TDG – Capítulo 162

Modo Noche

Capítulo 162 – Feroz Batalla

Traductor: Degel

Todos los Patriarcas sonrieron.

Lo que dijo Huyan Xiong no es incorrecto.

Nie Li ha utilizado algunos materiales para hacer pociones y aceite rojo, y solo con eso varias bestias demoníacas murieron sin tener que ver sangre o desenvainar sus espadas. Esto por sí solo permitía que la Ciudad Gloria redujera en gran número las bajas.

¡Esta contribución es innegable!

Ye Zong y Ye Xiu se miraron y sonrieron. Ye Zong sabe que Ye Xiu lo dijo a propósito enfrente de todos los Patriarca, ayudando a que las contribuciones de Nie Li sean apreciadas. En el futuro, los Patriarcas reconocerán a Nie Li.

Ye Zong miraba hacia la interminable horda de bestias demoníacas. Ciudad Gloria siempre ha tenido que vivir bajo la amenaza de una crisis inminente, teniendo que enfrentar en cualquier momento los ataques de la horda de bestias demoníacas. ¿Quién sabe qué día la Ciudad Gloria será destruida?

Si Nie Li es tan poderosos como para proteger Ciudad Gloria, el que se case con Yun’er no será problema. El que Yun’er se casé con Nie Li y se convierta en el Señor de la Ciudad, tal vez es la mejor opción. Excepto, que al pensar en Ye Han, Ye Zong no pudo evitar suspirar.

Miró a Ye Han, que llevaba una armadura de combate, y que estaba de pie solo en una torre de vigilancia a lo lejos

Su solitaria figura era como una estatua. Con algo de suerte Han’er puede ser más abierto. Aunque el talento de Ye Han no es malo, a comparación con el de Yun’er y Nie Li, es un poco pobre. Por otra parte, no ha hecho ninguna contribución notable a la Ciudad Gloria, solo tenía una base poco estable.

Las contribuciones de Nie Li eran demasiado grandes, eclipsando por completo a Ye Han. Incluso si Ye Han quiere pelear, probablemente no sería capaz de ganar.

Ye Han sintió algo y miró en la dirección donde estaba Ye Zong desde la torre de vigilancia. Nunca se imaginó que Nie Li tuviera este tipo de método bajo la manga, matando a cientos de miles de bestias demoníacas. Entre ellas, dos eran Rango Oro Negro.

Ye Han entendido poco a poco porque Zong tenía tanta atención puesta en Nie Li. También escuchó que la [Matriz de las Diez Mil Bestias Demoníacas] también fue construida por Nie Li. Solo teniendo en cuenta estas dos contribuciones hechas por Nie Li, sería muy difícil para él competir contra Nie Li.

Ye Han apretó su puño derecho, sus afiladas uñas se clavaron en sus palmas. Solo el dolor agudo sería capaz de facilitar su disposición y guardar el resentimiento en su corazón. La posición del Señor de la Ciudad es lo único que quiere, pero es incapaz de conseguirla. Estaba viendo que su objetivo se alejaba más y más de él.

Ye Han recordaba lo que dijo Shen Xiu. ¡Si él no puede tener la posición del Señor de la Ciudad, entonces nadie puede tenerla!

Los ojos de Ye Han se volvieron rojos escarlata, apretó los dientes y pensó por dentro, ¡Esto es lo que ustedes me han obligado a hacer!

En ese momento, en la parte superior de los muros de la ciudad. Lu Piao, Wei Nan y el resto fueron incapaces de contener su emoción. También utilizaron los bambúes para matar a docenas de bestias demoníacas. Lu Piao que estaba en el muro de la ciudad, se rio mientras el viento soplaba, “¡Esta horda de bestias demoníacas no parece mucha cosa!”

Al ver la expresión de felicidad de Lu Piao, Xiao Xue se molestó. Solo hace un momento, él se quejaba y ahora, él está siendo presumido. Incluso pensó a patear a Lu Piao fuera del muro.

