SDG – Capítulo 124

Modo Noche

Capítulo 124 – Para ser el centro de atención
Traducción al español: Nexus (Skynovels)
Edición: Crowli/Paris_117

Los individuos vestidos con túnicas blancas eran liderados por el Anciano Zhao.

Debido a que muchas personar aparecieron a la vez, el espacio que ya se sentía algo más estrecho de lo normal se torno incluso más estrecho.

Mucho antes de que el anciano Baili estuviese aquí, Ye Zifeng ya había contactado con el Anciano Zhao.

Si algo sucediese realmente, ellos definitivamente aparecerían. Y así fue.

“¿Ustedes…? ¿qué se supone que están haciendo por aquí estimados Ancianos?”

El Adepto Baili se llevó un susto terrible por la repentina llegada de estos ancianos. Nunca antes tantos Ancianos expertos habían aparecido juntos en las cámaras multiplicadoras de gravedad.

“Adepto Baili, Eso es lo que yo debería preguntarle, ¿Podría haberse enterado de las noticias también? Si no es así…. ¿Cómo usted llegó tan rápidamente aquí?”

“¿Noticias? ¿Qué noticias?”Adepto Baili pregunto.

Ninguno de los ancianos se molestó en contestarle. Todos habían dirigido sus miradas detrás de Adepto Baili, de pronto sus miradas se iluminaron.

“Ohhh, Por lo que el genio de la alquimia todavía no se ha ido. ¡Realmente valió la pena sacrificar mi tiempo para venir hasta aquí!!”

“¡Eso es correcto! ¡Joven Maestro Ye, su desempeño durante la competencia fue increíble! ¡Yo, Liu Xing, recordaré para siempre esa escena! Oh….sí, una pregunta… ¿por qué motivo usted querría venir a nuestra secta a refinar píldoras para nosotros de manera gratuita?

“¡Correcto!” mencionó otro anciano. “La última vez, tratamos de invitarlo, pero usted se rehusó venir. ¡Pero esta vez, vino personalmente! Por supuesto, yo no necesito que usted lo haga gratis. Sus píldoras siempre tendrán un precio bien valorado. Por favor, ¡refine unas cuantas píldoras para mí!”

Estas personas miraban a Ye Zifeng como si este fuese una radiante pieza de diamante, una invaluable persona.

“Así que ustedes, honorables ancianos, ¿están aquí para pedirle que refine píldoras para ustedes?” Adepto Baili de pronto juntó todas las piezas del rompecabezas y preguntó con un tono nervioso.

“¡Eso es correcto! Adepto Baili ¿usted no estaba enterado de eso? Ye Zifeng es el campeón de la competencia de alquimia de este año. Enviamos a unas cuantas personas para preguntarle si podía refinar píldoras para nosotros, pero fueron automáticamente rechazadas. Pero ahora él está en nuestra Secta Profunda. ¿Cómo podríamos dejar ir esta oportunidad?”

[Nexus: Claro, ya que te salvamos, te vamos a hacer trabajar como negro!!]

El Adepto Liu estaba ansiosamente esperando una respuesta de Ye Zifeng.

Adepto Baili frunció el ceño y apretó los dientes. Le dirigió una mirada sombría a Jin Peng.

“Jin Peng, ¿Por qué no me habías contado acerca de esto? ¡¡Al menos dime acerca de quién es la persona!!”

“Maestro, yo….” Jin Peng sonrió con amargura.

A partir de lo que acababa de ocurrir frente al Adepto Baili, el jamás hubiese pensado que Ye Zifeng tuviese una identidad tan especial como la que posee. No era más que un cultivador en la mera 5º Etapa Refinador de Qi. Un niño bonito que sigue a Liu BingQian a donde quiera que vaya. Baili había estado demasiado centrado en tratar de conseguir venganza y no preguntó absolutamente nada más sobre Zifeng. ¿Quién carajos podría haber pensado o siquiera imaginado que Ye Zifeng tendría tantos expertos de la Secta Profunda respaldándolo?

Esto es demasiada coincidencia. ‘¿Cómo Ye Zifeng ganó el favor de toda esta gente? ¿Cómo sabían que Ye Zifeng iba a refinarles píldoras gratis para todos ellos?’ Todas estas preguntas aparecieron en la cabeza de Jin Peng, haciéndole sentirse angustiado, ¡como si estuviese por morir!

El Anciano Zhao miró directamente a Adepto Baili.

“Adepto Baili, ¿por qué has venido a ver a Ye Zifeng?”

Jin Peng, sin pensar siquiera en las consecuencias, mostró una expresión feroz y contesto “Por supuesto que está aquí para enseñarle….”

“¡Cállate!” Adepto Baili explotó e interrumpió a Jin Peng.

