SOTR – Capítulo 62

Modo Noche

Capítulo 62: Contraatacando Brutalmente a la Familia Long

Estos tres hombres eran todos guerreros entrenados que estaban dispuestos a morir por su misión de la mansión Altísimo Dragón. Por lo general, ellos no tenían miedo de morir, pero la sonrisa de Jiang Chen les daba una sensación de terror en que los hacía temblar por todas partes, pero no por el frío.

“Jiang Chen, ¿Por qué preguntas si ya sabes todo? ¡Trata con nosotros directamente!”

“¡Mátanos!”

“¿Quieres morir? No es así de fácil. Dígame, ¿Cuántos hay en su operación esta vez, y quién está a cargo?” Jiang Chen no tenía ninguna duda de que todo esto tenía algo que ver con el duque del Altísimo Dragón.

Excepto que lo más importante era cuánta gente había enviado el duque Long.

“No serás capaz de escapar de todos modos, ¿Así que por qué no decirte? La persona que lidera la operación para matarte esta vez es un maestro de qi verdadero. Jiang Chen, aunque te deshagas  de nosotros, ¡Estás destinado a morir!”

“¿Un maestro de qi verdadero?” ¡Jiang Chen no había pensado que él enviaría semejante poder como podía saber que ocuparba tal peso en el corazón del duque del Altísimo Dragón!

Pero, cuanto más el duque del Altísimo Dragón actuaba así, más incitaba el orgullo de Jiang Chen.

“¿Y que si es un maestro de qi verdadero?”

Sin importar que tan fuerte fuese ese maestro de qi verdadero, no era como si él, Jiang Chen, estuviera completamente en desventaja. El “Ojo de Dios” y las otras dos habilidades que tenía, le daban ventajas que los maestros de qi verdadero no podían igualar.

Por no mencionar muchos de los numerosos preparativos que había hecho antes ni siquiera habían sido empleados todavía.

Cuando se combinaron estas preparaciones y ventajas personales, Jiang Chen confiaba en que también podría lidiar con un maestro de qi verdadero. Si los empleaba bien, ¡No le era imposible incluso matarlo!

Después de conseguir la información, Jiang Chen naturalmente no dejó vivo a ninguno de ellos. Después de ejecutarlos uno por uno, él seleccionó a un guerrero de la muerte que tenía una constitución similar a la suya.

Jiang Chen comenzó a disfrazarse en la escena. Sus poderes de disfraz no eran para menospreciar.

Muy rápidamente, Jiang Chen se convertido en su mayor parte como esa persona. A continuación, convenientemente tomó posesión de la ropa de color negro de la persona y la máscara facial.

Después de completar su gigantesca transformación, una idea creció en el corazón de Jiang Chen. Botó los cuatro cadáveres y limpió la zona, siguiendo su camino.

“Esta no puede ser la única emboscada, pero no sé si el maestro de qi verdadero me estará esperando por adelantado… Si voy a luchar contra alguien como él debo atraparlo desprevenido,.”

Sin embargo, si su intención de conspirar contra él ocurría según lo planeado, y él era capaz de atacar al otro por sorpresa, entonces él tendría una seguridad de sesenta a setenta por ciento de este trabajo.

Después de todo, la técnica “Dagas Voladoras que Destruyen la Luna”, acompañada por las nueve impredecibles Dagas de Plumas de Cristal, era la más experta técnica para atrapar a un oponente por sorpresa, y en obtener la ventaja con un ataque traicionero.

Después de caminar unos quince o veinticinco kilómetros, se había acercado aún más a la capital.

El camino oficial comenzaría después de este trozo de montaña, y si los demás quisieran hacer algo, tendrían que pensar dos veces antes de atacarlo en el camino oficial.

Por lo tanto, este último obstáculo estaría seguro de aparecer antes de que él llegase alrededor de la cresta de esta montaña.

De hecho, cuando se acercó a menos de mil metros de la cresta de la montaña, el “Corazón de Piedra” de Jiang Chen detectó una débil sensación de oposición.

Este tipo de presión se ocultaba bastante bien, casi hasta el punto de ser indetectable.

Si Jiang Chen no se hubiera entrenado en “Corazón de Piedra”, nunca lo habría descubierto con solo el instinto de un practicante del dao marcial. Incluso un maestro de qi verdadero habría tenido dificultades para notarlo, por no mencionar un mero practicante de siete meridianos.

Sin embargo, el “Corazón de Piedra” entrenaba la fuerza mental de uno, haciendo el instinto de Jiang Chen anormalmente sensible y mucho más fuerte los demás.

“Olvídalo, si se trata de un conflicto cara a cara, estoy completamente visible mientras que el otro está completamente oculto. No hay ninguna posibilidad de ganar. Sólo puedo arriesgarme y apostar. Sólo espero que hayan enviado sólo un maestro de qi verdadero. Si hay dos de ellos, entonces sólo puedo retroceder y escapar a las profundidades de la montaña.”

