TDG – Capítulo 341

Modo Noche

Capítulo 341 – Contramedidas

[N/T: Es Sendero o Camino Celestial como les guste más.]

Gu Heng con frialdad contempló a Li Xingyun y dijo: “¿Li Xingyun, vas a dar la cara por la Liga Demonio?”

Aunque la fuerza de Gu Heng no podía compararse a Li Xingyun, el ejército movilizado de Gu Heng era aún mucho más fuerte que la Liga Camino Celestial de Li Xingyun. ¡Había sólo dos o tres mil personas de la Liga Camino Celestial, mientras que hubo diez mil en el lado de Gu Heng!

Gu Heng resopló y dijo con intención asesina, “¡Si insiste en dar la cara por ellos, no me importa destruirlo a usted también!”

Li Xingyun rió. “Yo, Li Xingyun, adoramos solamente a un credo: la lealtad. Yo, Li Xingyun, puedo soportar el fuego y el agua por mis hermanos. Algunos de mis hermanos se encuentran dentro de la Liga Demonio. ¡Aquellos que quieren ir en contra de ellos también irán en contra de mi Liga Camino Celestial!”

Gu Heng se burló, “¡Li Xingyun, ya que usted también quiere tirar toda la Liga Camino Celestial a la misma trayectoria, entonces no me culpe!”

En ese momento, las docenas de jefes menores bajo el mando de Gu Heng comenzaron a vacilar.

Estaba bien para ellos hacer frente a la Liga Demonio, pero se sentía duda en sus corazones ante la idea de tratar con la Liga Camino Celestial también.

¿Quién era Li Xingyun? A pesar de que sólo había alrededor de tres mil personas en el Camino Celestial Liga, Li Xingyun tenía muchos hermanos que eran peces gordos. ¿Una vez que comenzaran una guerra con la Liga Camino Celestial, y una vez que se intensificara, quien sabe que escala alcanzaría la guerra?

Sin embargo, no hay vuelta atrás una vez que han lanzado las flechas. ¡Incluso si los pequeños jefes tenían sus propios escrúpulos, todavía tenía que tomar acción! Si fueran a retirarse de este lugar, se quedaría sin reputación una vez que la noticia se difundiera. Por otra parte, los hermanos debajo de ellos también pensarían que tenían miedo de la Liga Camino Celestial.

“¡Debido a que la Liga Camino Celestial insiste en dar la cara por la Liga Demonio, entonces no me culpes, Gu Heng, por no dejándola con cualquier cara!” Una mirada feroz pasó por los ojos de Gu Heng él con frialdad ladró, “No me importa si son de la Liga Demonio o la Liga Camino Celestial! Mantelos a todos no importa quién sea! ¡Vayan!”

Los hombres de Gu Heng comenzaron intensos ataques hacia la Liga Camino Celestial.

Una gran guerra estalló.

Tres mil personas contra diez mil. Fue el mismo inconveniente que antes.

Lo que a la Liga Camino Celestial les faltaba era el número, lo compensaban con calidad; muchos de sus miembros eran expertos Reino Eje Celestial y Reino Estrella Celestial. No eran tan fáciles de tratar. Ambos ejércitos colisionaron. La costura de contacto se convirtió en una enorme máquina de molienda de carne como de expertos de ambos lados cayeron, una tras otra. Ambas partes sufrieron un poco de pérdida.

Las energías de palmas y auras espadas explotaron en el cielo mientras la batalla se volvió cada vez más intensa. Los expertos de ambos lados tenían sus visiones teñidas de rojo de la matanza.

Li Xingyun tomó la iniciativa y cargo en la parte delantera, matando a decenas de expertos que eran del mismo rango que el. Varios expertos Reino Eje Celestial hicieron todo lo posible para protegerlo, matando todo a su paso.

A poca distancia, un grupo de Reino Eje Celestial y expertos Reino Estrella Celestial también se acompañaba a Gu Bei y Lu Piao..

