sacudió la cabeza con decisión. “No digan nada más. Cualquier persona puede decir palabras bonitas, pero no serían tan generosos si fueran ustedes a los que se les pidiese cortarse un pedazo de sí mismos.”

El representante del Jardín Rey Píldora también estaba presente y no había hablado todavía. Él era el Gran Maestro de la Corte del Jardín Rey Píldora, y se rió en ese momento. “Duque Jiang, teniendo en cuenta los múltiples negocios que mi Jardín Rey Píldora a tenido con el ducado Jiang Han, hemos descubierto que su habilidad en el cultivo de los ingredientes espirituales no está a la altura de nuestro jardín. Por lo tanto, después de una decisión unánime de los funcionarios internos del jardín, hemos decidido que ya no podremos aceptar ningún ingrediente espiritual del territorio Jiang Han. Dejemos que aquí concluya nuestra asociación de ahora en adelante.”

La expresión de Jiang Feng cambió radicalmente después de estas palabras.

Se había negado a agrietarse y no había estado dispuesto a alquilar la tierra con la vena espiritual por esta relación de negocios con el Jardín del Rey de la Píldora.

A través de esta asociación, el territorio Jiang Han podía recibir cinco millones de plata por año.

Sin embargo, el jefe del Jardín Rey Píldora había hablado y había terminado su asociación, ¡Prohibiendo todos los ingredientes espirituales Jiang Han en el futuro!

Esto era cortar el suelo donde uno estaba parado.

Jiang Feng pidió rasposamente, “Gran Maestro de la Corte, ¿Tiene que ser tan insensible?”

El Gran Maestro de la Corte respondió a la ligera, “El que observa un panorama mayor y actúa de acuerdo a ello es el más listo. Duque Jiang, ha cometido un error al no darse cuenta de cómo las corrientes de poder han cambiado.”

¿Qué tipo de persuasión era esta? Este era otro intento de estafar a Jiang Feng.

Jiang Feng había contenido la ira en su vientre durante bastante tiempo, y las palabras del Gran Maestro de la Corte fueron la chispa que encendió la llama.

Su rabia largamente reprimida estalló en un segundo al mismo tiempo que Jiang Feng se puso de pie, riendo en voz alta. “Bueno. ¡Bueno! Cada uno de ustedes pretende ser el chico bueno, ¡Pero todos ustedes son ladrones salvajes!

Dejen que les diga algo, Yo, Jiang Feng, ¡No soy un Buda hecho a partir de arcilla! Puedo ganar menos dinero, e incluso no ganar nada en absoluto, ¡Pero no voy a dar la más mínima pizca de terreno a gente como ustedes!

Jardín Rey Píldora, ¿Cierto? Prohíba mi territorio Jiang Han. ¡No importa! ¡Prefiero criar cerdos en esa tierra que permitir a burdos ladrones sacar ganancias de él!”

Jiang Feng había estallado. Había entrado en erupción repentinamente, y muy profundamente.

Así que se siente así de bien el estallar. Jiang Feng sintió que las emociones enfurecidas en su vientre se habían ventilado completamente en este momento.

En cuanto al banquete, todos se quedaron de nuevo en silencio después del estallido de Jiang Feng.

Todas las miradas se posaron en Jiang Feng, mirándolo con extrañeza. Todos estaban pensando, este dúo de padre e hijo Jiang han hecho una escena tras otra, y llegaron a ser el centro de atención. ¿Cuál era su propósito? ¿Ellos seriamente querían crear problemas para el ducado Altísimo Dragón y estar en desacuerdo con ellos?

 

Traducido por TeamChman

  • Luciano Rosselló Sosa

    9/10 se puso los pantalones