TRL – Capítulo 21

Modo Noche

Capitulo 21: Un sueño fugaz iluminado por la luz de la Luna  (Parte 7)

Con la luz de las velas apagadas, la luz de la luna plateada se deslizo sobre la superficie de la mesa polvorienta.

Sentado en la mesa en silencio bajo su iluminación, Lorist pensó que la luna era muy brillante esta noche.

Los sonidos de un carruaje de caballos podían ser escuchados acercándose a la distancia. Rápidamente, el sonido se detuvo cerca y un relincho agudo de caballo, seguido por el sonido de una puerta abierta sonó. Lorist escuchó el sonido familiar de un conjunto de pasos golpeteando hasta el edificio solo para detenerse fuera de la puerta.

La puerta se abrió de golpe y la luz de las velas llenó la habitación, disipando sutil y mística ilusión de paz creada por la luz de la luna.

La señorita Windsor estaba en la puerta con un vestido blanco sin mangas. Este debe ser uno de los vestidos que he diseñado, pero con un poco más de bordado de hilo dorado de lo que había dibujado. El vestido blanco puro de alguna manera parecía seductor y tentador cuando lo llevaba. Probablemente debido a que ella se apresuró regresar de una fiesta en alguna parte, parecía estar respirando con dificultad.

Ambos entendieron que si se perdían el uno al otro el día de hoy, probablemente nunca podrían volver a reunirse de nuevo.

Con voz tranquila, dijo Lorist, “¿Podría soplar la vela? Creo que prefiero el suave resplandor de la luna de plata esta noche.”

Soplando la vela y colocándola en un rincón, la joven señorita de la casa de Windsor entro en silencio en el suave abrazo de la luna y todavía se detuvo en silencio, como una noche silenciosa de luna tranquila.

Ninguno de ellos hizo un sonido. Lorist sintió un millar de emociones mientras miraba a la chica delante de él, que solía ser la persona más importante en el mundo al que le había dejado por otro hombre. Cuando inicialmente se enteró del asunto, corrió a su lado con un corazón frenético. Pero ahora, cuando todavía le dolía recordar su pasado, ya no sentía ningún deseo de estar con ella.

“¿Debería dirigirme a usted como Lady Marchioness?” Dijo Lorist, interrumpiendo el silencio en la sala.

“¿Usted ya sabe?” Dijo la chica mientras levantaba la cabeza.

“Cuando estaba en las Islas Reliquia hace tres meses, me encontré con un grupo de mercenarios de la Jigda Unido que dijeron que el Marqués de la casa Lorf iba a acoger un banquete para el final del año en la capital para celebrar el matrimonio entre él y su segunda esposa. Estaban en las islas en nombre de los Lorfs para obtener algunos materiales preciosos para el banquete. Durante su tiempo libre, cuando estaban adivinando la identidad de la segunda mujer, ya sabía que eras tú.”

Irrumpiendo con una leve sonrisa, dijo Lorist, “Usted lo hizo bastante bien para mantener oculta la noticia. Creo que nadie más en la ciudad sabe que usted ha aceptado la propuesta del Marqués hace tres meses, incluyendo incluso a sus criadas. Lina incluso me dijo que no rompiera contigo justo en este momento, jeje…”

“No tengo una elección, Lorist. Sé que me odias por dejarte por el poder. Es lo que tenía que hacer por mi familia,” dijo la chica mientras se sentaba en el suelo, las lágrimas fluyendo por su rostro. “Desde que te fuiste, usó la influencia de su familia para obligar a los otros cuatro señores a devolver el territorio de la casa de Windsor. Pero el territorio todavía estaba bajo ataque incesante de los señores e hirieron al caballero Hurd en el proceso, así como al caballero Somm que entro en desorden. Enviaron sus fuerzas disfrazándose por bandidos y quemaron nuestras tierras de cultivo, así como vendieron la gente que capturaron a los traficantes de esclavos. No hay forma de que el territorio pudiera florecer con todas está cosas pasando. Fue en este momento cuando me ofreció una sugerencia. Si estuviera de acuerdo en casarme con él, movilizaría a las tropas para ayudar a la familia de la casa de Windsor a cabo de unir nuestros nombres bajo lazos familiares. He aceptado su propuesta y cuando terminemos la ceremonia de boda, una vez de vuelta en la capital Jigda, la familia Lorf declarará la guerra contra los territorios de los otros cuatro señores. En ese momento, sus ejércitos rodearan a los territorios de los otros cuatro señores y acabaran con la influencia de las cuatro familias, dándole tiempo al territorio de Windsor para recuperarse y reconstruirse.”