Aunque La Liga Camino Celestial era valiente y feroz, al final, estaban siendo superados en número. El número de muertos continuó acumulando.

“¡Jefe Xingyun, todavía no estamos a una combinación apropiada!” Uno de los expertos Reino Eje Celestial mató a un experto Reino Estrella Celestial con una palma de la energía, y luego miró a Li Xingyun.

A medida que el intenso asedio avanzaba, sus aliados comenzaron a sentir más y más presión. Vieron cómo sus hermanos continuaron cayendo. Por supuesto, también harían a su enemigo a pagar un precio doloroso.

Li Xingyun frunció el ceño por un breve momento. De hecho, Gu Heng simplemente tenía demasiada gente de su lado. Habían reunieron un total de veinte fuerzas y habían llegado a toda prisa. Era imposible confrontarlos con sólo la fuerza de la Liga Camino Celestial.

Li Xingyun miraba a Gu Heng, que observaba la batalla desde lejos. Él resopló con frialdad, “Desde que Gu Heng quería empezar una guerra, a continuación, vamos a jugar con él hasta el final. ¡Dejaremos esto por ahora y miramos por él la próxima vez! Todo el mundo, me siguen firmemente. ¡Comencemos la retirada!”

En todas las guerras la Liga Camino Celestial había participado, Li Xingyun siempre estuvo heroicamente en la primera línea. Cuando sus hombres escucharon a Li Xingyun decir que iban a cobrar por el lateral, todo el mundo lo siguió.

“¡Bloquéenlos!” rugió Gu Heng furiosamente. Desde que Li Xingyun había aparecido en este campo de batalla, ¿por qué deberían dejarlo ir?

Miles de personas rodearon a Li Xingyun y sus hombres, tratando de cortarlos.

“¡Mátenlos!”

Aunque Li Xingyun y su grupo fueron superados en número, su moral estaba alta. Bajo el liderazgo de Li Xingyun, serian capases de salir de ese sitio.

Gu Heng y su grupo persiguieron y mataron a otras quinientas a seiscientas personas antes que Li Xingyun lograra escapar.

Una vez que la Liga Camino Celestial y Liga Demonio huyeran, Gu Heng estuvo extremadamente enfurecido. Sin embargo, a pesar de que Li Xingyun logró escapar, tanto Liga Camino Celestial y Liga Demonio todavía sufrieron grandes pérdidas. Esto fue solo el comienzo. ¡En el futuro, Gu Heng y sus aliados se asegurarían de borrar completamente a la Liga Camino Celestial y la Liga Demonio del mundo exterior!

En el Instituto Alma Celestial, patio de Xiao Yu.

Un grupo de personas se habían reunido allí.

Nie Li acababa de terminar el cultivo. Sin embargo, dado que su Alma Destino seguía siendo inestable, no se dirigió para el mundo exterior. Por lo tanto, sólo escuchó sobre qué pasó después de que Gu Bei, Lu Piao, y Li Xingyun regresaran.

“¿Cuáles son nuestras pérdidas?” Nie Li miró a los tres mientras preguntaba. El sabía que tanto Liga Camino Celestial y Liga Demonio había sufrido mucho.

“Yo he resumido la información. Debido a que nuestra Liga Demonio fue emboscada, sólo unos pocos cientos sobrevivieron, de los tres mil hombres originales.” Lu Piao amargura sonrió, miró a Li Xingyun, y continuó, “La Liga Camino Celestial también sufrió bastantes pérdidas. ¡Tienen cerca de dos mil muertes!”

Gu Bei hablo disculpándose, “¡En realidad, el hermano Xingyun no tenía que venir y hacer que la Liga Camino Celestial tuviera una gran pérdida por nuestro bien!”