Con tantas personas que venían a buscar el favor de Ye Zifeng, si este estúpido Jin Peng decía que venía a enseñarle una lección, ‘¿qué clases de cosas podrían empezar a pensar sobre él?’ Pensó el Adepto Baili

El Adepto Baili rió, “Quien hubiese pensado que el joven alquimista genio llegaría a nuestra Secta Profunda. ¡¡Por supuesto que estoy aquí para solicitarle algunas píldoras!!”

Al oír que el Adepto Baili estaba en este lugar para solicitar píldoras como ellos, hizo que las miradas de todos los ancianos se suavizaran.

El Adepto Liu sonrió y comenzó a asentir con la cabeza “Grandes mentes piensan de igual forma, sin embargo, Adepto Baili no fue a la competencia de alquimia de este año, y usted todavía no debería conocer a Ye Zifeng. Parece que su nombre cada vez está adquiriendo más y más importancia. Supongo que de aquí a dos años, no habrá una sola persona que no conozca el nombre de Ye Zifeng.”

Las palabras del Adepto Liu fueron rápidamente aprobadas por los otros ancianos

“¿Adepto Liu está diciendo que….?” Adepto Baili forzó una sonrisa en su rostro. Originalmente él quería darle una lección a Ye Zifeng, pero ahora el Anciano Zhao y el Adepto Liu habían interferido, ¿Cómo podría hacer cualquier cosa ahora?

Los discípulos de Adepto Baili vieron que su maestro estaba asustado, entonces ellos evitaron hacer siquiera un ruido más. Ellos también habían permitido que Liu BingQian y Dong Tianrui pasaran por su costado sin decir una palabra más.

“¡¡Hermano Mayor!! ¡¡Eres increíble!! ¡¡Todos estos ancianos de la Secta Profunda están tratando de ganarse favores de usted!!. ¡Estoy decidido! ¡Yo, Dong Tianrui seguiré al Hermano Mayor no importa lo que pase!” Dong Tianrui apretó los puños. Su admiración por Ye Zifeng había llegado a la cima.

¡Liu BingQian tenía una expresión brillante en todo su rostro y sus ojos estaban iluminados!

“¡Hermano mayor Chico Rudo, estas creciendo rápidamente! ¡Yo era su compañera en la competencia de Alquimia pero ellos ni siquiera me toman en cuenta! ¡¡Creo que muy pronto serás incluso mejor que mi maestro!!”

Ye Zifeng solamente sonrió y no respondió.

Si su objetivo fuese solamente llegar a ser tan bueno y fuerte como Muyun Viejo Diablo, entonces estaría realmente decepcionado. Es una meta demasiado baja.

Otras personas finalmente se dieron cuenta de Liu BingQian y la miraron. “Ohhh. Incluso la discípula de Muyun Viejo Diablo, la Srta BingQian se encuentra aquí también. ¡Los campeones realmente están aquí!”

El anciano Zhao se rió más y más fuerte, “Eso es correcto, Estos dos jóvenes tarde o temprano se convertirán en los pilares de los alquimistas en la Ciudad Tiandao. Tomamos la decisión correcta al venir aquí el día de hoy.”

Después de escuchar hablar al Anciano Zhao, todos los demás ancianos comenzaron a hablar como él.

“Joven Maestro Ye, ¿Qué tal venir a refinar píldoras primero para mí? ¡No voy a desperdiciar sus esfuerzos! Durante la competencia, mi hermano menor, Yao Chong, gastó 1800 monedas de oro en su píldora. ¡En esta oportunidad, también le daré la misma cantidad de dinero!

[Crowli: LoL alguien está consiguiendo bastante dinero…]

“¿Usted piensa que el dinero puede mover a nuestro Joven Maestro Ye? Demasiado vulgar. ¿Cómo puede nuestro Joven Maestro Ye ser alguien que solamente piensa en los beneficios económicos? ¿Qué le parece tener algunas de las bellas discípulas de la Secta Profunda para hacerle compañía unas cuantas noches…?

[Nexus: Di que sí, di que sí, di que sí, di que sí!!] [Paris_117: OMG chicos calma xD]

Cuando Liu BingQian escuchó esto, una helada aura asesina comenzó a surgir a su alrededor. Miró a Ye Zifeng con frialdad.

Ye Zifeng rió amargamente en sus adentros pensando ‘BingQian ¿porque estas mirándome así? jamás estuve de acuerdo en absoluto’

Levanto la cabeza y miró a todos los ancianos presentes con un aspecto imponente.

“No es ningún problema para mi refinar píldoras para todos ustedes, Ancianos. Pero Adepto Baili fue el primero en llegar aquí. De acuerdo a las reglas, yo debería refinar píldoras para el primero. Además, soy un extraño y por lo tanto no puedo quedarme en la Ciudad Tiandao más de 15 días. Tengo que regresar pronto a la Ciudad Leizhou, y me temo que no seré capaz de refinar píldoras para cualquier otra persona.”

