TDG – Capítulo 256

Modo Noche

Capítulo 256 – Palacio del Desierto

Después de que Ye Ziyun llegó al desierto sin fin, descubrió fragmentos de recuerdos de su vida anterior.

¡Además, Xiao Ning’er había dicho que en sus sueños, había escenas de cuando entro en el Oscuro Bosque Diabólico!

¡Estos sucesos definitivamente no eran coincidencia!

¿Exactamente está pasando?

¡Nie Li podía sentir vagamente que la cuestión sobre su renacimiento era sin duda mucho más compleja de lo que había pensado al principio!

Cuanto más pensaba en ello, más miedo le daba. ¿Exactamente qué cosa logro crear esta situación? Podía sentir que con el fin de desvelar todo el misterio, el primer paso sería encontrar el Libro Temporal del Demonio Espiritual y e ir al Reino Ruinas Dragón. Nunca podría encontrar las respuestas si se quedaba en el Mundo Diminuto.

Mientras observaba la expresión de dolor de Xiao Ning’er, Nie Li comprendió de pronto que el encontrarse con ella definitivamente no era una coincidencia. El destino de Xiao Ning’er es el mismo que el de Ye Ziyun: el destino había unido a las dos chicas a él. No importa qué, decidió llevar consigo a Ziyun y Xiao Ning’er en su búsqueda de respuestas.

El grupo continuó su búsqueda durante varios días en esta árida tierra. De acuerdo a su memoria, el Palacio del Desierto debe estar en algún lugar cercano.

Lu Piao, que estaba de pie junto a él, dijo desanimado, “Nie Li, ¿estás seguro de que este Palacio del Desierto está cerca? ¡Duan Jian ha estado volando en el cielo durante tanto tiempo, buscando por días, sin embargo, todavía no han encontrado el Palacio del Desierto!”

“¡El Palacio del Desierto definitivamente esta cerca! ¡Vamos a seguir buscándolo!” Dijo solemnemente Nie Li después de un breve momento.

Cuando Lu Piao vio la confianza de Nie Li, dijo, “¡Bien, entonces, vamos a continuar la búsqueda!”

El grupo buscó sin descansar por los alrededores. Nie Li frunció el ceño fuertemente. Según sus memorias, el Palacio del Desierto debería estar cerca. Pero, ¿por qué no podían encontrar ni un rastro de él después de buscar durante tantos días? No tenía ningún sentido que no pudieran encontrar una estructura tan enorme y majestuosa después de haber buscado durante tanto tiempo.

Nie Li camino lentamente a través de las arenas amarillas para rebuscar en sus recuerdos. Poco a poco, él entró en un estado profundo.

Mientras caminaba, los recuerdos de su vida anterior pasaron por su cabeza. En esa vida, caminaba solo por las áridas tierras ya que las personas a su lado cayeron una tras otra. Entró en un estado de inconsciencia como si estuviera sumergido en un sueño.

Bajo el distante sol abrasador, un enorme palacio apareció en el horizonte. Estaba tan sorprendido por la aparición del palacio que él pensaba que en realidad había llegado al cielo, el legendario palacio de los dioses. Paso a paso, se acercó al Palacio del Desierto. Todo su cuerpo estaba envuelto en un brillo dorado, hasta llegar a la entrada del Palacio del Desierto.

Luego empujó esas gigantes puertas de oro dorado abriéndolas y un brillo deslumbrante casi lo cegó, haciéndole incapaz de abrir los ojos. Con gran dificultad, obligo a sus ojos a mantenerse abiertos y vio enormes esculturas sentadas en el palacio. Cada escultura era diferente de las otras; hubo un gigante con una armadura dorada, una chica de aspecto pobre, y todos los otros tipos de criaturas fantásticas.

Bajo los pies de estas esculturas gigantes había un camino que lo llevó hacia adelante. Nie Li siguió el camino y alcanzó un altar extraño, cubierto con todo tipo de rollos escritos con palabras poderosamente densas. En el centro de este altar estaba el Libro Temporal del Demonio Espiritual.

Una energía misteriosa fue emitida por el libro cuando Nie Li extendió la mano hacia él. A partir de ese momento, su vida había cambiado de una manera irreversible.

Nie Li se quedó sumergido en ese profundo estado ya que una multitud de escenas continuaron apareciendo en su mente. Siguió caminando hacia adelante con una cara que mostraba una expresión de desconcierto.

