TDG – Capítulo 345

Modo Noche

Capítulo 345 – Li Yufeng

Escuchando las palabras de Gui He, Gu Bei nuevamente se sentó, demostrando que no llevaba prisa.

Gui He apretó los dientes y finalmente tomó una decisión. “Cooperare con el joven maestro Bei; ¡Sin embargo, este asunto tiene que ser un secreto absoluto!”

Gu Bei respondió con una sonrisa. “Naturalmente. Si usted coopera con nosotros, entonces será uno de nosotros. Sin duda, ocultaremos todo muy bien por su bienestar. Por otra parte, este acuerdo será definitivamente beneficioso para usted, después de todo lo trataremos mejor en comparación del trato que le da Gu Heng. Sin duda no seremos mezquinos con aquellos que nos son útiles”.

La reacción de Gui He estaba completamente dentro de sus expectativas. Sin embargo, ellos todavía tenían que estar en guardia, era probable de que Gui He decidiera traicionarlos.

Gui He levantó la cabeza y dijo después de haberlo reflexionado. “Joven Maestro Gu Bei, tengo una petición. ¿Me pregunto si el Joven Maestro podría escucharla?”

“¿Qué petición tienes?”

“Entre los subordinados de confianza del Joven Maestro Gu Heng, existe uno llamado Chai Yue. Nunca he tenido un buen trato con esa persona. ¡Solicito que el Joven Maestro Gu Bei me ayude a hundirlo!” Mientras Gui He decía esto, sus ojos brillaron con un rastro de maldad.

“¡No hay problema!” Gu Bei asintió en el acto. Chai Yue era un ayudante de confianza de Gu Heng, que se decía, le era absolutamente leal y devoto. Para derrotar a Gu Heng, la primera cosa que harían era desprenderlo de sus dos alas*, “por supuesto” Gu Bei reflexiono brevemente y continuo: “Cuando regrese, extienda el rumor de que Chai Yue estaba en contacto con nosotros en secreto.”

[*N/T: Sus dos alas- Sus dos subordinados: Gui He y Chay Yue]

Gui He respondió después de pensarlo. “¡Un rumor probablemente no será suficiente para hacer que Joven Maestro Gu Heng sospeche de Chai Yue!”

Gu Bei sonrió, “La siguiente parte dependerá de tu cooperación para ayudarnos. Si usted puede reportarnos la ubicación de Gu Heng y logramos matarlo una vez. Gu Heng probablemente comenzara a sospechar de Chai Yue. ¡Luego, si logramos localizarlo nuevamente va ser complicado que Gu Heng no sospeche de Chai Yue!”

“¡El Joven Maestro Gu Bei es muy sabio!” dijo Gui He alabándolo.

Gu Bei miraba a Gui He con suavidad y pronuncio: “Está bien. Después de esto todo dependerá de tu sinceridad. Quiero que escribir unas cuantas letras indicando que usted ha estado en contacto con nosotros en secreto. ¡Si se atreve a jugarnos sucio durante esta cooperación, estas cartas sin duda caerán en las manos de Gu Heng!”

Esto significaba que Gui He estaría entregando su propia debilidad. Si no cooperaba, llegado el momento, Gu Bei tendría un método fácil para tratar con él. “Espero que no juegue ningún truco. De lo contrario …. aténgase a las consecuencias”.

Gui He entendió claramente. Si no seguía las solicitudes de Gu Bei, entonces definitivamente el no tendría un futuro fácil. Él se quedó en silencio por un momento antes de que finalmente se sentó, levantó una pluma y comenzó a escribir. Escribió un total de seis letras, de acuerdo a la solicitud de Gu Bei, declarando su lealtad a Gu Bei.

“¡Nada mal, Nada mal!” Gu Bei asintió y palmeó a Gui He en el hombro. Con un movimiento de su mano derecha, tiró un anillo interespacial a Gui He, que contenía dos mil piedras espirituales. “Esta es tu recompensa. ¡Por todo el tiempo que nos ayudes en un futuro, sin duda, serás bien tratado!”

Gui He aceptó el anillo interespacial y lo extendió para ver su contenido. Sus cejas no pudieron evitar saltar. En realidad, habían dos mil piedras espirituales en el anillo interespacial. Cuando acompañaba al exterior a Gu Heng, el tuvo que arriesgar su vida cada mes, sólo para ganar de dos a tres centenares de piedras espirituales. Sin embargo, Gu Bei sin darle mucha importancia le había dado dos mil piedras espirituales.

De hecho, tenía un futuro más promisorio, si le era fiel al Joven Maestro Gu Bei.

“¡Muchas gracias joven Maestro Gu Bei!” Gui He respondió, mostrándose profundamente agradecido.

Un breve momento después, Gui He se retiro de la habitación.

“Nie Li, ¿qué te parece?” dijo Gu Bei mientras lo miraba, entonces preguntó: “¿Te parece fiable Gui El?”

Nie Li respondió. “Esta persona valora mucho el dinero y ya que le has dado una cuantiosa suma. Por no menciona que tenemos dos de sus debilidades en nuestro bolsillo, no hay nada que temer. Él va a escuchar con obediencia; Es probable que ya tengan una mala impresión de él, así que si decide ir en contra de nosotros no hay duda de que el padecerá.”

“Hay dos personas que sirven directamente a Gu Heng. Gui He es un hombre insignificante, pero, ¡Chai Yue es muy talentoso!” Li Xingyun no pudo evitar suspirar y decir “Seria una verdadera lástima, si Gu Heng lo retira por traición.”

Mientras Nie Li miraba a Li Xingyun, preguntó: “¿Hermano Xingyun, usted anteriormente ha tenido algún contacto con Chai Yue?”

