TRL – Capítulo 11

Modo Noche

Capitulo 11: Medalla Incador

​Después de un año de cultivar la técnica Aquametal, Lorist alcanzó la segunda forma de la Etapa Brillante, Flujo de Agua Eterno. La segunda y tercera forma de la Etapa Brillante priorizaron liberar los ocho meridianos extraordinarios y vincularlo con los doce meridianos estándar para formar el Ciclo Mayor para lograr un estado de vitalidad robusta y armonizar las energías polares de Yin y Yang dentro del cuerpo.

Después del desencadenamiento de los ocho meridianos extraordinarios, sólo requerirían unos meses para desencadenar los meridianos Yangwei y Yinwei, después de lo cual se puede entrenar en la tercera forma de la Etapa Brillante, el Robusto Caballo de Guerra. Lorist no había alcanzado este nivel antes en su vida pasada. Esta técnica que había heredado de su familia anterior era bastante beneficiosa después de todo. La asombrosa velocidad de entrenamiento de la Técnica Aquametal fue una gran fuente de alegría para Lorist que olvidó que estaba usando Fuerza de Batalla para entrenar en ella y le hizo sentir muy esperanzado de su progreso en el futuro.

Pero Lorist, profundamente absorto en su entrenamiento, no prestó atención a la forma en que los demás a su alrededor lo veían. Fue a la academia como de costumbre para asistir a sus cursos, así como entrenar a sus estudiantes en la esgrima. Finalmente, sorprendió a todos en la academia con el 100% de éxito de su primer curso de despertar de la Fuerza de Batalla.

Lorist conoció su primer amor desde que llegó a este mundo alrededor de este tiempo. Su historia similar con sus respectivas familias sirvió como pivote para su creciente intimidad y lo motivó a esforzarse y construir su propio futuro feliz.

Nada cambió mucho hasta el día en que Lorist habló con el gordo, Deathly Miser.

“Oye, gordo… ¿No me estás viendo un poco gracioso? ¿Hay algo en mi cara?”

“Lo siento por usted. No sé si lo sabes.”

“¿Por qué sientes lástima? ¿No está mi vida bien como es ahora? No necesito tu simpatía.”

“¿Es eso así? ¿Dices que estas bien cómo estás? Locke, déjame preguntarte. ¿Cuánto tiempo hace que no has entrenado tu Fuerza de Batalla?”

“Umm, sobre eso… Es verdad que he estado descuidando mi entrenamiento de Fuerza de Batalla. Pero eso no es culpa mía. El atributo de Fuerza de Batalla de mi familia es totalmente diferente al de la mayoría de las técnicas de Fuerza de Batalla. Y, dado que no tengo el resto del manual, no puedo entrenar en él, aunque quisiera.”

“Entonces, ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a permanecer en el rango Hierro Tres Estrellas para siempre? ¿Vas a esperar a que el conflicto en tu tierra natal se calme antes de llegar a ellos para el resto de la técnica?”

Encogiéndose de hombros con las manos inútilmente, Lorist dijo: “¿Qué más puedo hacer? No es que eso esté poniéndose en el camino de mi vida actual así que no estoy demasiado apurado.”

“Mierda, Tú… ¿No puedes esforzarte más?” Dijo solemnemente el gordo. “¿El instructor Claude no dijo que debías seguir entrenando en tu Fuerza de Batalla del rango Hierro hasta que alcanzaras la densidad de pico en tus venas y fueras a experimentar algunas batallas que amenacen tu vida? podrías ser capaz de estimular todo el potencial de tu Fuerza de Batalla en medio del calor de la batalla y romper hasta el rango de Plata, incluso si estás utilizando el camino de circulación de hexagrama para el rango Hierro. Hermano, ya estás en la cima del rango Hierro. Tal vez, si tomaras otro paso y consigues un pequeño empujón, ¡Es posible que acabes de romper a través y convertirse en un Espadachín de Plata! ¡No puedes renunciar solamente así!”

