SDG – Capítulo 127

Modo Noche

Capítulo 127 – Ver a través de sus Planes.

Sus hermanos se sorprendieron cuando se enteraron de que Jin Peng quería hacer un movimiento con Liu BingQian también. Ellos lo querían dejar más que nunca.

“Hermano Mayor Jin, Ya no haré nada más. Voy a volver. No voy a hacer algo que pueda ofender Muyun Viejo Diablo.”

“Sí. Hermano mayor Jin. ¿No te gustaba mucho la señorita BingQian? ¿Por qué ahora está haciendo un movimiento contra ella?”

Jin Peng tenía una expresión seria, “Ustedes….Durante hace poco tiempo, usted me llamaba hermano mayor y trataba de besarme los pies. Ahora que necesito su ayuda, ¿todos van a retroceder?”

Todos sus hermanos miraron hacia abajo y sin saber cómo responderle.

Jin Peng frunció el ceño y agito la mano, “De acuerdo entonces. Sí se quedan aquí conmigo, serán mis hermanos de por vida. Si no es así, ¡ni se les ocurra venir a buscarme de nuevo si necesitan cualquier cosa!”

Todos se miraron el uno al otro.

“Bien. Bien. No vamos a entrar en ese barco que está a punto de hundirse. Vámonos.”

Sí se tratara de los Discípulos de Bajo Nivel de la Secta Ceniza Espiritual mientras les diera ordenes, sus hermanos estarían allí sin importar que.

Sin embargo, en la Secta Profunda de la Ciudad Tiandao, las personas eran diferentes. Necesitaban considerar a los demás. Ya que tenían que tomar las consecuencias en consideración.

Por lo del tanto, el grupo salió lentamente. Sólo una persona permaneció al final.

Jin Peng se sorprendió al mirar a la última persona que quedaba, “Chu Hongbao. Nosotros nunca fuimos tan cercanos. Nunca pensé que se quedaría conmigo.”

“Me quede porque estoy intrigado por sus feroces palabras. Estoy interesado.”

Chu Hongbao siempre estaba oculto en las sombras donde otros no lo podían ver. Era generalmente muy sombrío y no le gustaba asociarse a la gente por lo que nadie se molestó en él. Nadie sabía en lo que está pensando en absoluto.

Jin Peng se sorprendió, “¿Qué Palabras?”

“Usted ha dicho que se va a hacer un movimiento con Liu BingQian ¿Verdad?” dijo Chu Hongbao con un mal aspecto en su rostro.

Las palabras de Jin Peng eran para demostrar que estaba decidido a vengarse. Sin embargo, él no sabía que iba a asustar a sus hermanos.

“Actualmente. No necesitamos hacerle nada a Liu BingQian. Mi objetivo principal es Ye Zifeng.” Jin Peng Intento cambiar el tema.

“No, No. No me malinterprete. Quiero decir que si realmente va a hacer un movimiento con Liu BingQian, inclúyame.”

Jin Peng en shock se le quedo mirando, “¿Qué? ¿Qué desea hacerle a la Señorita BingQian?”

Chu Hongbao le sonrió siniestramente, “Jeje. Hermano mayor Jin, los dos somos chicos, ¿Realmente no sabe lo que estoy pensando?”

Jin Peng solo quería tocar a Liu BingQian y dejarla allí. Entonces el sin piedad le haría frente a Ye Zifeng. Sin embargo, perecía que la verdadera meta de Chu Hongbao era Liu BingQian.

Jin Peng quería decir algo, pero Chu Hongbao interrumpió, “Hermano Mayor Jin. Entiendo cómo se siente acerca de Liu BingQian. Pero, todo lo que ella ve en este momento es a Ye Zifeng. Me temo que va a ser tan difícil conseguirla como ascender a los cielos mismos. Puesto que es así, ¿Por qué sentarse allí a mirar? ¿Por qué no disfrutarla un poco?”

“Eso…” Después de escuchar la sugerencia de Chu Hongbao, todas las emociones de Jin Peng explotaron.

En su mente, la hermosa figura de BingQian apareció.

“Sí. ¡Si no puedo conseguirla, entonces Ye Zifeng tampoco podrá!”

Jin Peng apretó fuertemente los puños y se decidió.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Al mismo tiempo, en el carro.

Ye Zifeng abrió suavemente los ojos y miró a su alrededor.

“BingQian, ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que dejamos la Ciudad Tiandao?”

“Este… ¿Alrededor de dos horas más o menos? ¿Qué pasa Hermano Mayor Chico Rudo? Me has preguntado ya varias acerca de la hora. ¿Hay algo malo?” Liu BingQian sentía mucha curiosidad en cuanto a lo que Ye Zifeng estaba pensando.

Ye Zifeng no dijo nada. El abrió la ventana del carro y sonrió.

“Nada. Quizá solo estoy un poco nostálgico. Quiero ver a mi padre y mi hermana.: Además, no sé cómo está la situación en la Ciudad.”

“¿Nostálgico? ¿Sólo han pasado quince días y ya estas nostálgico? ¿Es porque te sientes aburrido conmigo?” Liu BingQian en silencio murmuró y se quedó viendo a Ye Zifeng quien estaba mirando hacia el espacio.