Alguien se mostró descontento. “¿Por qué él tiene prioridad?, Tengo más autoridad aquí que el mero Adepto Baili”

**Flechazo a Baili**

“Eso es correcto, mi cultivo es más alto también que el mero Adepto Baili”

**Flechazo a Baili x2**

Cada uno de ellos empezó quitarle de a poco dignidad al Adepto Baili, trazando sombras sobre él. Algunas personas habían ofrecido dinero y otros tipos de tesoros también. Si el hecho de que Adepto Baili tuviese esta oportunidad se debía únicamente a que había llegado primero, Entonces ninguno de los ancianos estaría satisfecho.

El Adepto Baili no sabía si debería reír o llorar.

“¿Quién dijo que yo quería que el refinase píldoras para mí?” El no asistió a la competencia de alquimia de este año, por lo tanto no puede saber qué tan hábil es realmente Ye Zifeng. Por lo tanto, cuando todos escucharon el comentario que hizo, todo el mundo lo miro con mala cara.

“Miren eso….Pretendiendo que no le interesa después de recibir semejante ventaja”

“Correcto, después de estar en meditación aislada por tanto tiempo, por lo que puedo ver, el probablemente ha entrenado demasiado, tanto que ha quedado estúpido.” Dijeron los ancianos todo lo que quisieron, sin pensar que el Adepto Baili estaba allí, sin considerarlo siquiera.

Al ver como todo el mundo se estaba burlando de él y tratando de ganarse el favor de Ye Zifeng, el Adepto Baili sentía como si hubiese sido arrojado a un agujero por Jin Peng, como si lo hubiese mandado a la derrota.

Cuando vio que Jin Peng todavía trataba de pedirle ayuda para vengarse, le hizo sentirse aún más enojado. Estaba pensando en cómo él debería castigar a su discípulo, por no saber distinguir ciertas situaciones. Situaciones que te pondrían en aprietos.

Ligeramente tosió y miro hacia Ye Zifeng. “Hermano pequeño. Temprano tuvimos algunos malos entendidos, espero que usted no lo tenga en mente por mucho tiempo.”

Ye Zifeng sonrió. “¿Malos entendidos? ¿Qué malos entendidos? Adepto Baili probablemente fue engañado por alguna persona malévola”

El Adepto Baili se sorprendió y sonrió. Estaba alabando a Ye Zifeng por la forma en que lo miraba.

El Adepto Baili podía aceptar estas palabras de Ye Zifeng… pero con Jin Peng… era totalmente otra cuestión.

Jin Peng estaba furioso. “Ye Zifeng, a quien estas llamando ‘una persona malvada’ ¡No me obligues!”

“Basta Jin Peng, ¡cállate!”

El Adepto Baili miró fríamente a Jin Peng. Se dio cuenta que Ye Zifeng le estaba dando cara, por lo tanto ya no le haría absolutamente nada. Incluso si tuviese que sacrificar a Jin Peng, él no podría hacer nada al respecto.

Desde el punto de vista de Ye Zifeng, un enemigo no tiene que ser necesariamente un enemigo.

Si puede poner a su enemigo de su lado, podría no crear problemas internos del otro lado (refiriéndose al Anciano Zhao) y cumplir de igual manera su objetivo.

Con la fuerza actual de Ye Zifeng, no sería oponente para la fuerza de un Adepto. Y por eso, él había ideado este plan. Después de todo, si el llegase a ofender a un experto Practicante Marcial ahora mismo, cuando volviese a Ciudad Tiandao, ya las malas cuestiones estarían esperándolo.

A veces, uno no podía elegir a sus enemigos. Sin embargo, Ye Zifeng podía escoger a sus enemigos y luchar acorde a estos.

Ye Zifeng sonrió y miro hacia el Adepto Baili, “Desde que todos quieren que refine píldoras para ustedes, entonces… ¿Adepto Baili, está usted dispuesto a dar la oportunidad a otra persona?”

Adepto Baili en principio ni siquiera quería que Ye Zifeng refinase píldoras para el de todas formas. Al ver que Ye Zifeng le estaba dando una oportunidad para actuar como “una buena persona” el aprovechó inmediatamente. Sus puntos de vista sobre el Ye Zifeng ya habían cambiado por completo.

“Por supuesto que estoy dispuesto. ¡Puedo dar esta oportunidad a cualquier persona!” el Adepto Baili había decidido que en los asuntos relativos a Ye Zifeng ya no haría ningún otro movimiento apresurado, nunca más.

El Anciano Zhao sonrió y miró a Ye Zifeng. “Si usted está dispuesto a dárselo a cualquiera, ¿Por qué no me lo da a mí?”

 

  • Juan Pablo Araque Zamora

    Nexus, Paris
    no los conozco, pero me agradan

    • Jonathan Orozco

      estoy de acuerdo con el desconocido