“Ese no es el punto. ¿Por qué estás tan preocupado? Estoy pasando mis días bien, ¿Por qué iba a salir de mi camino para ir a luchar batallas de vida y muerte? Puedo permitirme esperar unos años. Quién sabe si podría encontrarme con una bestia mágica de alto rango y pereciera si decidiera ir a entrenar… No es una decisión que pueda tomarme a la ligera.”

“Mírate… Todavía eres tan joven, ¿Dónde ha ido tu ambición? No eras así antes. Bestias mágicas de alto rango aparte, eras intrépido y no vacilante en absoluto cuando sacaste tu espada y te enfrentaste con cinco atacantes rango Plata. Las bestias mágicas deben ser aún más fáciles de manejar que los hombres. Vayamos al gremio de mercenarios y encontremos una fecha adecuada para ir a entrenar y completar algunas misiones para conseguir dinero rápido.”

Sacudiendo la cabeza con firmeza, Lorist dijo, “No tengo ese tipo de tiempo ahora. Tengo mis manos llenas con la academia y ayudando a Wenna con su negocio.”

Wenna era el apodo de la novia de Lorist.

Charade soltó otro suspiro amargo. “El amor y las mujeres son la caída de grandes héroes. ¿No lo dijiste tú mismo? Mírate ahora. Desde que empezaste a salir con Wenna, nunca has dejado la Ciudad Morante ni una sola vez. ¡No puedes seguir así! Definitivamente eres una persona con un futuro brillante por delante. ¡No te límites y desperdicies tu vida!”

“Jaja, no tengas expectativas tan altas para mí, maldito gordo. Para ser honesto no soy como usted, yo mismo no tengo grandes ambiciones. Sólo deseo conseguir una casa grande en la Colina Brinn cuando gane lo suficiente y establecerme allí con Wenna, para vivir el resto de mi vida con felicidad.” Dijo Lorist mientras se reía.

La Colina Brinn se encuentra en algún lugar al sur de la Ciudad Morante y estaba cerca de la Bahía Dorada. Tenía un gran paisaje y era una de las zonas más caras de la ciudad para vivir. Sólo los más ricos de los ricos podían permitirse el lujo de residir allí.

Charade sacudió la cabeza y dijo: “Estás hablando de decenas de miles de oro para una mansión en la Colina Brinn. Creo que es mucho mejor gastar sólo unos cuantos miles de monedas de oro para obtener un edificio de cuatro pisos en el sector sur de la ciudad y recoger algo de alquiler mientras estás en ello. No hay nada bueno en la brisa del mar en la Colina Brinn tampoco.”

Charade se enfrentó a Lorist y continuó solemnemente: “Por otra parte, hermano, deberías hacer más esfuerzo en tu entrenamiento y llegar al rango Plata rápido para que nadie pueda decir nada sobre tus habilidades. Sólo te lo digo por tu propio bien.”

Sintiéndose un poco sospechoso, Lorist preguntó: “¿Qué está pasando? ¿Hay algo que deba saber?”

“Ahhh, los Instructores en la academia rango Plata probablemente están planeando algo. Creo que quieren que la academia te despida como instructor de esgrima debido a tu Fuerza de Batalla de rango Hierro. Ellos piensan que no eres apto para ser un instructor para una academia que está clasificada en el noveno lugar en todo el continente. Eso es todo lo que tengo que decir. Regresa a ver a tu Wenna si no hay nada más.”

Sorprendido, Lorist exclamó: “¡Qué diablos! ¿Qué tiene mi rango de Fuerza de Batalla que ver con ellos? ¡No pueden hacerme renunciar como instructor de esgrima! Incluso con su rango Plata de Fuerza de Batalla, ¡No hay nadie entre ellos que pueda igualarme en un duelo!”

