TDG – Capítulo 71

Modo Noche

Capítulo 71 – Brillantes usos

“Lo sé.” Dijo suavemente Yang Xin sonrió y asintió.

“Entonces, voy a volver primero”, dijo Nie Li.

Despidiéndose de Yang Xin y saliendo por la puerta trasera. El precio de la Olla del Demonio Espiritual: Pesadilla alcanzó un precio impactante de ciento veinte millones de monedas espirituales. Tal cosa sería sin duda hacer que las personas se interesen en él. Con la fuerza actual de Nie Li, si él está siendo seguido por alguien, definitivamente no tiene la fuerza para proteger este Tesoro. Pero, afortunadamente, otros no saben que esta Olla del Demonio Espiritual: Pesadilla ha aterrizado en las manos de Nie Li. Todo el mundo pensara que Yang Xin la tiene, y la gente común no pensaría en robársela a Yang Xin. Después de todo, la posición actual de Yang Xin es extremadamente poderosa dentro de la Ciudad Gloria.

Nie Li calladamente se fue junto con Nie Hai y Nie In. Entraron en el carro y se dirigieron de nuevo hacia la Familia Marcas Celestiales.

“Este asunto de la Olla del Demonio Espiritual: Pesadilla, ¡No se le debe decir a nadie!” dijo Nie Li y miró a Nie Hai y Nie In.

“¡Por supuesto!” Nie Hai y Nie In asintieron apresuradamente. Ellos sabían de la importancia con respecto a este asunto. Si los demás iban a saber que la Olla del Demonio Espiritual: Pesadilla está con Nie Li, que va a traer problemas innecesariamente a la Familia Marcas Celestiales.

Desde este momento en adelante, el interés de Nie Li representaba los intereses de toda la Familia Marcas Celestiales.

“¿Vamos de nuevo a la Familia Marcas Celestiales?”, Preguntó Nie Hai.

“No.” Nie Li negó con la cabeza y dijo: “Quiero ir al Salón Mercante Espiritual Xuan.”

Nie In de repente pensó en algo y le preguntó “¿Salón Mercante Espiritual Xuan? ¿Ya eres un Rango plata?”

Nie Li se quedó en silencio por un momento y asintió con la cabeza. En este momento, no hay necesidad de ocultarlo de Nie Hai y Nie In.

Al tener la confirmación de Nie Li, Nie Hai y Nie In estaban muy sorprendidos mientras miraban a Nie Li. Ellos inhalan un aire frío. Todavía se acordaron de que hace unos meses, Nie Li no era aún un Rango Bronce 1-Estrella. Ahora, ¿Ya es un Rango Plata? A los trece años de edad ser un Espiritista Demonio: Rango Plata. Dios mío, es un absoluto, sin igual, genio. Incluso dentro de la historia de la Ciudad Gloria, ¡Sólo hay un puñado de ellos!

“¡Su primer Demonio Espiritual se debe elegir sabiamente! ¡¿Qué Demonio Espiritual es el que quieres?! Te puedo dar algunas referencias.” Dijo Nie Hai solemnemente. Los Demonios Espirituales dentro del Salón Mercante Espiritual Xuan son los mejores en la parte norte de la Ciudad Gloria. En ese lugar se encuentra un buen número de buenos Demonios Espirituales.

Lo que ellos no saben es que Nie Li ya se ha integrado con el Demonio Espiritual: Sombra del Diablo. La razón por la que está pasando no es por la búsqueda de un Demonio Espiritual ordinaria. ¿Cómo puede Nie Hai darle referencias?

“Tengo mis propios pensamientos.” dijo Nie Li y asintió con la cabeza.

Nie Hai y Nie In ambos se miraron con una amarga sonrisa. Se olvidaron totalmente que este chico de trece años de edad ante ellos no es una persona común. Él es simplemente un monstruo. Son incapaces de tomar cualquier decisión por él.

El carro aceleró hacia adelante a una alta velocidad. Nie Li le dijo a Nie Hai que vuelva a comprobar que no había nadie tras sus espaldas. Cuando se confirmó que no estaban siendo seguidos, se sintió aliviado. Nie Li es todavía un poco preocupado de que alguien podría tener un ojo sobre él.

Ya se trate de la Familia Sagrada o el Gremio Oscuro, su fuerza era demasiado fuerte. Afortunadamente, el Gremio Oscuro y la Familia Sagrada no lo siguen, esta vez. ¿Por qué esas superpotencias se molestan en seguir a un adolescente? Cuando el Gremio Oscuro o Familia Sagrada comiencen a prestar atención a él, Nie Li ya crecería hasta el punto de que no serán capaces de manejarlo.

Salón Mercante Espiritual Xuan, Sala VIP

Cuando Nie Li y compañía revelaron sus identidades, el Salón Mercante Espiritual Xuan inmediatamente llevaron a Nie Li y compañía a una habitación secreta VIP. El que recibe al grupo de Nie Li es un hombre mayor con un cabello y barba blanca. Él es el dueño del Salón Mercante Espiritual Xuan.

Su nombre es Shao Ming Feng.

Como propietario del Salón Mercante Espiritual Xuan, Shao Ming Feng está muy bien informado. La noticia de que la Familia Marcas Celestiales gasto ricamente en la Casa de Subastas Hong Yue ya ha llegado a sus oídos. Por lo tanto él había marcado a la Familia Marcas Celestiales como uno de los clientes importantes.*

[Editor: Este tipo sabe su trabajo.]

