TRL – Capítulo 2

Modo Noche

Capítulo 2: Posada de Vinos el Cuervo Rojo (Parte 2)

Brennan Charlando no dio ninguna impresión de que él era el dueño de la posada. Ignorando la charla interminable de la sirvienta Louise, tomó unos cuantos pergaminos de piel de bestia, se arrodilló en el suelo y revolvió alrededor de la caja de ratán, las pieles de bestia, así como también las bolsas, mientras meditaba:

“Dos pedazos de piel de Rinoceronte de Escama Oscura, esta es la orden de Throm el Armero…”

“Cinco pedazos de piel de Zorro Negro de Ojos Carmesí, para el viejo Park de la marroquinería…”

“Tres pedazos de piel de Pitón Dorada, Jason de la Armería necesita estos para hacer vainas…”

“Un tendón de Ñu Rayado, Jecks quiere usar esto como una cuerda de arco…”

***************
“¿Qué es esto?” dijo Charlando mientras levantaba un hueso blanco grisáceo de un metro de largo.

Lorist dejó el ganso asado y dijo: “Es un húmero del legendario Búho-Dragón Pico-Agudo que es utilizado por el pueblo indígena Remandotu en la isla como bastones. Es ligero y resistente. Creo que Sir Maleiff pidió esto.”

Según la leyenda, el Búho-Dragón Pico-Agudo surgió hace miles de años a partir de experimentos llevados a cabo por antiguos magos cruzando búhos nocturnos y draconianos, lo que resultó en la creación de una gran bestia voladora que era salvaje y hábil para el combate. Sólo que ya se ha extinguido desde hace mucho tiempo. El único ejemplar esquelético completo sólo fue encontrado hace cien años en las Islas Reliquia por un equipo de expedición enviado por el Estado de los Magos. Fue nombrado como tal debido a su cuerpo aparentemente grande y su pico tan afilado.

Sir Maleiff era uno de los asiduos de más alto rango de la Posada. Se rumoreó que era un noble de alguna república lejana, que llego aquí a la Ciudad Morante y vivió una vida de aislamiento en una casa cerca de la posada, citando su odio a la guerra como el principal motivo de su salida de su país. Él es un hombre que le gusta coleccionar cosas extrañas y excéntricas.

“Oh.” Esa es otra de las excentricidades de Sir Maleiff. Colocando el hueso en el suelo, Charlando sacó una bolsa de cuero que contenía varios recipientes de vidrio que contenían líquidos de diferentes colores. “¿Qué hay de esto?”

“Siete tipos de sangre de bestia mágica, como petición del Profesor Simpkin de la Academia Rosa Blanca. Dijo que obtuvo un antiguo tomo que detallaba una receta para una poción que requiere la sangre de estas bestias mágicas. Quería ver si podía sintetizar la poción mencionada en el libro.” Explicó Lorist.

Solamente ahora Charlando se dio cuenta de las pequeñas etiquetas en el fondo de los contenedores, con nombres de varias bestias mágicas, incluyendo Pitones Oro-Oscuro, Terribles Lobos de Espalda-Verde, Rinoceronte de Escamas Oscuras, etc.

“Ese viejo, Simpkin ,de seguro tiene mucho dinero para tirar. ¿Replicar una poción? ¡Eso es ridículo! el Maná ya no existe, y a los Magos no les está yendo mejor. ¿Cómo puedes hacer pociones sin maná?” Pensó el viejo Tom mientras negaba con la cabeza incesantemente.

“Entonces, ¿qué hay de esta cosa?” Charlando agitó un gran recipiente de bambú sellado que tenía casi un metro de largo. Se oían sonidos de líquido fluyendo mientras lo sacudía.

“Erm…..” Murmuró Lorist, avergonzado. Dudó un instante antes de responder: “Ese es un Látigo de Burro que obtuve para Els…”

El látigo de Burro era un producto nativo de las Islas Reliquia que era famoso por ser un potente estimulante sexual. Era muy popular entre los nobles, especialmente los hombres cuya potencia sexual se marchitó temprano.

