TDG – Capítulo 386

Modo Noche

Capítulo 386 – Orden del Patrón de Inscripción [Unión Celestial]

El trío entró en la cámara de al lado y fueron recibidos por la visión de un gran salón, con cientos de metros de radio, apoyados por enormes pilares de piedra que eran altos como de decenas de metros.

Todo, desde el suelo a los pilares y las paredes, se llenaron con los patrones de inscripción misteriosos.

Los diseños de telaraña estaban sobre todas las superficies y llenaron todas las posibles grietas y hendiduras.

Decenas de cofres, forjados de oro puro, estaban dispersos en toda la sala. Cada uno estaba cerrado, bien cerrado, ocultando su contenido de miradas indiscretas. Incrustado en la tapa de cada cofre había una Lustre perla, magnífica y deslumbrante para los ojos.

Uno podría decir que el contenido de la tapa no era definitivamente normal, con sólo mirar la artesanía de la tapa.

Los ojos de Wu Yazi brillaron con avidez cuando él puso sus ojos en los cofres. Quería correr inmediatamente hacia adelante y abrirlos.

Nie Li extendió una mano para detener a Wu Yazi. “¿Quieres morir?”

“¿Qué?” Wu Yazi le preguntó en confusión.

“El suelo, las paredes, e incluso los pilares están llenos de patrones de inscripción. Esos son todos parte del Patrón de Inscripción [Unión Celestial]. Un paso en falso pondrá en marcha la trampa. Los patrones se derretirán en cadenas sin forma que se unirán a usted, haciéndolo incapaz de respirar y, al final, moriría de agotamiento. Y por eso, quiero decir que van a exprimirte hasta que incluso la última gota de carne se haya ido de su cuerpo.” Nie Li respondió con una mirada oscura. “¡Ni siquiera un Experto Reino Eje Celestial ni un Dao Dragón puede escapar de ella!”

Wu Yazi volvió a mirar los diseños densamente empaquetados en la pared, y su corazón se estremeció. Los miró por un momento, luego sacudió la cabeza y dijo: “En ese caso, ¿podríamos volar sobre ellos?”

Nie Li miraba a Wu Yazi con una sonrisa fría. “Puedes probar.”

Wu Yazi captó el mensaje en el tono de Nie Li, así que le preguntó: “Entonces, ¿significa que no podemos llegar a esos tesoros? Están repletos de energía celestial, por lo que definitivamente debe haber algunos tesoros notables en su interior. ¡Sería un desperdicio dejarlos!”

Nie Li le devolvió la mirada y dijo: “Yo he dicho que no se puede caminar libremente. Pero yo no he dicho que no hay manera de conseguirlos. Te dije que me escucharas una vez que estuviéramos dentro, ¿recuerdas? Pero hay otra cosa; ¿cómo vamos a dividir los tesoros después de que los consigamos? ¡No voy a irme sin un cincuenta por ciento!”

Wu Yazi se quedó en silencio por un breve momento, luego levantó la cabeza y dijo: “Está bien. En ese caso, ustedes pueden tomar la primera selección. Sesenta por ciento. ¿Está bien? “Wu Yazi todavía planeaba matar a Nie Li y Yu Xiao, y en esas circunstancias, obtendrá los tesoros de nuevo de todos modos. Por lo tanto, no había ninguna diferencia para él si Nie Li y Xiao Yu consiguen la primera selección.

Nie Li miraba a Wu Yazi y dijo: “¿Elijo Primero? Eso no es lo que quise decir. Hice un conteo rápido; parece que hay veinte y seis cofres del tesoro de jade. Ni siquiera sabemos su contenido. Pero el que los abre obtiene los elementos. ¿Le parece justo?”

Wu Yazi pensó las cosas más brevemente, y luego respondió: “Claro”

“Bien entonces. Ahora tienes que escuchar a mis instrucciones. Da siete pasos hacia delante. De tres a la derecha. Seis adelante… ¡Asegúrese de que sus pasos son tres pies de ancho!” Ordenó Nie Li.

Wu Yazi miraba a Nie Li, luego de nuevo a los patrones de inscripción. “¿Eso realmente va a funcionar? No me estás mintiendo, ¿verdad?”

Esta cámara se llenó con una Orden de Patrón de Inscripción [Unión Celestial]. Un paso en falso y será estrangulado hasta la muerte. ¿Qué pasa si Nie Li tenía la intención de usarlo para deshacerse de él?

Nie Li le calmo. “No se preocupe por eso. No hay ningún beneficio en matarte. Somos sólo dos expertos Reino Destino Celestial. Incluso si llegamos a los tesoros, no seríamos capaces de llevar a cabo el Vacío Irreal del Palacio Divino sin su respaldo. Si nos matamos durante el escape, a continuación, otros se robaran nuestros tesoros. No haría nada tan estúpido.”

