TDG – Capítulo 368

Modo Noche

Capítulo 368 – Lago Deidad Heiyun

La persona que Li Xingyun más admiraba era Nie Li. Li Xingyun era un hombre que rara vez admiraba a alguien. A pesar de que Nie Li era mucho más joven que él, ya había logrado hazañas que Li Xingyun ni siquiera podía imaginar.

Una fiesta que constaba de miembros de la Liga Demonio y La Liga Camino Celestial secretamente hicieron su camino hacia el mundo exterior.

Estos últimos días, la Liga Camino Celestial y la Liga Demonio habían luchado con las fuerzas de Gu Heng varias veces. La animosidad entre las dos fuerzas ya se había intensificado hasta el clímax. Ambos ejércitos habían muerto hasta que sus visiones fueron teñidas de rojo, sin embargo, Gu Heng seguía lanzado ataques salvajes contra ellos sin tener el menor cuidado de sus pérdidas.

La Liga Camino Celestial y Liga Demonio habían contraatacado, y causaron que Gu Heng tuviera más pérdidas en comparación a las suyas. Sin embargo, la fuerza de Gu Heng de repente recibió la ayuda de más de doscientos expertos en el Reino Eje Celestial. Gu Bei y de un lado Li Xingyun inmediatamente evitaron los bordes afilados. *[se refiere a estos pelados en el reino eje celestial]

No podían averiguar de dónde habían venido esos experto en el Reino Eje Celestial.

Como resultado de ello, se procedió con más cautela, por un tiempo. No podían permitirse el lujo de enfrentarse a las fuerzas de Gu Heng libremente.

En el mundo exterior.

Lago Deidad Heiyun.

Este era el más importante de los Lagos Deidad de Gu Heng, vigilado por un poco más de seiscientos hombres. Dieciséis de ellos eran expertos en el Reino Eje Celestial. Era una fuerza con un tamaño decente.

Sin embargo, las principales fuerzas de Gu Heng no estaban presentes en el momento. Sólo se necesita una porción de sus hombres para proteger el Lago Deidad.

Los guardias estaban sentados y cultivaban en la zona del césped cerca del Lago Deidad. Después de todo, la energía celestial en esta zona era muy rica. En comparación con otros lugares, el entrenamiento tenía un progreso mucho más rápido. Nadie estaba dispuesto a perder el tiempo; Por lo tanto, sólo unas pocas personas estaban de patrulla.

Estos hombres habían seguido a Gu Heng desde hace mucho tiempo y nunca han experimentado el miedo. ¡Nadie se atrevía a atacar el Lago Deidad!

A varios kilómetros de distancia, los miembro de la Liga Camino Celestial y la Liga Demonio se reunieron.

Gu Bei miró detrás de él y le preguntó: “¿Estamos todos aquí?”

Lu Piao respondió: “Hice una comprobación rápida. Tenemos casi tres mil hombres. ¡Cincuenta y seis de ellos están en el Reino Eje Celestial!”

A pesar de que sólo se habían reunido alrededor de tres mil hombres, era más que suficiente para acabar con el Lago Deidad Heiyun.

“¡Debemos ser capaces de empezar pronto!” Li Xingyun miraba a Nie Li con una ligera sonrisa.

“¡Muy bien!” Nie Li asintió.

“¡Muy bien, vamos!” Gu Bei soltó un gesto con buen humor. No fue hasta hace poco tiempo que había abandonado sus propias perspectivas con el fin de ocultarse. Había permitido que las personas mayores de su familia creyeran que era un inútil. Sin embargo, su sangre nunca dejó de estar hirviendo, ni un solo día. A partir de este día en adelante, podría finalmente estar de pie adelante y competir contra Gu Heng.

Nie Li había curado la enfermedad de su hermana y le dio un espíritu demoníaco en la línea de la sangre del dragón Nivel Dios. Gu Bei haría cualquier cosa para pagar su ayuda. Incluso si Nie Li le pedía morir, ¡él no se negaría!

“¡Mátenlos!”

Tres mil personas cargaron hacia el Lago Deidad Heiyun.

Había tantos de ellos que parecían un parche negro en el cielo. Desde lejos, se veían como un enorme enjambre de abejas.

Nie Li estaba entre ellos, con su conjunto completo de artefactos de grado 6 y empuñando la Espada Meteorito del Dios del Trueno. Un par de alas blancas y negras se agitaba detrás de él, mientras volaba hacia el Lago Deidad Heiyun.

A pesar de que Xiao Yu tenía un mal temperamento hacia Nie Li, todavía seguía a lado Nie Li.

Los guardias del Lago Deidad Heiyun todavía estaban cultivando; aun no se habían dado cuenta del peligro.

Hubo varios que estaban patrullando, pero la mayoría estaba hablando entre ellos. De repente, uno de ellos señaló hacia la distancia, y dijo: “¡Mira! ¿Por qué hay tanta gente?”

“¿Tal vez alguna facción está tratando de hacer transferencias de personal?” Otro guardia miró hacia la distancia.

La situación, sin duda era bastante anormal, pero todavía no creían que nadie se atrevería a atacar el Lago Deidad Heiyun. Si fueran atacados, a continuación, Gu Heng definitivamente llegaría al rescate en unas pocas horas. ¿Y si le quitaran un poco del Lago Deidad Heiyun? Ellos sólo podían tomarlo de nuevo más tarde.

