THW – Capítulo 16

Modo Noche

Capítulo 16 – SEGUNDA VEZ

 

Tanto rencor, tanto dolor, tanto sufrimiento causado por ese ser.

Ojos secos sin llama de vida, oscuros e infinitos, no dejan ver a través de ellos, todos los músculos del cuerpo prensados como si viviera listo para atacar, las manos crispadas y con la mente vacía.

Un ser así en una recamara tan linda, tan pacifica, tan pura, completamente blanca.

 

  • – ¿Por qué tanto rencor contra mí?
  • – No es rencor, es asco.
  • – ¿Por qué tanto asco hacia mí?
  • – Siento asco por cómo eres, por lo que has hecho, por cómo te comportas.
  • – ¿Por lo que soy, lo que hago y como lo hago? ¿Qué sabes tú de mí?
  • – Se lo que necesito saber, y no dejare que vuelvas a la superficie, no volverás a tener el control y destruirlo todo.
  • – Me subestimas, puedo tener el control cuando yo quiera, total ya me dejaste una vez…
  • – Eso no volverá a pasar, no dejare que lastimes a nadie más.
  • – Era ella o tú.
  • – Ella es muy importante para mí, vale mi vida y muchas más.
  • – ¿Qué sabes tú? Alguien sin corazón nunca podrá entender mis sentimientos.
  • – ¿Para que necesitaría tener o entender sentimientos que acabaran con mi vida, para que proteger a alguien que no me protegería, para que querer a alguien que no me quiere?
  • – Ella si me quiere, si me protegería y sobre todo también daría la vida por mí.
  • – .. los humanos pensando que sus vidas de verdad son tan importantes… solo son otra especie más… tu vida vale lo mismo que la de una cucaracha… la de ella también… ¿cuantas veces no has matado una cucaracha por solo pasarte por el frente? ¡Porque no hacer lo mismo con todas las vidas que se cruzan en mi camino!
  • – ¡Eso es una completa locura!
  • – Eres basura, todo lo que te rodea es basura… la basura debe quemarse para que no contamine el ambiente… da tu vida por lo que tanto quieres y muere en las llamas que tu estúpida forma de pensar está creando y vuélvete cenizas junto con tus querencias…

 

Las llamas crecieron de forma espontánea a mi alrededor escombros cayendo desde lo alto por todos lados, el calor abrazándome desde adentro, gritos de auxilio a lo lejos…

Me hago camino entre los pedazos de techo incendiados y las paredes caídas hasta llegar al pie de las escaleras que dan al nivel superior, los gritos están cada vez más cerca, sin pensarlo dos veces subo al siguiente piso.

Mi pequeña hermana esta rodeadas en llamas, la cargo en mis brazos y con dificultad salimos de su habitación, toce mucho, ha tragado mucho humo, debo sacarla de aquí rápidamente sin dejar que nada malo le suceda.

 

  • – ¿Hermano, dónde vas?
  • – Quédate aquí pequeña, mama todavía está adentro, voy a ayudarla a salir.
  • – No vayas…
  • – Debo ayudarla, espérame aquí Meg.
  • – Yo voy contigo…
  • – ¡Que te quedes aquí Megan! Ya vengo…

 

Entro de nuevo a la casa, madre estaba conmigo en la cocina…

Abajo de una viga y sin conocimiento estaba tirada…

La saco a duras penas y llevándola en mis hombros la saco lentamente hacia el jardín poniéndola junto a mi hermana que estaba sentada llorando viendo nuestra casa derrumbarse entre llamas…

 