Jiang Chen se había puesto un plan, y sin arrastrar sus pies, siguió avanzando.

Cuando llegó a unos trescientos metros del sitio de la emboscada, unas cuantas figuras salieron disparadas con sonidos chillones de las sombras, deteniéndolo en su camino.

“Viejo Ge, número cinco, ¿Por qué estás solo?”

La persona que hablaba tenía un tono que cortaba como el borde de una hoja. Sus ojos parecían ser los de un borde afilado que podía penetrar el metal y la piedra mientras escaneba el cuerpo de Jiang Chen.

“Mi Señor, tengo información de ese Jiang Chen.”

“¿Qué información?” El líder era el confidente del duque del Altísimo Dragón, Long San, y el principal organizador de esta operación para matar a Jiang Chen.

“Hemos descubierto algo en el camino.” Jiang Chen respetuosamente entregó con ambas manos un paquete que había preparado desde hace mucho tiempo.

El líder era obviamente muy circunspecto mientras desdoblaba el paquete con un chasquido de su espada larga.

En este momento, el cuerpo de Jiang Chen de repente se movió y su mano tembló, una corriente de qi verdadero lanzó el paquete directamente al líder.

Al mismo tiempo, su mano izquierda se movió con un movimiento fluido y poderoso.

¡Whoosh, whoosh, whoosh!

Las Dagas de Plumas de Cristal se transformaron en cinco rayos de luz y se dispararon directamente hacia los otro cinco.

Con las propiedades de las dagas y los misterios de las “Dagas Voladoras que Destruyen la Luna”  atacar a tan corta distancia añadió alas al tigre que eran las dagas voladoras.

Aparte de una persona que estaba un poco más lejos y se movió instintivamente cuando vio el destello de la luz, los otros cuatro no tuvieron ninguna reacción en absoluto.

Cuando sintieron una corriente fría en sus cuellos, ya habían sido perforadas sus gargantas.

El que evadió esta calamidad no lo había esquivado todo. La Daga Voladora de Pluma de Cristal impactó contra su hombro izquierdo.

Por supuesto, Jiang Chen había atacado incidentalmente a estos cinco.

Su objetivo principal seguía siendo bloquear el cuerpo del líder. En el segundo en que se abrió el paquete, había utilizado qi verdadero para agitar los arroyos de humo dentro y que se extendiesen en un breve momento.

El líder Long San había sido testigo de muchos grandes acontecimientos antes. Cuando vio el humo que se filtraba por el aire, supo que algo andaba mal con este humo, rápidamente se cubrió la nariz a toda prisa, con una ligera emoción parpadeando en sus ojos. Su cuerpo rápidamente retrocedió hasta que estaba a cien pasos de distancia.

Luego echó un vistazo a sus cinco subordinados. Cuatro ya estaban muertos, y uno resultó herido.

“Tú… ¡Tú eres Jiang Chen!” Long San rugió, sus ojos como los de una bestia violenta disparando intención de matar.

“Has adivinado correctamente.” Jiang Chen miró débilmente a Long San. “Te vi en la mansión del Altísimo Dragón.”

“Huh. ¿Y qué? Tu familia Jiang se está poniendo en contra del duque Long. Eso trae la destrucción sobre ti.” Long San no ocultó su identidad en lo más mínimo.

“¿Quién trae la destrucción?” Jiang Chen rió despectivamente. “¿Crees que tú, alguien que está a punto de morir, tiene derecho a decirme esas cosas?”

“¿A qué te refieres?” La mirada de Long San se puso nerviosa.

“Debes estar pensando que evadiste el humo venenoso porque te cubriste la nariz.”

Los bordes de los labios de Jiang Chen se movieron ligeramente cuando revelaron algunos indicios de burla. “Sin embargo, mi veneno es omnipresente. Te cubriste la nariz, pero ¿Cubriste las orejas?”

“Incluso si pudieras taparte los oídos, ¿Podrías cubrir cada poro?”

“A menos que te hubieses preparado con suficiente antelación, y preparases una defensa de qi verdadero en tu cuerpo, defendiéndote mientras el veneno invadía tu cuerpo y usabas el qi para forzarlo a salir.”

El tono de Jiang Chen era tímido y remoto. Ya fuese un maestro de qi verdadero o un practicante ordinario, cualquiera que permitiera a Jiang Chen estar a diez metros de sí mismo equivalía a poner la mitad de su vida en las manos de Jiang Chen.

Las pupilas de Long San se contrajeron rápidamente mientras disparaban violenta y brutal luz de una bestia salvaje.

Sin embargo, Jiang Chen no tenía prisa en acercarse a él. Más bien, se quedó a cien metros de Long San, caminando en círculos.

