SOTR – Capítulo 41

Modo Noche

Capítulo 41: En la boca de todos.

Jiang Chen salió de la habitación secreta después de aproximadamente cuatro horas.

Para ser honesto, el proceso de curar el veneno sólo había tomado alrededor de una hora. Jiang Chen había usado otra hora para explicar completamente a su padre todos los aspectos del “Secreto de los Nueve Océanos Risueño”.

Además de eso, Jiang Chen había aprovechado esta vez para repasar los misterios, las claves del entrenamiento y varios detalles del “Secreto de los Nueve Océanos Risueños”.

Cerrar la brecha entre el “Método Vastas Olas” y el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” no fue tan difícil. Después de todo, el “Método Vastas Olas” se derivó del “Secreto de los Nueve Océanos Risueños”.

El “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” era simplemente un método mejorado al final del día.

Por supuesto, los misterios contenidos en el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” eran más de diez veces el del “Método Vastas Olas”.

Como duque de un territorio, el potencial de Jiang Feng era bastante bueno. De lo contrario, no habría podido entrenar hasta el nivel máximo del “Método Vastas Olas” a los raros treinta años.

Si no hubiera sido por las restricciones del método, su nivel actual de práctica definitivamente no sería tan simple como nueve meridianos de Qi Verdadero. Con el potencial de Jiang Feng, era una apuesta segura de que entraría en las filas de los maestros de Qi Verdadero.

Cuando Jiang Chen salió de la habitación secreta, Jiang Ying y todos los demás inmediatamente se apresuraron a él.

“Joven duque, Su Señoría…” Jiang Ying era el más preocupado por el bienestar de Jiang Feng. Se estaba amonestando severamente, y sentía que el duque había sido herido porque no lo había protegido adecuadamente.

“Padre ha sellado las puertas”. Jiang Chen no explicó con precisión por qué.

Jiang Feng iba naturalmente a aprovechar la oportunidad de ganar el “Secreto de los Nueve Océanos Risueños” para asaltar los diez meridianos de Qi Verdadero. Después de todo, había pasado bastante tiempo ocupando el pico de los nueve meridianos de Qi Verdadero.

Ahora que había recibido un patrimonio metodológico, esta fue una tremenda oportunidad otorgada por el cielo. Utilizó esta excusa para sellar sus puertas, uno; para confundir al mundo exterior, y dos; para aumentar su fuerza. Con eso estaba matando a dos pájaros con una piedra.

Qiao Baishi obviamente ya estaba viendo a Jiang Chen como un aliado. Caminó, muy preocupado. “Joven duque, ¿Cómo está la lesión de tu padre?”

“Gracias por su preocupación tercer hallmaster, la lesión de mi padre ya no es una preocupación seria. Pagaré personalmente una visita al Salón de Curación en unos pocos días para agradecer al tercer hallmaster del Salón por hacer este viaje. Sin embargo, quisiera pedirle al tercer hallmaster que mantenga los acontecimientos de hoy en secreto.

“Naturalmente”. Qiao Baishi era muy consciente de las intenciones de Jiang Chen.

Con la situación actual en la capital, ofuscando el estatus de la lesión de Jiang Feng posiblemente haría que el mundo exterior no tuviera una comprensión total de la imagen y, por tanto, no estuviera dispuesto a actuar precipitadamente.

Al ver que Qiao Baishi lucía una cara que anhelaba el conocimiento, Jiang Chen sonrió. “Explicaré al tercer hallmaster en detalle el método que usé para curar el veneno cuando tenga tiempo.”

Qiao Baishi sonrió ampliamente, había estado esperando esta frase. Como un alquimista espiritual, Qiao Baishi estaba ansioso por el conocimiento, y Jiang Chen estaba muy consciente de ello.

Después de despedir a Qiao Baishi, Jiang Chen se reunió a Jiang Ying y los otros.

“Jiang Ying, la mansión necesita mayor seguridad estos días. No puede haber descuido en esto.”

“Jiang Fu, manejar el asunto de la lesión del duque de una manera ambigua. Que el mundo exterior especule tanto como sea posible, sería mejor si se convirtiese en la charla de la ciudad.”

“Sí, Joven duque”. Sin saberlo, todos se habían acostumbrado a recibir órdenes del joven duque Jiang Chen.

Era como si a la noticia de que el duque de Jiang Han hubiera sido emboscado en su propia puerta le crecieran piernas, y se extendió como un reguero de pólvora.

Los rumores y las especulaciones abundaron en un momento en que este tema se convirtió en el tema de conversación de la ciudad.

El venerado duque de un territorio y un magnate provinciano había sido emboscado en su propia puerta, y se decía que sus heridas no eran leves, que su vida estaba en peligro precario.

Esto dio a todos los otros duques una repentina sensación de peligro.

A pesar de que todos podían adivinar que el duque de Jiang Han había ofendido a alguien que no debería, resultando en su desaparición, pero aún así, incluso el duque de una provincia había experimentado un intento de asesinato en la capital. Algunos de los duques incluso simpatizaban con uno de su propio género.

