TRL – Capítulo 14

Modo Noche

Capitulo 14: Residencia frente al lago

Una brisa fría pasó y despertó a Lorist de sus pensamientos. Se dio cuenta de que había sido engañado por el Director de la Academia una vez más.

La adquisición de la Academia Cinta Amarilla, la solicitud de préstamo, el insulto que la academia recibió de la gente en la Asociación de Academias e incluso la apuesta con los otros directores de academia fueron causados por el Director de la Academia Levins. Sin embargo, en este momento se había retirado con éxito al margen, sin haber asumido la responsabilidad de ninguna de sus acciones e hizo que Lorist asumiera toda la carga.

Ahora que había sido puesto en esta línea de frente, no tuvo más remedio que asumir la responsabilidad de defender su título de Invicto de Plata, luchar por el desarrollo futuro de la academia, así como ser el faro de esperanza para el resto de los instructores y estudiantes de la academia. Ese viejo bastardo dispuso todo para él, cavó un gran hoyo, y Lorist se metió en él de buena gana. Ni siquiera podía tomar con facilidad los duelos. De lo contrario, sería ahogado vivo por las reprensiones de sus compañeros de trabajo si él causa que la academia pierda la apuesta.

Realmente no había nada que Lorist pudiera decir sobre el viejo bastardo por apostar contra el resto de directores de las academias. El problema era Charade, que iba por todas partes para poner ese aviso de duelo y pensando en hacer un gran dineral de este asunto. Incluso si Lorist volvía a ver al viejo bastardo acerca de esto, Levins sólo diría que no había ningún daño en hacerlo y encontraría alguna manera de hablar dulcemente de aceptarlo de todos modos.

Al girar la cabeza para mirar hacia atrás a esa torre de color verde grisáceo, vio las cortinas blancas de la oficina del Director de la academia aleteando en el viento e hizo una nota mental para alejarse de ese viejo zorro si no había una buena razón para ir a verlo, no volvería para no ser engañado por él.

Con la llave de cobre en la mano, Lorist decidió ir a ver la casa que la academia le ha asignado para que pueda mudarse allí si le gusta el lugar.

En realidad, ya le habían concedido una habitación cuando recibió la Medalla Incador. Sin embargo, esa habitación estaba en los dormitorios de los instructores y esa era la sede de los instructores de rango Plata. Lorist sabía que a esos instructores no les gustaba ni un poco y devolvió la llave de la habitación a la academia. Decidió que estaría mucho mejor si se acurrucaba con su novia y se quedaba fuera de la academia.

El Lago de la Luna estaba situado al sur de la academia. Favorecido por muchos estudiantes como un gran lugar para la relajación y las citas románticas, era un lago circular, cristalino con una vista magnífica a través de sus orillas. Originalmente perteneciente a la Academia Cinta Amarilla, la colina al norte del lago fue una vez un pequeño bosque de moras. Los árboles de moras fueron talados y reemplazados por altas villas con un diseño arquitectónico único. De acuerdo con el Director de la Academia Levins, esa era la zona residencial recientemente desarrollada para los instructores rango Oro.

Como las paredes que separaban a las dos academias fueron derribadas, Lorist fácilmente alcanzó la colina caminando a lo largo del camino de adoquín. Dio un rodeo alrededor de la cerca de bambú que rodeaba la pequeña colina y pronto se dirigió a la entrada. Lorist fue recibido por la vista de una vivienda de dos pisos de madera con una gran puerta doble.

Un trabajador vestido con uniforme de sirviente llevó a Lorist a la primera habitación al final del edificio de madera. Era una oficina grande con cinco mesas dentro. Una mujer de pelo blanco podía verse en la habitación con la cabeza baja, aparentemente trabajando en algo. El trabajador la señaló, indicándole a Lorist que era la supervisora Skali.

Tomando la llave de cobre de Lorist y verificando las palabras inscritas que decían “35th Luna”, la Supervisora Skali sonrió con sinceridad y dijo: “Así que, usted es el legendario instructor de rango Oro de la academia Locke el Hierro. He oído hablar mucho de usted JaJa, Yo estaba a cargo de varios de los escaparates de la academia en toda la Ciudad Morante antes y no estaba en la academia a menudo, así que nunca te vi en persona.”

Lorist no estaba demasiado sorprendido por el hecho. Habiendo estado en la academia durante más de diez años y haciendo un buen nombre para sí mismo, estaba familiarizado con la mayoría del personal administrativo de la academia.

Skali le mostró personalmente a Lorist su nueva habitación. Ella era una persona bastante habladora. “Locke, tu residencia está bastante cerca de la orilla del lago, así que estará bastante tranquilo por allí… La casa número 34 está a bastante distancia, el instructor Marlin vive allí, deberías estar familiarizado con él, ¿Verdad?”