Ellos eran los únicos en el carro. Si se tratara de cualquier otra persona en la posición de Ye Zifeng, probablemente ningún estaría quieto. Pues después de todo, BingQian podía considerarse una belleza sin igual. Sin embargo, Ye Zifeng permaneció tranquilo a lo largo de todo el camino, como si Liu BingQian se tratara de equipaje. Ni Siquiera estaban intercambiando miradas entre los dos.

Paso otra media hora.

Ye Zifeng sin preguntar nada a Liu BingQian. Volvió a abrir una de las ventanas para mirar hacia fuera otra vez, con las cejas fruncidas.

Miró a BingQian y susurro, “BingQian, ¿Recuerdas si había algunas estatuas gigantes en el camino de la Ciudad Tiandao?”

Liu BingQian sacudió la cabeza, “¿Estatua gigante? Este… Yo en realidad no recuerdo.”

Era normal que la gente se olvidara de algunos cosas después de unos días.

Sin embargo, Ye Zifeng era diferente. Aun lo recordaba.

Hace quince días, en el camino hacia la Ciudad Tiandao, se la paso viendo hacia fuera para buscar algún punto de referencia. Sin embargo, no recordaba haber visto alguna estatua gigante.

Además, nunca había visto esas entradas obligatorias. Era completamente diferente a la carretera que habían tomado anteriormente.

¡Ellos no iban de regreso a la Ciudad Leizhou en absoluto!

“BingQian, escúchame. Hay un problema con esta carreta. Nos está llevando lejos de la Ciudad Leizhou. Así que cuando cuente tres, ¡vamos a saltar fuera de la parte posterior y usaremos el Qi para ejecutar en la medida de lo Posible!”

Liu BingQian se sorprendió y dijo, “De ninguna manera. ¿Estás siendo muy sensato? ¿Tal vez de has acordado mal?”

Habían contratado al conductor al azar. No se había ninguna animosidad entre ellos. No había alguna razón para que les quisiera causar algún problema.

Ye Zifeng se volvió muy serio “BingQian, solo te voy a decir esto una vez… Estamos siendo secuestrados. Por favor créeme.”

[Crowli: Sino solo deja ahí y que se la lleven!!! Por favor!!! <3]

Al ver como actuaba Ye Zifeng, Liu BingQian se puso nerviosa también. Ella asintió con la cabeza ”Está bien te escuche.”

“Tres……” Miró al conductor y le susurro a BingQian.

“Dos……” Ye Zifeng tomo la mano de Liu BingQian “Sígueme. No te alejes de mi lado.”

“Está bien.”” susurro BingQian.

“¡Uno!”

Ye Zifeng rápidamente salto del carruaje como un dragón volando. Justo antes de aterrizar, traslado Qi a sus pies para estabilizarse a sí mismo después de aterrizar.

Liu BingQian hizo lo mismo. Después de estabilizarse a sí misma, siguió a Ye Zifeng justo detrás de él.

Después de que los dos salieron del carro, miraron un su alrededor.

Estaban en una zona completamente aislada. Sin embargo, no se perdieron. Estaban a sólo tres horas de distancia de la Ciudad Tiandao. Aún así, podían sentir el Qi de la Ciudad Tiandao.

“BingQian, sígueme y sin mirar hacia atrás. ¿De acuerdo?” Miró a Ye Zifeng y empezó a correr.

◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆◆

Jin Peng y Chu Hongbao estaban de pie en una zona aislada. Cuando vieron el carro acercarse a ellos, comenzaron a sonreír.

“Hermano Mayor Jin, yo nunca creí que fuera tan meticuloso. Incluso ha contratado al conductor del carro para traerlos aquí. En realidad le dijo al conductor que tenía que ir hacia la carretera y luego debería de dar la vuelta para venir aquí. ¡La gente normal, no serían capaces de notar algún cambio en absoluto!”Chu Hongbao se reía en voz alta.

Jin Peng sonrió con frialdad, “Le eh dicho siempre a los demás pequeños antes. Cuando hagamos las cosas, tienen que ocultarse a sí mismos. No deben dejar que ninguna persona se dé cuenta de uno.”

Jin Peng y Chu Hongbao se pusieron una máscara. Creían que incluso si Ye Zifeng los veía, no sería capaz de saber quiénes son.

“Fue mejor que se hayan ido. Es difícil trabajar con una gran cantidad de personas. Además, si estamos haciendo algo mal, mientras menos gente sepan de ello mejor.” Sonrió Chu Hongbao. Él no pregunto más porque el ya tenían todo planeado.

Los dos chicos se sonrieron mutuamente con una expresión que solo un hombre podría entender.

Sin embargo, al mirar de cerca, vieron que había dos personas detrás el carro, huyendo en otra dirección.

“De ninguna manera. ¿En realidad Ye Zifeng nos notó?” Jin Peng se sorprendió. El ya había sido descubierto por Ye Zifeng una vez por lo que esta vez lo planeo con más cuidado. Nunca pensó que al final Ye Zifeng lo descubriría.

La expresión de Chu Hongbao inmediatamente cambio, “¿Qué estas esperando? ¡hay que perseguirlos!”

Jin Peng regreso a sus sentidos. Está bien. Los dos están en el Reino Discípulo Marcial. Por lo que deberían ponerse rápidamente al día y alcanzarlos.

“Bien, ¡Vamos!”