SDG – Capítulo 108

Modo Noche

Capítulo 108 – ¡Una vez más!

El resultado del torneo estaba fuera de la expectativa de todos.

Los que habían realizado apuestas de que Qi Zimo ganaría perdieron todo su dinero. Liang Nine era uno de ellos. Sentía dolor en su corazón. Se odiaba por venir a la competencia de alquimia de este año. Se odiaba por tener mala suerte y el contrato de Ye Zifeng.

Ye Zifeng y Liu BingQian fueron tratados como el caballo negro al entrar en la segunda ronda. No sólo se convirtieron en campeones, hicieron un nombre por sí mismos. Ellos ganaron la gloria para la Ciudad Leizhou.

También habían recibido un medallón de paso de la Secta Profunda. Con esto, se han abierto otro sendero en su camino de cultivo!

Después de que terminó el torneo, Hua Shao se escabulló sin que nadie lo notara después de perder toda su cara. Él se apartó al igual que Liu BingQian hizo en el pasado.

Por otra parte, Liu BingQian se tomó el sol en la gloria. Ella no fue ridiculizada por los demás como antes. Ella estaba de pie siendo el centro de atención, recibiendo elogios.

Al mismo tiempo, Qi Zimo apretó los dientes y se acercó a Ye Zifeng. Tenía una expresión muy oscura y apretó sus manos.

Liu BingQian tenía miedo de que Qi Zimo trataría de pelear con Zifeng e inmediatamente se puso en medio de ellos. Luego miró con frialdad Qi Zimo.

“Qi Zimo. ¿Qué desea? La competencia de alquimia ha terminado. ¿Por qué no vuelve a la Ciudad Lingfeng? No trate de hacer nada que deshonre a su Ciudad.”

Ella sabía que Qi Zimo estaba en la cima Refinador de Qi. Si él realmente quería luchar con Ye Zifeng, Ye Zifeng no será capaz de hacer algo.

El siervo de la espada incluso Qi Zimo quería ahorrar algo de cara y de inmediato se dirigieron hacia adelante, “Maestro. Deberíamos irnos. Vayámonos, no hay que causar ningún problema… ”

Qi Zimo se dio la vuelta y miró con ferocidad su sirviente espada, le hiso una seña para que se callara.

Cuando Qi Zimo miró hacia atrás, ni siquiera miro a Liu BingQian y directamente miro a los ojos de Ye Zifeng, “Después de cumplir los doce años, nunca he perdido en la alquimia con alguien de la segunda generación. Usted es el primero en derrotarme.”

Ye Zifeng sonrió, mostrando que en realidad no le importa.

“Siempre hay alguien mejor que tú. Pude vencerle el día de hoy, pero mañana tal vez alguien más vaya a ganar.”

La boca de Qi Zimo se torció. No podía decir nada en contra…

“Está bien. En el pasado, pensaba todo el tiempo mientras estudie con diligencia el dao de la alquimia, ‘puedo continuar refinando píldoras increíbles y ser el mejor’. Sin embargo, ahora por fin entiendo que siempre habrá alguien mejor en alguna parte. En cuanto a la Formación de la Píldora Absorción de Espíritu, He leído cada libro con respecto a la alquimia en la Ciudad Lingfeng y nunca he visto algo así antes. Ha abierto mis ojos.”

Ye Zifeng sonrió, “Entonces, ¿qué quieres? No se ve como si quisieras ser mi amigo y hablar del dao de la alquimia, sin embargo.”

“¿Ser amigos?” Qi Zimo sacudió la cabeza, “Tengo mi tiempo limitado. He venido aquí para hacer una cita con usted. El siguiente semestre, voy a ir a estudiar la alquimia en otro lugar. ¡Cuando vuelva, quiero tener otro encuentro con usted!”

“¿Estás diciendo que deseas tener un concurso de alquimia conmigo en medio año?” Ye Zifeng mantuvo la sonrisa en su rostro.

“Así es. ¿Se atreve?” Las palabras de Qi Zimo tenían una pizca de arrogancia. Cuando perdió contra Ye Zifeng, no se sentía como si hubiera perdido porque sus habilidades eran ineficientes. Quería golpearlo y recuperar su orgullo.

Cuando Liu BingQian escucho que Qi Zimo solamente quería tener enfrentamiento de alquimia, se calmó un poco y dio un paso atrás para que los dos pudieran hablar cara a cara.

Ye Zifeng rió. Estaba demasiado débil en este momento y no podía usar alguna de sus habilidades. En el futuro, la distancia entre sus destrezas no hará sino crecer. En esta competencia Qi Zimo fue el que tuvo la mayor oportunidad de vencer a Ye Zifeng. Sin embargo, Ye Zifeng aun así ganó al final.

“No. Yo no quiero tener otro encuentro con usted.” Ye Zifeng habló sin cuidado alguno.

Qi Zimo se sorprendió, “¿Por qué? ¿Usted cree que va a perder?”

Si Ye Zifeng no quería tener otra competencia, entonces eso significa que esta será la última vez que compiten entre ellos. Él no va a ser capaz de recuperar su orgullo.

