TDG – Capítulo 95

Modo Noche

Capítulo 95 – El Señor de la Ciudad es tan impotente

Ye Ziyun llevó en silencio a Nie Li hasta la puerta de su patio, bajó la cabeza y dijo: “Nie Li ya no vuelvas a verme.”

“¿Por qué?” Nie Li frunció el ceño ligeramente mientras le preguntaba a Ye Ziyun.

Ye Ziyun levantó la cabeza para mirar a Nie Li, en esos hermosos ojos se podía sentir la tristeza: “¿No temes a la muerte? ¿No tienes miedo de que mi padre te mate?”

“¿Matarme? Si tu padre quisiera matarme, ya lo habría hecho antes”. La mirada de Nie Li eran profunda, “O al menos me habría echado de la Mansión del Señor de la Ciudad. Si me echara de la Mansión del Señor de la Ciudad sin duda moriría. El Gremio Oscuro definitivamente me está esperando afuera para matarme. Sin embargo, él no lo hizo.”

“¿Por qué no lo hizo?” Ye Ziyun se sentía confundida.

Nie Li miró a la dirección en la que se fue Ye Zong. Su presencia era como una torre de hierro, tan solo y desolado bajo la puesta del sol. En ese momento, Nie Li de repente entendió y dijo: “Este es un asunto entre hombres. De todas formas, todo lo que necesitas hacer es escuchar lo que yo te diga.”

En ese momento Nie Li entendió que no es que a Ye Zong no le importe Ziyun. Es solo que tiene demasiado peso en sus hombros.

“¿Por qué debería escucharte?” Dijo molesta Ye Ziyun. Sentía que había sido muy herida hoy. Aunque su relación con Ye Zong no era muy cercana aun así eran padre e hija. Sin embargo, es la primera vez que recibió una reprimenda tan severa de su padre, Ye Ziyun se sentía muy herida en su corazón. Esa mirada de enojo de Ziyun era encantadora.

“¡Cof, Cof!” Nie Li escupió unas cuantas bocanadas de sangre, con una sonrisa amarga dijo: “¿Usted me va a echar, estando yo así?”

“¿Qué tan grave son sus lesiones?” Mirando cómo está el cuerpo de Nie Li, Ziyun estaba preocupada y trataba de ayudarlo.

“¡Mis heridas son demasiado severas! ¡Probablemente me tengo que quedar aquí por dos días para sanarme!”, Dijo Nie Li, examinando su pecho.

Ziyun miró a Nie Li asombrada. ¿Hay alguien más desvergonzado que Nie Li? ¿En que está pensando? Después de ser herido por su padre, ¿de verdad quiere quedarse aquí dos días más? ¿La cabeza de Nie Li está llena de engrudo? ¿No tiene miedo de que su padre lo matara debido a una furia incontrolada?

En ese momento, en una esquina de la Mansión del Señor de la Ciudad.

Dos figuras orgullosas estaban de pie.

Uno de ellos es Ye Zong que acaba de salir del patio de Ye Ziyun. El otro es el Presidente Gu Yan de la Asociación de Alquimistas.

“¡Señor de la Ciudad espero que no lo haya herido mucho! Si el Señor de la Ciudad fuera a actuar impulsivamente no sería nada bueno.” Dijo Gu Yan mirando a Ye Zong.

“¿Qué no lo lastime mucho?” Ye Zong emitía intenciones asesinas con su mirada “Ya es afortunado que de no lo mate. Ese mocoso se atrevió a coquetear con mi hija en mi Mansión e incluso ¡arruinó la pureza de mi hija!”

Gu Yan también se siente inútil. Nie Li ha ido demasiado lejos. Coquetear con la hija de Ye Zong en su propia casa, ese tipo de cosas, solo Nie Li se atrevería a hacerlo. El Señor de la Ciudad ya es muy indulgente por no matar a Nie Li.

“Entonces, ¿por qué no lo echó de la Mansión del Señor de la Ciudad?”

“¿Cómo puedo echarlo? Sabe Dios con que espíritu demoníaco se ha integrado ese chico para realmente poder usar la habilidad de combate [Modo Vacio]. Aparte de los pocos Espiritistas Demonio Rango Oro Negro que son capaces de sentir dónde está, ¡él puede ir y venir en la Mansión del Señor de la Ciudad sin problemas! Por otra parte, ¡yo no sé lo que está pasando con esa chica, que ha aceptado a ese chico tan fácilmente! Esto realmente me vuelve loco. ¿Podría ser que tengo que encerrar a mi hija en un lugar secreto?” resopló Ye Zong.

“Este chico ya es un Espiritistas Demonio Rango Oro siendo tan joven. Además, contribuyó con las fórmulas de los elixires, hizo grandes contribuciones a la Ciudad Gloria. Ciudad Gloria incluso podría necesitarlo para protegerla. ¡Por Ciudad Gloria, solo puedo soportar esta ira!” Al escuchar las palabras de Ye Zong, sin saber por qué Gu Yan se sintió extraño, el Señor de la Ciudad era impotente frente a un niño de 13 años.

“Trece años de edad y ya se atreve a entrar en la Mansión del Señor de la Ciudad a coquetear. ¿Cómo fue criado ese chico? En mi opinión, si Ziyun lo siguiera, ella podría sufrir. He oído que hasta ahora, este chico no solo tiene a una niña. Este chico tiene a la hija de la Familia del Dragón Alado y a Huyan Lanruo, ¡ese chico no se casara con solo una mujer!” Ye Zong sentía infinita indignación.

