BEM – Capítulo 230

Modo Noche

Capítulo 230 – Los Regalos de Elsid (2)

 

Fue esa noche.

Los comandantes de Meltor, que habían estado descansando en sus habitaciones, fueron escoltados a algún lugar por los caballeros. El destino no parece ser un lugar público como la sala donde se llevaron a cabo ejecuciones. Cada vez que tomaba un paso, las sombras alargadas y su conjetura fue probada como correcta.

Theodore, Orta, Vince, y Bors tomaron sus propios caminos y pronto llegaron al mismo lugar.

“Lo siento por hacerlos venir tan tarde en la noche.” Efectivamente, el demacrado Elsid estaba esperando en una habitación secreta.

Eso no era todo. Desde el marqués Piris a Baek Jongmyung que se había convertido en el marqués de Atron, todos los colaboradores cercanos del rey estaban presentes. Estas eran las personas que podrían llevar a la próxima generación del reino Soldun. Era un grupo demasiado grande para vaciar halagos o regalos.

Si es así, ¿hay otra razón? La frente de Theodore se arrugó cuando entendió el significado. Si todos los líderes estaban reunidos, esto significa que es más que simplemente decir “gracias” a Meltor.

Las condiciones eran normales, por lo que no era fácil pensar en una respuesta. En tal caso, quería decir que no había suficientes indicios para llegar a una conclusión aún, o que la mano preparada por la otra parte era sin precedentes.

¿Para qué los llamó Elsid exactamente?

Cuatro pares de ojos se voltearon a Elsid, y él levantó su mano derecha ya que había estado esperando por este momento. Entonces uno de los caballeros de pie detrás de él desapareció en un pasaje secreto. Luego la firmemente cerrada boca de Elsid se abrió, “La historia completa comenzará después de que ‘eso’ sea sacado… pero voy a decir un par de palabras antes de eso.”

El joven, que se había convertido en rey, miró a su alrededor con ojos dignos, y habló con un rostro mucho más solemne que antes. “En primer lugar, me gustaría expresar mi profundo agradecimiento por la ayuda de Meltor. Ustedes tienen sus propios intereses, pero eso no cambia el hecho de que nos ayudaron. Mientras este cuerpo mío esté en el trono, piensen en nosotros como sólidos aliados.”

“Gracias por las palabras de su Majestad.”

“Pero soy muy consciente de cómo las palabras pierden su importancia cuando se trata de las relaciones internacionales. Así que, he preparado mi propia sinceridad.”

En el momento en que Orta estaba a punto de responder…

“Su Majestad, aquí está el pecador.” El caballero que había desaparecido en el pasaje secreto hace poco tiempo regresó tirando de una gran cadena. El sonido metálico hizo eco en el espacio confinado, pero nadie se quejó del ruido. Fue debido a que el tema era más importante que las cadenas.

“¡Esto…!”

“¡Cruzado!”

Vince y el vizconde Carter gritaron primero.

Era la espada del reino Lairon, el Cruzado Ruben.

El paladín que habían sido capturado en las Llanuras Babarino ahora apareció ante ellos. Ambas de sus piernas habían sido cortadas y no fueron tratadas, mientras que las gruesas cadenas envueltas alrededor de sus brazos y pecho parecía que podría ser utilizadas como un ancla de un barco de vela. Algo había sido colocado en su boca para evitar que él recuperara su poder divino. Estaba hecho de tendones de ogro que incluso una ballena asesina encontraría difícil de masticar.

Elsid lo miró con fríos ojos y ordenó, “Libera sólo su boca.”

“Sí, su Majestad.” Con un guantelete de hierro, el caballero sacó la cadena, que estaba hecha de tendones, de la boca de Ruben. En el proceso algunas partes de los labios de Ruben se rompieron, pero nadie reprendió al caballero.

La sangre goteaba de su boca. Ruben se frotó la boca y habló por primera vez en casi una quincena, “*¡Tos! ¡T-tos!* ¡M-maldita sea, *tos*!”

Su saliva estaba seca y sus labios estaban rotos. Aún así, las heridas ya estaban comenzando a sanar. Ruben miró a los representantes de Soldun y Meltor, y habló con una expresión distorsionada, “¡Son peor que los perros! ¿Lo saben? ¿Cuánto tiempo pueden mantenerme como prisionero? ¡Yo, Ruben, nunca olvidaré la humillación de hoy!”

Orta que escuchaba callado de repente miró a Elsid y dijo: “Su Majestad.”

“Lo permitiré.”

¿Permitir que…? Mientras la multitud parecía confundido, Orta pateó la barbilla de Ruben. El sonido de su mandíbula rompiéndose sonó.

“Keoook…”

Por supuesto, los huesos se recuperarán pronto, pero Ruben dejó de hablar. Fue porque la violencia de Orta había llegado sin previo aviso, y Ruben temía la habilidad de Orta de llevarlo a un solo lado. Por encima de todo, no había intención de matar procedentes de detrás de la máscara blanca. La misteriosa aura de Orta era una grave amenaza.

Elsid levantó la mano de nuevo para detener a Orta y dijo, “Cruzado Ruben.”

