SDG – Capítulo 138

Modo Noche

Capítulo 138 – El Sueño de entrenar en la Secta Profunda

Ye Zifeng le sonrió y guardo el papel sin siquiera mirarlo.

Después de no poder echar un vistazo al papel, se quejó, “Hermano Mayor Chico Rudo, déjame verlo, no pierdes nada.”

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “Entonces, ¿por qué no me dejas ver tu diario? Es decir, no perderás nada.”

Liu BingQian se sorprendió, “¿Cómo sabes que tengo un diario?”

“¿Oh? Tu misma lo has dicho. Estaba diciendo cosas al azar.” Ye Zifeng rió en voz alta.

“¡Hermano Mayor Chico Rudo!” Liu BingQian puso una mirada de enojo.

“Lo que sea. No necesito verlo de todos modos. Es probable que sea un asunto personal. Es mejor si no sé de ello todos modos.”

Ye Zifeng sonrió y luego dejó escapar un largo suspiro. Se dirigió a una esquina y luego abrió la hoja de papel.

En el papel dice, “El hermano mayor quiere hacer un movimiento en contra de ti. Ten cuidado.”

“¿Oh? Ella está tratando de avisarme?” Ye Zifeng dejó escapar una sonrisa fría. No creía que Liu Ningzi estaba realmente cuidándolo. Probablemente ella se preocupaba por Liu Yige ya que ella no quería que él sea expulsado después de hacer alguna cosa estúpida.

En realidad, cuando Liu Yige salió, Ye Zifeng lo había notado. El sabía que Liu Yige estaba enojado con él.

Un trozo de Qi se iluminó de pronto en el dedo de Ye Zifeng y la hoja de papel se convirtió en cenizas.

“De acuerdo, siguiente grupo.” Ye Zifeng llamó.

Ye Zifeng no se preocupaba por Liu Yige en absoluto. No pensó que Liu Yige representara una amenaza para él en absoluto.

Si no fue una amenaza antes, entonces probablemente no lo seria ahora. Ye Zifeng fue capaz de golpearlo cuando estaba en la 3ª etapa Reino Refinador Qi. Ahora que también él está en la 6ª etapa Reino Refinador Qi, no tenía ninguna razón para tener miedo de Liu Yige.

“¡Hermano Zifeng! ¿Tu todavía tienes el ánimo de permanecer aquí y tomar el té? Vuelve al Clan Ye conmigo. ¡Ya he juntado a los mejores médicos!” Ye Xueyi caminaba a toda prisa por el pasillo. Había unos pocos sirvientes que iban detrás de ella, pero ninguno de ellos podía ponerse al día con ella.

“Señorita Ye. Vaya más despacio. Sin el permiso del maestro, no puedo dejarla entrar.

Al oír esto, Ye Xueyi sintió disgustada, “¿Qué quiere decir? ¿Quieres que espere en esa larga cola para ver a mi hermano?”

“En realidad no es tan larga. Usted podrá verlo esta noche.”  Uno de los sirvientes más estúpidos abrió la boca. El sirviente principal lo miró pero no dijo nada.

Liu BingQian sonrió y agitó la mano, “Está bien. No le creen problemas. Yo le dije que viniera cada vez que quisiera.”

“Dado que la señorita ha hablado, entonces no debería haber ningún problema.” Los sirvientes se miraron entre sí y luego se retiraron.

“Muchas gracias la hermana BingQian.” Al ver cómo Liu BingQian estaba ayudándola, se sintió mucho mejor.

“No es nada más. No necesitas mencionarlo.” Liu BingQian sonrió cálidamente.

Ye Xueyi estuvo preocupada por Ye Zifeng todo este tiempo. Sin embargo, cuando oyó que la gente estaba alabando y admirando a Ye Zifeng fuera de la casa del Clan Liu, se sintió mucho mejor.

Cuando llegó aquí, se dio cuenta de que Ye Zifeng no se lucia mal en absoluto. Estaba allí sentado recibiendo regalos. Había un montón de regalos a su lado ya. ¡Es probable que esté utilizando esta oportunidad para obtener beneficios de todo el mundo!

“Hermano Zifeng. Parece que no querrás volver nunca más. ”

Ye Zifeng sacudió la cabeza, “De ninguna manera. No importa lo bueno que sea lugar es, no es mi hogar. Estoy pensando en alojarme por unos días más. Voy a volver después de terminar las misiones de la secta.”

“¿Qué? ¿Después de las misiones de la secta? Todavía faltan tres días más. ¿Podría ser que deseas seguir hospedándote aquí? Creo que el tío Liu podría decir algo al respecto.” Ye Xueyi se sorprendió y veía llena de sorpresa a Ye Zifeng.

Ye Zifeng era capaz de permanecer durante un tiempo porque tenía grandes habilidades. Fue capaz de permanecer allí por otro día, porque el clan Liu estaba rodeado de otras personas. Esto demostró lo increíble que era.

Sin embargo, si Ye Zifeng quisiera quedarse por unos días más, entonces podría ser difícil. Si el dueño de la casa podría no estar de acuerdo, ya que se vería como si Ye Zifeng estuviera allí de perezoso.