“No te alegres demasiado pronto. Esta horda de bestias demoníacas es de millones, solo hemos logrado deshacernos de una décima parte de ellos”. Du Ze se quedó sin habla.

Esto es solo el comienzo de la horda de bestias demoníacas. Aparte de Lu Piao que era muy relajado, el resto eran bastante serios. Después de todo, la horda de bestias demoníacas ya ha penetrado a través de la tercera línea de defensa. ¿Luego, cuantas cartas del triunfo podrán usar?

La tercera línea de defensa se mantuvo durante media hora, matando a decenas de miles de bestias demoníacas Viento y Nieve. Sin embargo, estas bestias demoníacas Viento y Nieve se siguen cargando hacia adelante. Las bestias demoníacas Viento y Nieve poco a poco se acercaban a la ciudad.

Temblor… la puerta de la ciudad de repente sufrió un impacto.

“¡Rápido, viertan el aceite rojo!”

Un grupo de luchadores vertieron los cubos de aceite de color rojo y luego encendieron una chispa.

Boom, las llamas llegaron hasta los cielos. ¡Afuera de la puerta de la ciudad, esta es la cuarta línea de defensa!

Las llamas envolvieron a un sinfín de bestias demoníacas Viento y Nieve. El área debajo de los muros de la ciudad ya se ha convertido en un mar de llamas y se escuchaban los rugidos de las bestias demoníacas Viento y Nieve.

La escena era simplemente infernal.

Los guardias de muros estaban completamente armados, listos para luchar en cualquier momento. Una vez que la cuarta línea de defensa se atravesada comenzara la batalla con las bestias demoníacas Viento y Nieve. En ese momento, no hay más remedio que enfrentarlas

“¡Las bestias demoníacas están subiendo por los muros!” Una exclamación se podía oír a lo lejos.

El aceite rojo se convirtió en una llama intensa. A pesar de que las llamas envolvieron las bestias demoníacas Viento y Nieve, todavía había algunas bestias demoníacas muy poderosas que subían por las paredes. Los expertos de las diversas familias también atacaron de inmediato con las espadas en sus manos.

¡Rugido!

Las pocas bestias demoníacas Viento y Nieve Rango Oro que lograron subir los muros agitaron sus garras por los alrededores aniquilando a varios guardias. En ese instante, la sangre empapaba las paredes.

¡Woosh! ¡Woosh! ¡Woosh!

Varias figuras destellaron hacia las bestias demoníacas Viento y Nieve Rango Oro. Todas estas personas eran por lo menos expertos Rango Oro, incluso había algunos de Rango Oro Negro. Ellos se unieron para matar rápidamente a las bestias demoníacas y tiraron sus cadáveres por los muros.

Una lucha intensa estalló en la parte superior de los muros de la ciudad. Aunque hubo algunas bajas, en comparación con las hordas de bestias demoníacas en el pasado, esto es mucho mejor. En el pasado, cuando llegaba la horda de bestias demoníacas, subían los muros de la ciudad en grupos.

Luego había una intensa batalla con espadas, y como una picadora de carne, mataban a muchos en un instante. Esta vez, las bestias demoníacas Viento y Nieve ordinarias, básicamente, murieron en el mar de llamas. Solo una pequeña cantidad de bestias demoníacas Rango Oro fueron capaces de cargar hasta los muros de la ciudad.

Por otra parte, las bestias demoníacas Viento y Nieve no podían soportar las ardientes llamas. Con las llamas ardiendo hasta el cielo, su capacidad de combate cayó. Los expertos de varias familias en la parte superior de los muros de la ciudad mataban sin cesar a todas las bestias demoníacas que lograban subir.

Los cubos de aceite rojo se vertían hacia abajo, y una ola de llamas envolvía a las bestias demoníacas.

