THW – Capítulo 15

Modo Noche
Capítulo 15 – PRIMERA CAÍDA
     Como lo esperaba nos ha separado, pero tomo su tiempo.
     Ahora que estoy solo será mejor ser cuidadoso, espero que ella haga lo mismo, aunque no pareció escucharme mientras le hablaba, todos los jóvenes son iguales a fin de cuentas, impulsivos y renegados a seguir consejos ya veremos si llega al castillo.
     Muy bien, aquí viene la primera tanda, ¿que será en primer lugar?
     El crujir de las hojas lo rodeo para luego detenerse, un siseo vino desde atrás amenazador, con la velocidad del rayo desenfundo el arma de la cintura y disparo en la dirección del siseo, las hojas a su alrededor cobraron vida nuevamente, con esto dedujo que solo era un enemigo y que era realmente grande.
     Se quedo quieto esperando ver por donde debería atacar ahora, aguardo en silencio por una pista. El bosque en esta ocasión estaba a su favor, las hojas delataran la posición de cualquier enemigo, solo debía estar atento, es una de las ventajas  y razones por las cuales le gusta estar solo.
     El sonido era envolvente describía círculos cada vez más pequeños acercándose siempre un poco más, y justo cuando calculo que vería a que se enfrentaba el sonido paro, las hojas se quedaron quietas en todas las direcciones…
      La experiencia es el don más grande que puede tener alguien de avanzada edad, le permite sobrevivir a situaciones que alguien sin ella podría terminar mal. Siendo un gran hombre experimentado Alfredo levanto la vista inmediatamente y al no ver nada en el cielo busco una roca o raíz suficientemente grande para montarse en ella y cubrir las debilidades en ese momento que serian arriba y abajo.
      Pero ¿que clase de situación te prepararía para esperar el ataque de una cobra voladora? ¿Que clase de persona esperaría a una cobra voladora?
      Pues no importa mucho estas preguntas pues aunque no las esperaba ninguna de las dos, igualmente detuvo el ataque poniendo un cartucho pequeño de acero impulsado por el disparo de un arma volviendo todo a normalidad aun así aguardo un poco por si eran más, pero ni un sonido, siguió su camino entonces cuando escucho mas pasos que esta vez lo rodearon rápidamente.
      Estos eran menos sigilosos que los primeros además era un montón, al igual que el primero formo un circulo a su alrededor, pero esta vez no se cerró gradualmente sino que escucho truenos de todos lados.
      Sentía su cuerpo algo cálido, la sangre brotaba de las múltiples heridas que tenía por todo el cuerpo, perforaciones recibidas sin oportunidad de defenderse, pues no era un animal esta vez, o tal vez si, el animal más grande de todos…
     Fue emboscado por los cazadores y fue cazado, ahora su cuerpo sentía el frio de la tierra entumeciéndole la quijada y escuchaba pasos alejarse sin siquiera molestarse en revisar si hicieron bien el trabajo…
     Jóvenes  descarados… dejarme aquí tirado…
      Las cosas perdían nitidez y poco a poco los parpados se fueron volviendo muy pesados, dejo caer su mano al suelo porque no podía sostenerla, pero no sintió el frio en el brazo, todo se volvió negro antes de que el llegara a tocar tierra alguna.
Descarga: