TDG – Capítulo 291

Modo Noche

Capítulo 291 – Aprendices Mayor y Menor

Gu Bei Lu y Piao se quedaron atónitos. Nie Li se veía demasiado genial en el momento en que se dio la vuelta.

Gu Bei sintió lástima en su corazón por Long Yuyin. ¡Qué desperdicio! ¡Nie Li era un tipo con cerebro de madera! Long Yuyin ya le había dicho que estaría de acuerdo con cualquier cosa que le pidiera, y el de verdad dijo que se mantuviera alejada de él. Esa era una oportunidad muy buena. Si hubiera sido él, ciertamente le haría una petición interesante a una belleza como Long Yuyin. ¿Quién sabe? Tal vez ella cediera después de resistirse un poco.

¡Qué desperdicio de tan buena oportunidad!

Gu Bei siguió moviendo la cabeza.

Sin embargo, a pesar de no saber por qué, aún seguía sintiendo admirando por Nie Li.

Después de que Nie Li y su grupo se fueran, se extendió rápidamente la noticia de que Nie Li había vencido a Long Yuyin en fuerza física. Sin lugar a dudas, se había convertido en el talento más deslumbrante de su clase y había recibido atención de muchas personas: especialmente de los otros genios, quienes lo veían como un rival formidable.

Patio de Long Yuyin

Hu Yong había estado esperando aquí desde hace un rato, pero como Long Yuyin aún no había regresado se sintió muy molesto.

Long Yuyin una vez lo había lisiado y le hizo perder su dignidad masculina. Sin embargo, incluso después de haber sido sanado, siguió soñando con Long Yuyin día y la noche. Le gustaba ver a Long Yuyin llevando su apretado traje, y ver su voluptuosa figura.

Incluso si Long Yuyin estaba frenéticamente enojada con él, todavía se acercaría lentamente a ella. Para él, Long Yuyin era hermosa, incluso cuando estaba enfadada.

¡Sin embargo, la diosa en su corazón, su prometida había sido humillada por un chico sin nombre!

¡Eso era definitivamente insoportable!

¡Quería despedazar sin piedad a ese chico para calamar el odio en su corazón!

Cuando Long Yuyin finalmente volvió a su patio, todavía estaba cubierta de polvo, mostrando una escena lamentable con esa mirada aturdida en su rostro.

Las palabras de Nie Li hicieron eco en sus oídos. “¡Aléjate de mí! ¡Mientras más lejos, mejor!” Desde que era pequeña, esta fue la primera vez que alguien había dicho algo parecido. La primera vez que alguien la había odiado tanto. ¡La primera vez que alguien la había humillado a tal extremo!

A pesar de que no sabía el por qué, las emociones dentro de su corazón se volvieron muy complicadas.

Que el joven tuviera la misma edad que ella y le que le hubiera ganado con solo su propia fuerza. Por no hablar de que fue una derrota aplastante. Sin embargo, esto hizo que sintiese curiosidad por saber exactamente qué tipo de persona era. ¡Ella quería ser más fuerte, mucho más fuerte, hasta el punto en que Nie Li se viera obligado a verla como una digna oponente!

No obstante, él le dijo que se mantuviera alejada de él. Mientras más lejos, mejor. ¿No sería muy mezquina si ella regresara y obtuviera otra humillación?

Su corazón estaba lleno de contradicciones.

Hu Yong vio que Long Yuyin había regresado. A pesar de que estaba cubierta de polvo, ella seguía siendo tan hermosa y encantadora como siempre. Su corazón ardió mientras se le acercaba y al instante dijo: “¿Yin’er, has devuelto? ¿Cómo están tus lesiones? ¡Esta es la mejor medicina que me he traído de mi familia!”

La expresión de Long Yuyin cambió instantáneamente a una expresión de repugnancia al ver la cara de Hu Yong. “Hu Yong, no vengas a buscarme. ¡Si lo haces de nuevo, entonces no me culpes por botarte a patadas!”

“Yin’er, no seas así.” Hu Yong vio que estaba bastante molesta, por lo que continuó, “Yin’er, verte así hace que mi corazón me duela mucho. ¡Rápido, primero aplícate el medicamento! ¡Déjame encargarme de Nie Li, definitivamente voy a acabar con él por ti! Antes, cuando salió de las Tierras de Almas Santas, quería darle una lección, pero fui detenido por Nanmen Tianhai y Huang Yu, esos viejos apestosos. Sin embargo, puedes estar segura. ¡Esta vez, Nie Li solo puede soñar con escapar de mis manos!”

Al oír las palabras de Hu Yong, Long Yuyin se quedó aturdida por un momento. ¿Hu Yong había llevado a gente para causarle problemas a Nie Li? Ella lo miró furiosa. “¿Quién te pidió que fueras a causarle problemas? ¿Dijiste que fui yo quien te envió?”

Hu Yong negó con la cabeza inmediatamente. “No he dicho que fuiste la que me envió.”

Long Yuyin lo fulminó con frialdad. “Hu Yong, solo eres bueno usando la fuerza de tu familia. Sin ella, eres un pedazo de basura. La pelea entre Nie Li y yo fue frontal, un duelo uno contra uno, y yo Long Yuyin, he perdido. Pero ¿qué tiene de malo? Me puedo permitir perder. Si quieres sacar cara por mí, entonces ve. Busca a Nie Li y luchar contra él. Si puedes ganar contra él, entonces, yo Long Yuyin, te admiraré. ¡Pero, en verdad no eres más que un cobarde! Piérdete y mantente alejado de mí. No dejes que te vea de nuevo. ¡De lo contrario, te voy a dejar lisiado por segunda vez!”

“Yin’er, yo…” Hu Yong todavía quería decir algo.

“¡Hu Yong, lárgate ahora!” Gritó Long Yuyin.

“Tú…” Hu Yong finalmente ya no pudo aguantar más y la reprendió, “¿Long Yuyin, piensas que de verdad eres tan buena? Eres la séptima sucesora de la Familia Sello de Dragón. ¡Solo puedes obtener los méritos para ser la primera sucesora al casarte conmigo! ¡No seas desvergonzada cuando estoy dándote la cara!”

“¡Lárgate!” Long Yuyin le dio una patada que lo envió volando.

Hu Yong gimió miserablemente cuando la patada de Long Yuyin casi le quebró la cintura. Él se puso de pie y huyó en un estado lamentable.

Long Yuyin dejo de mirarlo. Así que cuando Nie Li salió de las Tierras de Almas Santas, Hu Yong había llevado a su grupo y fue a buscarlo. Nie Li probablemente lo malentendió y pensó que fue ella quien envió a Hu Yong y su grupo. Las acciones de Hu Yong hicieron que Long Yuyin fuera el chivo expiatorio. Su mente estaba confundida, angustiada; sin embargo, ella no iba a explicarle las cosas a Nie Li.

¡Solo un cobarde explicaría algo hablando!

Hoy, que había perdido de nuevo con Nie Li. Pero, esta vez, su corazón estaba confundido. Ella no estaba dispuesta a aceptar la derrota en el Tablero de Almas Santas; pero esta vez había perdido en una competencia de fuerza física. Una total y minuciosa derrota.

Siempre había estado orgullosa de su fuerza física; Sin embargo, aun así perdió.

Long Yuyin  quería llorar. Siempre había deseado volverse más fuerte, sin permitir que cualquier persona de su edad la superara. Con todo, en esta ocasión, había sufrido una derrota total en manos de Nie Li. Su orgullo había sido pisoteado por él.

Las lágrimas llenaron sus ojos. Se sentía como un perro callejero herido, lamiendo sus heridas en su patio, completamente solo.

Pensó en su pelea con Nie Li y se mordió los labios. Todavía no quería aceptar la derrota.

Cuando estaba a punto de entrar en su habitación, una figura apareció de repente en su patio. Esta persona era tan hermosa como ella, sino que también tenía el rastro de un aura etérea que la hacía parecer un hada. Era Ying Yueru. Ella mostró una significativa sonrisa en la comisura de su boca.

Al verla, Long Yuyin de inmediato se limpió las lágrimas de la cara y puso una expresión fría. “¿Por qué has venido?”

Ying Yueru sonrió con una expresión gentil. “Hermana Menor, ha pasado mucho tiempo desde que nos hemos visto.”

Long Yuyin contempló a Ying Yueru con una expresión gélida. Un aura asesina emanaba de ella, a pesar de que entendía que no era rival para Ying Yueru. “¡Demonio! ¡Tú mataste a nuestra Maestra! ¿Y todavía tienes cara para venir a verme? ¡Si no fuera por el último deseo de Maestra, ya te habría matado!”