La intensa lucha en la parte superior de los muros de la ciudad continuó, y Nie Li que estaba al mando también estaba ansioso. Aunque hubo una gran cantidad de aceite rojo, esta situación a lo mucho puede mantenerse un par de horas. Sin embargo, Nie Li ya ha pasado los materiales y los patrones de inscripción a la Asociación de Alquimistas para que comiencen a hacer las botellas de sangre bombas.

¡Una vez que se acabe el aceite rojo vamos a usar las botellas bomba de sangre demoníaca!

Hasta ahora, ningún Patriarca tenía la necesidad de actuar, sin embargo, son responsables de mantenerse en alerta.

“¡Envíen Inmediatamente algunos hombres de nuevo a la familia, que todos en la familia traigan todo el aceite que haya aquí! ¡Hoy, papá me va a quemar a estas bestias demoníacas Viento y Nieve!” gritó Huyan Xiong.

Varias personas de la Familia Huyan fueron a traer el aceite rojo. Los Patriarcas de las diversas familias también enviaron a alguien a traer el aceite rojo. ¡Incluso si no van a ser capaces de tener aceite rojo por un año, con gusto lo utilizaran para deshacerse de estas bestias demoníacas Viento y Nieve!

Si los ciudadanos de la Ciudad Gloria supieran que el aceite rojo se puede utilizar para luchar contra bestias demoníacas Viento y Nieve, es probable que contribuyan con todo el aceite rojo de sus casa sin dudar.

Ye Zong se quedó lejos, su mirada caía sobre las decenas de bestias demoníacas Viento y Nieve Rango Oro Negro de la horda de bestias demoníacas Viento y Nieve. Estas bestias demoníacas Rango Oro Negro son la más peligrosa existencia aquí. ¡Toda la horda de bestias demoníacas es controlada por ellos!

La lucha cayó en un estado de ansiedad. El área inferior del muro de la ciudad es como una enorme máquina de moler carne, decenas de cientos de bestias demoníacas han muerto, y la batalla continuaba en la parte superior. Ya ha habido miles de víctimas con cientos de muertes. Sin embargo, la situación actual es todavía aceptable para la Ciudad Gloria.

Mientras Nie Li estaba al mando de los luchadores, de repente se sintió como si estuviera en un mundo vacío. Las cantidades incontables de bestias demoníacas debajo de los muros gemían, su voz parecía estar cada vez más y más lejos. Las innumerables muertes de bestias demoníacas eran como innumerables almas volando por el cielo.

Nie Li podía sentir la innumerable cantidad de Fuerza Alma reunirse en él. Toda esta Fuerza Alma se precipitaba en Reino Alma de Nie Li, sin ninguna intención de parar.

¡Auge! ¡Auge! ¡Auge!

Bajo el impacto de toda esta Fuerza Alma, su Reino Alma creció frenéticamente.

El Reino Alma de Nie Li se sentía como si estuviera a punto de explotar. Su cuerpo se movía muy lento. Las cejas de Nie Li estaban cerradas con fuerza, este accidente ocurrió en un momento tan crucial.

¡Woosh!¡Woosh!¡Woosh!

Un grupo de bestias demoníacas Rango Oro cargaban hacia los muros de la Ciudad.

Du Ze, Lu Piao y el resto se fusionaron todos con sus respectivos espíritus demoníacos, y participaron en la batalla. Duan Jian tomó la iniciativa y cargó hacia el lugar en donde estaba reunida la mayoría de las bestias demoníacas Rango Oro.

De repente, dos bestias demoníacas Rango Oro cargaron hacia Nie Li.

“¡Nie Li, ten cuidado!” Xiao Ning’er de repente se dio cuenta del extraño comportamiento de Nie Li.

Nie Li parece estar aturdido con sus cejas apretadas fuertemente y parecía sentir un dolor extremo. Ella inmediatamente cargó contra Nie Li sin pensar en su propia seguridad. Ye Ziyun también se dio cuenta de que algo extraño pasaba con Nie Li. Observó a Xiao Ning’er cargar para salvar a Nie Li cuando dos bestias demoníacas Rango Oro cargaron hacia ellos.