La chica continuó charlando con rapidez, al parecer en un apuro para terminar lo que tenía que decir, “Sólo Suzy sabía de mi acuerdo para casarme con él, todos los demás, incluso Lina, se mantuvo en la oscuridad, para que los cuatro señores del territorio no lograran saber acerca de la alianza matrimonial que había formado. Me dijo que sólo tendría éxito si el matrimonio fuera una sorpresa, y que una vez que el matrimonio se anunciara, los nobles de Jigda no tendría tiempo de reaccionar ante el ataque repentino. Una vez que los cuatro señores del terreno hayan sido vencidos, obtendremos la aprobación oficial de la familia real para gobernar sobre los terrenos de manera que ningún otro noble pueda tener voz en el mismo. Con la familia Lorf como respaldo, una tragedia como la que le pasó a mi padre ya no ocurrirá nuevamente en la casa de Windsor.”

Lorist se esforzó por ocultar su asombro ante la delicada planificación de montaje de todo un plan. Su plan inicial era utilizar a los rebeldes para sangrar lentamente a las fuerzas de los otros cuatro señores de territorio y, finalmente, abrumarlos con toda la fuerza del ejército de la resistencia cuando llegara el momento correcto y enviar a un representante de la casa de Windsor para mantener negociaciones de paz con los otros señores. Después de eso, la casa de Windsor sólo tenía que mantener una fuerza militar de élite para defenderse de otras invasiones o ataques en su territorio, pasando un tiempo en la remodelación.

Pero la intervención de un marqués había interrumpido toda la operación y obligado a los cuatro señores del territorio a devolver los derechos gobernantes a los Windsor y con eficacia les obligo a pagarles un favor a la casa Lorf. Después de eso, la casa de Windsor a continuación, añadiría a los soldados rebeldes a sus filas militares para reforzar la defensa de su territorio. Las otras cuatro familias de los señores del territorio anterior, naturalmente estarían enojados por el asunto y el daño causado a sus fuerzas, causaría naturalmente que causaran tantos problemas como pudieran para estropear las cosas.

La situación en el territorio de repente se sometió a un gran cambio: el ejército de la resistencia se había convertido en fuerza de la guarnición del territorio oficial, mientras que las fuerzas de los señores anteriores se habían convertido en las fuerzas rebeldes. Incapaces de hacer frente al cambio repentino, la familia Windsor sólo podía soportar la situación. De repente, el marqués de la familia Lorf desciende como un mesías y propone una alianza matrimonial a la señora de Windsor y la promesa de movilizar su ejército para derrotar a los enemigos de la casa de Windsor y limpiar a las cuatro familias, por lo que dejarían a los territorios sin señorío a la familia real y dividieran la tierra que queda entre las casas y Lorf y Windsor, ganando la casa Lorf tanto un nombre justo, así como hacer un aliado fiel, la familia Windsor.”

¿Iba a matar a cinco o incluso seis pájaros de un tiro? Lorist soltó un largo suspiro en su corazón. Como forastero, el sintió que la familia Lorf pudo haber estado planeando esto desde que la casa Windsor comenzó las operaciones de la resistencia. Habían ido inadvertidamente con el flujo de las cosas y se deslizaron a sí mismos en el calor de la acción y efectivamente se hizo cargo de toda la operación. Era evidente que la familia Lorf tenía más que ganar en todo el asunto. Había mucho más en el personaje del Marqués de la familia Lorf de lo que parece.

Al ver a la chica que pensaba sinceramente que la intervención de la familia Lorf era beneficioso para los Windsor, Lorist de repente se sintió desilusionado. ¿Era está realmente la chica que había amado tanto en el pasado? ¿Fue este el ángel que tenía tan arraigado el fondo de su corazón? Desorientado y vano, todavía estaba sin saber que ella había sido utilizada como un peón de otra persona. Pobre joven señora, ¿Para qué más eres buena, aparte de que no sea tu belleza?