“Por favor, ¡Un poco de té!” Shao Ming Feng sonrió mientras hacía un gesto para que beban.

“¡Muchas gracias dueño!” Nie Hai sonrió ligeramente y dijo: “¡Estoy aquí para comprar un Demonio Espiritual para mi sobrino nieto!”

“Nuestro Salón Mercante Espiritual Xuan está preparado para servir a cada cliente”, dijo Shao Ming Feng, con una sonrisa ligera. Sus ojos estaban mirando Nie Li durante un tiempo, “¿Puedo preguntar qué clase de Demonio Espiritual busca el Patriarca Nie Hai? Tenemos aquí todo Tipo de Demonios Espirituales.”

Shao Ming Feng sacó un libro, en el que fueron puestos todo tipo de imágenes de Demonios Espirituales. Había varios cientos de ellos. Todas las clases de Tipos o Atributos, etc.… Se enumeran claramente.

Salón Mercante Espiritual Xuan es el mayor Comerciante de Demonios Espirituales del norte de Ciudad Gloria. Ellos adquieren una gran cantidad de Demonios Espirituales de aventureros a diario, y luego los revenden. En el medio, que tenían muchos Demonios Espirituales preciosos. Cuanto mayor sea el Rango, más raro y caro que es. Los más baratos los pueden comprar con unos pocos cientos o unos pocos miles de monedas espirituales. Los más caros serían varios millones de monedas espirituales.

‘¿Me pregunto qué Rango de Demonio Espiritual comprara la Familia Marcas Celestiales?’ Shao Ming Feng pensó en secreto para sí mismo. Él puede ver que Nie Hai da gran importancia a Nie Li.

Nie Hai tomó una mirada a Nie Li.

Nie Li no vio el libro en absoluto. Miró a Shao Ming Feng y le preguntó: “Propietario Shao, ¿Serías capaz de mantener el secreto acerca de los Demonios Espirituales que le voy a comprar a usted?”

Shao Ming Feng estaba un poco sorprendido. Miró a Nie Li, asintió con la cabeza y dijo: “Por supuesto. Mantenemos la información de cada cliente en secreto. ¡Absolutamente nada escapara hacia afuera!”

“Está bien, entonces,” Nie Li asintió levemente y tomó el libro con determinación. Señaló a uno de los Demonios Espirituales y dijo, “Demonios Espirituales del Tipo Pesadilla, ¿Cuántos tiene usted aquí?”

Escuchando las palabras de Nie Li, Shao Ming Feng dijo, “Demonios Espirituales del Tipo Pesadilla son los más raros y más difícil de controlar. Yo recomendaría al joven Maestro no tener un Demonio Espiritual de Tipo Pesadilla como el primer Demonio Espiritual. En almacenamiento de nuestros Demonios Espirituales: Pesadilla debe ser de alrededor de cincuenta.”

“¡Me quedo con todos ellos!” Dijo Nie Li: “Espero que el propietario pueda dar un precio justo por ellos.”

“¿Si… todos?” Shao Ming Feng inhaló un aire frío. Miró a Nie Li con sorpresa. ¿Sabe Nie Li cuánto cuestan todos juntos? ¿Por qué iba a necesitar tantos Demonios Espirituales? ¡Una persona sólo puede integrarse con un Demonio Espiritual como máximo!

“Bien, ¡Todo!” Nie Li asintió serio.

Nie Hai y Nie In miraban a Nie Li en profunda conmoción. Después de unos momentos, se recuperaron del susto.

“No te preocupes por eso, ¡Voy a pagar por ello!”, Dijo Nie Li a la ligera.

Shao Ming Feng miró a Nie Hai. Nie Hai amargamente sonrió mientras asentía,” Por favor, recoge todos los Demonios Espirituales: Pesadilla que tienes aquí. ¡Vamos a tomar todos!”

“¡Está bien!” Shao Ming Feng reveló una expresión emocionada.

Generalmente, Demonios Espirituales: Pesadilla solamente son capaces de venderse uno, cada uno o dos meses. Nie Li en realidad quería comprar todos los Demonios Espirituales: Pesadilla que tienen. Este es sin duda un gran negocio.

De inmediato, dijo, con respeto, “¡Como usted está comprando tantos Demonios Espirituales de una sola vez, definitivamente les daré un precio justo!”

“Creeremos eso, después de todo volveremos a comprar muchos más Demonios Espirituales.” Dijo con calma Nie Li.

Las palabras que salieron de Nie Li, en ese momento, hicieron a Shao Ming Feng tratar a Nie Li como un adulto. Nie Li no le importaba lo que los otros estaban pensando de él. Su sabiduría es simplemente monstruosa.

“Por favor, ¡Espera un momento! Pondré inmediatamente con los Demonios Espirituales: Pesadilla.” Dijo Shao Ming Feng, saliendo a toda prisa.

“Xiao Li, ¿Por qué estás comprando tantos Demonios Espirituales: Pesadilla?” Preguntó Nie In con curiosidad. Nie Li es demasiado rico. Primero él estaba tirando dinero en el Salón de la Subasta, y ahora está comprando como loco Demonios Espirituales. ¿Realmente tiene demasiado dinero para gastar? Después de todo, una persona sólo puede integrarse con un Demonio Espiritual.

“Tengo mi propio uso para ellos.”, Dijo a la ligera Nie Li, sonriendo