TDG – Capítulo 249

Modo Noche

Capítulo 249 – Sondeo

Nie Li podía percibir un aura aterradora emanando de la otra parte.

Una ola de violento poder llego a él, era incluso más fuerte que antes. El cultivo de la otra parte, probablemente ha avanzado aún más rápido después de alcanzar el quinto piso de la Oscura Torre Infernal.

Cuando Nie Li estaba a punto de sentarse y cultivar, el joven vestido de blanco repentinamente se levantó y disparó desde todas las direcciones numerosas cadenas negras hacia Nie Li.

¿Actuando sin decir nada?

Al sentir las cadenas que iban hacia él, Nie Li saltó rápidamente.

*¡Boom, Boom, Boom!*

Todo el quinto piso estaba envuelto en una loca cantidad de la energía.

“Nunca imaginé que nos encontraríamos aquí.” El joven vestido de blanco sonrió con frialdad, pero no dejo de atacar con su mano.

“Esto también es bastante inesperado para mí, Señor Demonio.” Nie Li resopló con frialdad mientras miraba al Señor Demonio.

“¡Por tanto, ya has adivinado quien soy!”, Dijo el Señor Demonio mientras sus manos formaron rápidamente un sello. Su cuerpo se transformó rápidamente en un demonio gigantesco que media de cinco a seis metros, que tenía ocho brazos. Él agitó sus enormes puños, que contenían la Ley del Infierno, hacia Nie Li.

“¡Si ni siquiera podía adivinar esto, entonces sería realmente estúpido!” Nie Li estaba secretamente asombrado mientras miraba al espíritu demoníaco con el que se había fusionado el Señor Demonio.

Nie Li nunca pensó que la bestia demoníaca con la cual se había integrado el Señor Demonio en verdad sería el extremadamente raro Demonio Infernal Oscuro de Ocho Brazos. Ese tipo de criatura solo aparece en el Reino Infernal. Tiene fuerza muy poderosa y también tendían a tener una multitud de aterradoras formas de actuar. En general, era una criatura de un lugar misterioso y desconocido.

Incluso el propio Nie Li solo sabía de algunas de sus habilidades.

¡Nie Li podía percibir que la percepción del Señor Demonio sobre la Ley del Infierno ya ha alcanzado un nivel extremadamente aterrador, solo estaba a un paso del Dios Espiritual!

*¡Boom, Boom, Boom!*

La Ley del Infierno estalló a su alrededor. Uno de los ataques de repente aterrizó demasiado cerca de Nie Li y el enorme impacto golpeó sin piedad su espalda y lo envió volando.

Un rastro de sangre goteaba por la comisura de la boca de Nie Li y se sentía como si sus órganos internos fueran a explotar. Dio un salto, aterrizó en la pared, y emitió un rugido furioso hacia el cielo. Las leyes de la luz y la oscuridad se reunieron rápidamente y se transformaron en luminosas esferas blancas y negras.

¡Explosion Ying Yang x10!

*¡Woosh!* *¡Woosh!*

Las esferas blancas y negras giraban entre sí mientras volaban hacia el Demonio Infernal Oscuro de Ocho Brazos.

Cuando las dos esferas de luz chocaron, una enorme explosión resonó mientras el Señor Demonio se sentía sumergido en la explosión de gran poder. Incluso el propio Nie Li fue arrastrado por el formidable poder de la Explosión Ying Yang.

¡La Explosión Ying Yang x10 incluso podría matar a un experto Rango Semidiós!

“¿Está muerto?” Nie Li junto los antebrazos para bloquear la onda de choque que se dirigía hacia él. Él levantó la cabeza, sin saber si el Señor Demonio había muerto. Después de todo, él todavía conocía la verdadera fuerza del Señor Demonio.

Antes de que la poderosa onda de la Explosión Ying Yang se disipara, el enorme Demonio Infernal Oscuro de Ocho Brazos de repente apareció junto a Nie Li. Sus movimientos eran tan rápidos que incluso Nie Li no pudo reaccionar a tiempo. El Demonio Infernal Oscuro de Ocho Brazos agarró su pierna derecha con dos de sus brazos y despiadadamente lo estrello contra el suelo.

*¡Boom, Boom, Boom!*

La fuerza del Demonio Infernal Oscuro de Ocho Brazos eran inagotable ya que él constantemente levantó y golpeo a Nie Li en el suelo.

Definitivamente era imposible el soportar este aterrador poder y Nie Li sentía como si sus órganos internos estuvieran a punto de explotar ya que su cuerpo se contrajo rápidamente y volvió de nuevo a su apariencia humana.