“Hemos tenido algún que otro contacto antes. En una ocasión lo invité a unirse a mi Liga Camino Celestial, pero fui rechazado por Chai Yue” respondió Li Xingyun con una mueca de lástima.

“Si ese es el caso, entonces, el hermano Xingyun debe volver a contactar con él. Si se da el caso en el que el dejara de ser subordinado de Gu Heng, ¡entonces definitivamente el pensara en el hermano Xingyun!. Después de todo, no existen muchas facciones que estén dispuestas a aceptar a un traidor “, dijo Nie Li.

“Está bien.” Li Xingyun asintió. “Mientras sea una persona talentosa, definitivamente estoy dispuesto a perderlo.”

Después de haberlo pensado Nie Li dijo. “Puesto que ya estamos en la Fortaleza de Mingshan, ¿antes de volver, por qué no vamos a comprar algunas cosas?.”

“¡Claro!”, Los tres asintieron.

El grupo se dirigió hacia el “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial”, esta era una compañía de comercio de artefactos en la Fortaleza de Mingshan. Esta también era la más grande empresa comercial de artefactos en la Fortaleza de Mingshan; incluso, algunos altos mandos venían de compras a este lugar.

En las Reino Ruinas Dragón, además de las sectas divinas principales, existían algunas con formidables influencias. Por ejemplo, el pabellón de dioses artesanos, que estuvieron a cargo de forjar artefactos y venderlas a las principales sectas divinas. También existían algunas pocas empresas comerciales poderosas que estaban a la par con las grandes sectas, pero aun eran algo inferiores.

En el interior del “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial”.

Los cuatro al entrar a esta sala enorme, llamaron la atención de un anciano que llevaba un traje largo. Se acercó a ellos, sonriendo amablemente dijo: “Jóvenes Maestros, bienvenidos a nuestro “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial” permítanme preguntarles ¿qué necesitan los jóvenes maestros?”

Lu Piao barrió su mirada sobre las paredes y le respondió: “Jefe, ¿Tiene algunos artefactos para defender nuestras vidas y matar personas?”

El anciano no pudo evitar sonreír, “La mayoría de nuestros artículos se utilizan para la protección y el asesinato. ¿Permítanme preguntarles qué grado de armas están buscando los cuatro jóvenes maestros?”

Nie Li respondió: “¡Queremos echar un vistazo a las mejores armas que tenga!”

Al oír las palabras de Nie Li, el anciano sacudió ligeramente las cejas, ya que al parecer quedo algo conmocionado. Tomó varias miradas a los cuatro, e inmediatamente sonrió y respondió. “Por favor vengan conmigo.”

A pesar de que los cuatro estaban vestidos de manera sencilla, probablemente eran jóvenes maestros de alguna de las fuerzas principales. De lo contrario, no habrían pedido lo mejor al ingresar.

Siguiendo los pasos del Anciano, entraron a la zona más profunda de la tienda.

En la bóveda más profunda del “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial” se encontraba una habitación secreta, donde cientos de artefactos de alta calidad de todo tipo, eran exhibidos.

Nie Li podía sentir que en este lugar se hallaban muchos expertos poderosos ocultos en la sala. Cada uno de ellos era al menos Reino Dao del Dragón.

Los cuatro entraron.

“¿Por qué otras personas acaban de entrar?” La voz sonaba molesta desde el interior.

La voz de una dama respondió calmadamente. “Honrada por el joven maestro, siento mucho ello; Sin embargo, cualquier cliente del “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial” que desee comprar un artefacto de grado 5 o superior ingresaría a este lugar.”

La mirada de Li Xingyun cayó sobre la otra parte y frunció el ceño.

La persona en el interior también había levantado la cabeza mientras barría su mirada sobre los cuatro. Cuando sus ojos se encontraron con Li Xingyun, reveló una expresión un poco fría.

Nie Li notó la expresión de Li Xingyun, por lo que en voz baja preguntó: “¿Quién es?”

Li Xingyun restableció su estado de ánimo y respondió en voz baja. “¡Es Li Yufeng!”

Al oír las palabras de Li Xingyun, los tres entendieron. De hecho, “Los enemigos van por un camino estrecho”. Y pensar que se encontrarían con el archí enemigo de Li Xingyun en un lugar como este. Li Yufeng fue el que robó el espíritu demonio de Línea Sangre de Dragón de Nivel Dios de Li Xingyun, Li Xingyun recordó aquel incidente y recordó que Li Yufeng también quería apropiarse de su Liga Camino Celestial.

“Nunca esperé que el joven primo Xingyun estuviera en un lugar como este. Ya que está aquí, porque no viene, sentémonos juntos.” Li Yufeng reía mientras decía “Nunca imaginé que el joven primo Xingyun tendría el dinero para comprar artefactos del “Pabellón de Artefactos del Tesoro Celestial””

Tal vez con cualquier otra persona Li Xingyun se habría molestado en intercambiar un saludo, pero Li Xingyun ni siquiera se molesto en saludar a Li Yufeng. Sin embargo, el no parecía enojado. En cambio, él tranquilamente se sentó cerca a Li Yufeng y la trató con indiferencia.

Nie Li y los otros dos se dieron cuenta de lo que estaba pasando. Se sentaron junto a Li Xingyun e ignoraron a Li Yufeng también.

A pesar de que Li Xingyun no había respondido a su saludo, a Li Yufeng eso no le importo. Pero, el hecho de que los cuatro fueran realmente tan arrogantes como para tratarlo como al aire, enfureció a Li Yufeng. La comisura de su boca ligeramente se retorció. Giro su cabeza y ya no se molestó en prestarle atención a los cuatro