Después de todo, el duque de Jiang Han fue el desafortunado hoy, pero mañana, ¿Quién sabía si sería el turno de alguien más?

Una vez que se había establecido un precedente para cosas como esta, nadie sabía qué más podría suceder después.

Aparte de los que eran hostiles con el duque de Jiang Han, otros duques que eran neutrales eran bastante comprensivos hacia las circunstancias del duque Jiang.

_______________________________________________________

Dentro de la mansión del Altísimo Dragón.

El duque del Altísimo Dragón estaba celebrando un banquete privado dentro de su mansión y lo acompañaban sus invitados de honor.

Aquellos que podían presentarse en un banquete tan excesivamente privado eran todos estimados invitados y los mejores amigos y confidentes del duque del Altísimo Dragón.

Al lado del asiento principal, junto al borde del asiento del Duque Long, estaba sentado un hombre vestido con largas túnicas de plata con flores extrañas y hiladas bordadas sobre ellos.

Este hombre emanaba un aire fantasmal y exótico. Su pelo era como un pez yin yang, la mitad de él era negro, mientras que la otra mitad era de un gris plateado, delineando claramente los lados izquierdo y derecho de su cabeza.

La luz azul y tranquila salía de un par de ojos, bañados por una extraña y elusiva aura.

“Maestro Violeta, personalmente te saludo con esta copa de vino.” El duque del Altísimo Dragón levantó su copa y dijo al hombre exótico.

“Heh heh, Su Señoría es demasiado educado. ¡Bebe!” El hombre exótico era bastante directo mientras echaba la cabeza hacia atrás y drenaba su vaso.

El Gran Maestro de la Corte Wang, del Jardín Rey Píldora, rió con sinceridad: “Gracias a la acción del Maestro Violeta esta vez. De lo contrario, habría tomado bastante esfuerzo matar a Jiang Feng sin que nadie se diera cuenta.”

El hombre exótico, el Maestro Violeta, se rió débilmente, pero sin ceremonias aceptó la adulación de Wang con ninguna indicación de humildad.

El duque de Yanmen, Yan Jiuzhuang, rió entre dientes. “Sin Jiang Feng, aquellos dentro de la mansión Jiang Han serán una gran cantidad de dragones sin cabeza. Ese mocoso Jiang Chen tiene apenas dieciséis años, ¿Cuánta habilidad y capacidad puede tener? Sin Jiang Feng, la empresa familiar Jiang tendrá dificultades para defenderse. Estaremos un paso más cerca de lo que busca el duque del Altísimo Dragón.”

El duque del Altísimo Dragón rió alegremente. “Deshacerse de Jiang Feng fue el primer paso. El segundo paso es apoderarse del ducado de Jiang Han. Sólo cuando el medallón que significa la propiedad de ese ducado este en manos de nuestra gente, este paso será visto como completo y perfecto.”

“Ese mayordomo de Jiang Han, Jiang Fu fue tan lamentable. En realidad llegó a mi Jardín Rey Píldora para pedir un alquimista espiritual para salvar a Jiang Feng. Parece que la familia Jiang está recurriendo a cualquier médico que puedan encontrar en su momento de necesidad.” El director Wang sentía que había desahogado un poco de su mal humor cada vez que pensaba en esto.

“¿Y la lesión de Jiang Feng?” Preguntó el duque del Altísimo Dragón.

El Maestro de la Corte Wang respondió apresuradamente. “Con el Maestro Violeta haciendo su movimiento, Jiang Feng está muerto sin lugar a dudas. Incluso un maestro de Qi Verdadero no encontraría ningún antídoto si es golpeado con este veneno, mucho menos un nueve meridianos de Qi Verdadero.”

“La familia Jiang y el Salón de Curación tienen una relación fuerte, estoy preocupado de que el Salón pueda estar entre nuestro objetivo.” El duque del Altísimo Dragón todavía no estaba a gusto, ya que no había visto a Jiang Feng morir.

El Maestro Violeta dijo a la ligera: “El duque Long está demasiado preocupado. Con mis métodos, incluso el Lord Hallmaster de ese Salón de Curación tendría sólo un treinta por ciento de posibilidades de entender lo que pasó. Y ya que Lord Hallmaster Song Tianxing no estuvo presente en la capital los últimos días. Los que quedan en el salón, heh, no valen nada.”

El tono del maestro Violeta era arrogante, y tenía una gran confianza en sus métodos de veneno.

El duque del Altísimo Dragón también parecía depender en gran medida de esta persona. Él sonrió, “Tu ayuda en estos tiempos es una señal de que incluso los cielos me ayudan.”

“Duque Long, no voy a pensar demasiado sobre palabras corteses. Tú y yo hemos ganado lo que necesitamos. No te olvides de materializar lo que me has prometido hoy, después de tomar el trono en el futuro.”