Sintiendo que Nie Li estaba actuando extraño, Du Ze y los demás lo siguieron, aunque estaban confundidos por lo que estaba ocurriendo Lu Piao extendió la mano y quiso agitar a Nie Li para despertarlo, pero fue detenido por Du Ze. El estado de Nie Li parecía como si estuviera en medio de una formación.

Nie Li caminó por otros mil metros, y de repente despertó.

¡Él abrió los ojos y se quedó mirando el espacio vacío frente a él y se congeló en el lugar ya que estaba sorprendido!

Todo el mundo se volvió en la dirección en la que Nie Li estaba buscando. Solo un desierto sin fin se extendía delante de ellos; no había ningún rastro del Palacio del Desierto. Sin embargo lo que si había, eran muchas esculturas antiguas y que estaban muy dañadas repartidas por toda la arena.

Estas esculturas se veían como si tuvieran miles de años de antigüedad. Sus características originales ya eran indistinguibles. Solo una sensación de frialdad se podía ver en sus ojos. El viento silbaba, creando nubes de arena, como si quisiera decirles algo.

“¿Cómo puede ser esto?” Nie Li contempló estupefacto la escena que tenía delante de él.

Cuando visitó el Palacio del Desierto en su vida anterior, esta había sido una estructura enorme y majestuosa, como si hubiera sido construida por los dioses, indestructible y atemporal. Pero ahora, cuando regresó en esta vida, el mismo lugar ya se había convertido en ruinas.

Lu Piao miraba confundido a Nie Li. “Nie Li, ¿qué ocurre? ¿Es este el Palacio del Desierto del que has estado hablando? ¿No dijiste que se suponía que era un majestuoso palacio? ¿Por qué se convirtió en ruinas?”

Du Ze y los otros también estaban muy confundidos. Antes de llegar, Nie Li había descrito en varias ocasiones que el Palacio del Desierto era un lugar muy majestuoso, como si fuera el palacio de los antiguos dioses. Sin embargo, ahora que habían llegado a él, no se parecía en nada a lo que había descrito Nie Li.

Es muy probable que Nie Li se hubiese enterado de la existencia del Palacio del Desierto por algún mapa del tesoro o registro antiguo. Pero, ahora que habían llegado a él y observaron su estado actual, el Palacio del Desierto ya había sido destruido.

Probablemente era obra de las bestias demoníacas, ¿verdad? Sin embargo, él no sabe la respuesta a eso en este momento.

Nie Li estaba sintiendo un dolor de cabeza, y no podía evitar mover su cabeza por los alrededores. Se dirigió hacia adelante, de acuerdo a sus recuerdos, y un poco más tarde llego al lugar donde se suponía que debería estar en el altar.

¡Pero aparte de algunas ruinas, nada más estaba allí!

¡Las otras escrituras ni siquiera podían encontrarse, ni que mencionar al El Libro Temporal del Demonio Espiritual!

¿A dónde podría haber ido el Libro Temporal del Demonio Espiritual?

¿Podría haber desaparecido?

Nie Li sintió un intenso dolor en la cabeza, como si estuviera siendo desgarrado. Las escenas pasaban constantemente ante sus ojos. Las imágenes de Lu Piao, Du Ze y el resto junto a él se torcían. Todo se volvió surrealista. ”

¡Arghh!” Nie Li emitió un miserable grito y sentía como si su cerebro estuviera a punto de ser destruido.

“¿Nie Li, que sucede?”

“¡Nie Li!” Ye Ziyun, Xiao Ning’er, y el resto lo llamaban ansiosamente por su nombre. Sin embargo, la capacidad de escuchar de Nie Li fue desapareciendo gradualmente ya que su conciencia poco a poca se volvía confusa y cayó al suelo.

El Palacio del Desierto ya no estaba aquí. El Libro Temporal del Demonio Espiritual también se había ido. ¿Exactamente qué estaba pasando? Por el intenso dolor, la conciencia de Nie Li entró en una silenciosa oscuridad.

Un mes más tarde, en la Ciudad Gloria.

Todo floreció y avanzaba como era antes. Las diversas familias del Reino Prisión del Abismo y de la Meseta Celestial del Destino ya se habían trasladado allí, por lo que la Ciudad Gloria estaba aún más vida. Los muros de la Ciudad Gloria se habían incrementándose en varios metros y la reciente energía envolvía la Ciudad Gloria.