“No me importa ganar o perder. ¿Sabe por qué entré en esta competencia en el primer lugar? Quería encontrar maneras de ayudar a aumentar mi cultivo. Es todo para mí. Ni siquiera te conozco y no voy a sacar nada con competir con usted. ¿Por qué debería estar de acuerdo?” Ye Zifeng negó con la cabeza.

Los ojos de Qi Zimo se abrieron. Era una de las personas de la generación más joven con la cual muchas personas quisieran tener conexiones. Sin embargo, Ye Zifeng simplemente lo rechazó.

“Usted… ¿Quieres algunos beneficios?”

La mandíbula de Qi Zimo se abrió. Esta fue la primera vez que escuchaba sobre el deseo de querer algunos beneficios viniendo de alguien que desafío.

El sirviente sonrió con amargura, “Maestro… Si él no quiere, entonces no necesitamos… ”

Qi Zimo era muy terco. ¿Cómo podían las palabras de este mero sirviente hacerlo cambiar de opinión? Si Ye Zifeng no quiere competir, entonces él lo hará. Es una persona que busca la perfección y hará cualquier cosa para lograrlo.

Miró ferozmente a su sirviente de nuevo, diciéndole que se callara.

Ye Zifeng miró y sonrió a BingQian, “BingQian, vamos.”

“Un momento, ¡Ye Zifeng!”

Qi Zimo finalmente cedió. Por fin había encontrado un digno oponente. Tenía que hacer todo lo posible para competir con él de nuevo.

Ye Zifeng miró hacia atrás, “¿Necesita algo más?”

“Beneficios… ¿Qué tipo de beneficios quieres?” La boca de Qi Zimo comenzó a temblar. “Ingredientes… ¡Sí, los ingredientes! Estás loco por la alquimia ¿verdad? Debe querer un montón de ingredientes. Ven a mi Ciudad Lingfeng y yo te daré una gran cantidad de ingredientes.”

Ye Zifeng con indiferencia lo miró, “Parece que no me ha entendido. O tal vez no me explique lo suficientemente claro…… ”

Antes de que Ye Zifeng pudiera terminar la charla, Qi Zimo agregó de inmediato, “Está en la quinta etapa Refinador de Qi en este momento. Vas a tener que avanzar al Reino Discípulo Marcial tarde o temprano. Tengo los ingredientes para una Píldora Suprema Yuan Dan Verdadera. ¡Si lo deseas, puedo dártelos!”

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “Me olvidé decirlo. Soy un hombre de principios. No voy a competir con usted… a menos”

“¿A menos que?” Los ojos de Qi Zimo se iluminaron al oír esto.

Ye Zifeng saco el medallón de paso y jugó un rato con él. Luego suspiró, “Quiero dar este medallón de regalo a otra persona, pero entonces me quedare sin uno.”

Qi Zimo miró y comprendió lo que quería decir, “Mierda. Bien. Gané un medallón de paso uno o dos años atrás también. ¡Si está de acuerdo para competir conmigo entonces yo puedo darle este medallón!”

“¿Oh?” Ye Zifeng sonrió.

La expresión del sirviente palideció, “Maestro, esta medalla es muy importante para el clan. No sea imprudente.”

“Cállate. Gané esto por mí mismo. ¡Puedo hacer lo que quiera con él!”

La expresión de Qi Zimo se hundió al voltear para mirar a Ye Zifeng, “¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo?”

Qi Zimo tenía una personalidad muy arrogante. Él no será capaz de dormir bien con esta pérdida en su mente. Por lo tanto, si Ye Zifeng no acepta la revancha, entonces se volverá loco. Nunca será capaz de saborear la victoria de nuevo. Va a ser muy malo para su crecimiento.

Ye Zifeng rió en voz alta, “Puesto que soy un hombre con principios…. ¡Entonces yo estaré de acuerdo a ello!”

“¿De Verdad?”

Ye Zifeng sonrió y asintió, “Si yo, Ye Zifeng, lo digo entonces no voy a retractarme de mis palabras. Si no me crees, podemos elaborar un contrato de sangre.”

Qi Zimo se sintió renovado después de escuchar eso.

“No hay necesidad de un contrato de sangre. Dentro de medio año, voy a encontrarme con usted. Pero no se olvide de ello.”

“Por supuesto.” Ye Zifeng sonrió y extendió su mano.

Qi Zimo se sacudió. Puesto que estuvo de acuerdo, miraba a su sirviente, “Dale el medallón.”

“Sí, señor.” El sirviente negó con la cabeza mientras se reía con amargura. Tomó el medallón y lo puso en la mano de Ye Zifeng.

Ye Zifeng recibió el medallón con una gran sonrisa en su rostro. Ahora, él tenía dos medallones.

En comparación con los recursos, este medallón era mucho más útil.

Ye Zifeng iba a ayudar a la subida del clan Ye en el poder. Con los medallones, extenderá su influencia en la Secta Profunda y llevara al clan Ye junto con él.

“Ye Zifeng, espero que recuerdes nuestra promesa hoy. Después de que vuelva, ¡definitivamente ganare!”

Ye Zifeng rió ligeramente, “Está bien. Entonces, voy a esperar a ese día.”

  • Lucho Portuano

    Tremenda violada que le pondrá en medio año