“¡Pffft!” Al oír sobre la solicitud de Els, Louise se rió de los chicos sin parar.

Charlando parecía sombrío. “¿Qué está mal con el … Este pequeño cabrón usando afrodisíacos a su temprana edad… Persiguiendo faldas todo el día sin realmente hacer nada útil… ¡Tengo que enseñarle una lección! Deja eso conmigo y dile a Els que me venga a ver cuándo se lo digas.”

Els, o Brennan Evanport, era uno de los jefes del sindicato a tres distritos de distancia. Él era un Espadachín Plata de Dos Estrellas, así como el único miembro de la familia de Charlando; Su sobrino.

La mesa estaba llena de utensilios y platos. Terminando lo que queda de su cerveza y eructando por la satisfacción, Lorist pidió a McDuffin que limpiara las cosas. “Hermana mayor Louise, ve a ver si el anciano Luke de la calle de atrás está ocupado. Si no lo está, me gustaría cortarme el pelo y recortar la barba. Oh, y, llévame a una habitación arriba y prepara el baño para mí. También por favor trae la ropa en la caja de ratán lavada y vaya a comprarme algunas ropas nuevas donde la Tía Misha también. Ponga esa factura en mi cuenta.”

El viejo Luke empacó sus herramientas y se acercó con poca demora. A esta hora, había por lo general pocos o ningún cliente para la peluquería detrás de la posada. Colocando un paño de lino negro alrededor de Lorist, y colocando un plato de espejo de plata brillante en la mesa que acababa de limpiar Louise, Luke tomó su tijera y un peine de colmillo de morsa y preguntó: “¿Quieres tu corte habitual?”

En el continente de Grindia, se esperaba que los nobles de ciertos países llevaran cierto peinado para diferenciarse de los plebeyos. Sin embargo, no había ninguna regla para los plebeyos y eligieron cualquier peinado que quisieran, aunque a veces los peinados como las colas de caballo ganaban popularidad y mucha gente siguió el ejemplo. Aparte de las herramientas de barbero un poco inferiores, todo lo demás perteneciente a los peinados era más o menos lo mismo que con la vida anterior de Lorist.

Lorist siempre ha preferido un corte militar por dos razones: En su vida anterior sirvió como soldado durante siete años y se ha convertido en algo así como un hábito para él. También era mucho más fácil cuando se trataba de peinar su cabello.

“Sí, me gustaría lo de siempre.” Respondió Lorist mientras se enderezaba en su asiento.

El viejo Luke se aclaró la garganta y dijo, “En realidad, Locke, tu pelo es muy exuberante y negro. Apuesto que serías capaz de encantar fácilmente a muchísimas doncellas si mantienes una cola de caballo.”

“Supongo, pero dejarlo así de largo y con ese tipo de peinado requiere mucho, tengo que lavarlo diario y cuidarlo. Es demasiado problema. Por cierto, Luke, ¿Por qué no me cuentas sobre las cosas más recientes que pasaron aquí en los últimos seis meses?”

A Luke le encantaba chismorrear cuando daba cortes de pelo. Él era muy versado con los rumores y las historias que eran divertidas y recientes en los alrededores.

Luke hizo una expresión pensativa mientras continuaba atendiendo al cabello de Lorist. “Bueno, ha sido más o menos lo habitual. Hace dos meses, Lind, el que maneja el puesto de frutas que va de un lado a otro en la carretera, fue atropellado por un caballo asustado. A pesar de eso, el dueño lo reembolsó con cuatro Fordes de oro y él incluso se benefició de ese incidente. El mes pasado, Watt, la esposa del carnicero, se metió en problemas con un mercenario. Lo curioso es que el mercenario en realidad fue cortado en el hombro por Watt, ¡Una persona que ni siquiera ha despertado su Fuerza de Batalla! ¡Qué broma!”