“Entonces, ¿qué hará como el Señor de la Ciudad?” preguntó Gu Yan mientras se reía viendo a Ye Zong

“¿Qué puedo hacer? ¡Solo puedo soportarlo!” Ye Zong apretó los dientes. Desde que se convirtió en el Señor de la Ciudad nunca había pasado esto antes.

“Hace un momento si ese chico hubiera sido un cobarde y se hubiera escondido detrás de Ziyun, incluso si tengo que correr el riesgo de ofender al súper experto que le enseña, ¡lo hubiera matado! Sin embargo, al menos tiene algo de carácter. Incluso si él tiene muchas niñas en el futuro, no creo que él va a dejar de lado a Ziyun.” Al escuchar las palabras de Ye Zong, Gu Yan se sintió aliviado. Es bueno que este asunto no haya llegado a la etapa de odio irreversible.

“Gu Yan, ¿sabes lo que es la técnica [Revocación del Alma]?” Ye Zong le pregunto a Gu Yan.

Gu Yan sacudió la cabeza y dijo: “¡No sé en qué consiste esa técnica!”

“De acuerdo a las palabras de ese chico, si utiliza la técnica [Revocación del alma], incluso puede derrotarme. Sin embargo, parece que el efecto secundario de esta técnica es también muy fuerte, después de usarla, él moriría. Probablemente es el último recurso que su maestro le enseñó. Si es posible, Presidente Gu Yan, ¡trate de conseguir esta técnica de [Revocación del Alma] de ese mocoso!” Dijo Ye Zong.

Gu Yan se sorprendió por un momento y le preguntó: “¿Podría ser que el Señor de la Ciudad tiene la intención de usar esa técnica [Revocación del alma]? ¡Absolutamente no! ¿No dijo el Señor de la Ciudad que esa técnica tenia enormes efectos secundarios?”

Ye Zong suspiro y luego se mantuvo en silencio pensando, hasta que dijo: “Técnicas prohibidas como esta no se pueden usar sin pagar algo a cambio. Sin embargo, no hay nada malo con la preparación. En los últimos tiempos, ¡el Gremio Oscuro ha estado haciéndose aún más fuerte!”

“¿Podría ser que hay algunas noticias del Señor Ye Mo?” preguntó perplejo Gu Yan

“Es así, al parecer el Gremio Oscuro quiere usar a las bestias demoníacas para ¡destruir Ciudad Gloria!”

“¿Usar a las bestias demonio para destruir Ciudad Gloria? ¿Qué ganarían con eso?” Preguntó Gu Yan con un ligero temblor en su corazón.

“Es una locura del Gremio Oscuro si se destruye Ciudad Gloria, ¿pueden sobrevivir?”

“¡Puede ser que tengan algunos métodos para evitar el ataque de las bestias demoníacas!” Dijo Ye Zong. Gu Yan pensó un rato y dijo: “¿Por qué no conversar con Nie Li al respecto? ¡Quizás Nie Li tiene alguna solución!”

“¿Rogarle?” el rostro de Ye Zong se comenzó a enfurecer, “Dejándolo con vida ya estoy siendo lo suficientemente bueno con él. Para que yo vaya y le ruegue es ¡absolutamente imposible!”

Al escuchar las palabras de Ye Zong, Gu Yan sonrió amargamente. No estaba seguro si él podía ser el mediador entre los dos.

En este momento, en la Sala de Ye Ziyun

Nie Li está sentado con las piernas cruzadas entrenando. Aunque Nie Li fue gravemente herido por Ye Zong, haciendo que su Reino Alma se agrietara. Debido a esto, había signos de avance. Entrenó continuamente, la Fuerza Alma giraba a su alrededor. Después de practicar su Fuerza Alma, el cultivo de Nie Li obtuvo otro gran avance. Su Fuerza Alma pronto subirá otro rango.

Ye Ziyun no se quedó en la habitación con Nie Li. Ella estaba pensando en la estricta cara de su padre. Su madre murió temprano, su relación con su padre nunca fue estrecha. Desde que era joven, su padre le ordenaba entrenar. Al estar entrenando tanto hacía que su cultivo fuera un poco mejor que el de sus compañeros de clase. Sin embargo, la ira que su padre mostró hoy era algo que nunca antes había visto.

“Nie Li, ¿qué debo hacer contigo?” Pensándolo bien, aun cuando Nie Li sabía que no podía ganarle a su padre él siguió parado enfrente a ella protegiéndola. Esto causó un ligero latido en su corazón. Aunque Nie Li es un idiota, y un poco fresco, en los momentos peligrosos se comporta de forma valiente. Esto hizo que su corazón se confundiera.

Al mismo tiempo, la reacción de su padre causó que Ye Ziyun se sorprendiera. Ella originalmente pensó que su padre iba a hacer algo terrible por la ira. Sin embargo, ella nunca pensó que su padre solo le pediría un requisito, que era lograr ser un Espiritistas Demonio Rango Oro en un año.

Ye Ziyun deseaba saber en lo que está pensando su padre. Pero, no importa ella practicará duro para que su padre no se vuelva a enojar con ella.