*Plop* *Plop*

Alas blancas y negras crecieron en su espalda mientras enormes huesos se convirtieron en su protector de brazos usando la ley de la muerte, resistiendo los ataques del Infernal Demonio de ocho brazos.

*¡Boom, Boom, Boom!*

Las dos figuras dejaron imágenes residuales mientras se movían en el quinto piso de la Oscura Torre Infernal.

Las aterradoras ondas de choque causaron estragos en su entorno.

Si la oscura Torre Infernal no fuese tan fuerte, o si se tratara de algún otro lugar en una torre ordinaria, sin duda habría sido destruido por la aterradora energía.

“Tengo que admitir que tu talento es muy alarmante. ¡Y pensar que de verdad ha comprendido tres poderes de la ley! Sin embargo, a comparación de mi Físico Supremo, aun te falta mucho. ¡El destino ha decidido que no estés igualado conmigo!” El Señor Demonio rugió furiosamente mientras el cuerpo del Demonio Infernal de Ocho Brazos se volviera de un color escarlata ya que su fuerza se incrementó en otro nivel.

Nie Li podía percibir una aterradora presión sobre él. El Señor Demonio era sin duda el rival más poderoso al que se había enfrentado en esta vida. Con solo su fuerza actual, todavía no era rival para él.

¡Prisión de Diez Mil Almas!

El Señor Demonio rugió furioso, levantó el puño, y atacó a Nie Li. Su puño parecía contener un sinnúmero de almas que se lamentaban por el dolor. La terrible presión que emitía, nivel por nivel, como si fuera a volver todo polvo.

En su corazón, Nie Li se sorprendió. ¡Esta energía era demasiado poderosa! De inmediato utilizo la Ley de la Muerte y formo capas de paredes óseas entre ellos.

*¡Boom, Boom, Boom!*

Las paredes de huesos fueron destruidos una capa tras otra.

Nie Li trató de buscar un punto débil en la técnica del Señor Demonio; Sin embargo, el Señor Demonio era demasiado poderoso. Su control sobre su ley ya ha llegado a un nivel de perfección al que ni siquiera Nie Li podría rivalizar.

Sintiendo que Nie Li estaba siendo dominado, Yu Yan, que se había estado ocultando y viendo todo esta pelea, no pudo soportar más. Ella agitó la mano y una pared de llamas se formó frente a Nie Li. Además, innumerables cadenas de serpientes de fuego se materializaron mientras se dirigían hacia al Señor Demonio.

La Prisión de Diez Mil Almas del Señor Demonio traspaso las paredes óseas de Nie Li y se desaceleró un poco cuando entró en contacto con la pared de fuego de Yu Yan. Detectando las serpientes de fuego deslizándose hacia él, el Señor Demonio agitó los ocho brazos y las agarró.

*¡Boom, Boom, Boom!*

Las serpientes de fuego explotaron.

“¡De modo que tu ayudante finalmente se deja ver!” El Señor Demonio dio varios pasos hacia atrás y la comisura de su boca se curvó en una sonrisa fría.

Nie Li limpió un rastro de sangre de la comisura de su boca. A pesar de que todavía tiene algunos métodos para salvar su vida ante el Señor Demonio, si la batalla se prolongara, no habría ninguna posibilidad de ganar. ¡El Señor Demonio era demasiado poderoso!

Por otra parte, Nie Li podía sentir que el Señor Demonio todavía estaba ocultando una poderosa energía demoníaca dentro de su cuerpo. Si esa energía fuese liberada, el resultado final sería sin duda alarmante, por decir lo menos.

Yu Yan voló hacia el cielo mientras ella fulminó fríamente al Señor Demonio que estaba ante ella. Ella estaba dispuesta a ir a por todas en cualquier instante. Sin embargo, dentro del corazón de Yu Yan, incluso ella entiende que puede que no sea una pelea segura contra el Señor Demonio.

De repente, el cuerpo del Señor Demonio se contrajo y volvió a su aspecto original. Miró a Nie Li y dijo: “A partir de esta batalla, al menos puedo confirmar que no eres un experto con la constelación espiritual. Me pregunto, ¿qué métodos utilizaste para adquirir tu cultivo y conocimiento actual? Has despertado mi interés. Hoy, no voy a matarte. ¡En su lugar, voy a esperar para ver hasta qué nivel alcanzas en el futuro!”

Desde el principio, el Señor Demonio no tenía la intención de matar a Nie Li; él solo estaba tratando de sondear su fuerza.

“El problema es si eres capaz de matarme con seguridad, ¿no es así?” Nie Li frunció el ceño cuando él actuó, tratando de no parecer como el más débil.

