SDG – Capítulo 133

Modo Noche

Capítulo 133 – Para infundir miedo

“Eso es para infundir miedo.” Una fría sonrisa apareció en el rostro de Ye Zifeng. Haciendo que Jin Peng y Chu Hongbao tuvieran escalofríos.

“Espera…. ¿Qué ha dicho?” Jin Peng no entendía el significado de lo que quiso decir Ye Zifeng y su rostro se contrajo.

Por otro lado, Chu Hongbao entendido lo que quería decir Ye Zifeng. Quedó sin aliento mientras su rostro se puso pálido.

“Lo sabrás muy pronto.” Ye Zifeng puso la palma de su mano sobre la formación y lentamente envió su Qi en ella.

“Espirales de viento como una serpiente, formadas por la fuerza de los cielos.”

La presión silenciosa pero mortal de la gravedad cambio de repente después de que Ye Zifeng agregó su Qi.

Una tormenta de arena apareció dentro de la formación. Bajo la inmensa presión de la gravedad, todos los desechos volando y la tierra presionado hacia abajo contra Peng Jin y Chu Hongbao. Se sentía como si estuvieran siendo golpeados por una tormenta de granizo.

Esto no fue todo. Esto era peor que una tormenta de granizo. La arena y los escombros envueltos alrededor de los cuerpos de Jin Peng y Chu Hongbao. Entraron lentamente a la nariz y la boca, asfixiándolos hasta que comenzaron a romperse.

“Es. Es…. no lo haga, no… ”

Cuando Jin Peng fue contra Liu BingQian, todavía tenía la energía para hablar. Pero ahora, habiendo Ye Zifeng asumido el control, no podía hacer nada en absoluto. Una vez que abría la boca, la arena entraba en su garganta bloqueando que cualquier cosa saliera.

Ye Zifeng actuaba como un rey demonio y lo miró, “¿Qué fue eso? No pude oírte.”

Los recursos para mantener la formación eran limitados. A pesar de que esta era una formación pequeña, todavía utilizaba los recursos muy rápidamente. Si él no intimida a sus oponentes lo suficiente y los dejaba escapar, Ye Zifeng seria quien estuviera en peligro.

Por lo tanto, Ye Zifeng no tenía más remedio que hacer esto. Él estaba ejerciendo su dominio. Estaba dejando que sus oponentes experimenten el miedo.

“No…… No……” Jin Peng intentó de nuevo, pero al final no podo decir nada.

“¿No haga qué?” rió Ye Zifeng.

Cuando vio que Jin Peng, finalmente, se había adaptado al medio ambiente y estaba listo para finalmente hablar, agregó aún más Qi en la formación.

En un instante, la tormenta de arena se hizo aún más salvaje. La tormenta de arena ocultó el cielo y cubrió la tierra. Si alguien estuviera parado afuera, no sería capaz de ver nada en absoluto.

Jin Peng acababa de abrir la boca por lo que se lleno inmediatamente con arena y escombros. Tenía una expresión tonta en su cara mientras trataba de hablar.

Chu Hongbao llamo a Jin Peng retardado en su mente. ¿Por qué trata de abrir su boca en esta situación? Sólo está invitando a los problemas. Dado que ambos estaban en la misma situación, no podía abrir la boca para decirle algo a Jin Peng.

“BingQian, cuando estoy así…. ¿Doy miedo?”Ye Zifeng sonrió y miró a Liu BingQian.

“Hermano Mayor Chico Rudo……” Esta fue la primera vez que había visto a Ye Zifeng actuando tan despiadadamente.

Estas personas eran discípulos del Adepto Baili. Si realmente los matara, entonces se convertiría en un gran enemigo. Pero si sólo les roba y deja que se vayan, no se sentiría bien.

“¡Hermano Mayor Chico Rudo estás haciendo lo correcto! Ellos están resentidos. Posiblemente recordarán esto y trataran de conseguir venganza. ¡Tenemos que infundir miedo en sus corazones y hacerlos caminar hacia otro lado cuando nos vean!” Los ojos de Liu BingQian se iluminaron mientras le sonreía a Ye Zifeng.

De lo que Liu BingQian puede ver, cuando Chu Hongbao golpeó a Ye Zifeng con el ataque del espíritu marcial, Ye Zifeng casi pierde su vida. ¡No había ninguna razón para dejarlos ir tan fácilmente!

Ye Zifeng asintió y mostró a BingQian una cálida sonrisa. Luego se volvió hacia Jin Peng y Chu Hongbao con una expresión fría en la cara.

Con esta mirada, las almas de Jin Peng y Chu Hongbao dejaron sus cuerpos. Era una mirada aterradora. Incluso sin experimentar nada, sabían que el dolor vendría pronto.

“Las nubes de la tierra. Los cambios desde su inicio sin forma y se materializaran en un pájaro volando.” continuo recitando Ye Zifeng.

Niebla se formó alrededor del cuerpo de Ye Zifeng y entró en la formación.

La formación de tormenta de arena era sólo una forma de callarlos. Lo que Ye Zifeng estaba utilizando ahora era el verdadero ataque.

Sobre el terreno, niebla blanca se enroscada alrededor como serpientes y lentamente se curvó hacia Jin Peng y Chu Hongbao. La niebla tuvo un efecto de corrosión por lo que cuando tocó su piel, un chisporroteo se podía oír junto a sus miserables gritos.

“¡Ah! ¡Ah!” Jin Peng no pudo evitar gritar.

El efecto del envejecimiento no se había detenido aun en su cuerpo por lo que sus brazos continuaron pudriéndose, y la niebla blanca trajo aún más dolor a Jin Peng.