  • – Como quisieras que la historia fuera así…
  • – Ya para… eso no fue mi culpa…
  • – ¡Ja! ¿No fue tu culpa que la casa estallara en llamas, que la pobre Megan tragara humo por dos horas y media por ser olvidada en su habitación, que tu madre estuviera en terapia intensiva durante los siguientes dos meses, que las deudas llegaran al cielo con las reparaciones que debieron hacerse, que tu pobre hermana le tema al fuego de tal manera?
  • – ¡No lo fue!
  • – ¿¡NO LO FUE!?
  • – ¡Yo no podía evitarlo! Yo no podía… no podía… yo no podía controlarte…
  • – ¿Y qué tengo que ver yo en eso…? Tú fuiste el que esparció la gasolina, el que cerró las puertas, las ventanas, abrió las hornillas, y por ultimo… ¡¡¡Tú fuiste el que dejo a su familia dentro de esa casa antes de prenderle fuego!!!
  • – ¡Fuiste tú! ¡Tú me obligaste!
  • –  Vaya, vaya… conque esas tenemos… nuestro querido protector de la paz… nuestro salvador de vidas… nuestro “HEROE” resulta ser esta clase de persona…
  • – No dejare que te salgas con la tuya, he dejado muchas cosas atrás, he perdido muchos momentos, he dejado lo que quedo de mi familia solo para acabar contigo…
  • – ¿Y qué te hace pensar que podrás acabar conmigo?
  • – .. no acabare contigo… eres yo… parte de mi… seré más fuerte que tú y estarás bajo mi control ¡este es mi cuerpo, no el tuyo!
  • – Muy bien… muy bien… ahora veamos que más hay por aquí…

 

Todo oscureció, crecieron arboles encerrándome en un valle, encerrándome en el valle donde estaba el lector… una chica aparece se acerca bajando por las rocas del pequeño estanque…

 

  • – Que aburrido… vamos un poco más rápido…

 

Como si fuera una película todo comenzó a moverse mucho más rápido, ella se acerca a mí, me habla, no la entiendo porque mueve los labios muy rápidamente… señala hacia un punto en el bosque, veo y es una entrada… eso no estaba allí… una niebla llega de las orillas del valle y cubre todo el suelo… ella se asusta… un montículo de niebla se levanta tras ella… cae… caigo… todo se va a negro…

La imagen vuelve lentamente… ella está en el lago… es arrastrada… voy a ayudarla… ella sale del lago repentinamente… luego otra… ¿criatura…? no sé qué vi… pero ahora esta una mujer… ¿dónde estoy yo? aun no salgo del lago…

 

  • – Quizás más rápido… me duermo… siguiente escena…

 

Estoy en la tienda, vendado hasta las narices, la chica nueva está conmigo… sale… hay una tercera mujer… ahora pelean… la chica es vencida en un instante…estoy levantándome de la tierra ¿cuando llegue allí? La chica está al lado mío… esta como si nada… ¿qué estoy diciendo? Elissa… será la primera chica… donde estará, o ya llego…

 

  • – Un poco más… esto es un fastidio…

 

Estoy corriendo de la mano con la chica del valle… llegamos a la pared… subimos… todo comienza a andar normalmente otra vez…

 

  • – Humano, viene por ti… si no sales morirán inocentes ¿Acaso eres escoria normal y egoísta como todos?

 

La voz de otra mujer…

 

  • – ¡Qué mal por las chicas, morirán por un cobarde que a la final morirá también!

 

¿Qué está pasando… no entiendo? A mi lado estaba el ser despreciable que era… yo en tiempos pasados, se atrevía a hablarme otra vez…

 

  • – Te lo explicare, vaya que si eres un fastidio… en toda la eternidad es primera vez que tengo que hacer esto dos veces con el mismo ser…
  • – ¿Dos veces? Ni creas q…
  • – Oh ya cállate y escucha… no soy lo que crees… no soy ese estúpido ser que escondías en tu interior… alguien patético si me preguntas… ya el cayó ante mi… tu no podrías con él ni en un millón de años ya que tú también eres patético… lo que estás viendo ocurrió anoche y tu triste mente no puede recordarlo, eres tan fácil de manipular que hasta me das lastima, lo que estás viendo es lo siguiente… Elissa es la que está arriba, ella y la otra chica, la que está a punto de morir abajo te ayudaron, hicieron un poco más que eso… salvaron tu patética vida, tal como sueñas poder hacerlo tu algún día…
  • – ¿Se supone que me crea todo eso?
  • – En tu pecho esta la prueba ¿quieres poder? ¿quieres salvarlas? O tal vez quieras fallar como lo hiciste con tu familia antes…
  • – No fallare nunca más… no necesito tu poder para hacerlo…
  • – Te crees muy listo… estas a diez metros de altura, una mujer esta medio muerta abajo y la otra va a morir pronto, y tu crees poder contra aquella que te esta amenazando ¿de verdad estas poniendo tu orgullo antes que tu razón? Eso es lo que valen la vida de aquellas que te salvaron para ti… ¿algo tal nulo como lo es tu orgullo?
  • – Tu eres yo… ¿qué te hace pensar que podrías serme útil?
  • – ¿Que yo soy tu? Me vuelves a comparar contigo escoria y morirás al instante, yo soy Hotby dragón celestial de los tiempos.