“… ¿Qué pasa?” Ruben era como un perro rabioso que había ganado buen comportamiento después de ser castigado. Los ojos de los oficiales de Soldun se arrugaron, pero no hicieron nada.

Elsid simplemente sonrió y miró hacia abajo a Ruben que estaba debajo de él.

“¿Has oído hablar a su Santidad? He oído que los cruzados de la orden sagrada de Lairon pueden oír sus palabras en cualquier momento.”

“Hah, sus ojos y oídos no están lejos de aquí.” Ruben se rio y lleno de color sus mejillas cuando oyó las palabras de ‘Su Santidad.’ “Él dijo que iba a ser benevolente. Si me liberas ahora, así como cortar las extremidades de ese bárbaro y enviarlas a Lairon, reconocerá tu corona.”

“Hoh, ¿realmente?”

“Sí. Renuncia a la ilusión de la comunicación con la tierra de los bárbaros y se bautizado por Lairon. Luego Lairon y Soldun serán capaces de convivir pacíficamente.”

Ruben era demasiado arrogante para un preso, pero el reino de Lairon era difícil. Esto no terminaría aquí si Elsid asesinaba al cruzado.

A diferencia de los maestros normales, la orden sagrada era capaz de cubrir la vacante de un cruzado después de una cierta cantidad de tiempo. El verdadero poder de los soldados, barbaros, y paladines de la orden sagrada nunca había sido revelado. Ruben estaba actuando de esa manera, porque él sabía que Soldun no podía permitirse otra guerra después de su guerra civil.

“Convivir pacíficamente…” Elsid murmuró con un gesto de burla.

Se convertirían en un afluente y tienen que hacer las ‘donaciones.’ Sólo el nombre de ‘Lairon’ lo hacía enfermar. Estas asquerosas donaciones eran para ser empaquetadas como ‘¿paz?’ Gracias a Ruben, Elsid fue capaz de tomar una decisión sin dudarlo. “Sir Orta.”

“Sí.”

“Este es el presente que yo—no, el reino Soldun ha preparado para usted”, Elsid habló firmemente cuando levantó su mano izquierda.

Al mismo tiempo, hubo un destello dentro de la habitación.

*¡Puok!* Para ser precisos, una hoja perforó la parte de atrás de la cabeza de una persona. Ruben no lo entendió incluso en el último minuto cuando él se derrumbó en el suelo. Su cerebro, donde su divino poder había sido almacenado, fue destruido. El cerebro era el lugar donde el alma rondaba, por lo que incluso un ser inmortal sería gravemente herido. Sin duda, la mitad de los cruzados no sería capaz de soportarlo.

“Su Majestad.”

A la mirada cuestionante de Orta, Elsid se encogió de hombros y agregó, “Yo no lo dije de antemano, pero todos los prisioneros han sido ejecutados. Con esto, somos completamente enemigos de Lairon.”

“… ¿Qué significa eso?”

“Como un país religioso que no reconoce la magia y se pega a Andras, el reino Lairon no puede coexistir con ustedes. Por supuesto, somos más débiles que Lairon, pero a Soldun le gustaría formar una alianza con Meltor.”

La mente de Orta se movió rápidamente. Era natural que Lairon se uniera a Andras, y Meltor necesitaba tanto poder como sea posible. Tenían una alianza con Elvenheim gracias a Theodore, y también estaban en negociaciones con Austen. La tierra de guerra de Soldun era un poco escasa, pero la flota de la costa del reino no podía ser descuidada.

“Voy a hablar con Mi Señor positivamente acerca de esto.”

*Suspiro*, gracias. Yo apenas he logrado detenerme a mí mismo de pisar sobre el acantilado.”

No era una exageración. Si Orta rechazaba esta oferta, Soldun no tenía lugar en el Continente Central. Eran los enemigos de Lairon y su poder se debilitó debido a la guerra civil.

Sin embargo, ¿qué si Soldun unía manos con el otro reino? En tan sólo un par de días, las acciones de Orta de derribar 11 fincas ya se había propagado a través de la región central. Ninguna nación golpearía preventivamente con su nombre adjunto al reino Soldun.

Luego Elsid volvió su mirada hacia Theodore. “Sir Theodore.”

“Sí, su Majestad.”

“Fue a través de la posibilidad de que yo, afortunadamente, hice una conexión con usted. Está claro que si no fuera por la relación con el Señor Baek y su hijo, el apoyo de Meltor no hubiera llegado a tiempo. Tu impresión de mí en la primera reunión probablemente no fue muy buena, pero estoy realmente agradecido de que hayas respondido a mi llamada.”

“Yo no merezco esas palabras.”

Elsid sonrió e hizo un gesto al caballero detrás de él de nuevo, que luego sacó un bastón envuelto en tela. El bastón era como una lanza o una caña, y era difícil saber su propósito.

‘Si lo miro con visión de rayos X… ¿eh? ¿No funciona?’

Los ojos de Theodore se sacudieron después de usar Ojo de Halcón, que era un poder que había obtenido a partir de la absorción de un artefacto. Sin embargo, había evolucionado a ser varias veces más potente de lo que había sido originalmente. Por otra parte, esta magia de visión era complementada por sus siete círculos y las dos divinidades.