Lorist asintió ligeramente. El instructor Marlin fue uno de los militares retirados que se unió a la academia como un instructor rango Oro hace tres años para hacerse cargo por los instructores rango Plata que renunciaron. Era una persona franca cuyas dos cosas favoritas en la vida son el alcohol y su caballo. A veces incluso se refería en broma a su caballo como su segunda esposa. Casado con una hermosa mujer gentil y padre de una linda hija pequeña, llevó a su familia y su caballo a la academia cuando tomó el trabajo por primera vez. Según él, Jenny, su caballo, lo había salvado en múltiples ocasiones en el campo de batalla. Por eso dedicó gran parte de su tiempo a cuidarlo.

Su residencia era una pequeña villa hecha de piedra y madera con dos pisos de altura, con un ático en la planta superior. Al estar en la esquina del Lago de la Luna con no muchos edificios en la zona, era en efecto tranquilo como Skali había mencionado. El techo de la casa número 34 apenas podía verse desde el patio.

El patio era bastante amplio y tomó la mayor parte de la tierra de los alrededores con una hilera de árboles de acebo encerrándolo. Aunque la casa estaba cerca del lago, no obstante, un pozo fue construido en el patio. Lorist inspeccionó el pozo y notó sus paredes cuadradas de piedra azul. El fondo del pozo estaba cubierto de fina arena blanca que presumiblemente se utilizaba para limpiar el agua del pozo.

Dos estructuras de madera se podían ver en el patio también. Mientras Skali estaba abriendo la villa, ella dijo: “Ese es el establo, puedes mantener hasta dos caballos allí… El otro edificio es el garaje donde puedes guardar tu carruaje de caballos cuando no lo estés usando, puedes usarlo como un almacén también si no tienes caballos. Ah, por fin está abierto, es mejor que engrase esta llave, de lo contrario no girará fácilmente… Vamos entra.”

La primera habitación en la que entraron fue el salón principal. En ella había una chimenea, así como un sofá. En las paredes colgaban varios tapices. Aunque no eran nada caros, dieron a la casa un ambiente cálido y acogedor. Asintiendo, Lorist se dio cuenta de que los muebles ya estaban preparados y no tenía que encargarse por sí mismo. Como una persona que odiaba las cosas problemáticas, estaba realmente satisfecho de que todo en la casa había sido preparado para él de antemano.

“La cocina y el comedor están en la parte de atrás, a la izquierda hay dos habitaciones de servicio y a la derecha está el cuarto de baño y el almacén. También puede usar el espacio vacío debajo de las escaleras como un espacio de almacenamiento adicional. Vamos arriba.” Continuó Skali.

En el segundo piso estaba otro salón junto con un dormitorio principal y con otras dos habitaciones de invitados. También había otro cuarto de baño en esta planta, así como una sala de estudio. El dormitorio principal era bastante grande y tenía su propio cuarto de baño y vestidor. Al ático se podía acceder desde las escaleras en el salón del segundo piso.

Sonriendo, Skali dijo que para cuando Lorist comience una familia y tenga sus propios hijos, podría incluso renovar el ático en la habitación del pequeño niño. Ella pensó que los niños definitivamente lo amarán.

Lorist replicó diciendo que es soltero y que no tendrá hijos pronto.

Picada por la declaración de Lorist, Skali preguntó Lorist sobre el tipo de chicas que le gusta y así ella podría recomendarle a alguien para ser la esposa de Lorist.

Agradeciendo a Skali por su buena voluntad, Lorist rechazó el ofrecimiento diciendo que él está en un momento importante en su entrenamiento ahora y no puede cambiar su concentración en otras cosas. También tenía que enfrentar todos los desafíos en los próximos días. Eso finalmente disipó el afán de Skali por encontrar a Lorist una nueva compañera.

Volviendo al salón de la planta baja, la supervisora Skali preguntó a Lorist lo qué pensaba de la casa y mencionó que podía cambiar a otra si no le gustaba la tranquilidad de la zona, ya que de las 52 villas en la zona residencial para instructores rango Oro, sólo 38 de ellas estaban ocupadas y había 14 villas que podría elegir.

Lorist expresó su satisfacción con esta villa en particular y le dijo que él estaría trabajando para mover su equipaje mañana.

La supervisora apuntó hacia una cuerda verde que colgaba junto a la chimenea y dijo: “Instructor Locke, esta cuerda está conectada a una campana en la oficina de administración. Si necesita alguna ayuda, tire de la cuerda y le enviaremos a alguien. Dado que acabas de mudarte, creo que todavía no tienes un criado, por favor, no dudes en pedirle a la gerencia que envíe a alguien para ayudarle en sus tareas.”

Tirando de la cuerda, continuó: “Acabo de mandar a buscar algunos limpiadores para que vengan, ya que te estarás mudando desde mañana o el día siguiente. El lugar ha empezado a acumular polvo después de un rato, especialmente los pasamanos de las escaleras.”

“Supervisor Skali, ¿no está este edificio un poco lejos de la oficina de administración? ¿Cómo está la cuerda atada todo el camino hasta allí?” Preguntó Lorist con curiosidad.