Wu Yazi consideró las palabras de Nie Li y se dio cuenta de que había algo de sentido en su lógica. Sin su protección, estos dos Reino Destino Celestial definitivamente no serían capaces de entrar en el Vacío Irreal del Palacio Divino. ¡Su muerte no beneficiaría a Nie Li!

“¡Muy bien!”, Respondió Wu Yazi, mientras se movía según las instrucciones de Nie Li.

Todo era tal como Nie Li había dicho. Los patrones de inscripción debajo de él se mantuvieron inactivos, al alcanzar el primer cofre del tesoro de jade, se inclinó, y lo abrió.

Una marioneta de oro-blindado salió como un globo y blandió su puño hacia Wu Yazi.

¡Esta marioneta era al menos del Reino Eje Celestial!

No había ningún tesoro; en cambio, Wu Yazi había sido atacado. Wu Yazi se sorprendió y cargo el puño hacia la marioneta.

*¡Explosión!*

Una onda de choque se debió a los efectos de gran alcance. A pesar de que la marioneta de oro blindado estaba en la 5° etapa Reino Eje Celestial, aún era muy débil en comparación con Wu Yazi. Fue destruida en un solo golpe.

Wu Yazi dio unas palmaditas en el pecho, suspiró de alivio, y dijo: “¡Eso me sorprendió! ¡No había ningún tesoro en absoluto! ¡Casi soy asesinado por esa maldita cosa en su lugar!”

Nie Li sonrió y dijo: “¡El Señor del Vacío Irreal del Palacio Divino debe estar jugándole una broma! Quédate dónde estás. ¡Voy a dejar que Xiao Yu vaya a su lado!”

Wu Yazi los llamo, “no hay ningún tesoros en estos cofres, sólo estas cosas malditas. Eres un Reino Destino Celestial. ¿No tiene miedo de perder la vida? ¡Será más seguro si me los dejas a mí!”

“El primer cofre se ha abierto. Usted puede seguir adelante y dar un paso, ¡pero te voy a garantizar una muerte espantosa! ¡La única manera en que se puede mover es si abrimos el segundo cofre! ¡Xiao Yu, asegúrese de moverte de acuerdo a mis instrucciones!”

Xiao Yu asintió. Ella no sabía si habría otro títere de oro escondido en el segundo cofre, pero tenía confianza extrema en Nie Li; no dudaba de sus palabras en lo más mínimo. De cualquier manera, el más que pasar era que había enviado de vuelta a la muerte.

“Adelante tres pasos. Seis izquierda. Vuelva dos. Tres izquierda … “Nie Li le ordeno a Xiao Yu.

[T/E: Nie Li dice: muévete :v]

Xiao Yu se movió hacia adelante, llegó al segundo cofre, y con cuidado levantó la tapa.

Un brillo iluminó intensamente la habitación y derramaba una majestuosa Energía Celestial, ambos derivados del tesoro.

Xiao Yu escudriñó el cofre y exclamó con asombro: “¡Son rocas esencias espirituales de oro! ¡Debe haber decenas de ellas!”

Las piedras esencias espirituales de oro son extremadamente raras y se pueden utilizar para el cultivo, al igual que las piedras espirituales ordinarias. Una sola pieza de la roca esencia espiritual de oro es equivalente a un centenar de rocas esencias espirituales, que también es equivalente a cientos de miles de piedras espirituales normales. ¡Si se usa para forjar artefactos, los resultados serían de grado 8 o 9, por lo menos!

La Energía Celestial había ido adelgazando a cabo durante los últimos miles de años. Incluso las piedras esencia espiritual normales se habían vuelto difíciles de conseguir, ¡por no mencionar la roca esencia espiritual de oro!

¡Decenas de preciosas rocas esencias espiritual de oro!

¡Esa era una riqueza absolutamente aterradora!

Los ojos de Wu Yazi se pusieron rojos en el instante en que los vio. ¡Incluso una sola pieza de la piedra esencia espiritual de oro sería extremadamente valiosa, por no hablar de docenas de ellas!

Xiao Yu los guardo.

Wu Yazi observo donde Xiao Yu puso las piedras esencias espirituales, en su anillo interespacial, y no pudo evitar tratar de consolarse. ‘¡Están en el interior del anillo de Xiao Yu, por lo que serán mías, tarde o temprano!’ Se sentía un poco mejor cuando pensaba eso.

No podía esperar para abrir otro cofre. Luego se volvió de nuevo a Nie Li y dijo: “¿Date prisa, podemos llegar al tercer cofre?”

Nie Li miró a Wu Yazi y dijo: “La tercera es la mía…” antes de asumir sus pasos hacia el tercer cofre del tesoro.