“¿Qué estás diciendo? Si La Liga Camino Celestial sabe que nuestros hermanos estaban problemas en el mundo exterior, ¿cómo podríamos dejarlos así? Aunque mi Liga Camino Celestial ha sufrido algunas pérdidas, el equipo de Gu Heng ha sufrido también. ¡Basado en mis estimaciones, matamos al menos a dos mil de sus hombres!”, Dijo Li Xingyun con orgullo. Aunque el equipo de Gu Heng tenía la ventaja de los números, los miembros de la Liga Camino Celestial tenía mejores posibilidades de acción.

Li Xingyun estudió la situación ligeramente. Después de todo, este no era el primer día de la Liga Camino Celestial en el mundo real. Habían experimentado incontables batallas antes; a ellos, escaramuza como la de hoy fue relativamente a pequeña escala.

“La Liga Luna de Sangre de Gu Heng ha reunido una docena de facciones para iniciar una guerra con ustedes. ¿Cómo va a tratar con ellos?”Li Xingyun miraba a Nie Li entonces se preguntó: “¡Si usted va a iniciar una guerra con ellos, puedo comunicarme con algunos hermanos de la mina para hacer frente a la Liga Luna de Sangre! ¡Podemos recopilar fácilmente ocho o nueve mil personas!”

Gu Bei y Lu Piao miraron a Nie Li mientras esperaban su decisión.

Nie Li reflexionó por un momento, miró a Li Xingyun, luego dijo, “Voy a tratar con La Liga Luna de Sangre de Gu Heng. No hay necesidad de reunir otras facciones. No parece justo a traer más gente a nuestro problema. Sin embargo, yo todavía necesito la ayuda del hermano Li Xingyun. ¿Me pregunto si el hermano Xingyun estaría dispuesto?”

“¿Cómo podría no estar dispuesto? ¡Mientras el hermano Nie Li diga una palabra!” Li Xingyun dijo con orgullo mientras continuaba, “¿Realmente no me necesita para reunir otras fuerzas?”

“No por el momento.” Nie Li sonrió ligeramente.

“¿Usted tiene otros planes?” Li Xingyun mirado a Nie Li preguntó con curiosidad. Con sólo La Liga Demonio y las Ligas Camino Celestial, Todavía carecían de mano de obra.

“¿Ha visto cómo el hermano Xingyun pelea antes? Un grupo entero rodea a una sola persona. ¿Cómo funciona un contraataque con un grupo pequeño?”Nie Li sonrió de manera significativa.

“¡Él lanza todo a un lado, agarra el líder y lo golpea hasta la muerte!” Lu Pio dijo inmediatamente. Al terminar sus palabras, sus ojos se iluminaron. “¡Sí! ¿Por qué deberíamos molestarnos con esas facciones? Ya que en realidad no tienen escamas con nosotros de todos modos, podemos simplemente golpear a los chicos de la Liga Luna de Sangre”.

Li Xingyun era una persona inteligente, por lo que entendió inmediatamente el significado de las palabras de Nie Li. La comisura de la boca se enroscó mientras sonreía. “Eso es un muy buen método. Después que nos ocupáramos de la Liga Luna de Sangre, las otras facciones probablemente nos temerían. Por otra parte, el hermano Nie Li también puede tener sus Raíces Deidad. ¡Sólo tendremos que cuidar de todos los lagos deidad de la Luna Liga de sangre! ¡Vamos a dejarlos sin un lugar para llorar, incluso en la paz!”

Gu Bei añadió: “Teniendo sus Raíces Deidad no será suficiente. Es mejor si podemos sobornar a algunas personas que están en el interior para ver más cerca a Gu Heng, y matarlo cada vez que haya una oportunidad. ¡Podemos hacer de él tan paranoico que tendría miedo de caminar fuera de su propia puerta!”

Los cuatro pájaros de una pluma, intercambiaron miradas y sonrisas malignas.

[Paris_117: aquí hace referencia a que los 4 eran iguales

  • Victor S. “Geminis SX” De La C

    uhhhhh q malvados kukuku