“Dejando los chismes de lado, hace tres meses se anunció en los periódicos que la guerra en el norte finalmente había terminado, la mayor parte fue gracias a varias Alianzas comerciales que hicieron un gran esfuerzo en la pelea, lo que finalmente consiguió cumplir con un tratado de paz y el mercado del norte parecía una mina de oro para muchos. Durante dos meses enteros, los periódicos fueron llenados con avisos de reclutamiento para mercenarios y anuncios de inversiones para negocios del norte. También hubo informes múltiples de personas que fueron atacados por bandidos.”

“¿Oh, el Imperio Krissen finalmente dejó de atacar?” Lorist realmente no esperaba que ocurriera un acontecimiento histórico tan grande en los seis meses que pasó en la expedición. En cuanto al tratado de paz, nadie lo trató seriamente ya que el Imperio de Krissen había sido enemigo de la Alianza de Comercio de Forde durante más de un siglo, durante el cual, al menos tres conflictos importantes sucedieron entre las dos potencias. ¿Por qué la Alianza de Comercio se molestaría en arreglar algo, dado que el imperio ya había empezado a destruirse desde el comienzo de la lucha de poder entre los tres príncipes por el trono del difunto emperador Krissen hace seis años? Ya era una bendición que la Alianza del comercio no aprovechara la situación del imperio.

“¿Qué implica exactamente el tratado?” Lorist era muy curioso acerca de los acuerdos específicos entre las dos potencias. Los príncipes y duques del imperio norte han estado en conflictos unos con otros durante casi seis años, desarraigando los antiguos fundamentos estables del imperio y paralizando la economía, causando mucha pobreza y hambre. Incluso los nobles tenían que depender de préstamos para mantener la vida cotidiana. En todo caso, era mucho más creíble que la Alianza de comercio estuviera involucrada en poner al imperio en este apuro.

“Hmm, realmente no presté mucha atención a los detalles del tratado. Sólo soy un Barbero, ¿Sabes? Nunca he estado realmente en estas cosas políticas confusas…” Dijo el viejo Luke sonrojándose.

“¡Yo sé lo que contiene!” Grito el anciano Tom con una sonrisa brillante. Como cartero jubilado, siempre le ha gustado prestar atención a las corrientes políticas en el continente. “Había tres cláusulas principales. Primero, el imperio debe dividirse en tres reinos y siete grandes ducados. En otras palabras, el Imperio Krissen ha dejado de existir y ya no habrá invasiones del norte. En segundo lugar, la estabilidad y la seguridad de las rutas comerciales deben mantenerse y los impuestos seguirán siendo los mismos para todas las naciones, independientemente de si son reinos o ducados. Además, se permitirá a las filiales de las Alianzas de comercio realizar negocios libremente en cualquier territorio. La tercera cláusula estipula que la Alianza de comercio debe otorgar préstamos a las siete naciones con diferentes tasas de interés que van del 13% al 70% dependiendo de la nación.”

“Hermano Locke, ¿No es usted norteño? Recuerdo que estabas montado en un carruaje con algún tipo de insignia, generalmente era del tipo usado por los nobles. Dado que la guerra ya no está en marcha, ¿No le gustaría regresar a su ciudad natal para una visita?” Dijo McDuffin, recordando la época en que conoció a Lorist en la entrada de la academia hace diez años.

“Locke, ¿Eres realmente un ciudadano del Imperio Krissen? ¿Un noble además?” Exclamó el viejo Luke con un tono de sorpresa.

Antes, Cuando el imperio de Krissen seguía siendo fuerte, los conflictos entre el imperio y la Alianza de Comercio de Forde eran comunes y las batallas ocurrieron con frecuencia en las Llanuras de Falik. Muchos de los soldados fueron conducidos por los nobles que causaron realmente a la gente de la Alianza de comercio mucho dolor de cabeza. Aunque no todo el mundo en la Ciudad de Morante realmente ataca a la gente del norte, nadie tenía buenas impresiones sobre ellos tampoco.

