TDG – Capítulo 168

Modo Noche

Capítulo 168 – La belleza es frágil

Nie Li asintió con la cabeza. Está hablando sobre la horda de bestias demoníacas de un nivel de cientos de millones; Por lo tanto, tienen que empezar a hacer los preparativos.

La cara de Yang Xin se volvió seria y dijo: “Entendido, voy a hacer los arreglos para este asunto”.

“Entonces voy a retirarme”. Dijo Nie Li, después de hablar un rato, es suficiente ahora que Yang Xin entiende.

“¿Hermano Menor Nie Li, me estas dejando tan pronto? ¿Tienes algunos asuntos urgentes?”, Dijo Yang Xin, sonriendo encantadoramente mientras miraba a Nie Li.

“No tengo ningún asunto urgente, por el momento.”, Dijo Nie Li, moviendo la cabeza.

“Entonces, ¿por qué no te quedas y acompañas a tu Hermana con una copa?” Yang Xin frunció los labios y sonrió. Al ver la mirada vacilante de Nie Li, dijo “¿Podría ser que el Hermano Menor Nie Li está preocupado de que se Hermana lo devore?”

Viniendo desde donde estaba con Ye Ziyun, el humor de Nie Li no ha sido muy bueno en todo su camino hasta aquí. No le preocupaba en lo absoluto que Yang Xin lo devorara. Aunque Yang Xin ha mostrado tal apariencia, pero dentro de su corazón, ella solo quería burlarse Nie Li.

La razón por la que Yang Xin fue capaz de sentarse en la posición de Directora de la Asociación de Alquimistas no fue a causa de su aspecto, fue a causa de su gestión de materiales. Ella es capaz de gestionar muy bien toda la Asociación de Alquimistas. En el futuro, habrá muchas cosas en las que va a necesitar la ayuda de Yang Xin.

“Está bien, entonces, voy a acompañar a la Hermana Mayor Yang a tomar una copa.” Respondió Nie Li, después de haberlo pensado un poco. El cielo se oscureció, Nie Li y Yang Xin estaban sentados en la mesa de piedra en el patio.

“¿Qué clase de mundo está más allá de la Ciudad Gloria? Desde que nací, yo, Yang Xin, he crecido dentro de la Ciudad Gloria. Lo más lejos que he ido, es algunas ruinas a decenas de millas de distancia. ¡Como un pájaro enjaulado, esta vida es tan aburrida!” lamentó Yang Xin, un poco borracha.

Echando un vistazo a Yang Xin, la mirada de Nie Li se fijó en el cielo distante y dijo, “Fuera de la Ciudad Gloria, están las St. Montañas Ancestrales. Las St. Montañas Ancestrales se extienden por miles de millas, con dos tribus que aún sobreviven por suerte. Más lejos de las montañas de St. Ancestrales, al este, está el desierto sin fin, en el oeste se encuentran las tierras áridas, llanuras, el Bosque Tóxico y mucho otros lugares. Todos esos lugares todavía tienen personas sobreviviendo. Hay bestias demoníacas en todas partes del Continente Divino. Hay incluso decenas de continentes más allá del Continente Divino. Estos son los principales continentes mundiales, dentro del mundo principal, hay muchos otros reinos subsidiarios. Fuera de estos mundos, hay otro dominio…. ” Al escuchar la última parte, Yang Xin no podía entender nada de lo que Nie Li hablaba Nie Li.

¿Mundo Principal? ¿Qué reinos subsidiarios? ¿Qué otros dominios? Ella solo puede adivinar que el mundo del que habló Nie Li debe ser muy grande, tanto que ella nunca será capaz de mirarlo con sus ojos en toda la vida. Yang Xin suspiró ante la insignificancia de los seres humanos. En este mundo vasto, están atrapados en esta pequeña Ciudad Gloria y están luchando para sobrevivir.

“Para el mundo vasto, alegrías……” Yang Xin levantó la cabeza y se bebió toda la copa de golpe. “Yo, Yang Xin, soy huérfana. He sufrido todo tipo de burlas cuando era una niña y ascendí lentamente hasta mi posición actual. ¿En qué me base? ¿Apariencia? ¡Mal, me he basado en la fuerza! Hasta ahora, esos hombres que competían conmigo, ¿cada uno de ellos no están acaso convencidos?”

Yang Xin bebía. Cuando Nie Li pensó en Ye Ziyun, no pudo evitar sentirse desanimado y luego también bebió el vino que tenía en la mano.

“¡Por la fuerza de la Hermana Yang, salud!”

“Esta posición de Directora de la Asociación de Alquimistas en la que me he sentado, tenía mucha gente mirándola, pero todavía me senté en ella con firmeza. Pero ¿y qué? Tengo conocidos en todo el mundo, ¡pero nadie entiende mi corazón!” Yang Xin sonrió con amargura y tomo otra copa, “He luchado durante toda mi vida, pero descubrí que nada tiene sentido”.