Sin embargo, Elsid no dio ninguna explicación sobre el objeto cuando le quitó la tela.

“Ah…” Una extraña expresión apareció en el rostro de Theodore, cuando lo vio.

Fue debido a la presencia azul viniendo del palo, que era de menos de 2 metros de largo, hizo hormiguear su piel. Sea una bendición o una maldición, una increíble cantidad de energía estaba contenida en la caña.

“Este es un artefacto transmitido a través de la familia real de Soldun. Se llama el ‘El Asta de la bandera del Rey’.'”

Se dice que un rey había cruzado el océano y estableció un reino en un rincón del Continente Central. El nombre del ‘Rey Ola’ era Okeanos.

Algunos han especulado que era del Este, mientras que otros lo adoraban como un humano divino que había caído de los cielos. Las obras que él había hecho durante su vida fueron tan maravillosas que era difícil pensar en él como un ser humano ordinario.

Protegiendo al país mediante el control de las duras corrientes marinas en aguas cercanas, mitigando los daños por inundaciones que se produjeron varias veces al año, o alejando un malicioso dragón del mar…

El rey de ese reino evidentemente había sido un maestro de espada, o gran mago, un misterioso héroe cuyas historias estaban siendo transmitidas. Además, de acuerdo a Elsid, esta era la primera asta de bandera que el Rey Ola había utilizado para colgar su bandera.

Theodore quería tenerla, pero él le preguntó antes de eso, “¿Está bien darme un objeto histórico?”

“Bueno, normalmente está prohibido.” Elsid sonrió y señaló al asta de la bandera. “Pero el Rey Ola dijo que algún día una persona calificada llegaría para tomarla. La prueba es que está brillando de azul ahora. Tan pronto como pensé acerca de usted, comenzó a emitir esta luz.”

“Aún así…”

“Todos están de acuerdo. De todos modos, esto fue utilizado como una decoración, por lo que es varias veces más útil dárselo a nuestro benefactor.”

Theodore no podía negarse. Así que, cortésmente extendió sus manos y aceptó el Asta de la bandera del Rey. Un fresco poder se filtró en las palmas de sus manos. A diferencia de la sangre de Aquilo, éste se sentía frío y refrescante como las olas del mar.

Valoración. 

Instintivamente lo utilizó como siempre, pero de repente—

[¡Por favor tenga en cuenta! ¡El artefacto divino está dañado!]

 

[Sólo puedes ver parte de la información con Valoración. Podría ser dañado aún más si tratas de obtener más información.]

 

[+28 —dente de —- (Artefacto Divino)]

 

[El dios del mar, – – – –  es su tesoro. Todos – los seres apuñalados por ello, una persona atascada por esto ― se convertirá en extremadamente vulnerable. La divinidad de —-, y no ejercerá su poder, a menos que la persona posea una correspondiente divinidad. ——

* La calificación de esta mágica herramienta es ‘—.’

* No puede ser visto.

* No puede ser visto.

* No puede ser visto.]

Esta era la primera vez que había visto una ventana de información como esta.

¿Q-qué? Los ojos de Theodore se ampliaron con confusión, causando que Gluttony reaccionara a sus emociones y despertara. ¿Qué sucedió que hizo que el Usuario despertara a Gluttony? Gluttony bostezó un par de veces antes de mirar hacia fuera.

– … ¿¡Huh!?

¡Ah, qué sorpresa!

Theodore estaba asustado por el grito de Gluttony y se sorprendió, pero no escuchó. Gluttony estaba mirando el Asta de la bandera del Rey con una expresión extraña. Theodore notó su mirada y le preguntó, ‘¿Qué? ¿Conoces esa asta?’

– Por supuesto, Gluttony habló fuertemente. – El dios que gobernaba sobre los océanos, el tridente de —-. Maldita sea, no puedo decir el nombre. ¿Aun estoy restringido por causalidad?

“Espera un minuto, ¿eso es un tridente?’

– Eso es correcto. No sé de donde están los extremos, pero esto era originalmente un tridente. Era un tesoro que podría provocar olas sólo con apuñalar una vez.

Entonces Gluttony se dio cuenta de algo mientras explicaba a Theodore.

Estaba el contrato con Dmitra, que se convirtió en un antigua elemental, así como la bolsa de Aiolos que había sido retirada de la Biblioteca. Ahora, a Theodore le entregaron un tesoro divino por un descendiente que no conocía su valor.

Sólo había un paso restante hasta que las cuatro concepciones del mundo estuvieran completas. Si el último remanente de fuego de la divinidad en esta edad entraba en manos de Theodore, él ya no sería un mortal.

Gluttony sintió agonía y ansiedad debido a que no podía alegrarse por este hecho, pero esas emociones pronto se desvanecieron. No importa que estaba involucrado, el rol de Gluttony era guiar el avance. Sólo una pregunta quedaba.

– ¿Cuál es tu intención, Prometeo?

Era un monólogo que nadie podía entender todavía.

Descarga:
<