Jin Peng no tenía miedo de recibir daño. Pero si hubiera múltiples ataques haciéndole daño a la vez, incluso podría tomar su vida.

Chu Hongbao no estaba tan mal como Jin Peng pero él actuó como si fuera mucho peor.

Si Jin Peng no podía manejarlo por sí mismo, aun podía compartir algo del dolor con su espíritu marcial. Sin embargo el espíritu marcial de Chu Hongbao fue consumido por lo que no tenía nada con que contar.

Jin Peng temía físicamente a Ye Zifeng mientras que Chu Hongbao temía mentalmente Ye Zifeng. Muy rápidamente, Chu Hongbao sintió el dolor que estaba sintiendo Jin Peng y gritó aún más fuerte.

La niebla no causaría daño a las personas en el Reino Discípulo Marcial pero les haría sentir dolor.

El miedo en sus rostros se estaba volviendo más y más vivido. BingQian se sorprendió de la escena. Con sólo la etapa de Refinador de Qi fueron capaces de suprimir a alguien en el Reino Discípulo Marcial.

“Hermano Mayor Chico Rudo, ¿cuándo aprendiste algo como esto? ¡Es tan asombroso!” Liu BingQian no pudo evitar elogiarlo.

Lo que ella no sabía era que, incluso si la gente normal conocía esta formación, no sería tan extensa como la de Ye Zifeng. ¿Para utilizar directamente mil ochocientas monedas de oro y muchos materiales preciosos? Se trataba básicamente de gastar dinero como si fuera basura.

Ye Zifeng sonrió y no dijo nada.

Ye Zifeng no aprendió todo esto aquí. Había pasado años investigando las formaciones de píldora y él casualmente se encontró con esto mientras aprendía acerca de las formaciones.

La formación que creó parecía formidable, pero en realidad es un tigre de papel. La gama de formación era muy limitada y no podía ser utilizada en más de tres personas. Si hubiera una cuarta persona, la formación se dispersaría inmediatamente.

En realidad, los recursos para la formación ya casi se habían agotado. Tenía que moverse rápido.

La expresión de Ye Zifeng se puso seria y miró a Jin Peng y Chu Hongbao, “Yo sé que ustedes no pueden hablar en este momento, pero no quiero oírlos de todos modos.” Se aseguró de que los dos podían escuchar su voz.

Después de un tiempo, continuó, “Por lo tanto, ustedes tienen que contestar inmediatamente a mis siguientes palabras. Si no, entonces serán castigados… ¿Entienden?”

Jin Peng y Chu Hongbao se sobresaltaron. Tomó una gran cantidad de energía sólo para procesar las palabras de Ye Zifeng en sus mentes. Ellos ni siquiera tuvieron la oportunidad de responder.

Ye Zifeng frunció el ceño, “Su reacción es demasiado lenta. ¡Castigo!”

Una corriente eléctrica entró en la formación y quemó su piel. Parecía que Ye Zifeng quería convertirlos en patatas fritas.

Los dos sudaban intensamente. Estaban siendo presionados por la gravedad, atrapado en el medio de una tormenta de arena, siendo corroídos por la niebla y ahora eran quemados por electricidad. Esta pequeña zona en la que terminaron tendidos, era como el mismo infierno. Si alguien fuera a mirar sus cuerpos cuidadosamente, se darían cuenta de que sus cuerpos no tenían una sola parte sin daño.

¡Lo más importante era que Ye Zifeng todavía ni siquiera había empezado a hacer las preguntas! El miedo se estaba derramando de sus ojos. No podían creer cómo un inexperto niño pudiese tener este tipo de personalidad.

“¿Sabe ustedes en que se equivocaron?” Ye Zifeng sonrió y disminuyo la tormenta de arena, lo que les permitió hablar.

“Hermano mayor. ¡Hermano mayor! Este pequeño hermano conoce sus errores. Nunca voy a tratar de hacer algo como esto otra vez. Estaba equivocado antes. Por favor, dame otra oportunidad después de enseñarme esta lección.” Jin Peng estaba llorando como si sus padres hubieran muerto. Todo su cuerpo estaba herido por lo que sentía un dolor insoportable.

Chu Hongbao estaba en mejores condiciones que Jin Peng por muy poco.

“Hermano mayor, te voy a dar todos mis tesoros. Cuando te vea, voy a caminar hacia otro lado. Por favor. Por favor, ¡deje esta tortura!”

¿Cómo podía Ye Zifeng no saber que eran parecidos? Ye Zifeng sabía exactamente lo que estaban pensando.

Ye Zifeng tenía una expresión amarga, “¿Usted quiere comprarme con tesoros? ¿Cree que yo, Ye Zifeng, soy alguien quien está codiciando tesoros?”

“No es codicioso. No es codicioso en absoluto.” Los dos sonrieron en disculpa.

Ye Zifeng les miró profundamente y luego sonrió, “Pero yo soy alguien que está ávido de tesoros.”

“Entonces… ¡Codicioso, eres codicioso!” Los dos de ellos respondieron frenéticamente. Tenían miedo de cualquier castigo que pudieran recibir.

Los dos estaban completamente asustado por ahora. Sentían como si una mano invisible estaba agarrando su corazón.

Pasó algún tiempo.

Los dos continuaron respondiendo preguntas al azar todo el tiempo. Cuando regresaron a sus sentidos, se dieron cuenta de que no podían ofender a Ye Zifeng en absoluto.

A lo que dijera Ye Zifeng, ellos tendrían incondicionalmente que responder con un “sí.”

El dolor se había arraigado en sus cuerpos. El miedo fue inculcado en sus mentes. Nunca podrían deshacerse de ello.