“¿Hermana Mayor Yang Xin, acaso no me tienes?”, Se rió Nie Li.

De repente entendió la soledad de Yang Xin, en su vida anterior, ¿él no había sentido lo mismo? A pesar de que ha vagado por el mundo, la cantidad de personas a las que conocía era simplemente imposibles de contar; Sin embargo, los más cercanos a él, sus amigos, sus seres queridos, todos murieron.

“Jajá, Hermano Menor Nie Li, esas palabras tuyas todavía satisfacen a tu Hermana Yang……” Yang Xin sonrió encantadoramente, “Hermana Mayor Yang solo tiene una petición. Si las bestias demoníacas Viento y Nieve ingresan a la Ciudad Gloria, quiero que Hermano Menor Nie Li haga a su Hermana Mayor Yang feliz, y quemé mi cadáver. No deje que las bestias demoníacas hagan disfruten de él”.

“¡No, mientras yo esté aquí, no voy a dejar que la Ciudad Gloria sea destruida por la horda de bestias demoníacas!”, Dijo Nie Li, su expresión se volvió solemne.

“¡Está bien, Hermana mayor cree en ti!”, Dijo Yang Xin, moviendo la cabeza.

Los dos bebieron hasta altas horas de la noche. Nie Li le dijo todos sus objetivos. Quiere convertirse en un experto supremo entre los infinitos dominios, que nadie amenazara a su familia, amigos y seres queridos.

En la habitación de Yang Xin, Yang Xin colocó al un poco borracho Nie Li en la cama. Viendo la sonrisa dulce del dormido Nie Li, que estaba durmiendo desde hace algún tiempo. De hecho, había bebido mucho, pero se dio cuenta de que Nie Li había bebido aún más que ella. Tenía un físico dotado y rápidamente ya estaba sobrio.

Dentro de la oscuridad, sus ojos eran tan claros. Yang Xin movió su cuerpo hacia abajo, acercándose hasta la cara de Nie Li. La curvatura en su cuello podía ser vagamente vista, era muy tentadora. Mientras que miraba la cara de Nie Li durante mucho tiempo, las mejillas de Yang Xin se pusieron rojas, en realidad tiene sentimientos por un adolescente. Ella dejó escapar un suspiro.

“Cuando nací, mi rey no había nacido, en el momento en que nació mi rey, yo ya era vieja. Si la Hermana Mayor fuera diez años más joven, tal vez sería como Xiao Ning’er, persiguiéndote sin ningún tipo de prejuicio. Hermano Menor Nie Li trata a los demás con sinceridad, definitivamente es un buen hombre. Lástima que nunca estemos destinados a estar juntos. Hermano Menor Nie Li está destinado a ser el dragón que recorrerá los nueve cielos, y su hermana está destinada a permanecer aquí hasta que sea vieja, con mi apariencia decayendo. Sin embargo, ya que pude llegar a conocer al Hermano Menor Nie Li, ya no tengo nada que lamentar.” Yang Xin miró la cara de Nie Li, lentamente se inclinó y besó su frente.

Ella sonrió con amargura, lentamente se puso de pie y salió. Incluso si ella es una mujer fuerte, ¿y qué? ¿Todavía no tiene ningún hombre en quien confiar, quién puede entender este tipo de soledad?

Bajo la luz de la luna, su elegante postura era como un loto de la nieve, pura y en movimiento. Aunque Yang Xin se fue, en la habitación aún persiste su fragancia. Aunque Nie Li bebió mucho, todavía era capaz de mantener su conciencia. De lo contrario, si Yang Xin fuera a hacerle algo, entonces sería demasiado tarde para lamentarlo. Si Yang Xin le hiciera algo, Nie Li absolutamente la rechazaría.

Al ver a Yang Xin irse, Nie Li dejó escapar un suspiro de alivio. Aunque Yang Xin es encantadora y tentadora y siempre se burla de Nie Li, todavía conoce sus límites. Nie Li parecía ser capaz de entender la tristeza dentro del corazón de Yang Xin. Yang Xin parece ser una mujer fuerte por fuera, pero en realidad, ella es una persona lamentable.

Nie Li se sentó, con las piernas cruzadas, y disolvió el alcohol dentro de su cuerpo antes de continuar entrenando su Fuerza Alma. La noche es oscura, muy oscura. Solo unos pocos lugares en la Mansión del Señor de la Ciudad todavía estaban iluminados, hay una débil luz de las velas en la sala de estudio de Ye Zong.

Ye Zong estaba leyendo varios papeles. Todos los días, tiene que manejar los informes que vienen de todo tipo de fuentes, incluyendo el comportamiento de las bestias demoníacas de los alrededores y los movimientos del Gremio Oscuro. Sintiéndose un poco cansado, Ye Zong se puso de pie. Condensó un poco de su Fuerza Alma y al instante, el cansancio físico en su cuerpo se alivió en gran cantidad.