 

Mi yo alterno, ese ser que suele molestarme con palabras perturbadoras se destrozo en el aire para dejar en su lugar un gigantesco dragón negro.

 

  • – ¿Me parezco algo a ti insecto?

 

Mis palabras no salieron por más que lo intente…

 

  • – Ahora has llegado al limite de mi paciencia, no había tenido que repetir esta pregunta dos veces antes y no pienso  volverlo a hacer así que pon atención.

 

La tensión en la atmósfera era pesada… sentía el mundo en mi espalda literalmente…

 

  • – ¿Quieres mi poder? A cambio tendrás que ayudarme en una tarea…
  • – ¿Que tarea?
  • – ¿QUIERES MI PODER O NO?
  • – Quiero poder salvar a las personas que quiera…
  • – Que estupidez… ultima vez… ¿QUIERES MI PODER O NO?

 

Ese no era yo, era algo peor, no creo en nada de lo que vi… no se si es verdad lo que dice, pero si es capaz de matarme y debo seguir mi viaje, no puedo morir aquí… que podría perder…

 

  • – Si lo quiero…

 

Nuevamente estábamos en la habitación blanca, estaba yo parado frente a mi yo alterno, frente al asesino de mi vida… frente al yo que debía superar…

 

  • – No te precipites… ya te dije que lo acabe yo por ti… tómalo como un regalo de bienvenida.
  • – ¿Bienvenida a donde?
  • – Al nuevo huésped de Hotby… mi nueva casa…
  • – ¿Cuantas alucinaciones tendré hoy… cuando volveré a la realidad?
  • – Ya aceptaste mi poder ayer… y ya lo reafirmaste hoy… ahora esta es tu realidad
  • – ¿Si lo que dices es verdad entonces eres un dragón… por qué sigues usando esa imagen?
  • – Porque te molesta… te hiere…

 

Era detestable… ¿debo ser siempre tan liberal al imaginarme las cosas? Bueno supongo que me entretiene…

 

  • – No hay cambios en mi ¿donde esta el poder que me darías…?
  • – Ya lo tienes, pero necesitas a la chica que estuvo contigo en la casa… debes averiguar su nombre…
  • – No se donde esta…
  • – Tras esta puerta…

 

A su lado apareció una puerta de madera igual que la de la casa, intento pasar y esta cerrada, entonces apareció una nota pidiendo que escribiera mi nombre para poder pasar…

 

  • – Escribe el mio… ahora eres yo… acostúmbrate…

 

Con mal sabor en la boca por aquel ser escribí en la hoja “HOTBY” y escuche como se quitaba el seguro de la cerradura, abrí la puerta y salí…

La luz se restableció al momento en que salí, las puertas de las habitaciones estaban cerradas y en perfecto estado, excepto por la mía que estaba abierta, pero solo abierta, me asome y todo adentro estaba en orden.

Entre cerrando la puerta tras de mi, me asome a la ventana y todo estaba oscuro con un cielo iluminado por millones de estrellas y una luna que era tapada por una inmensa nube.

Todo era muy extraño en aquella cabaña, no entendía nada de lo que allí pasaba y además todo lo que imaginaba y que sentía vivir en carne propia era increíble…

“Cállate y vete a dormir… no imaginaste nada”.

Descarga:
<