No actúe como si estuviera sacrificando su propia felicidad para entrar en esta alianza matrimonial con la familia Lorf. ¿No es esto lo que querías en primer lugar? Como señora marquesa, estarás colgando alrededor de los gustos de la familia real por dentro y por fuera y estarás por encima de tantos otros en una posición digna de admiración y envidia. ¿No era esta la vida que siempre habías deseado? Oh pequeña ingenua señorita… Esto no te ayudara a consolidar el poder de tu familia en absoluto, ni tampoco la familia que asistes glorificara la reputación de su familia. Confiar totalmente en la familia Lorf es similar a ser utiliza sin saberlo por otra persona y no encontraras nada malo en ello. No hay mejor aliado que usted mismo. ¿Cuándo entenderás este simple hecho, pequeña señorita?

Suspiro, esto no tiene nada que ver conmigo de todos modos, pensó Lorist mientras sacudía la cabeza con pereza. De repente pensó que todo el asunto de romper con ella de manera bastante ridícula. Ahora que finalmente había dejado ir estos pensamientos, se sintió muy aliviado y catarsis, como si hubiera conseguido dejar de lado una gran carga.

“¿Qué pasa, Lorist?” Preguntó la chica con curiosidad después de ver a Lorist sacudir la cabeza.

“No es nada, sólo estoy sintiendo un poco de náuseas después de pasar un mes o dos en el mar. Todavía no estoy acostumbrado a estar en la tierra nuevamente,” dijo Lorist, excusándose. “Oh, ¿Ese hombre es bueno para usted?”

“Sí, lo es,” dijo la chica, asintiendo. “Siento que estoy siendo amorosamente acariciada por él en su abrazo cálido todo el tiempo. Me explica perfectamente todo a mí, a diferencia de ti, que siempre quieres que me dé cuenta de cada pequeña cosa por mí misma. Hablando en serio, Lorist, estar contigo es realmente agotador. Siempre estoy haciendo mucho trabajo, mientras que parece que tú tienes tanto tiempo en tus manos. Siempre resuelves cualquier problema que te han arrojado como si no fuera la gran cosa. Estaba envidiosa de ti por eso.”

“Jeje, eso es porque no eres una tonta,” bromeó Lorist mientras dejaba escapar una suave risa. “Estoy muy curioso por qué su esposa apoyo su propuesta para ti.”

“Oh, ¿Estás hablando de la hermana Fina? Después de haber tenido un aborto involuntario debido a la equitación en algún momento en el pasado, ya no puede tener ningún hijo. Y a ella no le gusta asistir a fiestas para entretener a los otros nobles. Es por eso que ella espera que pueda asistir a las fiestas en su lugar y un día pueda llevar a los descendientes de la familia Lorf.” Dijo la chica con una cara sonrojada.

Ah, ya veo. La primera esposa tiene la intención de utilizarla como una herramienta para tener un niño y entretener a los invitados. Después de la entrega de su primer hijo, apuesto a que ella se ofrecerá para ayudarle a criar al niño, ya que está tan ocupado entreteniendo a los otros nobles en las fiestas e incluso le agradecerá por ello hasta que un día sus hijos ni siquiera la reconozcan como su madre,  pensó Lorist cínicamente.

“¿Por qué dejaste los negocios en la ciudad de Morante y vendiste la tienda y tu mansión?” Preguntó Lorist.

“La devastación causada en el territorio es demasiado grande y de acuerdo con el caballero Somm, no hay un solo edificio que no esté dañado de alguna manera. Para reconstruir la economía del territorio costaría montañas de oro, aproximadamente 10,000 monedas de oro. Además, voy a necesitar preparar algún tipo de dote para el matrimonio, así que actualmente estoy bastante corta de efectivo. Es por eso que ese hombre me animó a vender todo y comenzar mi boutique de nuevo en la capital. Dijo que la capital era su territorio y que se encargaría de todo por mí.” Dijo con una expresión satisfecha.

Lorist casi no pudo resistir aplaudir con admiración ante el plan del marqués. No sólo va a regresar al reino con una belleza en sus brazos, él también ha adquirido la gallina de oro, para sí mismo. Una vez que el negocio se estableciera en la capital, la joven efectivamente seria degrada de ser la propietaria de la empresa a la posición de una trabajadora bien pagada, después de lo cual todos los beneficios de la boutique irían directamente a los bolsillos de la Marques. Lorist sólo esperaba que el marqués no se comiera todo y al menos dejara algo para la joven señorita.