Las defensas de la Ciudad Gloria se habían fortalecido, con un total de cinco Matrices de las Diez Mil Bestias Demoníacos establecidas alrededor de la ciudad, además de un montón de otros métodos defensivos. Incluso si fuese invadida por una horda masiva de bestias demoníacas, Ciudad Gloria podría soportarla totalmente.

En el campo marcial del Instituto Santa Orquídea, un gran número de jóvenes estaban entrenando. Cada movimiento hecho por los jóvenes estaba lleno de vigor.

El árbol que estaba al lado del campo silbaba por el viento. Todos estos jóvenes ejercían técnicas de cultivo de gran poder. Un buen número de ellos ya habían alcanzado ser espiritistas demoníacos Rango Plata. Ellos son el futuro de la Ciudad Gloria. Un día, cuando se conviertan en adultos, que volverán el poder que protegerá la Ciudad Gloria.

No muy lejos del campo había un grupo de niños de tres a cuatro años de edad, riendo y jugando alrededor. Cerca del campo marcial, encima de un árbol, había un enorme pájaro hecho totalmente de metal. Cualquiera que lo haya visto no era capaz de evitar sonreír satisfactoriamente, ya que la expresión del ave parecía casi humano. Después de quedarse por un breve momento, el ave despegó mientras un rayo de luz atravesaba el cielo.

Mansión del Señor de la Ciudad

Actualmente Ye Ziyun se estaba bañando en su patio de la mansión con una mirada de profunda melancolía y tristeza escrita en su cara. Ya había pasado un mes, pero Nie Li todavía no había recuperado la conciencia.

Durante este periodo de tiempo, ella y Xiao Ning’er tomaron turnos para cuidarlo. En este momento era el turno de Xiao Ning’er por lo que Ye Ziyun volvió a casa para bañarse.

Ella se sentó en silencio mientras el agua reflejaba su hermoso rostro. En el agua también se podían ver el contorno de su perfecta figura. Dos lágrimas cayeron de su rostro. Ella quería decirle a esa persona lo mucho que lo extrañaba; Sin embargo, ya era demasiado tarde para decir aquellas palabras. Su corazón estaba lleno de dolor mientras rezaba a los cielos.

¡Mientras Nie Li pudiera recuperar su conciencia, estaría dispuesto a dar cualquier cosa, incluso su vida!

De repente, se escuchó un sonido como si alguien estuviera golpeando era Xiao Xue que dijo, “¡Ziyun, Nie Li parece haber recobrado algo de su conciencia! ¡Ning’er te llama para que vayas rápidamente!”

“¿Nie Li recuperó la conciencia?” Ye Ziyun se sorprendió por un breve momento, entonces ella de inmediato salió del agua.

No había tiempo para ocuparse de cosas pequeñas. Las gotas de agua goteaban de su blanca piel de jade mientras rápidamente ordenaba y dejó su habitación después de ponerse la ropa. Después de salir de su habitación, ella inmediatamente se metió en otro patio de la Mansión del Señor de la Ciudad.

En otro patio en la Mansión del Señor de la Ciudad, Nie Li estaba acostado en una cama con los ojos cerrados. De vez en cuando, un rastro de una expresión de dolor se veía a través de su rostro. Dado que Ye Ziyun no estaba, Xiao Ning’er había estado haciendo guardia al lado de Nie Li.

A lo largo de todo el mes, no se había tomado ni una pausa ni había tenido un buen descanso. Su rostro estaba demacrado y sus ojos estaban totalmente rojos, revelando el hecho de que había estado llorando. Sus blancas manos de jade estaban estrechamente entrelazadas con las de Nie Li ya que ella trató de enviar su propia Fuerza Alma a su cuerpo.

Cuando sintió un ligero movimiento en la mano de Nie Li, inmediatamente envió a Xiao Xue a traer a Ye Ziyun.

Antes, era como si la energía en el cuerpo de Nie Li hubiera sido drenada. No importa lo que trataron, nada funcionó. Pero ahora, ella podía sentir que recobraba lentamente su fuerza. Inmediatamente secó las lágrimas de su rostro cuando envió más Fuerza Alma a su cuerpo.