“Te lo he dicho antes. No fui yo quien mató a nuestro Maestra; su destino había llegado. El destino solo tomó prestado mi mano para acabar con ella.” La voz de Ying Yueru era etérea mientras continuaba, “La Maestra había recibido las enseñanzas del Maestro Ancestral Fase Menor. Aunque su cultivo era solo era del Reino Eje Celestial, tenía una posición de gran poder en la Secta Plumas Divinas. Ella tenía la tarea de realizar adivinaciones y seleccionar al Maestro de la Secta Plumas Divinas. ¡Debido su identidad, ella estaba destinada a morir!”

Long Yuyin fulminó furiosa a Yueru Ying. “¡Demonio! No me importa qué explicación intentes darme con esa elocuente lengua tuya! ¡Nunca te creeré!”

Ante la reacción de Long Yuyin, Ying Yueru sacudió la cabeza y suspiró. “Yin’er, en este mundo, eres la única persona que es cercana a mí. Tienes una personalidad cabeza dura y te enfrentaras a duras pruebas en el futuro. En el momento en que te des cuenta, ya habrás perdido algunas cosas. Y cuando las desees de vuelta, van a estar por siempre fuera de tu alcance. ¿Entonces, para qué molestarse?”

Yuyin largo frialdad quedó mirando a su Hermana Mayor. “¿Ying Yueru, estás intentando maldecirme?”

“Esta no es una maldición, sino una adivinación.” Ying Yueru sacudió la cabeza y continuó, “Hay muy pocos que de verdad puedan alterar el destino…” De repente, pensó en una persona específica, y la comisura su boca sonrió .¿Tal vez, esa persona podría tener éxito?

“¿Aprendiste la técnica [Adivinación Celestial] de la Maestra?” La cara de Long Yuyin cambió cuando su voz tembló, “¡Vas a morir!”

“¡Todo el mundo muere al final!” Ying Yueru sonrió mientras continuaba, “¡Solo después de aprender la técnica [Adivinación Celestial] comprendí los pensamientos de la Maestra! El Maestro Ancestral Fase Menor dijo una vez, ‘virtuoso como el agua, el agua no compite’. En el pasado, yo no podía entender esas palabras; Solo después de aprender la técnica [Adivinación Celestial] logre entenderlas. Todo lo que sabemos no es más que una fabricación, un parpadear de una ilusión de la antigüedad. Solo rompiendo la ilusión podemos convertir todo en realidad”

Long Yuyin frunció el ceño. “¿Qué estás diciendo?” ¿Todos los que aprenden la técnica [Adivinación Celestial] habla de manera tan extraña?”

“Alguien va a llegar y te lo explicara por mí. Tengo que irme ahora. ¡Buena suerte a ti! A menudo, no importa lo fuerte que parezca una persona por fuera, siguen siendo frágiles y débiles en sus corazones. Entonces, ¿Y qué si has luchado antes?” Ying Yueru sonrió ligeramente y se alejó.

Long Yuyin, una vez había odiado extremadamente a Ying Yueru. Pero ahora que sabía que Ying Yueru había aprendido la técnica [Adivinación Celestial], el odio en su corazón disminuyó. ¡La vida y la muerte de Ying Yueru estaban en sus manos; si le contaba a alguien que Ying Yueru había aprendido la técnica [Adivinación Celestial], Ying Yueru moriría!

Sin embargo, todavía estaba lo que Ying Yueru le dijo. Por lo menos, demostró que su corazón todavía estaba abierto.

Tal vez la muerte de su Maestra era como Ying Yueru había dicho. ¿De verdad había un trasfondo de esto?

Long Yuyin observó salir a Ying Yueru antes de dejar de mirarla. A pesar de que ella no le diría a nadie que Ying Yueru había aprendido la técnica [Adivinación Celestial], por ahora todavía no podía perdonarla.

Ella regresó a su habitación y se unto el ungüento en sus heridas. Su mandíbula tembló ligeramente con un gemido. Tenía heridas por todo su cuerpo. Por mucho que ella lo intentara, no podía evitar estas le recordaran la expresión de odio de Nie Li. ¡Nie Li la había tratado como el polvo!

Sin embargo, cuanto más la trataba como si fuera polvo, más quería probarse a sí misma ante él.

La mano derecha de Yuyin agarró con fuerza su colcha mientras su corazón se llenó de una sensación inflexible. ¡Sin duda llegará un día cuando me vuelva más fuerte que tú, en ese momento ya no tendré que ser despreciada por ti!