Si ella no los ayuda, Nie Li Xiao y Ning’er estarán definitivamente en peligro. Ye Ziyun de inmediato controlo a su espíritu demoníaco Reina de las Nieves, formo dos tormentas con sus manos y las lanzó hacia las dos bestias demoníacas Rango Oro.

Ye Ziyun apenas había entrado en el Rango Oro 1 estrella y estas dos bestias demoníacas eran al menos Rango Oro 3 estrellas. Sin embargo, Ye Ziyun no se molestó acerca de esta diferencia. Las dos tormentas golpearon el cuerpo de las bestias demoníacas Rango Oro, haciendo que sus cuerpos se detuvieran un poco.

¡Técnica [Pared de Hielo]!

Ye Ziyun controlaba rápidamente el elemento agua con su Reina de las Nieves, formando una gruesa pared detrás de Nie Li Xiao y Ning’er.

¡Auge!

Las dos bestias demoníacas Rango Oro chocaron contra la pared de hielo. Ellos dejaron escapar un gemido y retrocedieron. En este momento, la cara de Ye Ziyun se volvió ligeramente pálida con un rastro de sangre fluyendo de su boca. Con su fuerza actual, enfrentarse a dos bestias demoníacas Rango Oro era todavía muy difícil para ella.

Cuando Xiao Ning’er empujó a Nie Li fuera del camino, ella le agradeció a Ye Ziyun con la mirada. Era Ye Ziyun quien había protegida a Nie Li y a ella antes.

¡Auge!

Xiao Ning’er y Nie Li se estrellaron contra el suelo. Xiao Ning’er no pudo evitar dejar escapar un gemido.

Aunque su cultivo ya había alcanzado el Rango Oro, es una espiritista demoníaca. Por lo tanto, su cuerpo físico no es muy fuerte. Después caer, ella fue apretada por el peso de Nie Li.

“¡Ning’er, toma a Nie Li y retírate!” Dijo con una voz ansiosa Ye Ziyun. Ella continuó controlando a la Reina de las Nieves y bloqueó la parte de adelante de Nie Li y Xiao Ning’er.

“Ye Ziyun, tú…” Xiao Ning’er veía a Ye Ziyun, sintiendo un ligero dolor en su corazón. Ella todavía recuerda el momento cuando era una niña, cuando solían ser las mejores amigas.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, Xiao Ning’er entendía poco a poco la distancia entre ellas. Ye Ziyun es la hija del Señor de la Ciudad, y ella no es nada. Ella tuvo que hacer frente al destino de ser casada con otros, casarse con el bastardo de Shen Fei.

Ella estaba llena de dolor. Ella trabajó duro constantemente, tratando de cambiar su destino. A partir de entonces, Nie Li la ayudó a curar su enfermedad y la convirtió en la persona más talentosa dentro de su familia, por lo tanto, ella era capaz de deshacerse de esa cadena aterradora y poder sentirse aliviada. Sin embargo, a Nie Li solo le gusta Ye Ziyun.

El destino siempre ha estado jugando con ella, todo es para Ye Ziyun. Sin embargo, el que los salvó hoy es Ye Ziyun.

Xiao Ning’er todavía tenía un buen corazón, ella también no podía soportar ver todo lo que le ocurría a Ye Ziyun y dijo: “Ten cuidado.”

Nie Li sufrió antes una conmoción cerebral y recuperaba la conciencia lentamente.

De repente, sintió que él está presionando algo, sintiendo algo estaba debajo suyo. Un toque de la suave fragancia de una mujer llego a él. Él abrió los ojos con fuerza, resulta que era Ning’er. Ellos estaban separados por una fina capa de ropa, por lo que fue capaz de sentir vagamente su voluptuoso cuerpo. La conciencia de Nie Li comenzó a aclararse un poco más, al ver la expresión ansiosa de Xiao Ning’er estaba un poco aturdido.

De repente, recordó, que antes, su Reino Alma de repente sufrió un impacto. Parece que dos bestias demoníacas Rango Oro cargaron hacia él y fue Xiao Ning’er que lo salvó.