Mientras los guardias charlaban, el ejército se acercaba. Los hombres silbaron a través del cielo.

“¡Son de la Liga Demonio!

“¡También la Liga Camino Celestial!”

En el momento en que finalmente se dieron cuenta de que algo no estaba bien, Nie Li, Gu Bei y su ejército ya habían cargado hasta el Lago Deidad.

La Espada Meteorito del Dios del Trueno en la mano de Nie Li fue desenvainada y los relámpagos aterrizaron.

*¡Boom, Boom, Boom!*.

Esto envió a varios expertos Reino Destino Celestial a volar con sus explosiones.

Varios expertos Reino Eje Celestial se abalanzaron hacia Nie Li, pero fueron bloqueados por los expertos del Reino Eje Celestial de la Liga Demonio y Liga Camino Celestial.

Una intensa batalla estalló alrededor del Lago Deidad.

No hubo ningún disputa. Los hombres en el Reino Eje Celestial de Gu Heng fueron atacados entre cinco, seis e incluso 7 del otro grupo. Por lo cual fueron asesinados, uno por uno.

Protegido por el ejército, Nie Li llegó al lago, estaba en el centro, y comenzó a escribir patrones de inscripción.

Los rayos de luz aparecieron en círculos alrededor de él, ya que estos patrones de inscripción fueron grabados en el Lago Deidad, rápidamente formando una matriz de patrón de inscripciones completadas. La Raíz Deidad flotaba lentamente hacia arriba desde el centro de la matriz. Con un movimiento de su mano derecha, Nie Li agarró la Raíz Deidad y la arrojó en el Myriad.

Nie Li echó un vistazo hacia la batalla que no estaba muy lejos de él. Los asuntos se resolvieron con bastante rapidez, y los guardias del Lago Deidad Heiyun habían sido exterminados.

Gu Bei miraba a Nie Li y le preguntó: “¿Esta Hecho?”

“Sí.” Nie Li asintió y sonrió ligeramente.

“¡Bien! ¡Nos dirigimos hacia el próximo!”, dijo Gu Bei con entusiasmo. No sabía donde Nie Li había manteniendo las raíces de la Deidad, pero sabía que eran la más valiosa posesión de Nie Li. Ese tipo siempre se las arreglaba para sacar un suministro interminable de piedras espirituales.

El ejército de tres mil pronto se dirigió a la siguiente posición, como un enjambre de langostas. El Lago Deidad Heiyun comenzó a desmoronarse mientras se iban.

Media hora después.

Gu Heng llevó diez mil personas al Lago Deidad Heiyun. Sin embargo, no pudieron encontrar un solo rastro de ella.

Gu Heng casi vomitó sangre a la vista de ello. Había controlado el Lago Deidad Heiyun durante varios años, y produjo una gran cantidad de piedras espirituales para él cada año. Pero ahora, ¿el Lago Deidad Heiyun se había ido? No podía entenderlo. Incluso un experto en el Reino Ancestro Marcial tendría dificultades para la destrucción de los Lagos Deidad. Por no hablar, de que beneficios traería la destrucción de los Lagos Deidad?

“¡Nie Li! ¡Gu Bei! ¡Sin duda no los dejaré fuera!” Gu Heng rugió con furia.

He Gui puso los ojos y dijo con un significado más profundo, “Jefe Gu Heng, tengo la sensación de que hay gato encerrado. Ya que han destruido el Lago Deidad Heiyun, es probable que estén en dirección al siguiente. ¡Tenemos que ir tras ellos, rápidamente!¡El más cercano es el Lago Deidad Guyu. Ellos deberían de ir hacia allá!”

Chai Yue se enfureció por las acusaciones en las palabras de He Gui. Que había sido sospechado unas cuantas veces en estos días, y casi había luchado con He Gui. He Gui era un hombre vil que le había ido a hablar mal de él delante de Gu Heng, hasta el punto que casi había perdido la confianza de Gu Heng.

Hubo un incidente hace un tiempo, donde Gu Heng fue emboscado misteriosamente. Gu Heng había muerto mientras Chai Yue había logrado escapar con vida. A partir de entonces, Chai Yue ya no era de confianza. Después de eso, Gu Heng murió dos veces más, cuando Chai Yue no estaba presente en todos esos eventos.

Chai Yue sospechaba que He Gui estaba jugando una mala pasada. De inmediato dijo: “¡Jefe Gu Heng, podría haber tomado un desvío y venido por el Lago Deidad Lightning en su lugar! ¡Si nos dirigimos hacia el Lago Deidad Guyu y nos equivocamos, entonces el Lago Deidad Lightning podría perderse!”

Gu Heng echó una mirada ligera hacia él, consideró sus palabras y luego dijo: “¡Vamos! ¡Nos dirigimos hacia el Lago Deidad Guyu!”

Gu Heng voló. Él echó un vistazo a Chai Yue, He Gui con frialdad sonrió y siguió a Gu Heng.

Chai Yue observó las siluetas de Gu Heng y He Gui y no pudo evitar sentirse desanimado. Parecía que Gu Heng ya no confiaría en él nunca más