“No es raro que la gente se ponga celosa,” dijo el gordo débilmente. “Incluso con su Fuerza de Batalla de rango Hierro, no les importaría si tuvieran mejor esgrima que ellos. Lo que no esperaban era que todos los estudiantes que tomaron tu curso de despertar la Fuerza de Batalla, despertaran con éxito su Fuerza de Batalla. No sólo es un milagro, sino que los hizo sentirse aún más inútiles. ¿Cómo crees que se sentirían cuando ni siquiera pueden igualar a un instructor de Rango Hierro? No estarán satisfechos hasta que te echen de la academia.”

Si todos los instructores rango Plata se reunieran, la academia probablemente sería presionada para sacar a Lorist de su puesto.

“La mejor solución, que existe ahora, es que intentes romper a través del rango Plata. Una vez que seas un Espadachín de Plata, no podrán hacerte nada. Por eso te sugerí que fueras a experimentar algunas batallas de vida o muerte.” Dijo Charade sinceramente.

Soltando una risa amarga, Lorist sacudió la cabeza. No podía soportar decirle a Charade, que estaba seriamente preocupado por él, que se estaba entrenando en la Técnica Aquametal que había obtenido de su vida pasada y que su Fuerza de Batalla constantemente se filtraba por su camino de circulación de hexagrama hacia sus meridianos. No había manera de que él pudiera explicárselo.

“Es muy dificil. Sin el manual de Fuerza de Batalla de mi familia, casi no hay forma de romper sin los siguientes diagramas de trayectoria de circulación de hexagrama. Tú mismo dijiste que el camino de hexagrama de mi técnica de Fuerza de Batalla no era algo que hayas visto. Incluso si tuviera que participar en batallas de vida o muerte, no hay ninguna garantía de que sea capaz de romper en un corto período de tiempo.”

“Entonces sólo hay otra forma de asegurar tu posición en la academia. ¿Has oído hablar de la Insignia de Instructor de Oro de nuestra academia?”

“Sé sobre eso. ¿Acaso el profesor Claude no tenía una? El Instructor Welledor que está a cargo del curso de formación de caballeros, el instructor Wensen del curso de entrenamiento de caballos e incluso el instructor Loboff del departamento de herbolaria poseen una también. ¿No es esa insignia dada a alguien cuya Fuerza de Batalla está en el rango Oro? “

“No, no estoy hablando de esa insignia. Hay otra insignia de instructor de esgrima de oro en nuestra academia. Hace cien años, existió un estudiante rango Plata Una Estrella en nuestra academia que había ganado 30 duelos consecutivos contra los instructores de rango Plata Dos Estrellas y llegó a la fama al instante. La academia lo empleó como instructor de esgrima e incluso le hizo una insignia de instructor de oro. Sin embargo, el estudiante se unió al ejército y fue a luchar en la Batalla del Río Plata y mató con éxito tres caballeros imperiales que eran todos luchadores rango Oro durante un asalto en la ciudad de Ried, pero murió posteriormente de sus lesiones después de la lucha y para conmemorar sus hechos, la academia conservó su insignia de instructor de oro y decidió que cualquier persona que pudiera ganar 30 victorias consecutivas con oponentes de un rango más alto (incluso aquellos que tengan 1 estrella arriba) ganaría esa insignia de instructor y recibiría el mismo tratamiento que un instructor normal de rango Oro. Pero si pierde una sola vez con cualquiera, perdería las calificaciones para usar esa insignia, así como su posición como un instructor rango Oro.”

Charade continuó explicando, “Nadie dentro de 100 años ha podido obtener 30 victorias consecutivas como ese estudiante y la medalla se encuentra actualmente olvidada en la sala de honor de la academia. ¿Por qué no tratas de obtener esa medalla para evitar ser expulsado de la academia? Apuesto a que no será demasiado difícil para ti ganar 30 duelos.”

“¿Había algo así?” Lorist se frotó las manos y continuó. “Definitivamente voy a conseguir esta insignia de oro. Gordo, ¿Cómo se llamaba ese estudiante?”