“¿Nie Li, estás despierto? ¿Qué te ha pasado antes? ¡Nos diste un susto de muerte!” Cuando Xiao Ning’er, vio a Nie Li despertando, se sintió aliviada.

De repente, sintiendo que Nie Li sigue presionando contra ella, hizo que sus mejillas se sonrojaran.

Rápidamente sacudió a Nie Li, “Rápido, levántate. ¡Ziyun todavía nos está defendiendo de las bestias demoníacas, y estamos en una posición peligrosa!”

Como Nie Li continuó presionando contra ella, quería empujar lejos a Nie Li. Pero ella tenía miedo de agrandar la herida de Nie Li. El contacto piel a piel la hizo sentirse tímida y ansiosa. Nie Li no prestó atención a sus reacciones.

Tanta Fuerza Alma se había precipitado en su Reino Alma, lo que le hizo sufrir el impacto. Su cuerpo todavía estaba un poco débil. Al oír lo que Xiao Ning’er acaba de decir, operó rápidamente su Fuerza Alma. Después de que toda esa Fuerza Alma entrara de golpe en su Reino Alma, su Reino Alma parecía haber sido ampliado un poco.

Nie Li descubrió el porqué.

Con tantas bestias demoníacas muriendo en el campo de batalla, entonces, habría una gran cantidad de Fuerza Alma que saldría de sus cuerpos. Toda esta Fuerza Alma parecía haber sido controlada, y entró en su cuerpo.

Debido que el Reino Alma de Nie Li fue incapaz de absorber tan rápido tal cantidad de Fuerza Alma es que ocurrió todo esto. Nie Li se levantó con gran dificultad, pero su Reino Alma se sentía como si estuviera siendo triturada. Esta batalla causó que Nie Li hiciera una mueca de dolor.

“Nie Li, ¿cómo te sientes?” preguntó con ansiedad Xiao Ning’er, apoyando a Nie Li.

“No es bueno, tengo que controlar un poco mi Fuerza Alma”, Dijo Nie Li.

Él se sentó con las piernas cruzadas, e inmediatamente comenzó a refinar la Fuerza Alma en su Reino Alma. Solo usando una recuperación rápida, puede volver a entrar en la batalla. Con el fin de prevenir que Nie Li sea atacado, Xiao Ning’er estaba al lado de Nie Li, vigilándolo.

Aunque los expertos de las diversas familias han matado a muchas bestias demoníacas, la cantidad de bestias demoníacas Rango Plata y Oro que cargaban contra los muros de la ciudad aumentaba, ya estaban en una amarga batalla.

Ye Ziyun se fusionó con su espíritu demoníaco Reina de las Nieves, su cuerpo iba y venía para esquivar al ataque de las dos bestias demoníacas Rango Oro. Una pequeña tormenta de nieve se convirtió en una espada que disparó hacia las dos bestias demoníacas Rango Oro.

¡Auge! ¡Auge!

Los carámbanos explotaron, solo causaron que las bestias demoníacas se detengan por un momento. Las dos bestias demoníacas furiosamente rugieron, y se abalanzaron sobre Ye Ziyun, causando que ella sea incapaz de esquivar a tiempo.

La bestia demoníaca con la que Ye Ziyun se ha integrado solo tiene Rango Oro 1 estrella. A pesar de que es capaz de superar el rango, todavía es incapaz de hacer frente a dos bestias demoníacas Rango Oro 3 estrellas al mismo tiempo.

Al ver a Ye Ziyun en peligro, Xiao Ning’er se sentía ansiosa. Justo cuando se estaba preparando para salvar Ye Ziyun, una bestia demoníaco Rango Oro llegó desde un lado y se lanzó hacia Nie Li. Al ver esta situación, Xiao Ning’er se fusionó con su Gorrión Relámpago Celestial, agitó sus alas y disparó rayos hacia la bestia demoníaca que apareció.