“Para ser exactos, vengo de las partes del norte del Imperio Krissen; Soy un montañés del norte. Las tierras altas deben estar ubicadas a miles de kilómetros de aquí, lo cual es demasiado lejos y es poco práctico para que los soldados de allí vayan. La marcha en sí tardaría más de tres meses. Mi padre era barón y su tierra estaba situada en el extremo norte. Tengo un hermano mayor y un hermano menor. Supongo que eso me convierte en el segundo hijo, lo que significa que no voy a heredar el territorio de ninguna manera. El hecho de que me encuentro aquí significa que mi familia me ha abandonado. He tenido que confiar por mí mismo durante 7 años enteros desde que perdí todo contacto con ellos. Por eso ahora me considero ‘a comer en la propia fuerza’ y ya no tengo nada que ver con el norte ni con mi familia.” Explicó Lorist. (1)

“Está bien. Muchos nobles expulsan a todos los niños, excepto al heredero de la tierra, para evitar contiendas y luchas internas, usualmente por medio del exilio, la separación o el matrimonio. El caso de Locke es bastante común. Después de todo, su familia tiene un título hereditario.” Añadió el viejo Tom.

Luke trabajó rápidamente y terminó el corte de pelo, así como la afeitada de barbilla. Terminó la sesión aplicando una capa final de aceite para hidratar la piel.

Lorist acarició su barbilla afeitada con satisfacción y pagó al viejo Luke una pequeña moneda de plata. Posteriormente le pidió a McDuffin que trajera a Luke y Tom un Jarro de cerveza y lo puso en su cuenta. Tomó sus espadas y subió a su cuarto con Louise.

Había ocho habitaciones en el segundo piso de la posada, cuatro a cada lado del pasillo.

Cuando llegaron al segundo piso, resonaron sonidos fuertes de hombres y mujeres durante las relaciones sexuales en todo el corredor.

Lorist le preguntó con mucha curiosidad: “¿Quién es el que lo está haciendo a esta hora?”

“Esa es Jumile. Ella recogió a los tres hermanos Blackbear de las calles por siete grandes platas. Han estado allí durante tres horas más o menos. Me pregunto si ella todavía podrá levantarse esta noche.”

Jumile era también una de las sirvientas de la posada. En cuanto a los hermanos Blackbear, Lorist conocía completamente que los tres eran mercenarios de bajo rango, por lo general sólo trabajan en misiones cortas de escolta y tareas de diversos tipos para otros. Los tres eran fornidos y bronceados por eso la gente empezó a llamarlos los hermanos Blackbear y, finalmente, el nombre quedó marcado y pegado.

Louise llevó a Lorist a su habitación, que estaba situada en el extremo derecho del pasillo. La bañera ya estaba preparada y llena de agua caliente.

Sacó una barra de jabón rosa fragante y un paño de lino blanco, luego recogió la ropa en el suelo y colocó la billetera, el cinturón de la espada y la bolsa de la cintura sobre la mesa, estaba justo por salir, antes de girarse y preguntar, “Locke, ¿Estás libre en la noche dentro de tres días?”

“No sé, ¿Para qué?” Lorist salió del agua y respiró hondo.

“Hay una chica de la aldea que quiere trabajar aquí como sirvienta. Ella está buscando para vender su primera vez por una gran suma, alrededor de dos monedas de oro. Puesto que has hecho mucho dinero en este momento ¿Por qué no me ayudas?”

“¿Hm? ¿No ya La posada te tiene a tí, a Jumile, a Shala y a Nina? ¿Van a contratar otra?”

“Nina acaba de casarse el mes pasado y no regresará. La niña de mi pueblo también va a trabajar aquí por dos o tres años por un poco de dinero antes de volver al pueblo y encontrar a alguien para casarse. Le prometí que su primer cliente sería un chico guapo y magnánimo. Vamos Locke, ayúdame, ¿Lo harás verdad?”

​“Yo… Lo pensaré más tarde.” Dijo Lorist con una voz torpe e incómoda y sumergió la cabeza en el agua del baño otra vez.