“Su nombre era el Cuervo Incador. Si hubiera sobrevivido a la batalla con los expertos rango Oro del Imperio Krissen, podría haberse convertido en un Maestro de Espada. Es una lástima que muriera tan joven. La insignia de oro especial se llama la Medalla Incador.” Dijo Charade mientras lamentaba la pérdida de un hombre tan talentoso.

“Muy bien, gordo, vamos a averiguar qué debo hacer a continuación. ¿Mencionaste que había un grupo de instructores rango Plata que conspiraban contra mí? Dame los nombres de todos ellos. Los desafiaré uno a uno.” Dijo Lorist mientras se lamía los labios con desdén, como un depredador que decidía qué parte de su presa disfrutaría primero.

En los siguientes diez días la academia estaba llena de entusiasmo.

Lorist envió cartas de desafío a los instructores enumerados por Charade, pero ninguno de ellos realmente se preocupó mucho por ello e incluso pensó que era una broma. Algunos de los instructores incluso arrojaron las cartas a la basura, riéndose y exclamando: “¿Crees que estás lo suficientemente calificado para desafiarnos?”

Dadas sus actitudes arrogantes, Lorist tampoco se retractó. Entró en la clase de varios instructores y los desafió frente a sus estudiantes. Sintiendo rabia y humillación, los instructores sacaron sus espadas y quisieron enseñarle una lección al insolente e irrespetuoso Lorist, una lección que nunca olvidaría. En rápida sucesión, uno por uno los instructores fueron golpeados y enviados al centro médico de la academia.

Los estudiantes de la academia estaban eufóricos. No todos los días uno podía ver a un instructor orgulloso, y huraño ser derrotado por un instructor rango Hierro. Cuando Lorist marchó hacia su siguiente objetivo, una multitud de estudiantes lo siguió e incluso le dijo los lugares de los otros instructores.

“Instructor Locke, el Instructor XX está allí. ¿Vas a desafiarlo?”

“¡El instructor XX y el instructor XX están allí, retenlos! El instructor Locke viene por ellos…”

“Por aquí, rápido, instructor Locke…”

La multitud fue detenida de avanzar por una decena de instructores de rango Plata y los otros instructores insistieron en que la administración de la academia viniera a manejar la situación y tome cuidado de Lorist, que ha interrumpido sus cursos y enviado a siete de sus colegas al centro médico.

Algunos maestros rango Plata odiaron a Lorist hasta el hueso e incluso le gritaron que abandonara la academia y que no era apto para ser instructor allí.

Después de eso, varios instructores rango Oro incluyendo el Instructor Claude vino e investigó el asunto.

Lorist le dijo esto: “Quiero la Medalla Incador.”

La multitud estaba desconcertada y no sabía qué era.

Charade, que mantenía el orden de la multitud estudiantil, se lo explicó a los otros instructores.

Después de eso, los instructores rango Oro finalmente entendieron que era una tradición académica e incluso ellos no podían hacer nada al respecto. Sólo podían informar a los superiores y aguardar por su decisión.

Lorist ni se inmuto y creía que esta conmoción no era su culpa. Para empezar, sólo hizo esto porque los instructores ignoraron sus cartas de desafío y no la trataron en serio.

Aquellos que entendían la situación miraron lamentablemente a los instructores de rango Plata, que comenzaron a sentirse presionados y ansiosos.

Sin demora, el Director de la Academia Levins anunció su decisión. “Lorist, mantente firme. Sería una vergüenza ver la Medalla Incador seguir acumulando polvo. Te estoy apoyando.”

Pero también mencionó que Lorist no debía interrumpir las clases de otros instructores y tenía que llevar a cabo los duelos después de las horas de trabajo.

Los instructores rango Plata fueron aturdidos e hicieron excusas para tomar un tiempo libre del trabajo para evitar la calamidad que iba a venir, otros cuantos fueron a otras academias y solicitaron trabajos allí. Los restantes acordaron a regañadientes un duelo con Lorist bajo el testimonio del Instructor Claude y de los otros instructores rango Oro y de los estudiantes burlones. Uno a uno, perdieron con él y finalmente se fueron.