“Este duque no es alguien que quema puentes después de cruzarlos. Esté tranquilo Maestro Violeta, cuando suba al trono en el futuro, la posición de ministro de estado será suya sin duda. Sin embargo, la condición es que usted debe ayudar al Jardín Rey Píldora a derribar el Salón de Curación. Antes de comenzar mi negocio, no quiero una figura tan gigantesca como el Salón de Curación, de pie al lado del clan oriental.

El Maestro Violeta dijo débilmente: “Si no pudiera manejar ni siquiera este pequeño negocio, ¿Qué derecho tendría para regatear las recompensas con el Duque Long?”

El duque del Altísimo Dragón se echó a reír de buen grado y alzó de nuevo su copa. “¡Así que hay una feliz asociación y la formación de una gran causa juntos!”

En las profundidades del palacio, Lu Oriental también había recibido la noticia de la emboscada en la mansión de Jiang Han.

“Tiandu, ¿Cuáles son las últimas noticias?” Lu Oriental estaba en un pésimo estado de humor. Acababa de derribar a Du Ruhai hoy, y había oblicuamente golpeado a la arrogancia del Duque Long.

¿Quién habría pensado que este Long Zhaofeng sacaría esto y apuntaría con la lanza a Jiang Feng?

Si Jiang Feng moría a causa de esto, el impacto a la familia real, sin duda, sería mayor que el causado por la decapitación de Du Ruhai. Independientemente de cómo lo vieran, era él, Lu Oriental, quien se había quedado corto.

Después de todo, Jiang Feng era un magnate provincial y su significado en la estrategia reciente había aumentado abruptamente.

Du Ruhai era sólo un personaje menor. En la capital, su influencia lo hacía ser alguien en las afueras, alguien que no podía llegar al círculo íntimo.

“Su Majestad, las cosas no se ven tan bien. La familia Jiang ha llamado al tercer hallmaster del Salón de Curación, pero el tercer hallmaster salió poco después de llegar. Parece que la lesión de Jiang Feng no es muy optimista.”

Lu Oriental lanzó violentamente su taza al suelo, su tono siniestro y frío. “Long Zhaofeng, ¿Estás poniendo públicamente de lado todas las consideraciones hacia el rostro real?”

“Su Majestad por favor deje de estar enojado. Long Zhaofeng está demostrando su poder de esta manera, es probable que sus preparativos aún no estén completos. Su Majestad todavía tiene mucho tiempo para prepararse.”

Lu Oriental inmediatamente reanudó su dignidad real después de su breve rabia. “Debemos consolar en gran medida y aplacar a la familia Jiang en este asunto, pase lo que pase. También debemos prepararnos para lo peor. Si Jiang Feng sucumbe, cómo ayudar a Jiang Chen a pasar con éxito la transición será un problema muy difícil.”

Éste era precisamente el caso. Si Jiang Feng moría, tendrían dificultades para convencer al público de que Jiang Chen, a la edad de dieciséis años, debería heredar de inmediato el ducado.

¿Podrían los poderes en el territorio de Jiang Han que gobernaba el duque de Jiang Han someterse a un adolescente, y mucho menos a los funcionarios y cortesanos de la corte?

El territorio de un duque abarcaba una amplia área de tierra, con muchas ciudades que tenían muchos poderes profundamente arraigados y entrelazados entre sí. Si no hubiera un fuerte duque gobernando sobre ellos, entonces estos poderes locales serían los primeros en saltar en rebelión.

“Su Majestad, no importa qué, debemos apaciguar a Jiang Chen. De lo contrario, si se rebela, será desventajoso para la enfermedad de la princesa Zhiruo.”

Lu Oriental asintió con la cabeza, sintiendo lo mismo. La enfermedad de Zhiruo Oriental dictaba que Lu Oriental no podía descartar a Jiang Chen, por no hablar del significado estratégico del padre y el hijo Jiang al oponerse al duque del Altísimo  Dragón.

“Tiandu, selecciona algunos subordinados fuertes y envíalos a la mansión Jiang Han. Me preocupa que el apuntar a Jiang Feng no sea más que el primer paso. Para aprovechar plenamente el ducado Jiang Han, Jiang Chen, sin duda, será el próximo objetivo de algunas personas. No debe pasarle nada a Jiang Chen.

“Su servidor entiende”. Tiandu asintió.

Ve a buscar a Gouyu. Lu Oriental se frotó ligeramente la frente, un poco cansado. En este momento, sólo su hermana Gouyu podía poner la mente de Lu Oriental en reposo.

Cuando la princesa Gouyu se enteró de la emboscada a Jiang Feng, también se sintió sorprendida e inexplicable. Acababa de terminar de atacar la casa de Du Ruhai cuando se enteró de la convocatoria de Lu Oriental, y de inmediato se apresuró a regresar al palacio.

Ella oró internamente por Jiang Chen, esperando que nada le pasara a Jiang Feng.

 

  • Luciano Rosselló Sosa

    8/10