Ye Zifeng sonrió y miró hacia Liu Mu, “Tío Liu, no puedo llevarme todos estos presentes. ¿Qué tal si dejo algunos aquí?”

¿Qué quería decir con dejar algunos allí? Era obvio que significaba que estaba dándoselos a Liu Mu.

La mayoría de estas cosas no tienen nada que ver con la alquimia de modo que a Ye Zifeng no le importarían demasiado. Sin embargo, estas cosas tenían valor a Liu Mu.

Liu Mu rió en voz alta, “Si no puedes llevarlos todos contigo, entonces quédate por unos días y organiza con detenidamente. Creo que más gente vendrá en los próximos días,  por lo que puedes esperar hasta entonces para llevarte todo. En realidad está bien si lo dejas aquí también.”

No estaba ávido de dinero, pero eso no quiere decir que no quisiera. ¿A quien no le gusta obtener cosas de forma gratuita?

Ye Zifeng era como un tazón de tesoros en este momento. Incluso si Ye Zifeng no dijera nada, Liu Mu hubiera tratado de hacer que se quedara de todos modos.

Al oír esto, Ye Zifeng sonrió y asintió con la cabeza. Luego miró hacia Ye Xueyi quien estaba en shock.

“Xueyi, cuando vuelvas, diles que estoy bien. Que permaneceré aquí por un tiempo y volveré cuando haya terminado con las misiones.”

Ye Xueyi hizo un puchero, “Está bien. Entiendo.”

En realidad, ella estaba preocupada por la lesión de Ye Zifeng. Ahora que cuando vio que Ye Zifeng se encontraba bien, se sintió mucho mejor. Ella no se preocupaba por las otras cosas en absoluto.

“La hermana BingQian, ya que es así, entonces voy a tener que molestarle con mi hermano…” Ye Xueyi miro detenidamente a Liu BingQian con una mirada complicada.

“No se preocupe.” Liu BingQian rio, “Aquí nada le pasara.”

Los dos hablaron durante un rato y luego se dieron cuenta que se llevaban muy bien. Por lo que lamentaron el no haberse encontrado antes.

[N/T: La cuñada y la hermana, uhm… uhm… digo las del harem UuUr] [Paris_117: d ( ͡ª ͜ʖ ͡ª)  ]

Ye Zifeng sonrió. Antes de que Ye Xueyi se fuera, él la llevó a un lado.

“Hermano Zifeng, ¿qué más necesitas? Si necesitas algo, puede pedírselo a la hermana BingQian. ”

“Esta vez, tengo un regalo para ti desde la Ciudad Tiandao. A los ojos de los demás, esta es una gran oportunidad… ”

“¿Qué tipo de misterioso regalo es este? No llevabas mucho dinero a la Ciudad Tiandao. Puedes simplemente decir que me conseguiste un bonito regalo. Pero decir que es una gran oportunidad, vas demasiado lejos.”

“Este es un Medallón de Paso de la Secta Profunda. ¿Qué opinas?” Mientras decía eso, saco un medallón de bronce y se lo entregó a Ye Xueyi.

Este era el medallón que le dio Zimo Qi. Si se tratara de cualquier otra persona, no lo habrían regalado. Sólo Qi Zimo haría algo así.

“¿Un Medallón de paso de la secta Profunda? ¡De ninguna manera! ¿La Secta Profunda en la Ciudad Tiandao?” Los ojos de Ye Xueyi se iluminaron y miró el medallón con incredulidad.

Incluso Liu Mu se sorprendió. Había visto muchas cosas en su vida y sabía que el medallón paso valía mucho. ¿Ye Zifeng en realidad se lo dio como un regalo? ¿Por qué no se lo quedaba para sí mismo?

Liu BingQian vio la expresión de su padre y le dijo al oído.

“Padre, Hermano Mayor Chico Rudo y yo tenemos uno también.”

“¿Qué? ¿Tiene uno también?” Liu Mu se sorprendió. Su cuerpo comenzó a sentirse entumecido, “De ninguna manera. ¿Cuándo algo como un Medallón de paso de la secta Profunda se volvió tan común? ¿Cualquiera puede conseguir uno?”

Ye Xueyi miraba continuamente el medallón mientras juba un rato con él.

“¿Te gusta?”

“¡Por supuesto que me gusta! ¡Es exactamente como dijo el hermano mayor, este medallón trae una gran oportunidad! ¡Mientras consiga llegar al Reino Discípulo Marcial, entonces será fácil para mí pasar la prueba en la Secta Profundo!”

Después de decir eso, Ye Xueyi suspiró, “Ah…. Es muy malo. Todavía estoy en la cima de la 8ª etapa Reino Refinador Qi. Todavía estoy lejos del Reino Discípulo Marcial. Parece que el sueño de entrar en la secta profunda todavía está muy lejos.”

Para que Ye Zifeng le diera algo tan precioso como esto, ella fue conmovida. “Hermano Zifeng, muchas gracias. ¡Ni siquiera sé cómo pagártelo!”

Ye Zifeng rio, “Somos familia así que esto es lo que debería hacer de todos modos. Con esto, tus sueños de entrar en la Secta Profunda no serán tan lejanos.”

Sus ojos se iluminaron y miraron a Xueyi, “¡Tal vez pueda ayudarte!”