De los cinco subalternos de Long San ahora, cuatro estaban muertos y uno resultó herido. Un veneno peculiar había invadido el cuerpo de Long San. Naturalmente, Jiang Chen no atacaría de modo alocado.

Tenía todo el tiempo del mundo para quedarse dormido.

Sin embargo, Long San no tenía el lujo de perder el tiempo. Cuanto más tiempo desperdiciara, más el veneno se filtraba a través de su cuerpo.

Él continuamente pensaba en varios antídotos, pero eran todos inútiles contra aquel humo.

“Zhang Qi, ¿Eres un guerrero de la muerte bajo mi mando, o no? ¿Has perdido tu voluntad de pelear después de que tu hombro está herido?” Long San sabía que seguir perdiendo tiempo como ahora no era lo que debía hacer.

Su único punto de confianza ahora estaba en ese subalterno lesionado. Un hombro lesionado no era una herida fatal.

Ese Zhang Qi siguió dando vueltas no demasiado lejos y no demasiado cerca.

Cuando oyó el grito de Long San, él rugió, “¡Señor San, voy a volver para pasar esta información y traer refuerzos para vengarte!”

Cuando terminó, este Zhang Qi realmente saltó hacia las profundidades de los árboles y arbustos, haciendo una escapada limpia.

Jiang Chen rió suavemente, “¿Por qué no te quedas?”

Dos Dagas de Pluma de Cristal, una por la izquierda y la otra por la derecha, sellando el escape de Zhang Qi.

¡Pfft!

Las Dagas Voladoras que Destruyen la Luna podrían dividir el sol, la luna y las estrellas.

Aunque este Zhang Qi tenía ocho meridianos, su voluntad había sido quitada de él y estaba huyendo en pánico. Era un objetivo ambulante en los ojos de Jiang Chen.

Agregue a eso al  “Ojo de Dios” de Jiang Chen que escanea los alrededores, él podría hacer juicios excesivamente exactos sobre la trayectoria de escape de Zhang Qi y su movimiento siguiente.

¡Por lo tanto, no había absolutamente ninguna posibilidad de fallar esta vez!

El rostro de Long San estaba ceniciento mientras él murmuraba, maldiciendo, “Cobarde, cobarde. Pensar que yo, Long San, nombraría a un cobarde como un guerrero de la muerte.”

Después de medio día, algunos practicantes errantes montados en un carro de caballos se detuvieron frente a la puerta de la mansión del Altísimo Dragón.

¿Quiénes son ustedes que se atreven a quedarse frente a la mansión del duque del Altísimo Dragón? Los guardias de la mansión aparecieron inmediatamente y trataron de echar a estos practicantes errantes.

Uno de los practicantes de mediana edad sonrió disculpándose: “No se enoje señor, no se enoje. No hemos venido a actuar salvajemente en este viaje. Estamos ayudando a un compañero a entregar a alguien aquí, cumpliendo el espíritu de ayudarnos mutuamente mientras estamos fuera de la ciudad.”

“¿Entregar a alguien? ¿A quién?” El tono del guardia de la casa era bastante hostil.

“El hombre que nos confió para entregar a este hombre dijo que el nombre de este hombre es Long San. Dijo que este es un practicante fuerte en su mansión del Altísimo Dragón, y que fue envenenado en el curso de ejecutar una misión afuera. Dijo que era muy urgente que lo traigamos de vuelta. Dijo que pidieran al más fuerte maestro de venenos dentro de la mansión que echara un vistazo. También estamos haciendo todo lo posible para hacer lo que alguien más nos pidió que hiciéramos.”

“¿Lord San? El guardia de la casa estaba aturdido cuando oyó el nombre de Long San. “¿Dónde está él?”

“En el carruaje, por favor, eche un vistazo señor guardia, y vea si es alguien de su mansión. Si no, entonces nos han visto la cara de imbéciles.”

El guardia de caballería se sacudió ante la cortina del carruaje y echó un vistazo al interior. Su expresión cambió drásticamente al ver a la persona adentro mientras gritaba: “Todos ustedes, esperen aquí. ¡Yo entraré y haré un reporte!”

Un grupo de personas con notable poder en la mansión del Altísimo Dragón pronto se desbordó. Aunque Long San era simplemente un matón contratado por el duque, era una de las cinco personas más fuertes dentro de la mansión.

Aunque sólo era un líder de los guardias, había cometido muchas acciones encubiertas para el duque del Altísimo Dragón, debido a eso el duque dependía en gran medida de él.

Y ahora, este Long San había sido envenenado y enviado de vuelta por algunos practicantes errantes, su estado era desconocido. ¿Cómo podría esto no desconcertar y sorprender a todo ducado Altísimo Dragón?

¡Long San era un maestro de qi verdadero! ¡El número de personas que podrían hacerle daño en el Reino Oriental básicamente podría ser contado con una mano!

 

  • Luciano Rosselló Sosa

    8/10