“Entonces, ¿Por qué has venido hoy? ¿Seguramente no a verme por última vez? Voy a mover mis cosas mañana puesto que ya vas a vender el lugar. No hay nada más aquí, que nuestros recuerdos juntos.” Lorist se dio cuenta de que estaba siendo demasiado rencoroso con la chica. Incluso si le decía lo que pensaba, probablemente no se escucharía de todos modos y pensar que sólo estaba siendo celoso y tratando de causar discordia entre ella y el marqués. Olvídalo, las personas tienen sus propios destinos. Mi encuentro con ella fue solamente como dos estrellas fugaces pasan uno a lado del otro, dejando atrás nada más que un sendero de distintos recuerdos juntos.

“Entonces, ¿Qué si quería verte por última vez? Yo he estado enamorada de ti por más de cuatro años después de todo. Mientras que me has decepcionado, yo no te olvidare. Usted es siempre así, inquebrantable e implacable una vez hayas tomado tu decisión. ¿Todavía no sientes nada por mí? ¿No vas a decir nada para que no me vaya? Desde la ruptura, es como si hubieras perdió todo interés en mí, de repente. Sé que me odias y no me puedes perdonar porque todo esto era por mi propio beneficio. Pero aun así quería verte por si acaso nunca nos volvemos a encontrar…”Dijo la chica mientras levantaba la voz, enojada por lo que acababa de decir Lorist.

Si hay algo en que es buena, es su expresión implacable y abierta de cómo se siente.

“Suspiro…” Levantándose, Lorist continuó: “¿No habría sido mejor recordar nuestros buenos tiempos? Realmente no hay un punto para reunirnos sólo para terminar discutiendo…”

“Ahí está. Quiero verte, abrazarte y besarte antes de irme. Sé que te he hecho mucho daño y aprecio todo lo que has hecho por mi familia sin pedir mucho a cambio. Te conozco se que darte dinero no sería más que un insulto para ti, así que te traje algunos manuales de fuerza de combate en su lugar. Espero que sea capaz de ayudarte a romper.” Dijo la chica mientras abría el cajón de la mesa y sacó cinco manuales de alto rango de Fuerza de Batalla. Luego se dio la vuelta y abrazó Lorist, enterrando la cabeza en su pecho.

“¿Me puedes abrazar y besar por última vez?” Preguntó la chica con los ojos cerrados.

Lorist solo sonrió de manera amarga. Esa chica no sabía que esos manuales no le serían de ninguna ayuda para él. El dinero sería mucho más útil para él en este caso.

“No se olvide que usted es la esposa del marqués ahora.” Lorist le recordó.

“El matrimonio todavía no está oficializado, así que sigo siendo una persona libre.” Respondió ella.

¿Seriamente? Que está mal con ella…

“De ninguna manera, no quiero hacer un hábito besar a amantes de otras personas.” Dijo Lorist firmeza.

“Lorist, vamos… Déjame pasar la noche contigo, ¿De acuerdo? Por los viejos tiempos…” Dijo la chica mientras tiraba con fuerza de la cintura de Lorist, negándose a soltarlo…

“¿Crees que el Marqués que está de pie justo delante del edificio puede esperar toda la noche? No me importaría dejar un último recuerdo contigo esta noche, pero parece ser que está bastante impaciente.” Dijo Lorist mientras miraba el carruaje de caballos estacionado en la entrada del edificio y el Señor Marqués estaba dando vueltas alrededor del carruaje mientras miraba hacia la ventana del tercer piso de vez en cuando, en lugar de entrar en la sala de recepción para esperar Wenna.

“¡Pffft!” La chica rompió en risas al instante y rápidamente robó un beso de los labios de Lorist. Aflojando sus brazos alrededor de él, ella dijo, “Muy bien, nos hemos encontrado, abrazado y besado. Ya estoy satisfecha. Adiós, Lorist.”

Sus pasos rápidos sonaron mientras bajaba las escaleras, y poco después, el sonido del carruaje marchándose se desvaneció lentamente.

Sentado en la silla, Lorist esperó un buen rato antes de decir, “Els, ¿Cuánto tiempo piensas esconderte allí?”

 

 

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias y felicidades por ponerte al dia con dantenovels!