A pesar de que su fuerza actual era solamente Rango Leyenda, tiene un sinnúmero de otras técnicas secretas que podrían empujar su poder al máximo. Él todavía era capaz de tratar con el Señor Demonio. Es solo que no estaba seguro de cuántas cartas todavía tenía el Señor Demonio bajo la manga; Por lo tanto, el propio Nie Li no tenía la necesidad de arriesgar todas sus cartas o al menos, es así por el momento.

“¿Oh? ¡Eres bastante confiado!” El Señor Demonio entrecerró los ojos y vio a Nie Li una vez más. A pesar de que la fuerza bruta de Nie Li era más débil que la suya, podía sentir que Nie Li todavía tenía muchas cartas ocultas bajo la manga.

Esta fue la razón por la que renunció a tratar de matar a Nie Li. Su cultivo se balanceaba en el punto más importante; Por lo tanto, no había ninguna necesidad de perder aún más el esfuerzo en personas innecesarias.

El Señor Demonio observó a Yu Yan, que estaba flotando en el cielo. Si suponía correctamente, la pequeña mujer debe ser un Dios Espiritual que había reconstruido su cuerpo. Su fuerza también era imposible de medir.

El Señor Demonio pensó para sí mismo, primero debería ir al Reino Ruinas Dragón antes de preocuparse de nada más.

En el quinto piso de la Oscura Torre Infernal, la situación estaba en un punto muerto.

Tanto Nie Li como el Señor Demonio reanudaron sus cultivos por separado. Aunque todavía hay rastros de enemistad entre ellos, ninguno de ellos actuó.

¡Este tipo de situación debe hacer que el Estado Mental Anatta aún más difícil de alcanzar!

La novena capa de la Tierra de la Muerte de Nueve Capas

El Maestro Abismal y el resto estaban discutiendo en voz baja entre ellos.

“¡El talento de estos dos son extraordinarios! ¡Hasta los espíritus demoníacos con los que se han integrado son extremadamente poderosos! ¡Parece casi imposible el separar a los dos en términos de superioridad!” Rió Tian Hun.

“Me temo que no. El joven vestido de blanco debe ser un poco más fuerte. ¡Sin embargo, la fuerza del otro no es débil!”

Ling Yun frunció ligeramente el ceño. Podía ver que tanto Nie Li como el Señor Demonio habían reservado parte de su fuerza.

Xiao Yu estaba escuchando desde la barrera. Desde el principio consideró que Nie Li no era una persona común. Él cree que si Nie Li y el Señor Demonio hubieran seguido peleando, sería casi imposible para cualquier persona el predecir quién iba a ganar o perder. Desde temprana edad, Xiao Yu había seguido a su padre yendo a cultivar a la Secta Plumas Divinas. Ahora, por primera vez, alguien del Mundo Diminuto había despertado su interés.

“Nunca pensé que también aparecería Yu Yan.” Sonrió Ling Yun.

Tian Hun tomó un sorbo de té mientras dijo despreocupado, “Yu Yan es solo una Diosa Espiritual inferior que todavía desconoce del Reino Ruinas Dragón.”

Entre los siete de ellos, aparte del Maestro Abismal, ninguno se había mostrado, incluso para la gran guerra que tuvo lugar entre los Dioses Espirituales. ¡Por lo tanto, los Dioses Espirituales como Yu Yan y el resto no deben saber de su existencia!

El Maestro Abismal reflexionó un breve momento antes de decir: “A pesar de que Yu Yan es solamente una Diosa Espiritual inferior, cuando fue atacada por tantos expertos durante la gran guerra entre Dioses Espirituales, ninguno de ellos podía extinguir su alma. Al final, se vio obligada a esconderse en el Manantial Oscuro. Ella es también la única Diosa Espiritual que con la cual el Clan Demonio no puede estar tranquilo. En mi opinión, ¿por qué no dejamos que siga a su compañero a la Secta Plumas Divinas y vemos qué pasa?”

“Puedes tomar la decisión sobre ese asunto.” Los expertos restantes respondieron con una ligera sonrisa.

De repente, el Maestro Abismal sintió algo ya que una luz radiante de repente cruzó por sus ojos.

“¡Un invitado ha llegado a nuestro Reino Abismal! Voy a reunirme con él”, Dijo el Maestro Abismal mientras se convertía en una oscura niebla y desapareció rápidamente.

“¿Un invitado?” Xiao Yu miró hacia la dirección en la que desapareció su padre con una expresión de desconcierto. ¿Quién era el invitado del que hablaba su padre? Miró las caras de los seis expertos restantes. Todos tenían una expresión fría. ¿Tal vez, podría ser…