Dejando escapar una sonrisa entusiasta, Skali explicó: “Eso es simple, una red subterránea de tubos de bambú aloja los alambres de cobre que están conectados con cuerdas como esta. Cuando se tira de la cuerda, en realidad se tira de los cables de cobre subterráneos que están vinculadoa a una campana con su número de habitación en él. Hay una pared en la oficina de gestión que tiene más de un centenar de campanas etiquetadas. Verificando la campana que suena, somos capaces de decir muy rápidamente qué casa requiere nuestra asistencia. En realidad, tomé prestado el diseño de este sistema de los que he visto en algunas grandes oficinas comerciales.”

Poco después, se oyeron algunos golpes en la puerta. Una empleada robusta y corpulenta entró. Lorist se ilumino en una sonrisa en el momento en que la vio. “Kelly, eres tú.”

Esta sirvienta era la que había cuidado de Lorist cuando había cruzado por primera vez en este mundo. Después de no haber visto a Kelly por un par de años, Lorist notó que su figura antes regordeta se había vuelto más robusta y en forma.

Al principio, cuando Kelly consiguió el trabajo, no le gustaba mucho el dueño original del cuerpo de Lorist, ya que él era un mocoso malcriado noble, bastante mimado, que miraba hacia abajo a todo el mundo. Sin embargo, ella llevó a cabo su tarea de cuidado profesionalmente como se le había pagado para hacerlo y no se molestó en hablar mucho con Lorist. Pero después de que el actual Lorist cruzó y poseyera el cuerpo de ese joven noble, aumentó el salario de Kelly y le hizo leer algunos libros en voz alta mientras él anhelaba aprender más sobre este mundo extranjero. Con el tiempo, la simpatía de Kelly por este pobre joven noble que había dejado su patria a una edad tan joven creció. Fue como si su instinto maternal se hubiera puesto en marcha y empezara a mostrar una verdadera preocupación por Lorist. Lentamente, su relación se fue haciendo cada vez mejor. Si no hubiera sido por las repentinas circunstancias familiares de Kelly lo que la llevó a regresar a casa, Lorist habría querido que trabajara para él a largo plazo.

“¡Ah, es el joven señor Locke!” Kelly saludó a Lorist con mucho vigor.

“¿Qué le pasó a su familia en ese momento? Cuando acababa de recuperarme de mis heridas, traté de preguntar a la gente en la oficina de administración, pero sólo dijeron que dejó de trabajar allí debido a algunos problemas familiares.”

“Oh, en ese momento, mi abuela se había enfermado, volví a casa para cuidar de ella durante medio año hasta que falleció, después de eso trabajé los campos en casa y pasé seis años en un destello. Mis hijos ya habían crecido y yo podía dejarles el hogar sin ningún problema, por eso decidí volver a trabajar en la academia.” Explicó Kelly mientras luchaba por contar los años que permanecía en casa con los dedos. Lorist quería reírse; Sabía que Kelly no era buena en aritmética. ¿Quién sabía que después de todos estos años ese hábito suyo no cambió en absoluto?

Regresando con Skali, Lorist le preguntó si podía hacer que Kelly trabajara para él. Mientras que la supervisora estaba de acuerdo con su petición, Kelly no estaba dispuesta por la razón de que ella no llegaría a hacer mucho por Lorist, ya que él vivía solo, haciéndola incapaz de ganar suficiente dinero para las dotes de sus hijos cuando se casen.

Sonriendo amargamente y sacudiendo la cabeza, Lorist murmuró: “Tu, que simple de mente eres…”

Finalmente se arreglaron con la sugerencia de Skali: contratar a Kelly como ayudante a largo plazo. A ella se le pagarían 5 grandes platas por mes por venir a poner en orden la casa dos veces al día. Los ojos de Kelly se iluminaron instantáneamente.

Kelly dijo con impaciencia que podría venir a limpiar el lugar mañana. Lorist le dio una llave extra y posteriormente envió a Skali y Kelly a la puerta cuando se fueron. Mirando hacia atrás a su nueva residencia, pensó, así que, este es mi nuevo hogar, ¿Eh?

Habiendo vivido en el Continente Grindia durante diez años, finalmente había conseguido una casa. Este era el lugar en el que de repente se encontró y era el albergue para su agitada alma en ese momento. Dar un paseo alrededor de su casa para darle una mirada o dos más, el placer surgió desde dentro de su corazón. A pesar de que su estado de ánimo había sido arruinado debido a su reunión con el Director de la Academia antes de esto, realmente tenía ganas de cantar con el alto de su voz en este momento.

Todavía hay una cosa que tengo que arreglar, pensó Lorist mientras estaba de pie junto a la ventana del dormitorio principal en el segundo piso con los ojos concentrados en el Lago de la Luna, recordando la escena cuando la conoció. Sentía una punzada de dolor en su corazón. La relación en la que había pasado tres años se había evaporado así. ¿Era así de importante el título y el poder de un noble, tanto para que lo abandonara por otro hombre a pesar de todo lo que había hecho por ella, incluso a costa de deshacerse del negocio que habían construido juntos?

Bueno, olvidemos lo pasado. Probablemente debería arreglar esto hoy. Agarrando los puños y enviando un fuerte puñetazo hacia la pared, Lorist endureció su determinación.