Miró hacia el patio de Ye Ziyun, recordando la situación en la que palmeo a Nie Li en la Matriz Asesina Tai Yi, no pudo evitar mostrar una sonrisa en su rostro. Había una vez, en que cuando Ye Zong pensaba en Nie Li, apretaba los dientes de rabia. Pero ahora, su impresión de Nie Li ha cambiado, cada vez que piensa en Nie Li, cambió a un diferente estado de ánimo. Justo cuando Ye Zong se preparaba para continuar leyendo los informes, un hombre se acercó a la puerta y llamó.

“Adelante.” Ye Zong echo un vistazo a la puerta, ya que podía sentir el aura de Ye Han.

“¡Señor Padre!” Ye Han entró en la habitación y junto las manos ante Ye Zong.

“Han’er, ¿por qué has venido?” Dijo sonriendo Ye Zong.

“Quiero tener una charla con el Señor Padre.” Dijo Ye Han, después de pensarlo un momento.

“Está bien.” Ye Zong asintió con la cabeza.

“Estos últimos días, me he dado cuenta de que hay un montón de extraños que viven en el patio de Ye Ziyun y me sentía un poco desconcertado por ello, así que me preguntaba si debería hablar sobre ello,” Ye Han bajó la cabeza, su mirada era incierta y no se enfrentó a Ye Zong.

“Deben ser Nie Li y sus amigos. Son compañeros de Ziyun y en este momento apenas están viviendo en el patio de Ziyun.” Dijo Ye Zong.

¿Cómo no vería que Ye Han aún tiene intenciones con Ye Ziyun? Aparte que, los dos tiene una diferencia de edad demasiado grande, por no hablar de que su relación es la de hermano y hermana. No están absolutamente a la misma altura.

Observándolo ahora, si Ye Han es comparado con Nie Li, Ye Zong estaría más que dispuesto a casar a Yun’er con Nie Li. Debido a que los motivos de Ye Han son demasiado profundos, hacía que ye Zong se sintiera un poco inquieto.

“Señor Padre, entiendo. Todo el tiempo, Señor Padre ha estado alimentándome y enseñándome, con ganas de pasarme la posición del Señor de la Ciudad. Y con mi falta de talento, no puedo cumplir con las expectativas del Señor Padre. En el pasado, cuando estaba viviendo en las calles, fue el Señor Padre quién me llevó a la Mansión del Señor de la Ciudad. Yo solo quería devolver la gracia del Señor Padre, nunca he tenido ninguna expectativa por la posición del Señor de la Ciudad……” Ye Han de repente se arrodillo mientras caían lágrimas de su rostro.

Ye Zong, al ver esta situación, le dijo rápidamente a Ye Han, “Han’er, te entiendo. Su talento es extraordinario, sin duda me superara. Sin embargo, hay muchas cosas que no pasarán como usted o como yo hubiéramos deseado. Solo espero que usted sea capaz de olvidarlo…… ”

“Entiendo. Recientemente, el cultivo de Ziyun ha aumentado a pasos agigantados, exhibiendo un talento extraordinario y en este momento ya me ha superado”. Interrumpió Ye Han, su voz ronca estaba temblando, “Tener a Ziyun en la posición del Señor de la Ciudad, es natural. Excepto, que siempre me ha estado diciendo que entre para ser un buen Señor de la Ciudad, y siempre he prestado atención a sus palabras y he trabajado duro, sin descuidarme en lo más mínimo. Y ahora, dice que su decisión es que no. ¿Ha considerado mis sentimientos? ¿En verdad no tengo ninguna esperanza?”

“¡Han’er, lo siento!” Dijo Ye Zong, en tono de disculpa.

“Desde el momento en que vi a Ziyun, me dije que tenía que tenerla como mi esposa. Sin embargo, nunca me has reconocido en su corazón, solo me has estado usando, ¿verdad? ¡Usted siente que solo soy un niño sin hogar, no soy digno de su Familia Viento y Nieve! He estado esperando a que un día tuviera la posición del Señor de la Ciudad, y ser capaz de casarme con Ziyun. ¡Y ahora, me dice que no soy apto de ser el Señor de la Ciudad!”

“¡Fue usted quien me privó de mis sueños!, y ahora, me he convertido en una cáscara vacía. ¡No tengo nada!” Dijo aturdido Ye Han.

“¡Han’er!” Ye Zong se sentía muy culpable. Desde que entró en contacto con Nie Li, ha entendido que lo que él creía estaba mal. Debe preocuparse más por Yun’er y Ye Han, y no constantemente obligarlos a cumplir sus expectativas.

Dio un paso hacia delante y abrazó a Ye Han, “Han’er, entiendo todas las quejas en su corazón, es mi culpa. No debería haber puesto una responsabilidad tan pesada sobre sus hombros, lo obligué a cumplir con mis expectativas. Usted debe tener una vida mejor, y no lo que a la que le he obligado”.

Justo cuando Ye Zong se aferró a Ye Han, los ojos de Ye Han destellaron con un rayo de frialdad, su expresión se volvió de repente feroz.